Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Cambio climático: Especies marinas del Mediterráneo pueblan ya el Mar del Norte

Un estudio de larga duración demuestra la transformación de la biota marina a partir de 2000


El análisis, durante dos décadas, de las especies marinas que pueblan el Mar del Norte ha demostrado que la biota de esta región está cambiando. Según los datos, las especies marinas del sur se expanden cada vez más hacia el norte como consecuencia del cambio climático, lo que está derivando en un empobrecimiento de la biodiversidad. La transformación se inició en el año 2000, afirman los investigadores.




El cangrejo “Liocarcius depurator”, una especie que antes solo se encontraba de forma esporádica en el Mar del Norte, en los últimos diez años se ha convertido en un elemento dominante de la biodiversidad de la zona. © Senckenberg/Tränkner. Fuente: Senckenberg Research Institute.
El cangrejo “Liocarcius depurator”, una especie que antes solo se encontraba de forma esporádica en el Mar del Norte, en los últimos diez años se ha convertido en un elemento dominante de la biodiversidad de la zona. © Senckenberg/Tränkner. Fuente: Senckenberg Research Institute.
Estudios a largo plazo realizados por científicos del Instituto de Investigación Senckenberg de Alemania -dedicado al estudio de la biodiversidad- han revelado cambios patentes en la biota (conjunto de especies de plantas, animales y otros organismos que ocupan un área dada) del Mar del Norte, situado entre las costas de Noruega y Dinamarca en el este, las de las islas Británicas al oeste, y las de Alemania, los Países Bajos, Bélgica y Francia al sur.

Las investigaciones, realizadas en los últimos veinte años, indican más concretamente que las especies marinas del sur se expanden cada vez más hacia el norte.

Así, por ejemplo, el bacalao del Atlántico se está trasladando a regiones más frías, mientras que los crustáceos de las zonas del sur se expanden hacia zonas cada vez más lejanas del Mar del Norte. En las costas marítimas de Alemania, los efectos del cambio climático se pueden vislumbrar también claramente, señalan los datos.

"El mar muestra una flexibilidad más alta ante cambios", explica el Michael Türkay, jefe del departamento de Zoología Marina Instituto de Investigación Senckenberg en Frankfurt en un comunicado de dicho centro. "Eso significa que los cambios se producirán en el mar más lentamente, pero que sus efectos tendrán incluso una mayor duración", añade.

Türkay y su equipo han estudiado la fauna de los fondos de la parte central del Mar del Norte durante más de 20 años. Los científicos han llegado a tomar muestras de aproximadamente 40 puntos de la región al mismo tiempo cada año, y las han analizado con detalle.

Grandes cambios a partir de 2000

"Nuestros resultados indican claramente que, en el año 2000, se inició una transformación en el Mar del Norte. Desde entonces, la composición de la fauna ha sido objeto de grandes cambios", afirma Türkay.

Según el investigador, esos cambios consisten en que: "Las especies de agua caliente se están extendiendo cada vez más hacia el norte y el este, desdibujando los límites anteriormente estables entre diferentes regiones y su fauna".

Como consecuencia, se está produciendo una pérdida de diversidad de especies. "Se podría decir que la biodiversidad se ha reducido a un nivel inferior con el cambio de milenio", afirma Türkay.

Estudios realizados a largo plazo en la Fosa de Helgoland, al sur de la isla homónima del Mar del Norte, alemana confirman esta tendencia. Allí, desde el año 2000, la proporción de especies de aguas cálidas se ha incrementado de manera constante y es cada vez más estable.

En total, 41 especies fueron recogidas en la Fosa de Helgoland, en el curso del estudio a largo plazo del Instituto Senckenberg. Entre ellas, el cangrejo Liocarcius depurator, una especie que antes solo se encontraba de forma esporádica, pero que en los últimos diez años se ha convertido en un elemento dominante de la biodiversidad de la zona.

Lo mismo ocurre con el Diogenes pugilator, un pequeño cangrejo ermitaño originario del Mediterráneo y del Atlántico que ahora vive en el Mar del Norte como en su propio hogar. Según Türkay, "este cangrejo llegó a la Bahía Alemana en 2002".

Diversas investigaciones han demostrado que los organismos marinos sirven como buenos indicadores para el cambio climático y otros cambios ambientales, y que observaciones periódicas a largo plazo juegan un papel importante en el estudio de la diversidad de especies. "Los cangrejos que hemos estudiado son como instrumentos de medición, pues su aparición y su expansión son reacciones a un entorno cambiante", concluye el científico.

Referencia bibliográfica:

chwinn, M., Türkay, M., y Sonnewald, M. Decapod fauna of the Helgoland trench (Crustacea) a long-term study in a biodiversity hotspot. Marine Biodiversity (2014). DOI 10.1007/s12526-014-0217-4.


Martes, 1 de Julio 2014
Senckenberg Research Institute/T21
Artículo leído 1716 veces



Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.




Más que ciencia