Conéctese Regístrate

18/12/2014


Tendencias 21
Universidad Comillas




Ciencia y religión, dos visiones del mundo

Lejos de la oposición, suponen visiones complementarias de la realidad


Ciencia y religión son la dos grandes visiones del mundo más importantes. Son fenómenos globales presentes a lo largo de toda la historia de la humanidad. Las relaciones entre ciencia y religión se pueden enfocar desde tres puntos de vista: histórico, epistemológico y sociológico. La primera pregunta que se plantea es si son entre si compatibles o incompatibles. Dentro de la compatibilidad se puede destacar su autonomía y desde ella el diálogo y la complementaridad. El problema de los orígenes del universo, la vida y el hombre puede plantearse desde la religión y de la ciencia. Aunque esto llevó a ciertos conflictos hoy encontramos que no tiene por que oponerse. El campo de la ética es un terreno en el que ciencia y religión se encuentran. Por Javier Monserrat.



Imagen: NASA
Imagen: NASA
Con el título Ciencia y Religión, Dos Visiones del Mundo, Agustín Udías Vallina, jesuita y catedrático de geofísica en la Universidad Complutense de Madrid, ha publicado un libro (Santander: Sal Terrae, 2010) sobre las relaciones entre ciencia y religión. Este es hoy en día un problema candente que tiene una gran tradición en la cultura anglosajona y está despertando un gran interés en nuestro país. Muchas preguntas están en el ambiente a las que no siempre se dan la respuestas correctas ¿Son ciencia y religión incompatibles y opuestas? ¿Ha perseguido la Iglesia a los científicos? ¿Murió Galileo en la hoguera condenado por la Inquisición? ¿Han condenado los papas la teoría de la evolución? ¿Son la mayoría de los científicos materialistas y ateos?

Muchas afirmaciones negativas sobre la relación entre ciencia y religión se siguen repitiendo hoy, a veces, con enconada virulencia y algunos ven en la religión un virus maligno que se opone al progreso de la ciencia. El tema necesita de una reflexión seria y serena que examine la relación entre ciencia y religión como formas de conocimiento y fenómenos sociales, y cómo ha sido esta relación a lo largo de la historia, en especial, en relación con el cristianismo. Este es el enfoque de este nuevo libro.

Nadie puede hoy dudar que la ciencia y la religión son, sin lugar a dudas, las dos grandes visiones sobre el mundo. Aunque hay otras visiones, como la artística, estas dos tienen una extensión y fuerza que las sitúan como las dos más importantes maneras de mirar al mundo. En general, podemos decir que la ciencia trata de comprender la naturaleza del mundo material que nos rodea, cómo ha llegado a ser, cómo lo conocemos y qué leyes lo rigen. La religión, por otro lado, trata de lo que transciende el mundo material y pone al hombre en contacto con lo que está más allá, lo numinoso, lo misterioso, en una palabra con el misterio de Dios y su relación con el hombre y el universo. Este es el enfoque que toma el autor y trata de analizar ambas visiones y establecer cuales pueden ser las relaciones que hay entre ellas.

Tres enfoques: epistemológico, histórico y sociológico

Las relaciones entre ciencia y religión pueden enfocarse desde diversos puntos de vista. Este estudio se centra en tres, el histórico, el epistemológico y el sociológico. Tanto la religión como la ciencia son fenómenos culturales que han estado presentes a lo largo de la historia desde la más remota antigüedad. A veces se corre el peligro de suponer que la ciencia empieza con la ciencia moderna del Renacimiento, olvidando todos los desarrollos anteriores. Esto es un grave error, ya que el nacimiento de la misma ciencia moderna no puede entenderse sin los desarrollos científicos anteriores. Remontándonos a los albores de la ciencia en la antigüedad podemos encontrar ya interacciones con la religión.

Un interés especial tiene la relación entre el cristianismo y la ciencia, ya que la ciencia moderna nace precisamente en el occidente cristiano. Esta relación comienza con los primeros autores cristianos del siglo III y se continúa a lo largo del tiempo hasta nuestros días. A veces se simplifican y se presentan conclusiones erróneas sobre esta relación al no tenerse en cuenta cómo ha discurrido a lo largo de la historia. El enfoque histórico es, por lo tanto, imprescindible para llegar a una visión correcta del problema.

La religión y la ciencia constituyen formas de acercamiento a la realidad, es decir, formas de conocimiento con distintas peculiaridades. Es, por lo tanto, importante estudiar la distinta naturaleza de cada una de ellas y la relación que puede establecerse entre el conocimiento científico y el conocimiento religioso. Esta reflexión pertenece al campo de la filosofía.

La reflexión filosófica y en concreto la epistemológica es imprescindible para establecer las relaciones entre ciencia y religión como formas de conocimiento. Fe y experiencia religiosa forman el fundamento del conocimiento religioso que se formaliza en la teología, mientras el conocimiento científico está formado por un marco formal de leyes y teorías, relacionadas con una base empírica de experimentos y observaciones. Establecer claramente la naturaleza y los límites de estos dos tipos de conocimiento es fundamental para poder establecer correctamente la relación entre ambos.

La religión y la ciencia son además fenómenos sociales. Su aspecto sociológico es, por lo tanto, muy importante para conocer las relaciones entre ellas. Este aspecto es menos conocido y pocas veces se tiene en cuenta. Ciencia y religión forman dos sistemas sociales complejos que agrupan experiencias individuales y colectivas y que tienen sus normas y patrones de comportamientos que resultan en la formación de comunidades con un tipo de estructura y lenguaje propio.

Ambas comunidades interaccionan con la sociedad general en claves que pueden ser de aceptación, rechazo, prestigio e influencia con las consecuentes interacciones entre ellas. La afirmación de posiciones de influencia social ha resultado, a veces, en confrontaciones entre ellas. La incidencia normativa de la religión en los comportamientos, que desemboca en propuestas éticas, interacciona con la práctica de la ciencia, que no puede ser ajena a los problemas éticos que en ella pueden surgir. La preocupación cada vez mayor de la sociedad por los problemas éticos relacionados con la ciencia abre hoy nuevos campos de relación de esta con el pensamiento religioso.

Ciencia y religión ¿compatibles o incompatibles?

La primera pregunta que podemos plantearnos es si ciencia y religión son entre sí compatibles o no. Es decir, si una y otra pueden convivir o necesariamente la una excluye a la otra y entre ellas solo puede haber un inevitable conflicto. No es raro encontrar, aun hoy, la opinión, a veces generalizada, de que ciencia y religión son mutuamente incompatibles y la relación entre ellas ha sido siempre una fuente de inevitables conflictos.

Se las considera como dos visiones contrapuestas del mundo, que no pueden menos que chocar siempre entre sí. No solo esto, sino que cada una de ellas niega la validez de la otra. Hoy, además, se mantiene que solo la visión de la ciencia puede ser la verdadera, con lo que la visión religiosa tiene que ir poco a poco desapareciendo. Desde este punto de vista, el avance de la ciencia implica siempre un retroceso de la religión. Para apoyar esta posición se hace a menudo una interpretación sesgada de la historia y se traen siempre los mismos casos de Galileo y Darwin.

Aunque se hace retroceder esta posición hasta los orígenes de la ciencia moderna, indicando con ello que la ciencia misma no puede más que estar en conflicto con la religión, en realidad empieza en el siglo XIX, aunque se pueden encontrar algunas raíces en el XVIII. Dos libros publicados por John W. Draper y Andrew D. White a finales del siglo XIX contribuyeron de una manera especial a extender esta postura.

Draper, sobre todo, dedica sus ataques más furiosos contra la Iglesia católica de la que dice que el cristianismo católico y la ciencia son absolutamente incompatibles. Estos dos libros han pasado a representar la postura que mantiene la incompatibilidad y el conflicto inevitable entre ciencia y religión.

Después de la segunda guerra mundial se da un cambio en estas posturas. Por un lado, se empieza a dar un abandono de la euforia cientificista que había favorecido la idea de la incompatibilidad y el conflicto inevitable entre la ciencia y la religión. De la admiración sin límite de la ciencia se fue pasando a una mirada más crítica y aun a un cierto recelo, causado por el peligro a algunas de sus consecuencias.

Por otro lado, los nuevos estudios históricos han mostrado que muchos de los argumentos usados por Draper y White no tienen una seria base histórica. Las relaciones entre la ciencia y la religión a lo largo de la historia han sido complejas y no se pueden reducir a las de su absoluta incompatibilidad y continuo conflicto.

Numerosos estudios de tipo histórico en los últimos años, que tocan temas tan delicados como las épocas de Galileo y Darwin, han demostrado bastante claramente que ni solo el necesario conflicto ni la continua armonía reflejan las complejas relaciones entre ciencia y religión. Se trata de dos visiones autónomas del mundo entre las que debe establecerse un fructuoso diálogo y que pueden considerarse como complementarias. Algunos autores han buscado una cierta integración entre ambas, pero esto resulta más problemático.

El origen del universo, la vida y el hombre

El hombre ha sentido siempre la necesidad de comprender la naturaleza y el origen de las cosas que le rodean, y de esta forma llegar a hacerlo también del conjunto de todas ellas, es decir, del universo y de una manera especial de la vida y de sí mismo. A lo largo del tiempo estas concepciones del universo o cosmologías han ido cambiando hasta llegar a la que tenemos hoy, que sin lugar a dudas cambiará también en los siglos futuros. Junto con la visión de la naturaleza del universo, se plantea también la de su origen y como ha llegado a ser como lo vemos hoy.

Al enfrentarse con el universo, y tratar de dar una respuesta a las preguntas que se le plantean sobre su naturaleza y origen, el hombre adopta diversos puntos de vista, que hoy podemos separar como científico, filosófico y teológico. Hoy estos puntos de vista están más o menos separados, pero durante mucho tiempo estuvieron mezclados. Aún hoy, a pesar de no ser reconocido muchas veces, estos puntos de vista se confunden en cuestiones que cruzan inadvertidamente las fronteras que hemos establecido entre ellos. Respecto a estos temas se siguen planteándose cuestiones que cruzan la frontera a la filosofía y aún a la teología y son uno de los campos más importante de la relación entre ciencia y religión.

Un problema importante es considerar las concepciones que el hombre ha tenido de la naturaleza y origen del universo a lo largo de la historia y la imagen que nos da de ellas hoy la ciencia actual, y ver como se relacionan con lo que las religiones nos dicen sobre el mismo tema. El problema tiene que ver con las relaciones que se establecen entre el mundo y la divinidad en cada pensamiento religioso.

Las tradiciones orientales participan de un cierto panteísmo e imanentismo, en el que la separación entre el mundo y la divinidad queda difuminada en una concepción en la que la última realidad es unitaria. En ellas se encuentra la idea de un universo eterno, cíclico que últimamente tiene su fundamento en un último principio omnipresente e incognoscible, más allá del ser y no-ser, bien sea Brahma o Tao, con el que finalmente se identifica. No hay un verdadero concepto de creación, sino que el universo mismo es como una extensión de lo que podemos considerar como el ámbito de lo divino y no distinto de él.

Las ideas de la unidad y el cambio ocupan un papel importante, ya que el universo es a la vez eternamente cambiante y el mismo, que nace, se desarrolla, muere y vuelve a nacer y que no es realmente distinto del principio divino con el que se identifica y cuyos avatares se manifiestan en la naturaleza.

