Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Bachelet ante desafíos hasta dentro de su propia coalición




La promesa de reformas estructurales que modifiquen el sistema político heredado de la dictadura y corrijan el abismo de desigualdad en Chile, llevaron a la socialista Michelle Bachelet a un contundente triunfo en la segunda vuelta del domingo 15. Sin embargo, esta médica pediatra de 62 años, experta en salud pública y que ya gobernó […]

El artículo Bachelet ante desafíos hasta dentro de su propia coalición fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

Michelle Bachelet, el día después de su victoria, en una reunión con los representantes de la Nueva Mayoría. Crédito: Michellebachelet.cl

Michelle Bachelet, el día después de su victoria, en una reunión con los representantes de la Nueva Mayoría. Crédito: Michellebachelet.cl

Por Marianela Jarroud
SANTIAGO, Dec 16 2013 (IPS)

La promesa de reformas estructurales que modifiquen el sistema político heredado de la dictadura y corrijan el abismo de desigualdad en Chile, llevaron a la socialista Michelle Bachelet a un contundente triunfo en la segunda vuelta del domingo 15.

Sin embargo, esta médica pediatra de 62 años, experta en salud pública y que ya gobernó el país entre 2006 y 2010, deberá responder no solo a las demandas que ha venido plasmando la ciudadanía en las calles, sino también las enormes diferencias que existen dentro de su propia coalición.

En la Nueva Mayoría, la renovada coalición con que Bachelet se presentó a las urnas, incorpora al Partido Comunista (PC) y a grupos menores a la Concertación de centroizquierda que gobernó Chile desde 1990, cuando se puso fin a la dictadura de 17 años del extinto Augusto Pinochet.

En la Concertación tenían primacía la Democracia Cristiana (DC) y el Partido Socialista, de la mandataria electa.

Asuntos con gran peso ideológico que Bachelet ha prometido establecer, como la despenalización del aborto terapéutico o una Ley Culto que iguale y limite el papel de las iglesias, la obligarán  a un alto papel de mediación y de liderazgo entre sus aliados, de futuro incierto.

Bachelet obtuvo un triunfo abrumador frente a la derechista Evelyn Matthei, con 62,15 por ciento de los votos frente a 37,84 por ciento de su rival.

La expresidenta, primera gobernante reelecta desde 1932, obtuvo además la votación más alta desde la restauración democrática.

En su programa de gobierno, Bachelet prometió reformar la Constitución pinochetista de 1981, educación gratuita y de calidad para el nivel superior, y una reforma tributaria, fundamentada en el incremento de impuestos a las grandes empresas.

Son anhelos de cambio que fueron impulsados por multitudinarias protestas estudiantiles desatadas en 2011, que pusieron en jaque al gobierno del derechista Sebastián Piñera, y que luego se extendieron a otros sectores.

Detrás se agazapa una realidad que no alcanzan a cubrir los buenos datos económicos, como un crecimiento anual del producto interno bruto de 5,5 por ciento o un desempleo inferior a seis por ciento de la población activa.

En este país sudamericano de 17 millones de habitantes, dos de cada tres hogares viven con menos de 1.200 dólares al mes y altamente endeudados.  Además,  la mitad de los trabajadores ganan menos de 500 dólares mensuales, un monto muy para cubrir las necesidades básicas en un país en que según cifras no oficiales la canasta alimentaria esencial se sitúa en 245 dólares. 

En contraste, las 4.500 familias más ricas tienen un ingreso mensual de más de 40.000 dólares.

Esa desigualdad generó en los últimos años hartazgo de amplias capas sociales perjudicadas, que en esta ocasión se expresó en la no concurrencia a las urnas, opacando el triunfo de Bachelet.

Durante la primera vuelta electoral, el 17 de noviembre, la mitad de los habilitados para votar se abstuvieron, y el domingo la abstención aumentó. Concurrieron a las urnas solo 5,5 de los 13,5 millones de electores, un 59 por ciento se quedó en su casa, un récord histórico.

La presidenta electa, que iniciará su segundo mandato el 11 de marzo de 2014, contará con mayoría absoluta en ambas cámaras del Congreso legislativo, tras el triunfo de su coalición en noviembre, cuando obtuvo 21 de los 38 senadores  y 67 de las 120 diputados.

Pero posturas contrapuestas dentro de su coalición anticipan que algunas reformas no tendrán una tramitación rápida ni fácil. A eso se sumará la mayoría calificada requerida para los cambios constitucionales.

El analista Guillermo Holzmann dijo a IPS que “Bachelet debe definir qué relación tendrá con los partidos políticos y qué espacio le va a dar a cada uno, y eso va a quedar reflejado en la conformación de su gabinete”.

Respecto de las diferencias, Holzmann cree que Bachelet podrá asumir un papel mediador dentro de Nueva Mayoría, o bien “ejercer una conducción que obligue a los partidos a someterse a lo que ella vaya decidiendo, dejando la responsabilidad de la mediación en manos de los partidos políticos” de su coalición.

Esto será parte de la gestión y estrategia de gobierno, agregó, y por eso será tan importante el primer gabinete que nombre y las señales que dé con él.

Según Holzmann, “si la presidenta opta por gente independiente y plantea un gobierno más transversal, su mensaje buscará la conexión con la cantidad de personas que no han votado”.

En ese escenario, “al interior de la Nueva Mayoría tendremos una mayor disposición a generar un consenso o una cohesión, donde lo más probable es que el PC no quiera ser parte del problema sino de la solución”.

Según los pronósticos del experto, “el PC se decantará por obtener cargos menores dentro del gobierno, que no sean de tanta visibilidad aun cuando sean de mucha influencia”.

El analista Domingo Namuncura, del Barómetro de Política y Equidad, prefiere subrayar que los partidos de la Nueva Mayoría provienen de la izquierda y la centroizquierda y “han confluido en una propuesta programática común. Por lo tanto, hay una primera señal de adhesión a esos principios programáticos”.

Las diferencias sobre cómo avanzar en el programa pactado se resolverán con debates internos de la coalición, dijo a IPS.

Namuncura adelantó que una de las diferencias centrales podría darse a la hora de definir el mecanismo para llevar adelante la reforma constitucional, debido a que amplios sectores del PC optarían por una Asamblea Constituyente, una vía a la que se opone la DC.

Más allá de las diferencias en la coalición gobernante, Bachelet deberá lidiar con la presión de los movimientos sociales, que estarán atentos a la concreción adecuada y rápida de sus demandas.

Este mismo lunes 16,  la Confederación de Estudiantes de Chile advirtió que no apoyará ninguna reforma educativa durante el próximo gobierno si esta no se elabora con la participación de los movimientos sociales.

Mientras los simpatizantes de la próxima presidenta aún festejaban, la Confederación anunció nuevas manifestaciones para mantener la presión y precisó que “cobrarán la cuenta” a exdirigentes del movimiento estudiantil, como la comunista Camila Vallejo, electa como diputada.

“El nuevo gobierno debe buscar mecanismos que puedan recoger esa diversidad de demandas que no están siendo canalizadas por el sistema, con respuestas en un tiempo prudente”, porque hay una sociedad que no parece dispuesta a esperar, advirtió Holzmann.

El reto de Bachelet, en definitiva, será cumplir con el compromiso que adquirió en su sitio digital tras su victoría: “Comienza el Chile de todos”.

El artículo Bachelet ante desafíos hasta dentro de su propia coalición fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2013/12/bachelet-ante-d...


Lunes, 16 de Diciembre 2013
Marianela Jarroud
Artículo leído 316 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.