Conéctese Regístrate


21/12/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




Cada persona corrige a su manera las imperfecciones del sistema óptico del ojo

Tiene un código específico para percibir nítidamente las imágenes distorsionadas por la visión


Una nueva investigación ha descubierto que cada persona tiene un código diferente para percibir nítidamente las imágenes. Se llama código de emborronamiento visual y se aplica para corregir las imperfecciones del sistema óptico del ojo. Cada persona considera menos emborronadas aquellas imágenes degradadas por imperfecciones similares a las presentes en los propios ojos, incluso si la magnitud del emborronamiento es similar. Se completa así una investigación anterior, que determinó que cada persona percibe una misma imagen de manera diferente, dependiendo de su experiencia visual.





Una investigación realizada en 2011 determinó que cada persona percibe una misma imagen de manera diferente, independientemente de su agudeza o problemas visuales, puesto que depende de su experiencia visual. De esta manera, el grado de emborronamiento visual varía en cada persona, al igual que el concepto sobre lo que es demasiado borroso o nítido.

Ahora, un nuevo estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha determinado por primera vez el código de emborronamiento visual que cada persona emplea para percibir nítidas las imágenes.

El trabajo, publicado en el último número de la revista PLOS ONE, demuestra que la magnitud y orientación del emborronamiento coinciden con las de la imagen retiniana proyectada por su propio sistema óptico.
 
El sistema óptico del ojo, formado por la córnea y el cristalino, proyecta las imágenes del mundo exterior sobre la retina. Las imperfecciones de estas lentes y los desalineamientos entre ellas producen una degradación de la imagen retiniana.

Por ejemplo, al observar un punto, en la retina se forma en realidad una imagen degradada, una mancha emborronada con asimetrías generalmente. El grado de emborronamiento visual varía en cada persona y el concepto sobre lo que es demasiado borroso, demasiado nítido, o una imagen neutra, depende de la experiencia visual de cada uno.
 
“El estudio demuestra que se consideran menos emborronadas aquellas imágenes degradadas por imperfecciones similares a las presentes en los propios ojos, incluso si la magnitud del emborronamiento es similar”, explica Susana Marcos, investigadora del CSIC en el Instituto de Óptica.

“No nos gusta ver a través de otros ojos”
 
Para determinar el patrón de emborronamiento que cada persona considera óptimo, el equipo de investigadores, formado también por científicos del Schepens Eye Research Institute de la Universidad de Harvard, ha empleado un método psicofísico basado en un sistema de clasificación de imágenes.
 
Los científicos pidieron a un grupo de personas que evaluaran la calidad de cientos de imágenes con la misma magnitud de emborronamiento óptico (un sistema automático de detección de calidad de imagen las consideraría similares), pero con orientaciones variables de emborronamiento, que se correspondían con las medidas de más de 100 ojos distintos. Para garantizar que las imágenes proyectadas en la retina eran las mismas en todos los casos, se eliminaron las imperfecciones oculares de cada persona con un sistema de óptica adaptativa.
 
“Así conseguimos evaluar únicamente la parte neuronal de la percepción. Aunque todas las imágenes eran ópticamente equivalentes, los participantes escogieron las que estaban emborronadas con imperfecciones similares a las de sus ojos, y descartaron las de los otros. La realidad es que no nos gusta ver a través de otros ojos", comenta la investigadora en el Instituto de Óptica Lucie Sawides, primera autora del trabajo.
 
Los resultados determinan por primera vez el código visual interno de emborronamiento de cada persona, pero a la vez tienen implicaciones clínicas, ya que distintas patologías o correcciones oculares pueden cambiar la orientación del emborronamiento usando lentes o mediante cirugía.

Referencias

Lucie Sawides, Carlos Dorronsoro, Andrew M. Haun, Eli Peli and Susana Marcos. Using Pattern Classification to Measure Adaptation to the Orientation of High Order Aberrations. PLOS ONE.  DOI:10.1371/journal.pone.0070856


Lucie Sawides, Pablo de Gracia, Carlos Dorronsoro, Michael A. Webster, Susana Marcos. “Vision Is Adapted to the Natural Level of Blur Present in the Retinal Image ”. PLoS ONE. DOI:10.1371/journal.pone.0027031.




Sábado, 17 de Agosto 2013
SINC/T21
Artículo leído 5661 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Alberto Rodríguez-Sedano el 23/08/2013 11:44
Sin embargo, la experiencia individual no se encierra en ningún subjetivismo.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >




Forma parte de nuestra comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21. Opta a becas.