Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Agua, un asunto decisivo en la nueva agenda de desarrollo




¿Un regalo de la naturaleza o un bien preciado? ¿Un derecho humano o un lujo para unos pocos? ¿Quién será el principal consumidor, el sector agrícola o el industrial? Cualquiera sea la respuesta a estas y muchas preguntas más, es claro que el agua será un asunto decisivo en la próxima década. Algunas estimaciones señalan […]

Un niño srilankés se baña en un río contaminado. Asia meridional, donde viven 1.700 millones de personas, 75 por ciento de las cuales en zonas rurales, es una de las más vulnerables a las crisis hídricas. Crédito: Amantha Perera/IPS

Un niño srilankés se baña en un río contaminado. Asia meridional, donde viven 1.700 millones de personas, 75 por ciento de las cuales en zonas rurales, es una de las más vulnerables a las crisis hídricas. Crédito: Amantha Perera/IPS

Por Amantha Perera
ESTOCOLMO, Sep 25 2014 (IPS)

¿Un regalo de la naturaleza o un bien preciado? ¿Un derecho humano o un lujo para unos pocos? ¿Quién será el principal consumidor, el sector agrícola o el industrial? Cualquiera sea la respuesta a estas y muchas preguntas más, es claro que el agua será un asunto decisivo en la próxima década.

Algunas estimaciones señalan que unas 768 millones de personas no tienen acceso al recurso. Y otras sostienen que 3.500 millones carecen de una fuente adecuada de agua.

Cuando varias agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), junto a sus 193 estados miembro, discuten nuevas metas que reemplacen a los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que vencen al finalizar 2015, la necesidad de incluir el agua en la agenda se hace cada vez más urgente.En los próximos años, el consumo de agua se incrementará 30 por ciento, y la escasez aumentará; tenemos grandes desafíos por delante”: Torgny Holmgren.

Según el último Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos (WWAP): “La demanda mundial de agua ascenderá a 55 por ciento en 2050, principalmente por la mayor demanda de la industria (400 por ciento), de la generación termosolar de electricidad (140 por ciento) y del uso doméstico (130 por ciento)”.

Además, un aumento sostenido de la urbanización probablemente derive en un “planeta de ciudades”, en el que 40 por ciento de la población mundial resida en áreas con grave estrés hídrico para 2050.

Las reservas de agua subterránea disminuyen. Alrededor de 20 por ciento de los acuíferos del mundo están sobreexplotados, y la degradación de los humedales afecta la capacidad de los ecosistemas de purificarla.

El informe WWAP también señala que la creciente demanda de energía, que aumentará en un tercio para 2030, ejercerá una mayor presión sobre los limitados recursos hídricos. Solo la demanda de electricidad podría aumentar hasta 70 por ciento en 2035.

Tan solo China e India concentrarán 50 por ciento del crecimiento.

En ese contexto, varios especialistas dijeron a IPS que la gestión de este recurso invalorable ocupará un lugar destacado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), actualmente en discusión, con la esperanza de evitar crisis provocadas por una severa escasez.

“Estamos discutiendo los objetivos y la mayoría de los estados miembro coinciden en que el agua requiere de una mejor coordinación y gestión”, señaló Amina Mohammed, asesora especial del secretario general de la ONU, Ban Ki-monn, para la planificación de la agenda post-2015, en diálogo con IPS en el marco de la Semana Mundial del Agua, que concluyó el 5 de este mes en Estocolmo.

Otros especialistas recalcaron que en el pasado, la gestión del agua quedó afuera de las decisiones de alto nivel, a pesar de ser una parte integral de cualquier proceso de desarrollo.

“En los próximos años, el consumo de agua se incrementará 30 por ciento, y la escasez aumentará; tenemos grandes desafíos por delante”, subrayó Torgny Holmgren, director ejecutivo del Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI, en inglés).

La forma en que el mundo usa el agua cambia de forma drástica, observó. Tradicionalmente, la agricultura ha sido la mayor devoradora de agua dulce, pero en el futuro próximo, la industria tomará su lugar. “Alrededor de 25 por ciento del agua será consumida por el sector energético”, pronosticó Holmgren a IPS.

Para muchas naciones, en especial en el mundo en desarrollo, el debate agua versus energía entrará en un círculo vicioso, pues más personas saldrán de la pobreza y se incorporarán a la clase media con capacidad de gasto, su demanda de energía crecerá, aumentando la presión sobre los limitados recursos hídricos.

Kandeh Yumkella, representante especial del secretario general y encargada de la iniciativa Energía Sostenible para Todos (SE4ALL), dijo a IPS que para 2050, 3.000 millones de personas saldrán de la pobreza y 60 por ciento de la población mundial residirá en las ciudades.

“Todo el mundo pide más de todo, más casas, más automóviles y más agua. Y hablamos de un mundo en el que se pronostica que las temperaturas aumentarán entre dos y tres grados centígrados, quizá más”, remarcó.

Asia meridional necesita buena planificación

Asia meridional, donde viven 1.700 millones de personas, de las cuales 75 por ciento viven en zonas rurales, es una de las regiones más vulnerables a la escasez de agua y requiere medidas urgentes de los gobernantes y otros actores.

Sri Lanka, por ejemplo, debido a la variabilidad climática ha perdido grandes posibilidades de crecimiento por la mala gestión del agua.

En la última década, las inundaciones perjudicaron a nueve millones de personas, poco menos de la mitad de las alrededor de 20 millones que viven en el país insular. Los daños causados por el exceso de lluvias ascendieron a 1.000 millones de dólares, según los últimos datos de la oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH).

Pero irónicamente, la isla sufre la constante falta de agua. Actualmente, una sequía que dura 10 meses afecta a 15 de los 25 distritos, donde viven 1,5 millones de personas. También se prevé que reduzca la cosecha de arroz en 17 por ciento, disminuyendo la producción a su nivel más bajo en seis años.

Todo eso mientras el país trata de mantener el crecimiento económico en siete por ciento, coincidieron varios especialistas.

Varias autoridades han declarado que trabajan en la gestión hídrica, pero para quienes abogan por iniciativas rápidas, como Mohammed y Yumkella, las promesas deben traducirse en acciones.

La situación es igualmente difícil para China e India.

Cincuenta y tres por ciento de la población india sufre escasez de agua, según el informe “Choque de necesidades encontradas”, realizado por CNA Analysis and Solutions, con sede en Washington.

Las necesidades de energía en India se dispararon y, según una investigación de 2012, la brecha entre demanda y suministro fue de 10,2 por ciento y se prevé que aumente. La última vez que el país afrontó una severa crisis energética, en julio de ese año, 600 millones de personas quedaron sin electricidad.

Según la organización sin fines de lucro China Water Risk, las necesidades energéticas del país crecerán 100 por ciento para 2050, pero alrededor de 60 por ciento de los recursos hídricos subterráneos ya están contaminados.

China tiene una fuerte dependencia en el carbón para generar energía, pero la demanda creciente reforzará el estrés considerable en los recursos hídricos en un país donde por lo menos 50 por ciento de la población puede estar padeciendo escasez de agua, según Debra Tan, directora de esa entidad.

Editado por Kanya D’Almeida / Traducido por Verónica Firme



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/09/agua-un-asunto-...


Jueves, 25 de Septiembre 2014
Amantha Perera
Artículo leído 277 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.