Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




2015 será un año decisivo para el desarme nuclear




“Una de las grandes paradojas de la ciencia moderna” es que los seres humanos buscan vida en otros planetas mientras que las potencias nucleares del mundo mantienen y modernizan sus armas para destruir la vida en la Tierra, sentenció el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.  “Debemos luchar contra el militarismo que engendra la […]

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lee una declaración a los medios de comunicación tras visitar la zona cero del sitio de ensayos nucleares de Semipalatinsk, en Kazajistán, en abril de 2010. Exhortó a los gobernantes del mundo, y a los Estados poseedores de armas nucleares en particular, a trabajar por un mundo libre de estas armas. Crédito: Foto de la ONU/Eskinder Debebe

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lee una declaración a los medios de comunicación tras visitar la zona cero del sitio de ensayos nucleares de Semipalatinsk, en Kazajistán, en abril de 2010. Exhortó a los gobernantes del mundo, y a los Estados poseedores de armas nucleares en particular, a trabajar por un mundo libre de estas armas. Crédito: Foto de la ONU/Eskinder Debebe

Por Thalif Deen
NACIONES UNIDAS, Oct 21 2014 (IPS)

“Una de las grandes paradojas de la ciencia moderna” es que los seres humanos buscan vida en otros planetas mientras que las potencias nucleares del mundo mantienen y modernizan sus armas para destruir la vida en la Tierra, sentenció el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. 

“Debemos luchar contra el militarismo que engendra la búsqueda de esas armas”, advirtió el 6 de agosto, en el aniversario del lanzamiento por parte de Estados Unidos de la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945."¿Qué se supone que debemos hacer? ¿Dejar que los realistas chiflados nos lleven al infierno? No lo creo”: Joseph Gerson.

A partir de abril, una serie de reuniones convertirán a 2015 en un año decisivo para el éxito o el fracaso del desarme nuclear.

Una de las más importantes será la conferencia quinquenal de examen del Tratado de No Proliferación sobre las Armas Nucleares (TNP), programada para abril y mayo.

Casi al mismo tiempo habrá una conferencia internacional de la sociedad civil sobre la paz, la justicia y el medio ambiente, el 24 y 25 de abril, en Nueva York, una manifestación internacional y una marcha pacifista hacia la sede de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), el 26 de abril, junto con protestas no violentas en las capitales de todo el mundo.

En 2015 también se conmemora el 70 aniversario de los bombardeos atómicos de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, por Estados Unidos.

Y también se cumplirán 45 años desde que las primeras cinco potencias nucleares, China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia (P-5), acordaron en el artículo VI del TNP emprender negociaciones de buena fe para la eliminación de sus arsenales nucleares.

Además, es posible que la conferencia internacional sobre una zona libre de armas nucleares en Medio Oriente, acordada en la conferencia de examen de 2010, se lleve a cabo en 2015, luego de numerosas postergaciones.

El Grupo Internacional de Planificación para la Movilización de la Revisión 2015 del TNP, una red de organizaciones no gubernamentales internacionales que tendrá un papel preponderante en las reuniones venideras, presentará una petición, con millones de firmas, a favor de la abolición de las armas nucleares.

En caso de que la conferencia de examen de 2015 no decida el inicio de las negociaciones de abolición, “el tratado mismo podría fracasar, acelerar la proliferación de las armas nucleares y aumentar la probabilidad de una guerra nuclear catastrófica”, advierte la red.

“¿Qué se supone que debemos hacer? ¿Dejar que los realistas chiflados nos lleven al infierno? No lo creo”, afirmó Joseph Gerson, coordinador de la red internacional, al preguntarle si se lograría algún avance frente a la intransigencia de las potencias nucleares.

La perspectiva del examen del TNP no es optimista, advirtió Gerson. “Pero… tengo esperanza al saber que nuestros movimientos de la sociedad civil no están solos en la lucha por la abolición”, añadió.

La última conferencia de examen del TNP, en 2010, reafirmó “el compromiso inequívoco de los Estados poseedores de armas nucleares de alcanzar la eliminación total de sus arsenales… con miras al desarme nuclear”, agrega la red internacional.

Cinco años después, con otra conferencia en el horizonte, los arsenales “capaces de destruir civilizaciones enteras” persisten, e incluso se detuvo el escaso avance logrado hacia el desarme.

Hay más de 16.000 armas nucleares en el planeta, 10.000 en el servicio militar y 1.800 en estado de alerta, según la red.

“Todos los estados con armas nucleares están modernizando sus arsenales nucleares, manifestando la intención de mantenerlos en las próximas décadas”, señala.

Los países con armas nucleares gastan más de 100.000 millones de dólares al año en ellas, añade.

El gasto en las armas de alta tecnología profundiza la dependencia de algunos gobiernos en sus arsenales nucleares y fomenta la creciente brecha entre ricos y pobres.

En 2013 el gasto militar ascendió a 1,75 billones (millones de millones) de dólares, más que los ingresos totales anuales de la tercera parte más pobre de la población mundial.

Jackie Cabasso, de la Fundación Legal de los Estados Occidentales y otra de las organizadoras de la red internacional, dijo que las potencias nucleares se “niegan a cumplir con su obligación legal y moral de iniciar las negociaciones para prohibir y eliminar por completo sus arsenales nucleares”.

“Como hemos visto en la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas para el Desarme y en las conferencias de Oslo y Nayarit sobre las consecuencias humanas de las armas nucleares, la inmensa mayoría de los gobiernos del mundo exigen la aplicación del TNP”, aseguró.

“Estamos trabajando con organizaciones asociadas en Estados Unidos y otros países para movilizar acciones internacionales con el fin de generar presión popular e influir en la conferencia de examen de 2015″, indicó Cabasso.

La movilización destacará las conexiones inextricables entre la preparación para la guerra nuclear, las repercusiones ambientales de la misma y del ciclo del combustible nuclear, y el gasto militar en detrimento de las necesidades humanas esenciales, agregó.

Gerson dijo a IPS: “A lo largo de mi vida… he visto… la superación del sistema de segregación racial en Estados Unidos, el fin de la guerra de Vietnam y el fin del sistema del apartheid sudafricano, hechos que antes de convertirse en historia a veces parecían casi insuperables”.

En cada uno de estos casos, “acontecimientos inesperados y la poderosa voluntad humana provocaron el cambio para el cual nos habíamos sacrificado y luchado”, destacó Gerson, miembro de la junta directiva de la Oficina Internacional de la Paz y de la red No a la Guerra/No a la OTAN.

La realidad es que todos los Estados poseedores de armas nucleares están modernizando sus arsenales y existe colaboración entre los miembros del P5 para resistir el reclamo de la mayoría de los demás países para que cumplan con el artículo VI del TNP, añadió.

Lo que está sucediendo con la expansión de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) y la Unión Europea y las respuestas de Rusia, y Asia oriental recuerda a la Europa de los años previos a la Primera Guerra Mundial (1914-1918), con su amenaza de guerra catastrófica y aniquilación, advirtió Gerson.

“Sé que la ley de las consecuencias imprevistas significa que nunca podemos saber en realidad cuáles serán las consecuencias de nuestras acciones. Pero confío en que nuestra movilización… dará aliento a numerosos diplomáticos y actores gubernamentales que son nuestros potenciales aliados”, subrayó.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/10/2015-sera-un-an...


Martes, 21 de Octubre 2014
Thalif Deen
Artículo leído 512 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.