Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Armadillo en extinción reaparece en las canchas de la Copa FIFA




La mascota de la Copa FIFA 2014 se inspiró en el tatú-bola, una especie de armadillo que puede cerrar su cuerpo como un balón y que está amenazado de extinción en la región semiárida de Brasil, sede de la inminente contienda futbolística mundial. La idea nació en 2012 con una campaña en las redes sociales […]

El artículo Armadillo en extinción reaparece en las canchas de la Copa FIFA fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Dos ejemplares de tatú-bola, uno de ellos enrollado sobre sí mismo. Crédito: Acervo Asociación Caatinga

Dos ejemplares de tatú-bola, uno de ellos enrollado sobre sí mismo. Crédito: Acervo Asociación Caatinga

Por Fabiana Frayssinet
RÍO DE JANEIRO, Jun 2 2014 (IPS)

La mascota de la Copa FIFA 2014 se inspiró en el tatú-bola, una especie de armadillo que puede cerrar su cuerpo como un balón y que está amenazado de extinción en la región semiárida de Brasil, sede de la inminente contienda futbolística mundial.

La idea nació en 2012 con una campaña en las redes sociales de la ecologista Asociación Caatinga, que proponía al tatú-bola (Tolypeutes tricinctus) como mascota del campeonato que se celebrará entre el 12 de junio y el 13 de julio en 12 ciudades de Brasil.

La FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) aceptó y bautizó a la mascota con el nombre de Fuleco, acrónimo inventado de las palabras “fútbol” y “ecología”.

“Se trata de una especie exclusivamente brasileña, amenazada de extinción”, dijo a Tierramérica el secretario ejecutivo de la Asociación Caatinga, Rodrigo Castro.

“Vive en un ecosistema poco conocido y protegido (la caatinga) y tiene la increíble capacidad de cerrarse como una pelota cuando se siente amenazado, debido a su caparazón flexible”, añadió.

La caatinga es el bioma semiárido del Nordeste de Brasil y cubre cerca de 10 por ciento del territorio nacional, entre 700.000 y un millón de kilómetros cuadrados.“Nuestra pregunta a la FIFA es simple: El tatú-bola dio vida al Fuleco, pero el Fuleco no está haciendo nada por el tatú-bola. ¿Por qué?”: ambientalista Rodrigo Castro

El Fuleco se multiplicó en millones de muñecos y otros productos con su imagen que comercializa la FIFA –generando además millones de dólares de ganancias—, exactamente al revés que el pequeño armadillo, cada vez más raro en su hábitat.

En la lista mundial de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el Tolypeutes tricinctus está pasando de la categoría “vulnerable” a la de “en peligro”.

“Esto significa que si no se hace nada, el animal se puede extinguir en los próximos 50 años”, dijo a Tierramérica la bióloga y veterinaria Flávia Miranda, del conservacionista Proyecto Tamanduá.

El Tolypeutes tricinctus es una de las dos especies de armadillo con la facultad de enrollarse formando una bola. La otra es el Tolypeutes matacus, presente en varios países sudamericanos.

El tatú-bola puede medir hasta 45 centímetros y pesar un kilo y medio. Su armadura está compuesta por tres capas dérmicas osificadas. Se alimenta sobre todo de insectos.

Se estima que ya ha desaparecido 30 por ciento de su población original. “Calculamos que perdió 50 por ciento de su hábitat en los últimos 15 años”, subrayó Miranda, también consultora de la Asociación Caatinga.

La reducción del hábitat es la principal razón de peligro, apuntó Castro, causada por la deforestación de la Caatinga y del Cerrado, la vecina ecorregión de sabana tropical que también habita.

Pero no se puede ignorar la caza. “Se trata de una práctica cultural y tradicional de comunidades rurales”, explicó Castro.

“Todos aprecian su carne. Inclusive muchos lo matan para venderlo porque cuesta unos 50 reales (unos 23 dólares)” por kilogramo, añadió Miranda.

Un tatú enrollado en su armadura puede caber en la mano de una persona . Crédito: Marco A. Freitas

Un tatú enrollado en su armadura puede caber en la mano de una persona . Crédito: Marco A. Freitas

En vísperas del mundial, el Ministerio de Medio Ambiente lanzó un Plan de Acción Nacional para la Conservación del Tatú-Bola de cinco años, elaborado con la Asociación Caatinga.

Se trata de un compromiso público con la preservación de la especie.

“Vamos a trabajar asociados a universidades y organismos públicos y privados para disminuir la deforestación y la caza”, explicó Miranda.

El plan estimulará también la creación de unidades de conservación y de reforestación.

Ugo Eichler Vercillo, coordinador general del gubernamental Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad, explicó a Tierramérica que el plan permitirá crear una “fuerza de tareas” para combatir la caza.

Además, se promoverán acciones para compensar la pérdida de recursos de las comunidades pobres que capturan al animal para subsistir, gracias a las proteínas de su carne.

Entre otras iniciativas, se les otorgará la Beca Verde, una ayuda económica mensual de 100 reales (unos 45 dólares) y se las hará beneficiarias de otros programas sociales y de transferencia de renta para sectores en extrema pobreza.

Son “poblaciones que viven de lo que recogen, plantan y cazan” en lugares como el interior de los estados de Bahia, Pernambuco, Piauí, Ceará y Rio Grande do Norte, explicó Vercillo.

Esos habitantes de pocos recursos en áreas de difícil acceso codician el tatú-bola “por no tener otras fuentes de proteína”, señaló.

En 2013 la Asociación Caatinga, la UICN y The Nature Conservancy pusieron en marcha el programa “Yo protejo al Tatú-Bola”, destinado a reducir el riesgo de extinción.

“Nuestro proyecto, estimado en 10 años, mapeará las áreas de presencia natural e histórica y recolectaremos datos de amenazas para trabajar sobre ellas”, explicó Miranda.

Echar a rodar al armadillo brasileño en las canchas de la Copa FIFA busca convertirlo “en una especie de símbolo de la preservación de la caatinga, y de otras especies de la fauna y de la flora que la habitan”, recordó.

La FIFA adoptó al tatú-bola como mascota por considerar que ayudará a “aumentar la conciencia en Brasil sobre la vulnerabilidad” de la especie.

Pero Castro espera algo más de la FIFA. “Nuestra pregunta a la FIFA es simple: El tatú-bola dio vida al Fuleco, pero el Fuleco no está haciendo nada por el tatú-bola. ¿Por qué?”.

El artículo Armadillo en extinción reaparece en las canchas de la Copa FIFA fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/06/armadillo-en-ex...


Lunes, 2 de Junio 2014
Fabiana Frayssinet
Artículo leído 412 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.