Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Colectores de plástico en las costas, la mejor manera de limpiar los océanos

Un nuevo modelo del Imperial College de Londres revela que es mejor atajar este problema en su origen


Un nuevo estudio del Imperial College de Londres revela que la forma más eficiente de limpiar los plásticos del océano y evitar dañar a los ecosistemas sería colocando colectores de plástico cerca de las costas. Contrasta con ideas previas, que señalaban que era mejor atacar el problema desde las islas de plástico presentes en nuestros mares. El 90% de los océanos del mundo se ven afectados por este tipo de contaminación, que ya ha alcanzado a la cadena alimenticia.




Imagen: epSos.de. Fuente: Flickr.
Imagen: epSos.de. Fuente: Flickr.
La forma más eficiente de limpiar los plásticos del océano y evitar dañar a los ecosistemas es colocar colectores de plástico cerca de las costas, según un nuevo estudio.

El plástico que flota en los océanos es un problema generalizado y creciente. Bolsas, tapones de botellas y fibras de plástico de la ropa sintética llenan los océanos, a los que estos residuos llegan a través de ríos, alcantarillas y depósitos de residuos.

Los plásticos más grandes se descomponen en fragmentos más pequeños que pueden persistir durante cientos o incluso miles de años, y estos fragmentos -de todos los tamaños- son tragados por los animales que viven en el mar. De este modo, entran en la cadena alimentaria, lo que altera los ecosistemas.

Una de las áreas de alta mar del Pacífico Norte tiene una ingente cantidad de plásticos microscópicos o microplásticos; la conocida como
Gran mancha de basura del Pacífico . Esta isla de plásticos está rodeada por corrientes oceánicas que concentran los plásticos en un área que se estima es mayor que dos veces el tamaño del Reino Unido.

La mancha se ha ganado la atención internacional, y ahora hay un proyecto llamado
The Ocean Cleanup que planea desplegar colectores de plástico para limpiar la zona. Hemos hablado de este proyecto con anterioridad, en concreto para dar a conocer un sistema de barreras flotantes ideado en 2013 para dicho proyecto por un joven de 19 años.

La idea es buena y necesaria. Sin embargo, un nuevo análisis realizado por el Dr. Erik van Sebille y  su colaborador, el estudiante de física Peter Sherman, del Imperial College de Londres, sugiere que colocar los colectores en dicha mancha no sería la forma más eficiente de limpiar los océanos.

Mejor en las costas

Los científicos utilizaron un modelo de los movimientos de los plásticos en el océano para determinar los mejores sitios en los que colocar esos colectores, de manera que estos eliminen la mayor cantidad de microplásticos, y así evitar al máximo el daño a la vida silvestre y los ecosistemas.

El estudio reveló que la colocación de los colectores de plástico alrededor de las costas oceánicas resultaría más beneficioso que la colocación dentro de la isla de plástico del Pacífico. El proyecto propone  asimismo un sistema de barreras flotantes y plataformas para concentrar y recoger los plásticos y eliminarlos.

De aplicarse durante diez años -entre 2015 y 2025- y sobre todo alrededor de China y las islas indonesias, se ha calculado que podría eliminar el 31% de microplásticos. En comparación, colocando todos los colectores dentro de la Gran mancha de basura del Pacífico, sólo se eliminaría un 17% de ellos.

"La Gran mancha de basura del Pacífico tiene una enorme masa de microplásticos, pero el mayor flujo de plásticos se da en realidad frente a las costas, desde las que entran a los océanos", explica Sherman.

"Tiene sentido retirar los plásticos en el lugar donde llegan al océano; que es alrededor de los centros económicos y de población costeros", añade el Dr. van Sebille. Esta colocación de los colectores también supondría "poder quitar los plásticos antes de que estos puedan hacer ningún daño. Los plásticos de la Gran mancha han recorrido un largo camino y, potencialmente, han hecho mucho daño a lo largo de su trayectoria".

El modelo  realizado también se ha aplicado a zonas donde los microplásticos se superponen con el fitoplancton -las plantas flotantes microscópicas que forman el alimento básico de muchos ecosistemas oceánicos-. Muchos microplásticos entran en la cadena alimentaria en estas áreas, donde los animales los comen accidentalmente.

Los resultados mostraron que en áreas ricas en fitoplancton se obtendría un resultado similar con este sistema: esa superposición se reduciría en un 46% gracias a la colocación de los colectores cerca de ciertas costas, mientras que si se colocan en la Gran mancha del Pacífico, la reducción sería solo del 14%.

Anticipación de la Universidad de Cádiz

Los científicos creen que los resultados obtenidos son claros y esperan que, en consecuencia, los proyectos futuros de recogida de plástico se centren en las costas.

En 2014, una estimación de la Universidad de Cádiz señaló
que, además de la acumulación de basura plástica del Pacifico Norte, existen acumulaciones similares en el centro del Atlántico Norte, el Pacífico Sur, el Atlántico Sur y el Océano Indico.

La cantidad global de plástico acumulado sobre la superficie de los océanos sería de decenas de miles de toneladas, lo que supondría que hay restos plásticos en casi el 90% de los océanos de la Tierra.

Curiosamente, los científicos gaditanos también señalaron entonces que, para evitar este problema, "habría que llegar a su raíz, es decir, la entrada masiva y continuada de plástico en los océanos". Asimismo sería igualmente "necesario que los productos plásticos incorporen un diseño que realmente permita hacer un uso sostenible de este material", concluyeron.

Referencia bibliográfica:

, Modeling marine surface microplastic transport to assess optimal removal locations. Environmental Research Letters (2016).
 


Jueves, 21 de Enero 2016
Redacción T21
Artículo leído 3390 veces



Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.




Más que ciencia