Tendencias 21
Universidad Comillas




Collins: La neurología no niega el significado de una experiencia espiritual

El miedo y una educación insuficiente explican el predominio del creacionismo en EE.UU.


El hecho de que el cerebro tenga la capacidad funcional de producir la experiencia espiritual no niega el significado de dicha experiencia espiritual, declara el genetista y director del Proyecto Genoma Humano, Francis Collins, en la siguiente entrevista concedida al Pew Forum on Religion & Public Life. Collins, además cristiano evangélico, considera que, a pesar de que la teoría de la evolución tiene ya 150 años, una educación insuficiente y el miedo a que el concepto religioso de la creación desaparezca, hacen que la mayoría de la población estadounidense no lo acepte. La solución pasa por frenar la batalla actual entre científicos y religiosos radicales y abrir paso a las mentes abiertas. De esta forma, los conceptos de la ciencia se extenderían y dejarían de parecer una amenaza. Por David Masci.



Para algunas personas, existe un conflicto inherente en la relación entre ciencia y fe religiosa. De hecho, algunos científicos, entre ellos el célebre biólogo evolucionista Richard Dawkins, señalan que el conocimiento del mundo natural conduce, de manera lógica, al ateísmo.

Pero, para Francis Collins, genetista director del Proyecto Genoma Humano y cristiano evangélico, el conocimiento científico complementa la fe en Dios, en lugar de contradecirla. En el bestseller publicado por Collins en 2006 (The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief, el científico argumentó que los avances en la ciencia suponían “una oportunidad para el culto”, en lugar de un catalizador de la duda.

Usted escribió en su libro “The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief”, que Dios puede ser reverenciado tanto en una catedral como en un laboratorio. Explique, por favor, esta aseveración.

Si se ve a Dios como creador del universo –en toda su asombrosa complejidad, diversidad e impresionante belleza-, entonces, la ciencia, que por supuesto es un medio de exploración de la naturaleza, se convierte en un medio para conocer las habilidades creativas de Dios. Por eso, para mí, como científico y creyente, las investigaciones científicas pueden ser consideradas como oportunidades de reverencia.

Todos conocemos esos relatos de nuestra historia que definen a la ciencia en contraposición con la fe: el juicio de Galileo ante la Inquisición, la condena pública a Charles Darwin por parte de la Iglesia Anglicana, los debates que siguieron a la publicación de su obra “El Origen de las Especies” o el juicio de Scopes. Estos relatos han generado esa impresión de que existe un conflicto inherente entre religión y ciencia. ¿Cree usted que tal conflicto está ahí? Y, si no lo cree, ¿por qué se produce esta falsa impresión?

No creo que haya un conflicto inherente, pero sí que creo que los humanos, en nuestra imperfecta naturaleza, a veces imaginamos conflictos donde no los hay. Vemos algo que amenaza nuestro punto de vista personal, y nos figuramos que debe haber alguna razón por la que esa perspectiva alternativa debe ser errónea, e incluso mala.

En primer lugar, consideremos con atención los conflictos históricos entre ciencia e iglesia para estar seguros de que han sido descritos de manera adecuada. La historia de Galileo resulta interesante, pero creo que sería justo decir que su mayor error fue el ser un poco arrogante en su manera de presentar su perspectiva, insultando al Papa. Éste, anteriormente, se había mostrado bastante comprensivo con las conclusiones de Galileo. Básicamente, el Papa no pudo permitir que Galileo siguiera adelante con sus afrentas.

De igual forma, creo que cuando el libro “El Origen de las Especies” apareció publicado, la iglesia emitió sus objeciones, pero también hubo un amplio segmento de ella que se interesó por la obra, incluyendo a algunos teólogos conservadores, como el pastor presbiteriano Benjamín Warfield que aceptó la nueva perspectiva sobre cómo los seres vivos se relacionaban unos con otros, considerándola una maravillosa comprensión del método de Dios para llevar a cabo su creación.

Quizá el conflicto actual, que parece especialmente intenso, sea difícil de comprender debido a que, después de todo, la evolución ha estado muy a la vista durante 150 años, y la ciencia que respalda las teorías darvinianas se ha asentado cada vez más con el paso de las décadas. Esta evidencia es hoy día particularmente fuerte gracias a nuestra capacidad de estudio del ADN, que nos permite comprobar la manera en que éste refuerza desde abajo la teoría darwiniana. A pesar de ello, hemos presenciado una polarización creciente entre las cosmovisiones científica y espiritual, en gran parte, creo, gracias a aquellos que se sienten amenazados por las alternativas, y son reacios a considerar la posibilidad de que exista armonía entre ambos campos.