El Dios creador del Islam

En la tradición judío-cristiana recogida también por el Islam encontramos una novedad respecto a las concepciones de las tradiciones orientales que consiste en la concepción absolutamente monoteísta y trascendente de un solo Dios que se revela en la historia y que es el creador del cielo y la tierra, es decir, de todo lo que existe. El pueblo judío elabora esta concepción de Dios y del mundo en sus escritos contenidos en los diversos libros de la Biblia. Estos escritos aceptados en la Biblia cristiana son la base de una elaboración posterior de acuerdo con la fe cristiana. Ellos sirven, también, de base a la concepción de Dios creador del Islam. La importancia de esta tradición es grande, ya que la ciencia moderna nace en el contexto cristiano de occidente y en ella influyó su concepción del mundo como distinto de Dios y creado por él.

Un elemento clave en el nacimiento de la ciencia moderna es la propuesta de un nuevo modelo cosmológico heliocéntrico que va a sustituir el geocéntrico, vigente desde la antigüedad y elaborado por los grandes astrónomos griegos. Este modelo cosmológico geocéntrico adaptado al pensamiento cristiano dio origen a la imagen del universo vigente durante toda la Edad Media.

La propuesta de la nueva cosmología fue obra de Nicolás Copérnico y con su defensa por Galileo Galilei va dar origen a uno de los conflictos más famosos entre ciencia y religión. El problema se centró en la confrontación entre la interpretación literal de los textos de la Biblia que presentaban la Tierra inmóvil y el Sol moviéndose y la nueva propuesta cosmológica de la Tierra girando alrededor del Sol. Este problema va a llevar a la condena por la Iglesia del sistema copernicano y más tarde de la de Galileo por defenderlo públicamente en su libro.

Mucho se ha escrito sobre esta condena, lo que no cabe duda es que se había cometido un gran error y una gran injusticia. En realidad, la que salió más perjudicada fue la Iglesia misma, que ha tenido que cargar desde entonces con el peso de una decisión equivocada, que ha marcado negativamente su relación con la ciencia.

Aunque la prudencia podría aconsejar entonces cierta precaución respecto a la aceptación del nuevo sistema cosmológico, esto no justifica el aferrase a la interpretación literal de la Escritura y condenarlo, como opuesto a la fe cristiana y, menos todavía, obligar a Galileo a su abjuración. Las autoridades eclesiásticas no supieron desligarse de las cuestiones astronómicas, en las que no debieron haber entrado, y arrastrados por una interpretación literal de la Biblia llegaron a considerar como doctrina herética, o al menos sospechosa de herejía al heliocentrismo.

Ciencia y religión, dos visiones del mundo
Ciencia y religión ante el enigma del mundo

La ciencia trata de comprender la naturaleza del mundo material que nos rodea, cómo ha llegado a ser, cómo lo conocemos y qué leyes lo rigen. La religión, por otro lado, trata de lo que transciende el mundo material y pone al hombre en contacto con lo que está más allá, lo numinoso, lo misterioso, en una palabra con el misterio de Dios y su relación con el hombre y el universo.

Muchas afirmaciones negativas sobre la relación entre ciencia y religión se siguen repitiendo hoy, a veces, con enconada virulencia y algunos ven en la religión un virus maligno que se opone al progreso de la ciencia. Un reciente libro nos permite reconstruir la historia del desencuentro y encuentro entre la ciencia y la religión…


Génesis y creación

En el occidente cristiano, el relato del Génesis sobre la creación, que se aceptaba literalmente, implicaba que las especies de animales y plantas habían sido creadas cada una independientemente en el transcurso de seis días. Los comentarios a estos textos no harán más que recalcar esta idea de la creación directa de Dios de cada una de las especies de plantas y animales y en especial la creación del hombre a su imagen y semejanza, dando al universo una duración de unos 6000 años.

Esta visión va entrar en colisión con los desarrollos de la geología y la propuesta de Charles Darwin de la teoría de la evolución en la que se propone el mecanismo de la selección natural para explicar el origen de las especies, incluido el hombre, desde unos primeros seres vivos.

Aunque al principio hubo, desde el punto de vista puramente científico cierta oposición, la teoría de la evolución se fue imponiendo, de forma que en veinte años el acuerdo entre la comunidad científica era ya casi unánime. Está claro que las ideas de Darwin sobre la evolución chocaban con muchos aspectos de las doctrina tradicional cristiana, entre ellos, la naturaleza de la acción de Dios en el mundo, la finalidad de la creación, la historicidad del relato de la creación interpretado literalmente y la historia de la creación del hombre a imagen de Dios.

No faltaron desde el principio las interpretaciones puramente materialistas, de lo que se ha llamado el “naturalismo evolutivo” que sería utilizado en contra de la doctrina cristiana de la creación y la providencia. La selección natural presentaba una propuesta de naturalismo riguroso, en el que no se necesitaba la acción de ningún agente externo para explicar el desarrollo y la evolución de las especies.

Para el pensamiento ortodoxo cristiano esto representaba un eliminar de la consideración de la naturaleza toda referencia a un Dios creador. Es natural que la evolución se percibiera como una amenaza para la religión. El tender puentes entre las dos doctrinas resultaba difícil al principio, cuando además las mismas bases científicas del mecanismo de la evolución resultaban todavía sujetas a debate.

A medida que la teoría científica se fue solidificando y los mecanismos de la selección natural se hicieron más claros, su aceptación en el pensamiento cristiano se fue haciendo cada vez más necesaria. A pesar de que durante un tiempo las posturas evolucionistas se veían en ambientes eclesiásticos con sospecha, su aceptación terminó por imponerse. A pesar de que durante un tiempo las posturas evolucionistas se veían en ambientes eclesiásticos con sospecha, su aceptación terminó por imponerse. La evolución de universo y la vida sobre la tierra muestran como Dios ha creado el mundo.

Ética, ciencia y religión

La ciencia puede considerarse como una actividad humana y como una forma de conocimiento. En el primer caso, como toda actividad humana, uno puede preguntarse si su práctica se debe ajustar a las normativas de la ética y en el segundo si sus conocimientos aportan algo a dichas normativas. Lo primero se aplica también, con más motivo, a la técnica como aplicación práctica de la ciencia a las diversas necesidades humanas.

Por otro lado, toda religión comporta normativas de los comportamientos y tiene, por lo tanto, una dimensión ética. De esta forma, el problema ético es inevitable al tratar de las relaciones entre ciencia y religión. Ambas inciden en el campo de la ética y esto puede llevar a roces y conflictos entre ellas.

Podemos empezar por plantearnos el comportamiento ético dentro de la práctica misma de la ciencia, y si puede ella misma suministrarse los principios de su comportamiento ético, o si es necesario que acepte valoraciones que se basan en otros ámbitos del conocer humano. A estas consideraciones podemos llamar la ética interna de la ciencia.

Es cada vez más patente, que en la misma práctica científica, las normas éticas del comportamiento deben de ser respetadas. Los físicos, entre los científicos, han negado a menudo que la conducta no-ética sea en este campo de la ciencia un verdadero problema. Sin embargo, muchas voces se han levantado para reconocer que esta postura debe ser abandonada.

El comportamiento ético no pertenece solo a las ciencias aplicadas o a la tecnología, sino a toda actividad científica, aun a aquella, como la física, que se considera más alejadas de los planteamientos éticos. En efecto, hoy se reconoce que existen muchos problemas en la práctica de la ciencia que deben reconocerse como comportamientos no-éticos.

Pasemos ahora al problema de lo que podemos llamar la ética externa, es decir, la ética que tiene que ver con los resultados de la ciencia. Se trata ahora, por lo tanto, en la ética que afecta al uso de los resultados de la ciencia. La responsabilidad respecto a los resultados del trabajo científico abre una amplia gama de consideraciones. Se puede hablar en este contexto de una ética personal de cada científico y también de una responsabilidad colectiva de la comunidad científica.

Esta responsabilidad personal y colectiva lleva consigo que se han de tener siempre presente las posibles consecuencias que se derivan del trabajo científico. Hoy esto adquiere una importancia mayor, debido al papel primordial que ha adquirido la ciencia en el desarrollo material y crítico de nuestra sociedad. Esta responsabilidad no puede excluirse nunca y se extiende a todo trabajo científico, aunque en sí mismo se considere apartado de toda aplicación práctica.

Aunque hoy los proyectos científicos incluyen a un número grande de investigadores y técnicos, esto no excluye de la responsabilidad que cada uno de ellos tiene. El investigador no puede ampararse en la colectividad para desentenderse de su propia responsabilidad. Esta responsabilidad obliga a cada uno y a la colectividad a hacer todo lo posible para que los resultados del trabajo científico se empleen solo en bien del hombre y la sociedad. En ocasiones esta responsabilidad puede llevar a tener que tomar decisiones con consecuencias personales graves, pero que no pueden ser eludidas. El autor añade como ejemplo los problemas de la ética medioambiental.

Conclusión

El tema de la relación entre ciencia y religión es enormemente amplio, como queda recogido en los capítulos del libro de Agustín Udías de los que hemos dado algunas breves anotaciones. En él el autor pretende presentar estos problemas con serenidad y claridad al objeto de ayudar a una reflexión seria sobre el tema. Conviene recordar la amplitud dada a los temas históricos con los que se quiere esclarecer muchos malentendidos que han oscurecido la recta comprensión de la relación entre ciencia y religión, el análisis de las relaciones que se pueden establecer entre ellas y como inciden ambas en los problemas éticos.

Javier Monserrat, profesor en la Universidad Autónoma de Madrid, es miembro de la Cátedra CTR.



Lunes, 29 de Marzo 2010
Javier Monserrat.
Artículo leído 178551 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Orión el 07/04/2010 15:32
La religión puede ser una forma de aproximación a la realidad, pero es discutible que pueda ser considerada como una forma de conocimiento de la misma, lo cual no significa que por ello sea ilegítima ni inútil, salvando la cuestión de que las religiones han proporcionado a lo largo de la historia un lenguaje específico con el que codificar la sabiduría de la Humanidad, hasta que la filosofía y la ciencia han podido hacerlo autónomamente. Depende de lo que entendamos por "conocimiento de la realidad".
Por otra parte, con el historial que las religiones, y en partícular, en nuestro contexto, las iglesias cristianas, acumulan de contradicciones, hipocresías, abusos e injusticias de la mano de sus miembros, el acento que el autor del artículo pone en los déficits éticos de la ciencia -opinión que no obstante comparto- es cuando menos curioso.

2.Publicado por Javier el 09/04/2010 14:28
la religión no puede probar sus verdades, en tanto que la ciencia si puede probar las verdades. Respecto de la ëtica y de la moral, no hace la religión sino compilar las pre-existentes dotándolas de autoridad divina.
Puede que en la edad del hierro eso fuese conveniente para algunos, pero hoy es innecesario y falaz.

HOy es la religión quien debe plegarse a la razón pues cuando uno no tiene razón, debe enfundársela en lugar de pretender imponer lo que desde tal momento es una mentira.

