Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Biomarcadores de aterosclerosis previenen el síndrome coronario agudo

Investigadores españoles descubren un conjunto de proteínas que informan de lo que sucede en las arterias


Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), del IIS-Fundación Jiménez Díaz de Madrid y del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo han descubierto un conjunto de proteínas secretadas por arterias coronarias humanas implicadas en el desarrollo de la aterosclerosis. Con este hallazgo, se abre una nueva vía de acción sobre estas proteínas para la detección temprana y prevención de la aterosclerosis, patología de alta prevalencia a nivel mundial. UCM/T21.




El corazón, por Heikenwaelder Hugo. Fuente: Wikimedia Commons.
El corazón, por Heikenwaelder Hugo. Fuente: Wikimedia Commons.
Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. La aterosclerosis, en particular, se origina por el depósito en la pared de las arterias, de lípidos y otros compuestos, ocasionando una reacción inflamatoria con formación de lesiones o placas de ateroma.

La rotura o fisura de las placas genera un trombo, que bloquea o dificulta el paso de la sangre a través de la arteria, llegando menos oxígeno del necesario a las células irrigadas por esa arteria.

Esto puede ocasionar un síndrome coronario agudo (SCA), como el infarto agudo de miocardio, cuando ocurre en las arterias coronarias que rodean al corazón; un accidente cerebrovascular, como el ictus, cuando ocurre en las arterias carótidas que nutren el cerebro; o si la oclusión arterial afecta a las extremidades inferiores, una gangrena/claudicación que puede llevar a la amputación si no se actúa con prontitud.

La placa de ateroma: una evolución silenciosa

Con el objetivo de dar un paso más en el conocimiento de la formación y rotura de las placas de ateroma y poder llevar a cabo un diagnóstico precoz que evite fatales consecuencias, un grupo de investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), del IIS-Fundación Jiménez Díaz de Madrid y del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo ha estudiado el conjunto de proteínas que secretan a la sangre las arterias patológicas en comparación con las sanas.

¿Quién iba a pensar que las arterias de nuestro organismo podrían liberar proteínas a la sangre que nos pudieran informar de qué estaba pasando en las arterias durante el desarrollo de la aterosclerosis?

En un estudio pionero, realizado hace unos años por el mismo grupo de investigación, se demostró una secreción anómala de proteínas en arterias carótidas afectadas por placa de ateroma en comparación con arterias sanas, encontrándose un papel destacado para proteínas como la HSP27 cuyos niveles se encuentran disminuidos en pacientes con aterosclerosis.

Un panel de proteínas hasta ahora desconocido

Gracias a los avances en la detección e identificación de proteínas mediante espectrometría de masas, y al desarrollo de nuevos métodos de cultivo de arterias humanas, este grupo de investigación ha logrado identificar en el secretoma de las arterias coronarias humanas -y por primera vez- un grupo de proteínas (perfil de secreción) que ni siquiera habían sido detectadas anteriormente en el suero sanguíneo, probablemente debido a la extrema complejidad del mismo.

El gran reto de conseguir arterias coronarias humanas ha sido posible gracias a la colaboración de múltiples hospitales. Así se ha conseguido un “zoom” a nivel arterial local, en el mismo punto donde se está desarrollando lo que puede degenerar en una obstrucción severa del flujo sanguíneo.

Estudiar directamente las proteínas secretadas (el secretoma) por las arterias, en una pequeña placa de cultivo que contiene escasamente 0’5 ml, es mucho más sencillo que buscar las proteínas secretadas en la sangre, de la cual nuestro cuerpo tiene unos 6 litros y contiene miles de proteínas.

El estudio muestra, además, una menor concentración de un determinado panel de proteínas secretadas, en arterias coronarias afectadas por placas de ateroma en comparación con las arterias sanas (Gelsolina, Vinculina, Lamina A/C, Superóxido dismutasa 3 y Fosfoglucomutasa 5), demostrando su liberación al torrente circulatorio y su potencial implicación en el proceso de aterogénesis.

En paralelo, se ha desarrollado la metodología adecuada (microdisección por láser) para aislar y analizar individualmente cada una de las capas que constituyen la arteria, encontrándose un grupo de proteínas alterado en la capa íntima (que se encuentra en contacto con el flujo sanguíneo) en arterias afectadas.


Martes, 27 de Marzo 2012
UCM/T21
Artículo leído 2362 veces


Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 20 de Octubre 2017 - 09:00 Los superdotados están más expuestos a enfermedades

Jueves, 5 de Octubre 2017 - 09:00 Un reloj biológico controla nuestros músculos