Hablemos un poco más sobre la controversia actual entorno a la evolución. Algunos cristianos señalarían que no se puede ser selectivo con las partes de las Sagradas Escrituras que se han de entender literalmente porque, si se pone en duda la literalidad de algunas de estas partes, se pone en duda la verdad literal de todo. ¿Cómo respondería usted, como científico y como cristiano, a esta línea de razonamiento?

Es una buena pregunta. Y ciertamente, como creyente, sería el último en argumentar que podemos debilitar y dividir la Biblia de cualquier forma que queramos, para conseguir sentirnos mejor. Realmente ésta no es una buena forma de acercarse a la fe. Pero admitamos que a lo largo de los siglos, pensadores serios –mucho antes de que hubiera ningún “El Origen de las Especies” para amenazar su perspectiva- se enfrentaron a una enorme dificultad al intentar comprender qué partes del Antiguo Testamento, particularmente del Génesis, eran realmente literales. Toda la hermenéutica –el esfuerzo por intentar comprender las Escrituras y su significado pretendido- requiere de más sofisticación que el afirmar, simplemente, que lo correcto es la interpretación literal de cada verso.

Por ejemplo, uno puede leer el 1-2 del Génesis y darse cuenta de que no hay uno sino dos relatos sobre la creación de la humanidad, y que ambos no coinciden entre sí. Sólo esto debería ser razón suficiente para argumentar que la interpretación literal de cada verso, aislado del resto de la Biblia, no puede ser correcto realmente. Aparte de esto, la Biblia es en sí contradictoria.

Me reconforta mucho mirar al pasado, particularmente volver a los textos de San Agustín, que se obsesionó intentando comprender el Génesis y escribió nada menos que cinco libros sobre este tema. San Agustín concluyó finalmente que no existía un ser humano capaz de interpretar el significado del relato de la Creación. Es cierto que San Agustín podría haber argumentado que las interpretaciones ultra-literales no son requeridas por el texto, y podría haber advertido que una interpretación demasiado rígida podía ser peligrosa para la fe, y potencialmente sujeto de ridiculización. En cierta manera, esta advertencia se está haciendo realidad en las batallas actuales.

Pero si San Agustín, que fue el mayor de los pensadores iniciales sobre las interpretaciones bíblicas que jamás hemos tenido, fue incapaz de averiguar el significado del Génesis hace 1.600 años, ¿por qué deberíamos nosotros insistir hoy en dicho significado, en particular teniendo en cuenta que la interpretación bíblica contradice la amplia variedad de datos que Dios nos ha dado la oportunidad de conocer a través de la ciencia?

¿Así que lo que usted está diciendo es que cuando utilizamos la religión o los textos religiosos para explicar los fenómenos naturales, especialmente claros en nuestra comprensión del mundo natural, nos estamos metiendo en líos?

Absolutamente. Debemos reconocer que nuestra comprensión de la naturaleza ha aumentado década tras década y siglo tras siglo. Pero aún estamos lejos de comprender los detalles de gran parte del universo que nos rodea. Si Dios tenía un plan para crear un universo capaz de dar lugar a criaturas con inteligencia, libre albedrío, el conocimiento de lo correcto y de lo erróneo y el deseo de encontrar a Dios, creo que aún no podemos conocerlo con la escasa cantidad de información con la que contamos.

A pesar de las evidencias presentadas y aceptadas por gran parte de la comunidad científica que señalan que la evolución por selección natural es el mecanismo por el que la vida se desarrolló en la Tierra, un sondeo realizado en agosto de 2006 por el Pew Research Center reveló que sólo alrededor de un cuarto de la población americana acepta realmente la evolución por selección natural. ¿Por qué los científicos no han sido capaces de convencer a la gran mayoría de la población americana acerca de este tema concreto?

Creo que hay al menos tres problemas que han llevado al embrollo en que nos encontramos. Uno es que, por su naturaleza, la evolución es contraria a la lógica. La idea de que un proceso de cientos de millones de años pueda dar lugar a algo tan complejo como el ojo de un vertebrado, por ejemplo, no es algo que parezca natural, normal o creíble para alguien que no esté familiarizado con los detalles. Esto se debe a que nuestras mentes no pueden contemplar algo que sucede tan despacio durante un periodo tan sumamente largo de tiempo.

En segundo lugar, creo que hemos hecho muy pocos esfuerzos en los últimos 150 años por dar a conocer estos conceptos en el marco de las escuelas, de manera efectiva para un gran número de gente de este país. Por tanto, muchas personas nunca han tenido la oportunidad de conocer las evidencias que sustentan la teoría de la evolución. Así que, cuando se une este problema al de la incredulidad natural al escuchar las explicaciones sobre la diversidad de los seres vivos, no es de extrañar que esas personas no acepten inmediatamente las ideas de Darwin.