3.Publicado por Diego Tentor el 17/04/2010 13:44
Ciencia y religión son dos emergentes de una característica única del hombre, la capacidad de abstracción o pensamiento simbólico, detrás de ellos se encuentra la misma motivación fundamental, sobrevivir, ser exitosos como especie, vencer las adversidades.
El pensamiento religioso fue exitoso durante miles de años, le dio al hombre la razón de su superioridad y contribuyo a la cohesión, en la historia no hubo nación fuerte sin religión unificada, el método científico apareció luego y demostró ser aún más exitoso que el pensamiento religioso y (como todo sistema excitado) busca despegarse e individualizarse.
La disputa (cuando es virulenta) entre ciencia y religión es una manifestación de cuanto subyace de religioso en el pens cientifico, y esto es que existe una verdad y que debe ser impuesta.

En la realidad la convivencia es más pacífica, la gente mira en su TV al pastor favorito hacer milagros ó acude al TOMOGRAFO y mientras tanto le pide a dios que su enfermedad no sea grave.



4.Publicado por Maret Barrera Vega el 12/05/2010 04:37
San Mateo, San Marcos, San Lucas, San Juan, los tres evangelios que dieron testimonio de Jesus, en los cuales tambien tenemos la predicción del fin del mundo, habla claramente de todo lo que viene sucediendo desde Cristo hasta nuestros días, pero la humanidad tiende hacerse la tonta y hacerse la que no entiende y que la Biblia es tan dificil de entender. Lamentablemente Jesus dijo "tienen ojos pero no ven", "tienen oidos pero no escuchan". Asi que para que darle vueltas al asunto y hechcarle las culpas de lo uno y de lo otro a la religión, si la clave, la llave, la puerta de entrada es Jesus y nada más.
La ciencia busca provar todo, y que más prueba, que todo lo que se ha profetizado y dicho en la Biblia ha sucedido, ahora es tiempo de estar alerta en la Fe, y aún asi se sigue cuestionando,esto es parte de lo dicho por Jesus tambien, "corazones endurecidos", "faltos de entendimiento".

5.Publicado por Diego L Tentor el 12/05/2010 23:54
Las predicciones sobre el fin del mundo no esta en ninguno de los cuatro evangelios que mencionaste, está (si se lo quiere ver asi) en el apocalipsis, el que sin embargo me parece más bien una metafora escrita por un anciano que se va desilusionando de una iglesia que tan pronto nace, no cumple sus espectativas.
"corazones endurecidos", "faltos de entendimiento", toda religion tiene un poco de eso, confrimarse a si misma.

6.Publicado por vision de la realidad el 11/08/2010 00:12
Hola


Bien ,pues contesto con mover la cabeza que XXI. este signo no veíamos claro aquel teoria que la religión y la ciencia firmes pisioneros conjunto.Pero bueno como no entienden los teologos este teoria moderna ,y ver más serca los señales de párte los escrituras sangradas ,señales traíran cambios ,entre multitud de pruebas ,que todo influe con nuestra energia ,es la masíva pillas de nuestra vida ,pero la energia viene el universo ,y ver este plataforma siste misterio.O TODO ES PERFECTO ,LA MOVILIDAD DE LA VIDA MASIVA SOLO LA CIENCIA ? No
Para
nada ,sisten movimientos conjuntos ,un perfecto teoria qué punto todos prisioneros de guerra .Doloroso que no tenemos suficiente inteligencia ,piensar un poco ,y ver un poco de adelante la realidad,sín visiones .
Teorias concretas :cambioclimatico
:mutación-?
:teremotos
:catastrofas..humanas
:enfermedades raras
:secreto de la emocion ,y la inteligencia -humana
:biologia de la mujer ,parto natural .cada día más complicada ,por :investigaciones claras .
:homosexualidad,o siste 3 sexo solo masculino/pruebas una mutación natural?!que no se trata hombres de homosexualidad.Ni de enfermedad,un cambio es completamente diferente "mutación ".
:secretos sobre la iminidad.....ADN
Son altavoz firme que la palabra misterio ,Dios enseñan momentos de nuesto hombro ,con silencio ,con mensajes ,prisioneros ,personas con "superdotadas"marcadas de talento que entonces ayudan salir este mundo de la horca .Sona tonteria ,simetria de analfabeta palabra para muchos ,pero deveria ver estos artes con señales ,con historias escritas ,pintores de la grande historia ,o adorar un poco más estos matematicos de Egyipto que dejaban señales para una nueva futuro,y milles de señales ,personas que son realmente tienen dones ,valores para ver la realidad.Y su dever es luchar por respeto para todos global.La gran importancia la Inglesia,la religion es al compañero de nuestro planeta ,siempre a sido y va a segir adelante .FIN.Entonces las personas de la ciencia tienen mayor horizonte para trabajar libre,ellos trabajan ojos de la vista ,ocupan por reverarlo todo ,en cierto modo,con hablo una expresión sinduda muy rara,pero enfoque la realidad,problema miramos de envidia o bajo enfoque la convetencia de la palabra.Y es tener desconfianza de la gente ,entre la religion ,y la ciencia .Pero los dos campos aliento de un mundo nacimiento ,cambio muy pronto ,y cada robo de respeto es una gran tragedia de nuestra tierra .Deveria obligarle este respeto mutuo,y ser este signo un poco más modernas ,la tradición ,escrita es cierta ,y muy respetable ,pero todo cambia ,y esto tan bien escrito ,compartir los señales nuevos que viene la libro sangrado la biblia ,son señales de una buena educada vida,pero si estos cambios que Dios sinduda llamaria catastrofico ,que la humanidad inventa interminable problemas en la tierra ,nuestra culpa ...cambios climaticos ,agua ..milles de piernas rotas .Y estos eslavos la ciencia esperaba ,ellos tienen docenas pruebas ,investigaciones claras explicarselo que todo cuestion de la vida o muerte .Y la energia ??
Fin: la misteria que la luz de la vida ,estos personas "famosos"nombres R Regen ..,cantantes ,centificos ,escritores ,fizicos ,medicos ,un voz que tod cambia .una guerra ,,historias ,Napoleon ,Hitler,Hirosima ..Todo un rostro de cambio.
Milles de miradas de volvia la mirada de la realidad ´,s´sín criticarlo ,solo charlando ,y ver este camino nuevo,sín meta precisa ,pero sín Fe la vida no vale nada .Pero una breve camino la respeto de la ciencia es nuestro futuro ,y gracias de ellos ,luchan andando.
Pues podian hablar el ascencor de sonrisas de tantas tonterias ,pero tiempo es tiempo ,este expresión no es prefabricada ,una piensamientos exactas ,señales que mis mensajes años andan sencillamente ojos abierta ,ya con muchas pruebas clavos para la ciencia y la paz de la religion mundial.,que es atormenta este atmosfera ya mucho tiempo ,y de la vida necesita paz y mucha solidaridad y compesión MUTUO.

Un cordial saludo Vr.

Gracias .








:guerra economico

7.Publicado por carlosaura el 14/09/2010 12:45
Tengo la impresión de que este comentario del libro de Agustín Udías no es muy afortunado; véase cómo expone ejemplos de "oposición" para acabar con el tema ético sin explicar cómo pueden, ciencia y religión, ser complementarios, porque el asunto de la ética, como dice Orión, no debería esgrimerse por parte de las religiones, cuyas actividades no-éticas están recogidas, desgraciadamente, en nuestra Historia. De todas formas, el binomio oposición-complementación es una simplificación que no responde a la realidad. La religión nunca podrá ser un "complemento" de la ciencia, puesto que es dogmática, cerrada a la crítica, definitiva, o sea, todo lo contrario a la ciencia. La oposición salta a la vista, lo dice el mismo autor, pero no debería ser así, al menos por parte de los científicos, que sólo tienen que hacer su trabajo dejando sus creencias para su propia intimidad y sus prácticas sociales religiosas. En cuanto a las religiones, sólo les queda, además de la "oposición", abadonar ciertas ideas equivocadas de sus creencias, o darles un sentido nuevo, no sé cuál, que no choque con la ciencia. Y todos tan contentos.

8.Publicado por vision de la realidad Mundial el 24/09/2010 15:29
Hola


Ciencia y religión,(, a) tres visiones del mundo ,,si hablo van a por mi .

Estoy motivada ,pero desgracia entre opiniones siten fronteras ,Y soy extranjera ,con un handicap bastante buena ,mientras otros no tienen ni puñetera idea levantar una bola ,antena! ,con numeros ,palos numero 3.Unos 180,metro de bajo de tierra con un swing pantoso.Inteligencia bajo zero.Gracias ustedes este gran oportunidad andar entre este sitio ,mientras sisten personas con interes que luchan por la palabra -silencio.
Lo siento mucho .
Ustedes siempre un cordial saludo Vr.

9.Publicado por Alberto el 20/11/2010 19:31
La ciencia y la religión son dos aspectos de la vida del hombre, el conocimiento de lo material y lo espiritual.
desde tiempos inmemoriales la practica de virtudes o valores lo transmite la religión, en el siglo XX se penso que la sociología o las leyes podian reemplazarlas y han fracasado.

"La ciencia sin los valores que da la religión es inhumana y nos puede destruir, y
la Religión sin el conocimiento de la ciencia se convierte en superstición"

10.Publicado por any el 13/06/2011 07:29
hola yo entre a este sitio buscando una explicacion mas amplia de que significa Ciencia en mi vida... mi cura nos ofrecio tomar un papelito y alli aparecio esta palabra.... soy muy pobre en conocimiento de la palabra y de critianismo..... unicamente se que Ciencia en mi vida puede estar debil o muy fuerte pero necesito adentrarme mas en el tema y no se si estoy en el sitio correcto..... disculpas yo he leido los comentarios y me parecen que aca participan personas mul cultas y manejan el tema super bien.

11.Publicado por Francisco Z. Lantoos el 09/07/2011 11:23
LA NUEVA IDEOLOGÍA QUE PODRÍA SALVAR EL FUTURO DE LA ESPECIE HUMANA Y RESTABLECER EL ORDENADO Y ARMONIOSO DESARROLLO DE NUESTRO MUNDO MANIFESTADO DENTRO DEL QUE REALIZAN SUS VIDAS TODOS LOS SERES ANIMADOS

El diagrama adjunto, tomando como ejemplo la antigua cultura de Grecia en un espacio de 2.000 años y nuestra cultura cristiana entre la época de Jesucristo y nuestros días, nos demuestra que la conducta y actividades de la especie humana no ha sido constante sino que oscilaba entre las tres posibilidades correspondientes a su naturaleza especial humana, compuesta de naturaleza espiritual e instintiva, y dependiendo de sus valoraciones de una u otra parte obtuvo su “filosofía del mundo y de la vida”, que guiaba sus conductas, así, en el periodo arcaico de la antigua cultura de Grecia y la Edad Media de nuestra cultura cristiana, al coincidir en esencia la “filosofía exageradamente espiritual del mundo y de la vida” entre ambos, estas sociedades intentaban vivir de acuerdo con la misma, la cual, al no reconocer las justas necesidades de la otra parte de la naturaleza especial humana se han creado distintos tipos de males. En su intento de eliminarlos he descubierto que la causa de sus fracasos ha sido la exagerada atención de las necesidades de la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza, y a través de un lento proceso evolutivo han obtenido el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, el único estado que corresponde a la perfección humana. Este estado ideal que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en el Renacimiento de nuestra cultura cristiana y que duraba 200-250 años en ambas culturas ha permitido al hombre también adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y evitar con ello crear perturbaciones en su desarrollo ordenado y armonioso y anular de manera natural y espontánea todos los anteriores males causados por su errónea “filosofía del mundo y de la vida” y pérdida del estado perfecto de su naturaleza especial humana.

