Tendencias 21
25 Aniversario




Aumenta la brecha tecnológica entre Europa y Estados Unidos

Bruselas se propone acortar distancias entre la UE y sus competidores mundiales


Aumenta la brecha tecnológica entre Europa y Estados Unidos, tanto en materia de patentes, como en gasto de I+D, materia educativa y comercio de productos tecnológicos. Al mismo tiempo, emergen con fuerza en el ámbito tecnológico los países asiáticos, principalmente China, India, Taiwán, Corea del Sur y Singapur, que se han constituido como los más dinámicos en los últimos años. Corregir esta tendencia equivale a aumentar inversiones en TIC, a las que Europa destinará 9.000 millones de euros hasta 2013. Por Eduardo Martínez.



Aumenta la brecha tecnológica entre Europa y Estados Unidos
La brecha tecnológica entre Europa y Estados Unidos se ha agrandado desde 1995, según un informe elaborado por la consultora española Enter. No sólo no se van a cumplir los objetivos fijados en la cumbre de Lisboa (2000), sino que Europa corre el riesgo de verse superada en varias dimensiones de la economía del conocimiento por un bloque de países asiáticos (principalmente China, India, Taiwán, Corea del Sur y Singapur), que se han constituido como los más dinámicos en los últimos años, señala el informe.

La brecha existente entre Europa y estos países en materia de patentes, en gasto en I+D, en el número de estudiantes altamente cualificados o en cuotas de exportación de productos con alto contenido tecnológico, por citar sólo algunos ejemplos, se está
cerrando a marchas forzadas. En algún caso, como en el relacionado con variables educativas, ya hay países asiáticos (Corea) que lideran las clasificaciones mundiales.

Por otro lado, si se tiene en cuenta el número de patentes solicitadas para registro en Estados Unidos, se puede comprobar que, mientras en 1991 el número de patentes europeas era casi siete veces superior a las solicitudes de los países asiáticos mencionados (27.273 frente a 3.971), en 2003 las solicitudes europeas (47.144) sólo son un 70% superiores a las asiáticas (28.192).

En materia de gasto en I+D, se puede comprobar que, entre 1995 y 1999, el crecimiento
acumulado del gasto en la Unión Europea fue de un 22%, un buen registro que sólo quedó por detrás del incremento experimentado en Estados Unidos, que fue de un 33%. Sin embargo, añade el informe, se observan signos preocupantes en los últimos años, puesto que desde 2002 el gasto en I+D está prácticamente estancado en Europa, con incrementos que no alcanzan el 3% anual.

En contraposición es destacable, a su vez, el fortísimo crecimiento del gasto en I+D en China. En 1995 era cinco veces inferior al realizado en la UE y en 2004 era ya la mitad del europeo. El esfuerzo chino en este ámbito está siendo notable y ya se sitúa su gasto en I+D al mismo nivel que Japón.

Carreras científicas

En materia educativa, la evolución de los países asiáticos también está siendo digna de tener en cuenta, hasta tal punto que ya lideran determinadas clasificaciones académicas: el número de licenciados en materias científicas e ingenierías salidos de universidades asiáticas fue de unos 1,2 millones en el año 2002, mientras que en Europa (incluyendo Rusia) la cifra fue de 850.000 licenciados y en Estados Unidos de unos 500.000.

Si analizamos el baremo de las publicaciones científicas, el informe señala que en los quince años que transcurren entre 1988 y 2003, EEUU ha experimentado un notable retroceso en cuanto a su peso mundial en la publicación de artículos científicos, ya que ha perdido casi 8 puntos porcentuales, pasando del 38,1% del total de artículos al 30,2% en ese periodo.

Además, EE.UU. ha perdido el liderazgo a favor de la Unión Europea (UE15). En esos quince años, Europa ha incrementado su peso en las publicaciones científicas en 2,7 puntos porcentuales. Pero el área geográfica cuya producción científica publicada en las principales revistas más ha crecido en ese período, con gran diferencia, ha sido Asia.

Si nos referimos a los datos internacionales de comercio de productos de alta tecnología desde 1980, apreciamos que las economías consolidadas han ido perdiendo cuota de mercado en las exportaciones de productos con alto contenido tecnológico. En Estados Unidos es donde más se ha notado la pérdida de cuota, puesto que en los últimos 25 años ha pasado de un 30,2% a sólo un 16%.

