Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Caribe obligado a elegir entre cambio climático y ODM




El cambio climático obliga a la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO), de nueve miembros, a elegir entre gastar sus escasos recursos en lidiar con las consecuencias del fenómeno o en alcanzar los urgentes objetivos de desarrollo. “Hay una línea muy fina entre consumo y conservación, progreso y protección”, dijo a IPS el ministro […]

Una parte de la escuela primaria de Green Bay, en Dominica, dañada por el huracán Tomas en 2010. Crédito: Desmond Brown/IPS

Una parte de la escuela primaria de Green Bay, en Dominica, dañada por el huracán Tomas en 2010. Crédito: Desmond Brown/IPS

Por Desmond Brown
SAINT JOHN'S, Nov 19 2014 (IPS)

El cambio climático obliga a la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO), de nueve miembros, a elegir entre gastar sus escasos recursos en lidiar con las consecuencias del fenómeno o en alcanzar los urgentes objetivos de desarrollo.

“Hay una línea muy fina entre consumo y conservación, progreso y protección”, dijo a IPS el ministro de Ambiente de Granada, Roland Bhola.

Los países todavía tienen que cumplir los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que incluyen reducir la pobreza y el hambre, a la vez que debe hacer frente al cambio climático.

Pero hay una luz de esperanza en esos países. La Unión Europea (UE) suscribió un acuerdo económico por 14,6 dólares para un proyecto que tratará de mejorar la base de recursos naturales y su resiliencia a los impactos del cambio climático.

La OECO está integrada por Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Santa Lucía, San Vincente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Montserrat, Anguila e Islas Vírgenes Británicas. En total, los países de esta alianza surgida en 1981, tienen algo más de 500.000 habitantes.

El jefe de la delegación de la UE para Barbados y el Caribe oriental, el embajador Mikael Barford, reconoció que esta es una “región muy vulnerable” y que el proyecto es un reflejo del compromiso de Europa de apoyar acciones climáticas en los países en desarrollo.

“El Caribe es una de las regiones más propensas a desastres en el mundo, pero tendemos a ignorar la amenaza que pueden significar las consecuencias del cambio climático”, indicó.

“Científicos alertan sobre que la isla hermana de Barbuda, de 161 kilómetros cuadrados, se vuelve uno de los lugares más vulnerables a causa del cambio climático”, dijo a IPS.

“Ya hay un proceso de erosión acelerada debido al aumento del nivel del mar, y se estima que de continuar así, ser perdería un tercio de la isla”, remarcó.

Antigua y Barbuda, cuya capital es Saint Jonh´s, el único país de la OECO en haber designado una embajadora para cambio climático, ha tenido más de seis huracanes de diversa intensidad en los últimos 20 años.

Muchos pequeños estados insulares en desarrollo (PEID) estaban perdiendo una proporción importante de su producto interno bruto (PIB) a causa del cambio climático, dijo a IPS, la embajadora Diann Black-Layne.

“Hemos tenido eventos extremos, variaciones en las lluvias, inundaciones significativas y nuestros cursos de agua no pueden con el clima actual”, apuntó.

“Antigua y Barbuda es conocido por ser un país de clima seco, y en función de eso diseñábamos las viviendas, las rutas y nuestras vidas. Pero en la actualidad todo empeora y tenemos inundaciones que los antiguanos no conocían y nunca habían visto”, añadió.

Black-Layne dijo que las autoridades habían emprendido distintas iniciativas en relación con el cambio climático, pero no tenían los recursos económicos para tomar medidas de adaptación.

“A partir de 2016, solo para prepararnos para adaptarnos al cambio climático, necesitaremos gastar anualmente entre 40 y 50 millones de dólares del caribe oriental (aproximadamente entre 14 y 18 millones de dólares)”, indicó.

“No nos falta voluntad política aquí. Carecemos de fondos y financiación de bajo costo, algo en lo que hemos puesto toda nuestra energía”, añadió.

El primer ministro de Antigua y Barbuda, Baldwin Spencer, actual presidente de la OECO, ha reconocido la importancia de tomar medidas contra el cambio climático, pero este país y otros PEID tienen problemas que derivan de su pequeño tamaño y economía, su ubicación geográfica, la limitada infraestructura y la gran vulnerabilidad a los desastres ambientales.

Spencer dijo que los desafíos se exacerban por los impactos previstos del cambio climático a escala mundial, sumado a la creciente competencia por los recursos limitados, que se combinan para erosionar la capacidad de los estados miembro de cumplir sus objetivos de desarrollo de forma sostenible.

“Esa realidad quedó de manifiesto en la noche del 24 y la mañana del 25 de diciembre de 2013, cuando los fuertes vientos y lluvias golpearon la isla de Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y, en menor medida, Dominica, dejando decenas de personas muertas”, recordó Spencer en diálogo con IPS.

El gobierno de San Vicente y las Granadinas declaró nivel dos de desastre nacional. En su rápida evaluación de daños y pérdida del 16 de enero, el costo del desastre se estimó en al menos 103,3 millones de dólares, o 15 por ciento de su PIB.

La evaluación realizada por Santa Lucía evaluó que el impacto total de las pérdidas y daños en la economía fue de 83,3 millones de dólares

En el quinto informe de evaluación, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) dijo que se reconoce ampliamente que las emisiones de gases de efecto invernadero de los PEID son despreciables en relación con el total que se libera a la atmósfera, pero que la amenaza del fenómeno y el aumento del nivel mar es muy real y apreciable para ellos.

El número de huracanas que pasan por el Caribe aumentó de alrededor de cinco por ciento, a principios del siglo XX, a más de 25 por ciento, actualmente.

“Un estudio preparado para el Banco Mundial estima que el posible impacto económico de los efectos del cambio climático en los países de la Caricom (Comunidad del Caribe) podría ascender a 10.000 millones de dólares”, indicó Spencer.

Los fondos de la UE se canalizan a través de su Alianza Global para el Cambio Climático.

En el Caribe, la Alianza está activa en Jamaica, Belice y Guyana, así como en el Centro del Cambio Climático de la Comunidad del Caribe.

El embajador Barford espera que la iniciativa fortalezca los lazos entre la UE y los países de la OECO para los esfuerzos conjuntos en el marco de las negociaciones climáticas internacionales.



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/11/caribe-obligado...


Miércoles, 19 de Noviembre 2014
Desmond Brown
Artículo leído 430 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.