Empero, como los hombre en estos periodos de bienaventuranza no eran conscientes de la causa de estos acontecimientos, experimentando los resultados positivos y mejorar de nuevas conductas y actividades en el campo material y práctico de la vida, en su ciego optimismo en los nuevos resultados científicos en todos los campos de sus actividades, poco a poco estaban abandonando sus intereses hacia valores espirituales, llegando en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia y en nuestra cultura Cristiana, en nuestros día a una “filosofía del mundo y de la vida extremadamente materialista” que ha destruido otra vez el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, que como hemos visto es la condición indispensable para que el hombre pueda adaptarse también con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y anular con esto todos los males que por su errónea “filosofía del mundo y de la vida” a causado a él mismo como a la Naturaleza de nuestro planeta.

Como en el caso de la antigua cultura de Grecia, cuando se encontró la humanidad en este estado, el cambio necesario para eliminar sus males y encontrar la solución necesitada no ha sido posible por el proceso evolutivo sino esto se acabó por una destrucción irreparable, por una revolución espiritual, que consistía de una nueva “filosofía del mundo y de la vida”, pronunciada en este caso por Jesucristo, cuya idea, convertida en la ideología religiosa de nuestra cultura cristiana, ha abierto el camino para su desarrollo según he expuesto anteriormente.

Encontrándonos, por culpa de nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” en la misma situación como existía en la antigua cultura de Grecia en la época de Jesucristo, y tomando en consideración que nuestros males y nuestros poderes de destrucción son muchísimo más grandes que los que existían en aquellos tiempos, por falta de tiempo a nuestra disposición, el necesitado cambio tampoco se puede realizar por vía evolutiva y pacífica sino que esto se realizará forzosamente por un cambio abrupto y destructivo a través de una revolución espiritual, que basada en la Verdad sobre la Existencia poseerá la justa “filosofía del mundo y de la vida”, capaz de transformarse en una ideología religiosa en la que toda la gente pudiera participar con su conducta y actividades activamente.

Como la búsqueda de esta nueva “filosofía del mundo y de la vida” que se basará en la Verdad sobre la Existencia nace en la época de contradicciones entre la filosofía reinante de una sociedad y de la realidad, entre los hombres inquietos y preocupados por el futuro a quienes afecta más directamente la práctica de sus profesiones y entre ellos, por los tres más graves males que poseemos: la desenfrenada y antinatural expansión demográfica, el anormal crecimiento del consumo de energía de los hombres de nuestras sociedades, y la fiebre de las tendencias migratorias de la gente desde nuestras medianas y pequeñas ciudades y poblados hacia nuestras grandes ciudades existentes, convirtiendo estos asentamientos humanos en caóticas y deshumanizadas Metro y Megaciudades, indefinidas y vulgares conurbaciones, dentro de las que es imposible vivir en paz y desarrollar la vida en plenitud, es el arquitecto, cuya profesión es la más negativamente afectada, y para encontrar la causa de estos males y la solución para eliminarlos, él, está entre todos los profesionales, el que siente más la necesidad de completar sus actividades profesionales con la búsqueda de restablecer nuevamente la justa “filosofía del mundo y de la vida” perdida, que permitirá practicar su profesión para servir y fomentar las justas e intrínsecas necesidades de la naturaleza psicosomática de la especie humana.

Así es como experimentando nuestros innumerables e interrelacionados males, que no me han permitido ejercer mi profesión como ésta y mi deseo exigía, desde que terminé mi carrera, durante los últimos 45 años he dedicado parte de mi vida a la búsqueda de esta necesitada “filosofía del mundo y de la vida”, que a continuación expongo en su forma resumida, añadiendo que su contenido coincide en esencia con todas las grandes religiones existentes hoy, y sólo su transformación en sus formas practicadas es diferente lo que es debido a que como la esencia de cada una es Amor, adaptándose a las circunstancias dadas en su tiempo y espacio han tomado sus formas correspondientes en la práctica, y que como hoy, estas circunstancias, conocimientos centificos, costumbres, jerarquía de valores, etc., han cambiado en todas nuestras civilizaciones y que éstas coinciden en que todos exigen razones para sus creencias, esta nueva “filosofía del mundo y de la vida” tiene que basarse en la razón y demostrar su validez sólo en el contenido de sí misma, que como he expuesto anteriormente siendo esto Amor, que ha sido y es la esencia de todas nuestras grandes religiones, sólo se diferencia de aquellas en el método de exponerla basado en la razón, que corresponde a nuestras circunstancias.

No obstante, tratándose de la Verdad sobre la Existencia, que para nosotros se desarrolla en el tiempo infinito y la vida del hombre es finita en el tiempo y espacio ningún ser humano podría obtener la Verdad absoluta sobre la misma, empero, su verdad subjetiva que afecta directamente a su vida particular puede coincidir con la parte de esta Verdad absoluta y esta Verdad, que muchos hombres en el pasado han encontrado, es la que tenemos que encontrar nosotros también, pero esto nunca ha sido obra de una persona sino de muchos precursores que han preparado el camino para uno, a quien han favorecido las circunstancias en cada ocasión.

Así es como considero el trabajo presentando aquí MI TEORÍA SOBRE LA EXISTENCIA, para que sirva ésta como la primera piedra en el camino de la búsqueda de esta nueva ideología que sea capaza de abrir un nuevo y próspero camino para los supervivientes de nuestra futura cultura.

Madrid, 12 de Agosto de 2008
Ferenc Z. Lantos

12.Publicado por Jose Ignacio el 18/07/2011 18:20
El problema de la ciencia y la religión como dos visiones del mundo es que son opuestas y complementarias. Tal como una moneda. Una mira hacia un sitio y la otra en sentido opuesto. Una parte desde donde la otra deja de existir.
El problema radica en que una no puede pasar el límite hacia la otra ni la otra hacia la anterior.
La causa es que ambas admiten como un límite para ambas que no se puede conocer más allá de los sentidos. Lo que se percibe por los sentidos o sus prolongaciones, como las máquinas, no existe para la ciencia. Y, a partir de ahí, comienza la fe (religión).

Otro planteamiento que os propongo es partir del hecho de que el hombre está compuesto de varios cuerpos. Uno de ellos es el que llamamos cuerpo astral. Con él podemos realizar lo que se ha denominado viaje astral. No tiene nada de esotérico. Está al alcance de cualquiera con un mínimo de información.
El viaje astral permite ir más allá de donde nos llevan los sentidos y poder confirmar por nuestra propia experiencia lo que la religión informa o desinforma.
El viaje astral permite superar esta limitación porque donde no llega el cuerpo físico puede llegar el cuerpo astral. Por ello no se necesita la religión sino la experiencia.
El desdoblamiento astral es la misma realidad que el viaje astral. La terminología y cierta terminología no ayuda a acercar la realidad de los viajes astrales a quienes podría ayudar a superar esta dicotomía.

13.Publicado por Francisco Z. Lantoos el 07/10/2011 20:13
¿QUÉ CONOCIMIENTO HACE FALTA PARA ELIMINAR NUESTROS MALES Y ABRIR UN NUEVO CAMINO PARA NUESTRAS FUTURAS GENERACIONES?

Admitiendo ya que la causa del sobrecalentamiento de la Tierra y del cambio climático es la conducta del hombre contemporáneo, pero como este mal que experimentamos hoy no es el único, sino que existen simultáneamente muchos nuevos tipos de males que no existieron antes de la Revolución Industrial, si queremos eliminarlos haría falta conocer el porqué han ocurrido estos justamente en nuestros tiempos y cómo podríamos cambiar esta errónea conducta del hombre.

Para encontrar la justa contestación a esta aparentemente simple cuestión, como se trata nada menos de cómo conocer la verdadera naturaleza de la especie humana y su relación con el Mundo del que forma parte integrante y dentro del que tiene un papel específico, como los otros seres animados, al que para el perfecto y armonioso desarrollo y funcionamiento tiene que adaptarse con su vida a la perfección, el problema ya no es tan sencillo, sino que exige un conocimiento más profundo, de tipo filosófico, sobre “el mundo y la vida”, que sólo personas muy entregadas a este tipo de búsqueda podrían obtener.

Estas personas hoy, en nuestras sociedades materialistas, donde nadie, excepto la humanidad, podría obtener beneficios de sus investigaciones, son ignoradas y abandonadas a su suerte, por lo que pocos pueden desarrollar y divulgar sus ideas entre nuestras sociedades, existiendo, debido a esta falta muchas ideas improvisadas, precipitadas u contradictorias.

Empero, como yo me considero a mi mismo como una de estas personas inquietas y preocupadas por nuestro futuro, a continuación expongo el resultado de mis descubrimientos sobre “el mundo y la vida” y la real naturaleza de la especie humana que define su conducta y actividades.

Referente a esta conducta, el gran error en el pasado y aún en el presente de los hombres, sobre este asunto es que no se han dado cuenta de que mientras la conducta de los otros seres animados (animales) por debajo de su nivel, siempre era idéntica y perfecta para adaptarse a las Leyes de la Naturaleza, el hombre, aunque físicamente parecía idéntico, a lo largo de su historia, su conducta y actividades no ha sido idéntica y tomando la antigua cultura de Grecia y nuestra cultura Cristiana, éstas enseñaban tres muy diferentes tipos de conductas y actividades, y la causa de esto ha sido su especial naturaleza humana, que a diferencia de otros seres animados (animales), además de instinto, en el que está también impresa la Verdad sobre la Existencia del Mundo y de la vida, que guía la conducta de los animales, el hombre también posee Espíritu que es idéntico con el Espíritu Supremo, con el Amor Puro, y que posee sus dones y facultades innatas de conciencia, conocimientos y Fuerza Creativa a través de la que puede conocer la Verdad sobre la Existencia.

Empero, como estos dos dones de su naturaleza no están separados sino que están fusionados en una unidad inseparable, la influencia de uno sobre el otro puede modificar ambos, y dependiendo de esto, el hombre puede obtener su propia libertad para sus actos y tener tres posibilidades para elegir su conducta, a saber:
1/ Puede sobrevalorar sus necesidades espirituales a costa de sus necesidades físicas instintivas, situación que existía en la época Arcaica de la antigua cultura de Grecia y en la Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
2/ Puede llevar sus dos necesidades (espirituales y físicas) en el justo equilibrio, situación que existió durante la época Clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
3/ Puede sobrevalorar sus necesidades físicas instintivas a costa de sus necesidades espirituales, situación que existía en la época del Helenismo en la antigua cultura de Grecia y en nuestras civilizaciones desde la Revolución Industrial, extendido esto ya por todas las partes de nuestro planeta.

