Tendencias 21
Coddii




Abejas virtuales ayudan a comprender por qué se están extinguiendo las colonias

Por primera vez se pueden estudiar los efectos de varios factores en conjunto


Científicos del Reino Unido han desarrollado un ingenioso modelo informático que simula una colonia de abejas de miel de una forma totalmente realista en el transcurso de varios años. La herramienta se creó para investigar la preocupante disminución de población de abejas que se ha registrado en los últimos años y para identificar mecanismos de acción que mejoren su salud y supervivencia. Por Patricia Pérez.




Fuente: Bruno Cordioli/ Flickr
Fuente: Bruno Cordioli/ Flickr
Aunque puedan parecer molestas, las abejas son indispensables para la vida. No sólo porque producen miel, sino sobre todo por su función polinizadora. De hecho, se estima que el 75 por ciento de la flora silvestre se poliniza gracias a las abejas y casi el 40 por ciento de las frutas y verduras que comemos procede de la polinización.

Sin embargo, en los últimos años se está registrando una rápida y preocupante disminución en las poblaciones de abejas a nivel global, con especies desaparecidas y otras en peligro de extinción.
Es lo que se conoce como síndrome de desabejamiento, que se está produciendo en poblaciones apícolas de Norteamérica, Europa y Japón. La larga lista de posibles sospechosos incluye parásitos, virus, hongos y pesticidas, además del cambio climático.

Para tratar de frenar este terrible desastre biológico, son muchas las investigaciones en marcha, sobre todo con colmenas diseñadas específicamente para hacer estudios. La más novedosa se ha bautizado como BEEHAVE, un modelo informático desarrollado por un equipo de científicos del Instituto de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Universidad de Exeter, en Reino Unido.

Según explica la Universidad en un comunicado, a diferencia de proyectos anteriores, se trata de un exhaustivo simulador virtual de la vida de una colonia de abejas, incluyendo la puesta de huevos de la reina, el cuidado de las crías por las abejas nodrizas o la recolección de néctar y polen en un ambiente totalmente realista.

La directora del estudio, la profesora Juliet Osborne, lo define como “un verdadero desafío” para entender qué factores son los que más afectan al crecimiento de las colonias de abejas y su supervivencia. Y es que se trata de la primera simulación como tal en la que se pueden estudiar los efectos de varios factores en conjunto, desde la disponibilidad de alimentos a la invasión de ácaros y enfermedades, y en una escala de tiempo totalmente realista.

Captura de pantalla de BEEHAVE mostrando la colmena virtual en acción. Fuente: Universidad de Exeter
Captura de pantalla de BEEHAVE mostrando la colmena virtual en acción. Fuente: Universidad de Exeter
El tiempo como clave

El modelo permite a investigadores, apicultores y cualquier persona interesada en las abejas predecir el desarrollo de la colonia y la producción de miel en diferentes condiciones ambientales y prácticas apícolas. Para crear la simulación, los científicos reunieron datos e investigaciones existentes hasta el momento con los que desarrollar un nuevo modelo que integrara los procesos que ocurren tanto dentro como fuera de la colmena.

Los primeros resultados del modelo demuestran que las colonias infestadas con un parásito común como es el ácaro Varroa pueden ser mucho más vulnerables a la escasez de alimentos. Los efectos durante el primer año pueden ser sutiles y pasar desapercibidos por los apicultores, acentuándose con el paso del tiempo hasta provocar el fracaso de la colonia si no se actúa con un tratamiento eficaz.

BEEHAVE también se puede utilizar para investigar las posibles consecuencias del uso de pesticidas. Por ejemplo, la herramienta es capaz de simular el impacto que supone la pérdida de abejas recolectoras. Curiosamente, los resultados demuestran que las colonias pueden ser más resistentes a esta pérdida de lo que se pensaba a corto plazo, pero los efectos pueden acumularse con el tiempo, sobre todo cuando se ven limitadas por la falta de alimentos.

La profesora Osborne añade que el uso de esta herramienta por parte de diferentes grupos interesados podría estimular el desarrollo de nuevos enfoques en relación al cuidado de las abejas, del entorno y la evaluación del riesgo que supone el uso de pesticidas. “La ventaja es que cada uno de estos factores se puede probar en un entorno virtual con diferentes combinaciones, antes de la prueba real en el campo”, destaca.

Aunque se trata de un software matemáticamente muy complejo, está disponible de forma gratuita en su página web con una interfaz fácil de usar y un manual totalmente accesible para todo aquel interesado, independientemente de su ámbito.

Multidisciplinar

El proyecto fue financiado por un premio del Consejo de Investigación de Ciencias Biológicas y Biotecnología (BBSRC) del Reino Unido con la colaboración de Syngenta, una de las principales empresas biotecnológicas del mundo, que trabaja para buscar soluciones eficaces en protección de cultivos, producción de semillas y lucha biológica.

El grupo de investigación de la profesora Osborne estudia el comportamiento y la ecología de las abejas y otros polinizadores. Para ello trabaja conjuntamente con apicultores, organizaciones de conservación, agricultores e industria, con el objetivo de conservar el mayor número de poblaciones de abejas, al tiempo que proteger y promocionar la polinización de flores silvestres y cultivos.

Y es que, como recuerda la profesora Melanie Welham, directora de Ciencia en el BBSRC, “las abejas son vitales para nuestro suministro de alimentos”. Por eso, señala la importancia de esta colmena virtual para ayudar a entender cómo afecta el impacto ambiental a la salud de las abejas.

En la misma línea, la doctora Pernille Thorbek, de Syngenta, agrega que “el estudio de varios factores en las pruebas de campo es muy complicado y difícil de llevar a cabo”, de ahí la importancia de este modelo informático como herramienta de exploración que puede mejorar la comprensión y focalizar el trabajo experimental. "BEEHAVE puede ayudar a explorar de qué cambios en los paisajes agrícolas y prácticas apícolas se beneficiará la mayoría de las abejas”, añade la investigadora.

Por su parte, el doctor David Aston, presidente de la Asociación de Apicultores británica, subraya el valor de la herramienta no sólo para la investigación científica, sino para capacitar a los apicultores para entender mejor los impactos de la agricultura y otros factores en la salud y supervivencia de sus colonias de abejas.


Patricia Pérez Corrales
Miércoles, 5 de Marzo 2014
Artículo leído 3608 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 7 de Noviembre 2016 - 15:00 Bolotweet, la red social del aula