La Unión Europea seguía siendo en 2003 el área geográfica con mayor cuota de exportaciones de alta tecnología, con un 32,2%, pero ha perdido algo más de siete puntos desde 1980. Y Japón también ha perdido casi cinco puntos.

Los competidores asiáticos son los que han ganado las cuotas perdidas por los tres grandes bloques comerciales ya consolidados (EEUU, Europa y Japón). Ya en 2003, la cuota de exportaciones de sectores altamente tecnológicos del bloque asiático se situó en el 27,7%, a sólo 4,5 puntos de la europea.

Innovar en TIC

Como alternativa a este declive tecnológico, el informe apostar por la innovación y las TIC, como forma de reforzar la posición competitiva europea y poder hacer frente al reto económico global.

El informe señala al respecto que a partir los años noventa, las nuevas tecnologías (hardware, software y equipos y servicios de TI) han desempeñado un papel protagonista en el crecimiento económico de los países desarrollados, así como en la evolución de sus productividades.

El problema de Europa es que padece una menor contribución de las nuevas tecnologías al crecimiento de estas economías, en comparación con lo que está sucediendo en Estados Unidos o Reino Unido desde 1996, considera el informe.

Una vez más, se comprueba que en los últimos años las economías europeas están teniendo peor comportamiento en cuanto al papel de las nuevas tecnologías en la economía. Así, además del menor avance de la productividad del trabajo en Europa en el período 2000–2004, también se produce una más discreta contribución de las TIC al crecimiento de la productividad, ya que su contribución media anual fue de 0,5 puntos porcentuales, mientras en Estados Unidos fue de 0,9 puntos.

Resulta significativo comprobar, además, señala el informe, cómo la contribución de las TIC en Europa fue más reducida que en Estados Unidos, tanto en el terreno de la acumulación de capital TIC, como en los efectos de dichas tecnologías en la mejora de la productividad total de los factores.

9.000 millones de euros para TIC

En cualquier caso, la Unión Europea se propone invertir más de 9 mil millones de euros para investigación en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) durante los próximos siete años, según informa la Comisión en un comunicado. Se trata de la partida más importante del presupuesto del Séptimo programa marco de investigación, que se desarrollará hasta 2013.

El séptimo programa marco fue presentado la semana pasada y constata el retroceso tecnológico de Europa: la Comisión rectifica su objetivo de invertir el 3% del PIB en investigación para 2010 y lo deja en el 2,6%, respaldando así la afirmación del informe Enter de que Europa no va a conseguir ser en esa fecha la economía del conocimiento más competitiva del mundo, tal como se había establecido en la cumbre de Lisboa.

Según el comunicado de la Comisión, el volumen de la inversión TIC refleja la prioridad que se ha fijado la UE y la importancia que otorga a estas tecnologías estratégicas para el crecimiento y la competitividad europeos.

Las TIC forman el mayor campo específico de investigación dentro del Séptimo programa marco (7ºPM) de investigación y desarrollo, de siete años de duración, y representan el 18% del presupuesto comunitario total.

Acortar distancias

El programa de trabajo de investigación sobre TIC para 2007-2008, marca el inicio del 7ºPM y pondrá en marcha una nueva generación de proyectos que elevará el rendimiento de la investigación europea y contribuirá a situar a este sector en la vanguardia del desarrollo tecnológico y del uso avanzado de estas tecnologías.

La cifra destinada a TIC pone de relieve la firme decisión de la UE para estrechar distancias entre Europa y sus competidores mundiales. Un estudio de 2006 sobre las primeras 1250 empresas activas en I+D en el mundo, señala que 39 de las 100 primeras eran estadounidenses y 36 europeas, lo que subraya hasta qué punto Europa está abriéndose camino. La tecnología de los equipos físicos, la electrónica y electricidad y los equipos lógicos constituían el primero, cuarto y quinto sectores respectivamente del gasto mundial en investigación .

El programa de trabajo se centrará en áreas clave en las que Europa cuenta con ventajas competitivas y puntos fuertes ya afianzados: comunicaciones, electrónica y fotonica, y sistemas y arquitectura de equipos. Su propósito será asimismo velar por que la investigación sobre TIC beneficie no sólo a la economía europea sino también a la sociedad mejorando la vida cotidiana en aspectos tales como el transporte, la energía y la sanidad.


Jueves, 30 de Noviembre 2006
Artículo leído 20055 veces