Aunque durante estos períodos el aspecto físico de los hombres prácticamente eran idénticos, al ser diferente su “filosofía del mundo y de la vida” y el estado psicosomático de su naturaleza especial humana, sus conductas y actividades eran muy diferentes y juzgando el resultado de cada caso y demostrado por la historia, el hombre sólo pudo alcanzar la perfección cuando logró establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual y la instintiva de su naturaleza especial humana, y es sólo cuando logra adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y evitar con ello causar disturbios al ordenado y armonioso desarrollo de nuestro Mundo Manifestado del que dependía el bienestar de todos los seres animados que lo componen y su felicidad.

Aprendemos de esta historia también de que el primer caso en ambas culturas por sus erróneas “filosofías del mundo y de la vida”, que sin saberlo guiaban sus conductas y actividades, al no coincidir éstas con las Leyes de la Naturaleza, se han creado disturbios al perfecto y armonioso desarrollo del Mundo Manifestado y muchos tipos de daños en las vidas de estas sociedades, las que mientras no lograron cambiar su errónea “filosofía del mundo y de la vida”, ninguna intención ayudaba para eliminar aquellos, que sin embargo, al lograr establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, que ha ocurrido en la época Clásica de la antigua cultura de Grecia y en el Renacimiento de nuestra cultura Cristiana, todos han desaparecido de manera natural y espontánea.

Mientras duraba este feliz estado de su naturaleza, el hombre obtuvo su perfección humana y no le costo nada adaptarse con su conducta a las Leyes de la Naturaleza, vivir en armonía con el desarrollo de nuestro Mundo Manifestado, sin crear ningún mal, recuperando sus más altas capacidades en todos los campos de sus actividades creativas, conocimientos prácticos y científicos que su vida necesitaba.

Desgraciadamente al no ser consciente en aquel momento de la importancia del papel del estado psicosomático de su naturaleza en su conducta, al experimentar las mejoras obtenidas en su vida cotidiana con los resultados obtenidos en los campos de sus actividades prácticas y científicas, él, en su optimismo en estos avances, poco a poco empieza a interesarse más en su futuro desarrollo físico que de los valores espirituales, perdiendo con ello el perfecto estado psicosomático de su naturaleza acabando en su tercera posibilidad; en su materialista “filosofía del mundo y de la vida” que existía en la época Helenística en la antigua cultura de Grecia y que existe desde la revolución Industrial, extendido esto ya por todas partes de nuestro planeta.

En la historia de la antigua cultura de Grecia vemos que cuando existía esta falsa “filosofía del mundo y de la vida”, los males que se manifestaron no han podido eliminarlos, sino llevar el erróneo modo de vida hasta su fin, esto se acabó con una destrucción irreparable, y el necesitado cambio se ha realizado de modo abrupto y destructivo, en cuyo ambiente ha nacido una nueva idea sobre “el mundo y la vida”, pronunciada en esta ocasión por Jesucristo, abriendo con ello un nuevo camino para la futura generación, lo que, al no captar la esencia de su mensaje, sus seguidores han convertido éste en una ideología religiosa exageradamente espiritual, con lo que se empezó el desarrollo de nuestra cultura Cristiana tal y como estaba expuesta anteriormente.

Aprendiendo de estos ejemplos y encontrándonos hoy, debido a nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” que dirige nuestra conducta y actividades, y sabiendo que la causa de todos nuestros manifestados males que están produciéndose hoy es esta falsa “filosofía del mundo y de la vida” y el degenerado estado de nuestra naturaleza, que mientras no logramos cambiarlas y establecer el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana ningún intento valdría para eliminar estos males, tenemos que buscar la posibilidad de cómo introducir esta justa “filosofía del mundo y de la vida” que será capaz de restablecer el perfecto estado de nuestra naturaleza psicosomática.

Haciendo esto, como este tratamiento indirecto de nuestros problemas no dará unos resultados inmediatos sino que exigirá un tiempo más largo, que por la gravedad de nuestra situación no tenemos, nuestras sociedades rechazan este tipo de enfoque e investigaciones, logrando con esta postura sólo posponer un poco más el inevitable catastrófico fin de nuestras civilizaciones.

Aunque sabiendo que por la situación en la que nos encontramos ya no se pueden salvar nuestras civilizaciones de una destrucción planetaria, pero conociendo que la causa de todos nuestros males es la extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y el degenerado estado de nuestra naturaleza psicosomática, y que la solución es recuperar la justa “filosofía del mundo y de la vida” y el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, independientemente que esto podría introducirse ya o sólo sería aceptada y lograda por nuestra futura generación, las personas preocupadas por el futuro de la humanidad tendría que empezar, cada uno en su campo de actividades, a elaborar la solución, que en nuestras circunstancias, corresponde para obtener este objetivo.

Esta tarea sólo podría realizarse dentro de un círculo formado por la elite de nuestros profesionales, y una persona sólo podría trazar un programa provisional para que fuera completado y ratificado por los miembros que formaran el equipo.

No obstante, mientras no exista este equipo y si yo formara parte del mismo, yo, en el campo de mi profesión como arquitecto, propondría que la arquitectura fuera capaz de satisfacer y fomentar las justas e intrínsecas necesidades de la naturaleza especial humana y ayudar con su ambiente a establecer la justa “filosofía del mundo y de la vida” en su extensión total que serán nuestras ciudades y poblados, éstas tendrían que ser definidas en su extensión, ordenadas en su estructura, funcionales en su distribución del uso, expresivas de su contenido, bellas en sus formas y encajando armoniosamente con su medio ambiente. Cada ciudad, independientemente del tamaño de su escala humana, tendría que ser orgánica, lo que significaría que tendría que tener un sistema similar al de un organismo vivo, como los cuerpos de los animales o cuerpo humano, que cada uno tiene un cerebro, que en el caso de la ciudad sería el centro administrativo, un corazón, que en las ciudades sería el centro espiritual y religioso, unos pulmones, que aquí serían los parques, campos recreativos, el hígado y riñones que corresponderían a los centros culturales, sociales, hospitales, etc., un estómago que correspondería a los centros comerciales, zonas industriales, y el resto del cuerpo físico que serían las zonas residenciales y las arterias de sangre y nervios, a las redes de calles rodadas y calles peatonales, todos ocupando los lugares correspondientes a los papeles que representan en el conjunto. Para poder realizar este sistema, el máximo tamaño de la ciudad no tendrá más de un millón de habitantes, el ideal sería el de medio millón de habitantes y valdrían todos por debajo de estos tamaños.

Los edificios singulares tendrían que ser funcionales, expresivos de sus contenidos, económicamente concebidos y bellos en sus aspectos formales, que aquí significaría justas proporciones entre sus volúmenes y espacios, perfecta adaptación a su medio ambiente constructivo y natural, utilizando materiales naturales y locales y colores de fachadas correspondientes a las condiciones climáticas y geográficas.

Como por la antinatural y desenfrenada expansión demográfica y tendencia migratoria desde las zonas rurales y conflictivas hacia nuestras grandes ciudades existentes que se han convertido en enormes Metro y Megaciudades e indefinidas Conurbaciones entre las que ya existen 30 de 5-20 millones de habitantes, y cuya tendencia es la de continuar este proceso de concentración deshumanizado, hoy, por falta de interés hacia estos tipos de ciudades y poblados que se basan en las justas e intrínsecas necesidades de nuestra naturaleza especial humana no se puede realizar, sólo valdrán para los supervivientes del catastrófico final de nuestras civilizaciones y para las futuras generaciones que agradecerán esta solución que ellos necesitarán.

Madrid, 11 de Mayo de 2009
Franctsco Z. Lantos



14.Publicado por Francisco Z. Lantoos el 07/10/2011 20:42

¿CÓMO PODRÍAMOS INTRODUCIR LA NUEVA Y JUSTA “FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA” Y RESTABLECER EL PERFECTO EQUILIBRIO ENTRE LA PARTE ESPIRITUAL E INSTINTIVA DE NUESTRA NATURALEZA ESPECIAL HUMANA, LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA PODER ELIMINAR NUESTROS INNUMERABLES E INTERRELACIONADOS MALES, Y ABRIR CON ELLO UN NUEVO CAMINO PARA NUESTRA FUTURA GENERACIÓN?

Para contestar a esta pregunta hace falta conocer la naturaleza real del hombre, que es una cuestión filosófica y está relacionada con la Verdad sobre la Existencia. En esta verdad que he desarrollado en mi ensayo Mi Teoría de la Existencia está basada mi teoría sobre la posibilidad de introducir en nuestra situación esta nueva idea que necesitaremos para cambiar nuestra falsa “filosofía del mundo y de la vida” y restablecer el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana.

Lograr este objetivo, sabiendo qué es lo que está mal y que es lo que tenemos que cambiar, puede parecer para mucha gente fácil, ya que sólo tendríamos que convencer a la gente de las ventajas de este cambio, método que actualmente todas las personas que se dedican a este tema proponen, pero desgraciadamente sin éxito, ya que nadie está dispuesto a cambiar su modo de vida y de cuya consecuencia nuestros males se multiplican y se aumentan.

La razón de esto es el desconocimiento de la naturaleza real de la especie humana por parte de quienes están estudiando este tema, ya que como la conducta y actividades del hombre no es preestablecida ni invariable, como la de los otros seres animados (animales) por debajo de su nivel sino que, al estar su naturaleza compuesta no sólo de Instinto, como en los animales, sino también de Espíritu, dependiendo de su valoración de una parte sobre la otra, él tiene 3 posibilidades para elegir su vida: 1/ puede sobrevalorar la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza especial humana, situación que existió en la época de la Edad Media, 2/ puede prestar la misma atención hacia ambas partes de su naturaleza y llevarlas en su justo equilibrio, situación que existió en la época del Renacimiento, 3/ puede sobrevalorar la parte instintiva a costa de la parte espiritual de su naturaleza especial humana, situación que existe desde la Revolución Industrial, extendiéndose ya por todas las civilizaciones de nuestro planeta.

Estos tipos de estado de su naturaleza definen su jerarquía de valores y su “filosofía del mundo y de la vida” que dirige su conducta y actividades, y mientras mantiene este estado ningún consejo servirá para hacerle abandonar su modo de vida, aunque reconocerá sus consecuencias negativas.

Aceptando este hecho y encontrándonos con nuestra extremada materialista “filosofía del mundo y de la vida” y la degeneración de la parte espiritual de nuestra naturaleza, es esta la que tenemos que recuperar primero, para obtener el justo equilibrio perdido de nuestra naturaleza psicosomática.

Para lograr este propósito lo primero que tenemos que hacer es hacer interesarse a la gente por sus religiones, las que sean capaces de proporcionar alimento espiritual a sus fieles (seguidores). Haciendo esto, aunque todas las grandes religiones que han existido a lo largo de la historia en esencia reflejan los mismos principios, y se basan en ideas de grandes pensadores sobre el mundo y la vida, que según las condiciones geográficas, culturales, costumbres, etc., de cada caso han tomado diferentes formas para practicarlas, quedando algunos desfasados para los grandes cambios, que se han realizado durante 2.000 años, perdiendo con ello fuerza y atracción, pero como el hombre, al poseer razón con la que puede juzgar y valorar los acontecimientos a su alrededor, está obligado a formar una idea sobre lo que ve y experimenta, y este conocimiento es la base de todas las religiones, que son la traducción de estas ideas en un medio más simple y accesible para la gente llana de los pueblos.

