Conéctese Regístrate


26/10/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




AENA implementa el Cielo Único Europeo en España

Siete medidas de optimización reducirán el consumo anual de combustible en 1.108 toneladas


El Cielo Único Europeo es una realidad en España. Este gran proyecto busca optimizar los recursos existentes para minimizar el impacto ambiental y económico del transporte aéreo. Pero, para ello, es necesaria la colaboración de la aviación civil y de la militar. Ambas han llegado a un acuerdo en Andalucía para implementar la gestión del espacio aéreo. Gracias a este acuerdo, se reducirá el consumo anual de combustible en 1.108 toneladas, con un ahorro de 1,4 millones de euros y una reducción de las emisiones de CO2 en 3.500 toneladas al año. Por Juan R. Coca.



Firma del acuerdo. Fuente: Ministerio de Fomento
Firma del acuerdo. Fuente: Ministerio de Fomento
El proyecto Cielo Único Europeo se está desarrollando paulatinamente en España, gracias a Aena, que acaba de dar un nuevo impulso a su política medioambiental. La empresa española, con la aplicación de siete medidas de optimización del espacio aéreo, desarrolla parte del Plan de Ahorro, Eficiencia Energética y Reducción de Emisiones, en el Transporte y la Vivienda, aprobado recientemente por el Ministerio de Fomento. Además, las siete medidas, aplicadas íntegramente en Andalucía, optimizan el uso del espacio aéreo, mediante el establecimiento de rutas más directas que reducen los tiempos de vuelo disminuyendo el consumo de carburantes.

Las medidas han sido consensuadas y firmadas el 8 de Mayo a través de un acuerdo entre el Ministerio de Fomento y el Ministerio de Defensa. Dichas modificaciones permitirán habilitar zonas dentro del espacio aéreo militar para la realización de vuelos civiles. De esta manera, se logra minimizar los rodeos que hasta ahora se venían sucediendo en determinados trayectos.

Asimismo, se flexibiliza la operatividad y el establecimiento de procedimientos de despegue y aterrizaje más adecuados a las características de las aeronaves. De tal manera que, gracias a ello, y a la eficiencia que se ganará en los tiempos de vuelo, las compañías aéreas reducirán el consumo anual de combustible en 1.108 toneladas, lo que supondrá un ahorro de 1,4 millones de euros. Por otra parte, las emisiones de CO2 descenderán en 3.500 toneladas al año.

Medidas aplicadas

Las medidas que se aplicarán en los aeropuertos de Andalucía consisten, en primer lugar, en la reestructuración del espacio aéreo en los alrededores de la Base de Morón (Sevilla) y de la Base de Rota. El objetivo de esto es que el tráfico militar de ambas bases se vea modificado con la intención de que éste interfiera lo menos posible en el tráfico civil. Para ello se han desarrollado una serie de corredores militares aéreos en áreas de entrenamiento.

Por otro lado, se establecen nuevas rutas más flexibles de salida y llegada para los aeropuertos de Sevilla y Jerez. Además, también se reestructura el TMA (área que gestiona el tráfico terminal) de Almería, creando un nuevo espacio aéreo para albergar también nuevas maniobras de entrada y salida en el aeropuerto. Unido a esto, se crean cuatro nuevas rutas en el área próxima a Sevilla, que serán empleadas como alternativas toda vez que las maniobras militares obliguen a cerrar algunas de las aerovías establecidas actualmente.

A su vez, se ponen en marcha procedimientos de salidas y llegadas instrumentales, adaptados a la situación existente en cada momento en la que operará el Aeropuerto de Málaga, una vez que tenga su segunda pista en funcionamiento, así como la habilitación de dos nuevas aerovías, al igual que en los aeropuertos de Sevilla y Jerez.

Por último, y a través del acuerdo, se realiza una modificación del área restringida LER63 en Almería. Esta área acoge a la Academia General del Aire y con esta medida se dan los pasos necesarios para acoger el nuevo TMA mencionado.

Implantación del descenso continuo

Las modificaciones realizadas propiciarán una notable reducción del consumo anual de carburante . En esta misma línea, Aena está implantando también, de manera generalizada, lo que se ha dado en llamar “aterrizajes verdes” o maniobras de descenso continuo. Este tipo de aproximaciones a tierra se ha puesto en marcha en el aeropuerto de Santander y en los aeropuertos de Asturias, Zaragoza, Almería, Federico García Lorca Granada-Jaén y Jerez. Estas aproximaciones a pista se vienen aplicando en horario nocturno, en Andalucía, en el aeropuerto de Málaga, desde el 18 de noviembre pasado.

Este procedimiento permite a las aeronaves realizar un descenso continuo en la fase de aproximación, recortando un 25% las emisiones de CO2 en cada maniobra y ahorrando un 25% en el consumo de combustible. Asimismo, se reducen las emisiones acústicas en las poblaciones del entorno del aeropuerto en una horquilla de entre 5 y 6 decibelios (dB).

El descenso continuo, como ya hemos expuesto anteriormente en Tendencias21, es una técnica de aproximación a tierra que consiste en recorrer los últimos 180 kilómetros del trayecto con la mínima potencia y el motor al ralentí. De este modo, la aeronave realiza el proceso de acercamiento planeando y minimizando el gasto de carburante. El problema que presenta dicha técnica es la necesidad de un mayor espacio que el requerido por el aterrizaje convencional, de ahí la necesidad de llegar a los acuerdos establecidos para poder gestionar con mayor solvencia un incremento del espacio de acercamiento a tierra.

La presente iniciativa forma parte del Plan de Actuación Medioambiental de Aena, cuyo objetivo anual es llegar a recortar en 25.000 toneladas el consumo de combustible y en 75.000 toneladas las emisiones de CO2 de las operaciones aeroportuarias. Con ello se lleva a término uno de los grandes objetivos del proyecto de Cielo Único Europeo, que es la reducción del impacto ambiental de este tipo de transporte.

Firma del acuerdo

La firma del acuerdo que ha traído consigo la materialización de esta iniciativa se gestó gracias a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, la Dirección General de Aviación Civil, y Aena, así como del Ejército del Aire y del Ministerio de Defensa. Dichas instituciones públicas y privadas han suscrito el Plan Local Español de Implementación del Cielo Único (LSSIP en sus siglas en inglés) correspondiente al periodo 2011-2015.

Este Plan Local (Local Single Sky Implementation Plan) se encuadra dentro del Plan Europeo de Implementación del Cielo Único (ESSIP) y recoge la contribución de España a los objetivos de mejora de la gestión del tráfico aéreo en Europa y los avances llevados a cabo en nuestro país, para lograr la unificación del espacio aéreo europeo.

Las acciones nacionales convergen hacia el cumplimiento del Plan Europeo (ESSIP), donde se centran los esfuerzos para aumentar la capacidad del espacio aéreo, mejorar la seguridad, reducir el impacto ambiental con eficiencia económica, en beneficio de todos los actores intervinientes en la Gestión del Tráfico Aéreo.



Martes, 10 de Mayo 2011
Juan R. Coca
Artículo leído 3810 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >



Forma parte de nuestra comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21. Opta a becas.






Noticias de AENA