Tomando en consideración que en nuestros tiempos están mucho más desarrolladas las ciencias en todos los campos de nuestras actividades, y recogidos sus resultados en libros y medios de comunicación, pienso que esta idea, base de nuestras renovadas religiones, tendría que basarse más en su contenido que en su forma, practicada durante estos tiempos.

Esta idea que en esencia coincide con todas las grandes religiones existentes y que es Amor, justamente que se ha perdido en la mayoría de éstas, es lo que nosotros tendremos que restablecer.

Haciendo esto, como la base de toda la Existencia es Amor, este se manifiesta en dos formas; en su forma Pura, cuando actúa como Causa o engendradora de su segunda forma, que se manifiesta en el proceso de su Autorrealización, reflejando su Amor como Belleza.

Para descubrir este hecho basta ver las formas físicas de cada especie (sean éstos animales mamíferos, reptiles, peces, pájaros, etc.), todos tienen unos cuerpos tan perfectamente concebidos que no se puede ni añadir ni quitar nada sin destruir sus perfecciones y bellezas que reflejan, pero si contemplamos sus conductas, estas relaciones irradian un Amor y Belleza que sólo poetas podrían describirlas. Y si profundizamos nuestra investigación en la naturaleza de cada animal, sea éste un elefante, tigre o insecto o nuestra propia naturaleza, descubriremos también que cada célula que forman los órganos de estos organismos vivos, también están concebidos con tal perfección que sólo los biólogos y científicos pueden estar impresionados por lo que ven.

Todas estas experiencias nos llevan obligatoriamente a la existencias de un Supuesto Creador, cuyo reconocimiento nos daría un respeto y alegría para nuestro espíritu, analógicamente, quien recupera su sensibilidad artística y disfrute de las bellezas encontradas en las obras creadas por verdaderos artistas, sea ésta una pieza de música, pintura, escultura, arquitectura o poesía, agradecerán a sus creadores y sentirán un respeto casi religioso hacia ellos.

Una vez definida esta nueva “idea sobre el mundo y la vida” para nuestra sociedad, sus seguidores tendrían que convertir esta idea en una ideología religiosa que con un lenguaje accesible a todo el mundo podría extenderse y practicada por todos.

No obstante, para lograr poner en práctica este cambio en nuestra situación, cada persona puede aportar soluciones. Yo en mi libro “De filosofía y arquitectura” desarrollé esta “idea sobre el mundo y la vida” que tanto necesitamos en este tiempo de transición y que he ido traduciendo esto en varios ensayos de temas relacionados con nuestra vida en mi otro libro “En busca de la plenitud humana” que en 34 capítulos he dirigido mis mensajes a los estudiantes de distintas profesiones de como tratar la profesión para que ésta sirva como fuente de inspiración y puente hacia la autorrealización.

Además de estos libros, siendo yo arquitecto, basado en esta necesitada “idea sobre el mundo y la vida” y su correspondiente teoría, he elaborado en mi libro “La vivienda y las ciudades: la construcción del mundo del mañana”, en seis volúmenes, el que ha sido el tema del XVI Congreso Internacional de la U.I.A., desarrollé El tamaño estructura y forma ideal de los futuros asentamientos humanos (ciudades y poblados) y viviendas.

Estas ciudades y viviendas, como pretenden servir y satisfacer las justas e intrínsecas necesidades de la naturaleza psicosomática de la especie humana, son válidas tanto para nuestras civilizaciones como para las futuras generaciones y serán aplicables en cualquier parte del mundo.

Madrid 14 de Mayo de 2009
Ferenc Z. Lantos

15.Publicado por Alejandro Troyán el 27/11/2011 05:04
www.holofractico.es

16.Publicado por Alejandro Troyán el 27/11/2011 05:06
El método holofráctico tiene la clave.

17.Publicado por Champi el 01/02/2012 17:58
Muy interesante, pero aqui os dejo otro punto de vista neutro, sobre el fanatismo. http://laideaderomperideas.blogspot.com/

18.Publicado por pablo el 17/03/2012 19:00
RELIGION Y CIENCIA

Religión: Creación y expansión.
Dios creo todo, el universo, galaxias, estrellas y planetas. Luego en nuestro planeta separo la tierra de las aguas formando los mares sobre el cual aleteaba el espíritu de Dios. Y dijo Dios que pulule en las aguas un hormigueo de seres vivientes y viendo que era bueno dijo, que se multipliquen los peces del mar, las aves del cielo y los animales de la tierra.
Ciencia: creación y expansión.
En un principio fue la explosión del Big Bang que formó el universo en expansión que existe. Cuando la Tierra se enfrió un poco, surgieron los mares o caldo primigenio, donde surgió la vida por primera vez. Definiéndose esta como auto replicadores con código de datos o genético (ADN). Las células fueron el primer auto replicador complejo, que evolucionaron agrupándose y multiplicándose de tal forma que crearon los primeros cuerpos o máquinas de supervivencia y procreación de los genes. Por lo tanto la vida o “ente” que evoluciona por selección natural es el gen y no el individuo, grupo o especie. El gen vive millones de años en el núcleo de la célula viajando de
Cuerpo en cuerpo por replicación o reproducción.
Religión: Caíd a.
Un DIA un Ángel principal de Dios, se revelo contra El y fue expulsado del paraíso, pervirtió al hombre para que comiera del único fruto prohibido por Dios, el del árbol de la ciencia de lo bueno y de lo malo (del juicio, de la razón, de la cultura consciente, etc.),por eso el hombre también fue expulsado del Paraíso para que no pudiera comer de su principal árbol: el árbol de la Vida (el Espíritu de Dios, los genes) y así
no morir jamás. Por eso el hombre no sirve al Espíritu de Dios sino al espíritu del mundo (Satán).
Ciencia: Caída
En la evolución por selección natural su principal herramienta es la cultura (inconsciente), pero en el hombre llegó a tal sofisticamiento que en cierto momento adquirió consciencia de si misma y plasmó esa consciencia en la personalidad o ``Yo”de las maquinas de supervivencia humanas. Desde ese momento el hombre se separo del resto de la naturaleza ( de la vida ) y sintiéndose superior comenzó su conquista, llevando a las demás especies casi a su extinción, y consumiendo y multiplicándose de tal forma que contaminamos todo el planeta.
La cultura solo quiere conquistar, subir su Estatus Quo y nosotros no servimos a los genes, servimos a la cultura ( un virus).
Religión: Redención.
Jesucristo vino para mostrarnos la Verdad. Que no vivimos ni servimos a Dios y su Espíritu, sino que vivimos y servimos al Diablo. Si queremos volver a nuestro Padre, tenemos que morir para el mundo y volver a nacer en el Espíritu. O lo mismo ser como un niño recién nacido no contaminado por el mundo. Dejar de perseguir las riquezas y el poder y seguir el amor y la vida. El Espíritu de Dios da vida a todo ser y su sabiduría y conocimiento es completo y objetivo. Si seguimos al diablo, mundo, cultura etc., nuestros conocimientos siempre serán parciales y subjetivos, en vez de crear desparramamos.
Amaras a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo, puesto que todos somos Uno.
Ciencia: Redención.
Parásitos: bacterias y virus, que son vida porque son replicadores con sistema de datos genéticos, que se replican o se reproducen fuera e independiente de nuestras células ó sistema reproductivo. Los hay que cooperan con nuestros genes y cuerpos y los hay que compiten contra nuestros genes por sus maquinas de supervivencia ó cuerpos.
Cultura inconsciente: virus que coopera con la mayoría de los seres con cerebro.
Cultura consciente: virus con una evolución y replicación súper rapidísima, que compiten contra nuestros genes por su maquina de supervivencia ó cuerpos, ejm. Todo animal siente celos cuando desaparece un ser querido, pero la influencia genética retira ese sentimiento rápido porque daña las terminaciones nerviosas Ila sensibilidad de los sentidos, en el hombre la cultura intenta solucionarlo sicológicamente extendiendo el sentimiento por mucho tiempo y con mucho daño.
El gen siempre persigue la supervivencia y procreación para su eterización. La cultura Semprn persigue estatus-Cho ,q poder y riqueza para sentirse superior a todo lo demás.
Si seguimos al virus de la cultura contaminamos y destruimos la naturaleza sin darnos cuenta que la vida son los genes, y que animales y plantas compartimos los mismos genes, por lo tanto nos destruimos a nosotros mismos ya toda la diversidad genética.
Religión: conclusión.
Apocalipsis. Dios no permitirá que el demonio acabe con la vida en la Tierra, y en la gran batalla vencerá al demonio, mundo, sistema, cultura etc. Y reinara en la tierra el Espíritu de Dios, la Vida, los Genes etc.
Ciencia: conclusión:
Pronto habrá una gran destrucción del hombre y quizás de los mamíferos por causa económica, Guerra, contaminación, es decir cultural. Pero la vida Sige porque compartimos los genes con todos los seres vivos. Si no ocurre esto quiere decir que el virus de la cultura a vencido a los genes y a encontrado un nuevo hogar en algún computador con auto-aprendizaje, y el hombre acabará como en la película termineitor ò matrix.
El gen crea e influye sobre su maquina de supervivencia y procreación. El Meme no sabe crear su maquina de supervivencia, pero influye y se procrea en la maquina del gen manipulándola para que solo le sirva a ella.
El virus de la cultura, los Memes habitan en la humanidad desde hace muchísimo tiempo haciéndonos la vida mas fácil y mas lujosa ahora en especial nos adula con toda clase de maquinas, luces colores, sabores y lujuria, porque hemos llegado al momento en que podemos construirle su propia maquina de supervivencia, pero con esa cantidad de Memes que tenemos también podríamos entender la “ TRAMPA”

19.Publicado por danisa a el 23/05/2012 03:28
que puedo decir como un resumen en un debate sobre la creacion del mundo tanto religios y cientifica

20.Publicado por fernado el 17/08/2012 16:44
creo que la ciencia y creer que EXISTE UN DIOS pueden ser compatibles, sólo que el hombre debería dejar su orgullo y aceptar que existe un creador. No creo que ser un científico y a la misma vez creer en que indiscutiblemente exista un creador sea malo; malo es cuando la creación quiere por todos los medios borrar por completo a su CREADOR e inventar teorías que el universo se creó de la nada o que nuestro origen proviene de la evolución de mono; de la nada sólo puede salir nada y ; en lo único que nos parecemos al mono es cuando hacemos bestialidades como asesinar, dejar que muchos mueran de hambre ; robar, cometer injusticias, mirar por encima del hombro a nuestros semejantes, levantar falsos testimonios, etc. se que me criticarás pero lo peor que puedes hacer es negar a tu creador.

21.Publicado por Francisco Z. Lantos el 07/10/2012 20:08
TRANSFORMACIÓN DE MI “FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA” EN SU CORRESPONDIENTE IDEOLOGÍA

Basada en mi “TEORÍA DE LA EXISTENCIA” (mi filosofía del mundo y de al vida), la esencia de todo lo que existe en el Universo es AMOR que no es un atributo de algo o alguien, sino sustancia de sí mismo, y como tal es inmaterial de Existencia Espiritual que en su estado puro posee una Conciencia y Conocimiento Absoluto sobre sí mismo y Fuerza Creativa para guiar su proceso de Autorrealización.

En este proceso, obedeciendo el AMOR PURO a su naturaleza actúa como Causa de nuestro mundo manifestado cambiando la forma pero no la esencia de su naturaleza única e intrínseca. Así, en principio, cuando en este proceso su Autorrealización sólo existían elementos inanimados sin sentimientos este AMOR PURO se transformó en Atracción Física manifestándose como gravitación y magnetismo, que en su evolución y desarrollo preparó la escena para que nacieran los seres animados (animales y vegetales) con sentimientos manifestando el AMOR como Atracción Afectiva, y tipo idéntico en cada especie impresa en sus Instintos. Y como en el proceso de desarrollo de la Autorrealización, del AMOR PURO en su estado que aún no ha recuperado su Conciencia y Conocimiento Absoluto, a falta de esto, estos seres animados (animales) no pueden modificar el tipo de AMOR impreso en sus Instintos sino sólo disfrutar su efecto positivo.

Empero, como en el caso de una semilla de vegetales o un óvulo fertilizado de unos animales su evolución y desarrollo se dirige hacia la recuperación de sus estados de origen, de la semilla o óvulo fertilizado, así, el desarrollo de nuestro mundo, cuya semilla es el AMOR PURO se dirige hacia la recuperación de su estado original que es el AMOR PURO y Consciente de sí mismo, llegando en este proceso de desarrollo al estado representado por el hombre cuando este tipo de AMOR CONSCIENTE ya forma parte de su naturaleza especial humana.

Esta parte de su naturaleza a la que llamamos Espiritual y que posee todos los dones del AMOR PURO como parte integrante de su naturaleza somática, en cuyo Instinto está impreso el mismo tipo de AMOR que en el Instinto de los animales, ninguno de los dos puede funcionar en su pureza sino dependiendo qué valor da el hombre de una u otra parte el AMOR se modifica y obtiene un carácter diferente y especial, que sólo en la vida de la especie humana puede presenciarse.


Observando la historia de la conducta y actividades del hombre en nuestra cultura Cristiana descubrimos que debido a su especial naturaleza, en la Edad Media, cuando se sobrevaloraba la parte espiritual a costa de su parte instintiva, en esta mezcla nuestro tipo de AMOR se convertía defectuoso, cayendo en contradicción con su real contenido, ya que este no se extendió de igual manera a todas sus exigencias sino que se dirigió sólo hacia sus seleccionados casos.

Empero, cuando los hombres de estas sociedades han prestado la misma atención entre la parte Espiritual e Instintiva de su naturaleza especial humana y cuando han logrado establecer el justo equilibrio entre ambas, situación que ha ocurrido durante la época del Renacimiento de nuestra Cultura Cristiana, el AMOR PURO que poseía su Espíritu y el AMOR PURO transformado en su Instinto, en lugar de modificar sus reales naturalezas, se reforzaban unos con otros, el AMOR que poseía su naturaleza obtuvo su perfección y permitía al hombre sentir su unión con TODO lo existente, y gracias a este conocimiento descubre que a diferencia del AMOR inconsciente implantado en las vidas de los animales, en su caso ahora es consciente y como tal él no tiene que hacer nada sólo obedecer a su naturaleza especial humana, que siendo AMOR no puede hacer otra cosa que unirse con la Existencia Real del AMOR PURO creando AMOR con su conducta y en todos los campos de sus actividades.

Esta privilegiada situación que desde la Revolución Industrial de nuestra Cultura Cristiana, al sobrevalorar las necesidades de la parte Instintiva a costa de las necesidades de la parte Espiritual de nuestra naturaleza especial humana, en esta mezcla, el nuevo tipo de AMOR se convertía otra vez defectuoso y de tipo egoísta, incapaz de sentir AMOR con la misma fuerza a toda la existencia, creando injusticias, daños y sufrimientos a todos los seres animados que componen nuestro Mundo Manifestado dentro del que se realizan todas las vidas, es demostración que para que dentro de la naturaleza de la especie humana podría desarrollar el AMOR con su naturaleza única e intrínseca como ocurre en el caso del AMOR PURO en su estado prístino cuando actuaba como Causa y semilla de su forma Realizada, es sólo posible si logra establecer el equilibrio entre la parte Espiritual e Instintiva de su naturaleza especial humana, en la que se basa MI TEORÍA DE LA EXISTENCIA.

Para poder poner en práctica esta teoría y obtener este estado perfecto e ideal en que cada persona podría obtener este conocimiento directamente, sin la necesidad de filosofar, que al lado de los quehaceres de cada uno muy poca gente podría realizar, intentaré exponer el camino necesario para obtener este bienaventurado estado.

Haciendo esto y demostrado con los argumentos previos que en esencia sólo existe AMOR y su producto la Bondad, y las maldades son productos del defectuoso estado del AMOR PURO, todos los seres animados y los niños procreados de padres sanos en alma y cuerpo nacen sanos que poseen el AMOR PURO. Para mantener este AMOR, los niños, en sus edades tiernas, tendrían que recibir de sus padres, abuelos y de todo el mundo un AMOR justo y no blando, enseñando disciplina y respeto hacia sus mayores.

Llegando a la edad de la pubertad, cuando empieza su formación en la escuela infantil y se encuentran en compañía de otros niños y niñas, los profesores tienen que enseñar con paciencia pero con severidad y sobre todo con AMOR logrando que los niños en sus juegos no sean egoístas sino amables unos con otros.

El objetivo principal de la educación tendría que ser el de levantar el interés por la creatividad y por las bellezas que existen no solamente en las obras creadas por los artistas sino las producidas por la Naturaleza, especialmente de los cuerpos de los cachorros de los animales que se encuentran a su alrededor.

Además de todo esto, el edificio dentro del que están conviviendo con sus compañeros tendría que ser bello y con una escala apropiada a sus edades, ya que este ambiente construido tiene gran influencia en la formación de sus mentalidades.

Cuando llegan a las escuelas primarias y empiezan a formarse sus propias ideas sobre el mundo y la vida tiene mucha importancia el programa de las clases en las que las asignaturas más importantes tendrían que ser:

• La religión de sus padres y en la que han nacido que cada una de las grandes religiones están en esencia basadas en el AMOR y lo que se enseña es la interpretación en la práctica reducida en conceptos morales. Conocer esto salva de maldades a los que creen en estas enseñanzas.
• El idioma para tener el instrumento necesario para poder comunicar pensamientos de cada uno.
• Matemáticas, que además de su utilidad práctica es el más puro juego mental que ayuda a los niños a descubrir la lógica y el orden en el que se basan las grandes obras creadas por el hombre y lo que existe en la Naturaleza.
• La historia y la geografía de su país.
• El dibujo, aprovechando éste para inculcar en los niños el interés hacia la creatividad.
• La botánica y vida de los animales.
• Gimnasia, asignatura muy importante, ya que cuidar el cuerpo es tan importante como cuidar el alma. Hará falta crear intereses para practicar el deporte,

En la escuela secundaria, hasta el bachillerato cuando los niños y niñas ya tienen 14-18 años y cuando empiezan a formar sus opiniones sobre el mundo y la vida, y cuando sus enseñanzas ya no sólo la obtienen en las escuelas, sino a través de los medios de comunicación (televisión, radio, prensa, revistas, computadores, etc.) y de la forma de vida de sus edades (botellones, discotecas drogas etc.) con programas y costumbres inmorales, incultas y violentas, para contrabalancear estas influencias negativas es muy difícil, pero sin lograr esto, las enseñanzas que además en estas escuelas las asignaturas ya están politizadas y enfocadas desde el punto de vista casi exclusivamente en la práctica para que el alumno, terminados sus estudios pueda tener un conocimiento aprovechable y convertirse en una persona útil para su sociedad aunque sin una formación cultural, ya que con esto no se puede hoy ganar la vida.

En lugar de este tipo de formación, la enseñanza en este nivel tendría que basarse más en la preparación de los estudiantes en un conocimiento general sobre el mundo y la vida, en la que tendría importancia:

• La historia de las religiones.
• La historia comparativa de la conducta y actividades de los hombres en los campos de arte, literatura, música, ciencias naturales, etc.
• Biología y ciencias naturales, física y química y geografía.
• Matemáticas
• Dibujo

Todos estos estudios en un nivel más alto que en la escuela primaria. El resultado de este tipo de enseñanza será la preparación de los estudiantes para ver y juzgar las cosas holísticamente, tener una formación cultural, formación necesaria para que los estudiantes en las Facultades de las Universidades podrían valorar correctamente los contenidos de las asignaturas y poder aprovechar lo esencial de cada una.

Con esta formación, los estudiantes que terminaran sus carreras no serían unos especialistas incultos e incapacitados para relacionar sus conocimientos fragmentarios en el conocimiento general, sólo en que tienen sentido los conocimientos parciales, y en este desfase no ver uno la causa de todos ellos y llegar a identificarse con su vida con la misma.

Ahora bien, sin poder anular nuestros innumerables males que han surgido de nuestra falsa “filosofía del mundo y de la vida” y que ha destruido el perfecto estado psicosomático de nuestra naturaleza especial humana que dirige nuestra conducta y actividades, el tipo de educación y formación de nuestra futura generación no será efectivo, ya que esto sólo servirá si los hombres hubieran estado dispuestos a abandonar sus erróneos modos de vida, de los que aún no están convencidos, por lo que este necesitado cambio sólo podría realizarse llegando hasta el fin de la posibilidad de empeoramiento de nuestra situación, que se terminará con una destrucción planetaria, cuando los supervivientes, aprendiendo de esta catástrofe, estarán dispuestos a abrirse a esta nueva “filosofía del mundo y de la vida”

Madrid, 16 de Enero de 2009
Francisco Z. Lantos

22.Publicado por Alberto Canen el 11/10/2012 17:01
Creo que la ciencia explica lo que Dios ha creado. Así que no debería existir conflicto entre ciencia y religión. Les dejo un libro que puede ser interesante a la hora de desentrañar el relato de Creación del Génesis y su comparación con la cienci en base a los últimos descubrimientos astronómicos. Lo pueden descargar de http://www.albertocanen.com es El observador

23.Publicado por Javier el 11/03/2013 00:51
Tenemos que reconocer que la ciencia también tiene un punto de fé. Me explico, en muchas ocasiones nos creemos las explicaciones científicas sin entenderlas, es más, hay algunas teorías, razonamientos y demostraciones que están al alcance de muy pocas personas pero tenemos nos creemos lo que dice la comunidad científica.

Saludos.

24.Publicado por Francisco Z. Lantos el 21/05/2013 13:09
AMOR, LA ÚNICA REALIDAD DEL UNIVERSO

El Universo es similar a cualquier planta o animal que empieza con una “semilla”, un huevo o un óvulo fertilizado en los que existe el correspondiente código genético que dirige el proceso de materialización en sus crecimientos, produciendo al final de su desarrollo el mismo tipo de semilla, huevo y óvulo fertilizado, terminando con ello un ciclo de sus existencias, con la capacidad de iniciar un nuevo ciclo de las mismas características.

En el caso del Universo esta semilla con la que se inicia el proceso de su realización es Amor Puro, que no es un adjetivo de algo o alguien sino es como substrato y que es inmaterial y es como una Existencia Espiritual que posee Conciencia y Conocimiento Absoluto y una Fuerza Creativa que actúa como su código genético en el proceso de su Autorrealización, transformando su Amor Puro y Universal a través de su Corporización en elementos inanimados (Minerales y metales) y seres animados (Vegetales, especies animales y el hombre) en distintos tipos de amores particulares, dentro de los que la Realidad Esencial, el Amor Puro, experimenta y disfruta un amor particular en infinitas formas y maneras.

Al igual como una planta una vez depositada la semilla en una tierra fértil, primero hecha raíces, después el tallo, las ramas, hojas, la flor y finalmente la semilla, cuyo proceso se realiza en orden y armonía que irradia belleza, la otra cara del Amor, así, esta obra que abarca Toda la Existencia también se desarrolla según las leyes que corresponden a la naturaleza única e intrínseca del Amor Puro y cuyo proceso lo refleja el cuadro y diagrama adjunto.(ver hojas Nº1 y 1/A)
Este cuadro y diagrama enseña claramente que en el Universo sólo existe Amor y esto se manifiesta en sus dos formas: El Amor con su forma Pura, cuando es Causa de su forma Autorrealizada, y ésta según en que medio se encuentra se manifiesta en infinitas formas y maneras siempre irradiando Belleza, que al alcanzar su total desarrollo y recuperar nuevamente el Amor Puro, su única e intrínseca naturaleza y Conciencia Absoluta, iniciar nuevamente otro ciclo de su Eterna Existencia.

Madrid, 21 de Mayo de 2013
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

25.Publicado por Buena Charla el 16/08/2013 19:01
encuentro que esta informacion es muy buena pero quien es ese tal galileo se cree tremenda cosa

26.Publicado por el nombre no importa el 27/08/2013 22:31
yo creo que la religión y la ciencia van de la mano.
Este jodido y egoísta mundo (población) prefiere pelear entre ellos, solo para ver quien tiene la razón, y lo que no toman en cuenta es que si estamos en este planeta es porque alguien nos puso aquí, no se como, ni por que, pero si estamos aquí, fue por un propósito.


:)

27.Publicado por Francisco Z. Lantos el 15/02/2014 19:42
- SOLO LOGRANDO RESTABLECER EL JUSTO EQUILIBRIO ENTRE LA PARTE ESPIRITUAL E INSTINTIVA DE SU NATURALEZA PUEDE OBTENER EL HOMBRE SU PERFECCIÓN HUMANA.

- EL PERFECTO HABILIDAD DE LOS ANIMALES DE ADAPTARSE CON SUS CONDUCTAS A LAS LEYES DE LA NATURALEZA NOS DEMUESTRA QUE ESTOS SERES ANIMADOS POSEEN LA VERDAD SOBRE LA EXISTENCIA, IMPLANTADA EN SUS INSTINTOS SINTIÉNDOLA, EXPRESADO ESTO COMO AMOR Y BELLEZA.

EN LA SITUACIÓN EN LA QUE NOS ENCONTRAMOS NO LOS CIENTÍFICOS ESPECIALIZADOS EN CADA UNO DE NUESTROS MALES, SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, SINO LOS SABIOS QUE POSEEN UN CONOCIMIENTO GENERAL SOBRE EL MUNDO Y DE LA VIDA PUEDEN ELIMINAR ESTOS MALES Y ENCONTRAR LA JUSTA Y NECESITADA SOLUCIÓN PARA RESTABLECER EL PERFECTO Y ARMONIOSO DESARROLLO DEL MUNDO EN NUESTRO PLANETA.

Madrid 09 de Enero de 2013
Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

28.Publicado por Francisco Z. Lantos el 17/02/2014 20:13
PRIMERA IDEA PARA LA TRANSFORMACION DE MI TEORIA DE LA EXISTENCIA (FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA) EN UNA IDEOLOGIA RELIGIOSA

1.- Para obtener la felicidad, el hombre tiene que vivir en Amor, pero no un amor que exige reciprocidad sino en Amor que produce felicidad sólo en amar todos los seres animados que poseen sentimientos y los que pueden recibir este Amor altruista. Este tipo de Amor existe entre todos los seres animados (animales) excepto del hombre, y es donde se puede aprender cómo es este tipo de Amor.

2.- Otro camino es cómo este tipo de amor, cuando se realiza, produce belleza, es concebir y disfrutar el ambiente que irradia estas bellezas ayuda también para descubrir detrás de ella este Amor altruista que ha sido su causa.

3.- Encontrar goce espiritual (felicidad) en perdonar y amar a las personas que no conocemos a los que nos causa daños, es una demostración de que estamos en el buen camino para obtener el verdadero y altruista Amor.

4.- Estar impresionado con la perfección de los organismos y órganos de cada ser viviente para poder realizar sus vidas y la relación justa y equilibrada de estas vidas que componen nuestro Mundo Manifestado, que aseguran cada uno la posibilidad de realizar sus vidas en plenitud, es otro camino para descubrir detrás de este ordenado y armonioso desarrollo un Amor Puro y Universal que actúa como su Creador y Causante, disfrutando este conocimiento un goce espiritual y respeto amoroso a todos estos seres vivientes que forman parte de este conjunto.

5.- Experimentar el sentimiento agradable de amar por amor sin exigir ninguna compensación, y su ejemplo positivo para transformar el amor egoísta en Amor altruista y desinteresada, también ayuda para encontrar el camino para continuar practicando.

6.- Otro ejemplo es aprender de los animales, cuyas conductas están apoyadas en este Amor altruista que se manifiesta tanto en la relación entre el macho y la hembra entre las especies, donde en sus modos de vida existe este tipo de unión, como durante el tiempo de la procreación y crianza de sus proles expresando el amor en una belleza suprema en el comportamiento entre los progenitores y las criaturas durante este periodo de crianza.

7.- Interesarse por las poesías de temas religiosos escritas por famosos poetas de las grandes religiones en el pasado y en el presente, ya que nadie como ellos han tenido la capacidad de expresar con palabras sencillas el contenido de la verdad sobre la que se basaban las grandes religiones.

8.- Empero, como la naturaleza del hombre está compuesta no sólo de espíritu y alma, sino también de instinto (cuerpo), él, tiene que conocer sus justas necesidades y satisfacerla, porque sólo en un cuerpo sano puede desarrollarse un alma sana. En esto también podemos aprender de los animales, porque aquellos, tanto en su vida sexual como en su alimentación y ejercicios físicos sólo hacen lo esencial y exigido por el tipo de sus naturalezas.

9.- Para practicar tu amor tienes que ayudar a los necesitados pero no manteniendo tu amor egoísta, extendido esto a los elegidos de quienes esperas recibir el mismo tipo de amor, y para tranquilizar tu conciencia darles limosnas sin querer saber nada de sus problemas sino preocupándose por ellos buscar medios para salir de sus situaciones precarias.

10.- Para obtener el Amor altruista que poseen todos los seres animados (animales) impreso en sus instintos, que dirige sus conductas, esto sólo es posible en el caso de la especie humana si logra establecer su justa “filosofía del mundo y de la vida” cuando recupera el perfecto estado de su naturaleza psicosomática de la que está compuesta, para poder poner en práctica esto en su vida matrimonial, sería esencial que ambos conyugues posean esta “justa filosofía del mundo y de la vida” y ven y juzgan todas las cosas que les afectan del mismo modo, si esto no hubiera existido como ocurre actualmente por culpa de nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” no existe, será importante que se abran ambas partes hacia la búsqueda de esta justa y compartida filosofía, y si no lo lograran sería mejor no continuar juntos la vida, ya que practicar el Amor adulterado y egoísta que prevalece hoy entre los hombres de nuestras civilizaciones, que sólo puede presenciarse con la especie humana, será empeorar la situación.

11.- Logrando establecer esta justa y comúnmente practicada “filosofía del mundo y de la vida” y recuperar el Amor altruista que guía la conducta de todos los seres animados por debajo del nivel de la especie humana, desaparecerán las disputas, competencias y luchas para ocupar puestos de trabajo entre los hombres y mujeres, y como en las nuevas jerarquías de valores, el Amor ocupara, el primer puesto y como por tipo de naturaleza femenina son las mujeres las que están mejor dotadas con ésta, sus atracciones psíquica y física para que los hombres las admirasen, amaran y respetaran y con este nuevo tipo de relación entre ambos se restablecerá el deseo de vida familiar, dentro de la que se practicará la vida sexual acompañada con Amor altruista y con la proposición de procreación para obtener hijos e hijas, en las que podrían extender y disfrutar sus amores altruistas y los hijos e hijas al recibir la educación y cuidado durante la época del crecimiento y crianza basada en este Amor ellos se formarán sanos y agradecidos a sus padres con Amor.

Una vez extendido y absorbido este tipo de Amor altruista entre todos los hombres del mundo, los hombres y las mujeres podrían otra vez realizar sus vidas según sus naturalezas intrínsecas y diferentes y dotadas fisiológicamente y biológicamente cada uno para dedicarse a sus papeles en sus vidas.

La mujer que está concebida psíquica y físicamente para que sea madre, al ser ahora admirada, amada, respetada y atraída por los hombres, no tiene que luchar para disfrutar estos reconocimientos en intentar realizar trabajos que corresponden a los hombres como proteger la familia y asegurar tener un hogar dentro del que alrededor de su centro, la esposa y madre de sus hijos se guiará toda la vida. Así, las mujeres no tienen que intentar ocupar puestos que correspondan a los hombres, como ministros, empresarios, trabajadores de obras físicas, etc., ni practicar ejercicios como soldados, deportes como futbolistas, boxeadores, luchadores, etc., que para poder ejercerlos con éxito haría falta una dedicación total, que puede resultar un reconocimiento social pero no sin la pérdida de la femineidad que es la verdadera fuerza de la mujer para que sea respetada, amada y deseada por todos los miembros de las sociedades.

Esta división de papeles entre la hembra y el macho existe en la vida de todas las especies superiores de animales y como el resultado de esto es ventajoso para cada especie y necesario para que el desarrollo de este organismo vivo que abarca toda la Existencia podría realizarse en orden y armonía de la que depende el bienestar de cada especie, es suficiente prueba de que esta necesitada perfección no es resultado de la idea sobre la vida de los animales, del que “ellos” carecen, sino de la Existencia Real, del Amor Puro que dirige sus conductas, por lo que podemos aprender de “ellos” a pesar de que en nuestra actual valoración “éstos” sólo son animales y no hermanos, que cuando logramos establecer en nuestra vida el Amor altruista y convertirnos en la misma, estos sí que serían nuestros hermanos.

¿Hay hoy una familia humana que supere al Amor entre la relación de mujer y hombre y sus hijos y de la hembra y el macho y sus crías de leones, tigres, perros, elefantes, lobos, antílopes, cabras, pájaros, etc.?

Madrid, 19 de Julio de 2013
Francisco Z. Lantos
Doctor Arquitecto

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 16 de Diciembre 2014 - 14:43 ¿Qué futuro tienen las religiones monoteístas?




Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo

Padres y Maestros es una publicación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Comillas. Lea este especial on line.


Artículos más destacados en TR