El tercer problema, por supuesto, es que en algunas tradiciones religiosas la evolución se ve como una amenaza a la idea de la creación divina. Yo realmente no veo en la evolución amenaza alguna, sino una respuesta a la pregunta de cómo lo hizo Dios. Pero, ciertamente, algunas iglesias cristianas conservadoras han tenido problemas para aceptar la idea, como si ésta contradijese algunas de sus creencias sobre la aparición de la humanidad. De esta forma, para la gente que alberga un escepticismo natural acerca de todo este proceso, que no ha recibido una educación científica decente que les enseñase por qué la evolución realmente tiene sentido, y que ha escuchado desde los púlpitos que esta teoría amenaza a su fe, resulta muy difícil aceptar, incluso después de 150 años, que la evolución sea cierta.

¿Cómo pueden los científicos –especialmente aquéllos que son creyentes, como usted- hacer una labor más significativa en esta dirección, para llegar a la gente y convencerla de que estos descubrimientos científicos no son una amenaza para sus creencias?

Ése es un desafío muy difícil. Y no creo que debamos subestimar el grado de amenaza que sentirá todo aquel que haya crecido en un entorno creacionista ante estas ideas. Esas personas han escuchado muchas veces, desde que fueron de niños por primera vez a la iglesia, que la perspectiva creacionista es parte de la fe en Dios. Y les han dicho que, si en algún momento flaquean y empiezan a aceptar la posibilidad de que la evolución sea verdad, pueden tomar el camino hacia la pérdida de la fe y, aún peor, hacia la condenación eterna. Así que debemos reconocer que, en estas circunstancias, un argumento lógico simple y la presentación de datos no serían medidas suficientes para transformar sus opiniones. De hecho, encontraríamos una gran resistencia incluso a considerar de cerca toda esta información, debida al miedo a lo que les pudiera hacer creer.

También pienso que los interesados en buscar la armonía entre estos campos deben darse cuenta de que el actual grupo formado por ateos aparentemente enfadados, y que están usando la ciencia para argumentar la irrelevancia de la fe, no los ayudaría. Richard Dawkins, Sam Harris y Christopher Hitchens no representan necesariamente el consenso científico porque el 40% de los científicos creen en un Dios personal. Otros muchos se sienten más bien incómodos con el tema, pero no se identifican con una perspectiva fuertemente atea. En la medida en que se desactivara la retórica incendiaria actual, quizá podríamos abrir un diálogo sobre creación.

¿Qué opina de las personas como Richard Dawkins, científico como usted, y de los argumentos que sostienen no sólo que no se puede encontrar ninguna prueba de la existencia de Dios sino, al contrario, que creen haber encontrado pruebas de su no-existencia? ¿Han traído algo a colación que le parezca a usted que apoyaría esos argumentos?

Creo que el ateísmo radical, del tipo “sé que Dios no existe”, padece de dos grietas lógicas importantes. Y que la conciencia acerca de dichas grietas podría tranquilizar a los creyentes a los que preocupe que estas personas tengan razón realmente.

La primera de estas grietas es la idea de que nadie puede utilizar la ciencia como un punto final a la conversación o el diálogo, con un argumento concluyente respecto a la cuestión de Dios. Si es que Dios tiene algún significado es que se encuentra en parte fuera de la naturaleza (a no ser que seamos panteístas). La ciencia está limitada en tanto en cuanto sus herramientas sólo son apropiadas para la exploración de la naturaleza. La ciencia, por tanto, nunca discutirá la posibilidad de algo más allá de la naturaleza. Hacerlo es, de por sí, un error de categoría, por el uso de unas herramientas inapropiadas para el tipo de cuestión.

En segundo lugar, creo que el error lógico que ateos muy diversos cometen es aquél que ya definió el escritor inglés G.K. Chesterton: “El ateismo es el más atrevido de los dogmas, porque es la afirmación de un negativo universal". A menudo utilizo una analogía visual para explicar esto. Suponga que se le pide que dibuje un círculo que contiene toda la información, todo el conocimiento que jamás haya existido, dentro y fuera del universo. Bien, éste debería ser un círculo verdaderamente grande. Ahora suponga que, en la misma escala, se le pide que dibuje lo que usted sabe en el momento presente. Incluso la persona más segura dibujaría un círculo más bien minúsculo. Por último, suponga que el conocimiento que demuestra que Dios existe está fuera de su pequeño círculo en la actualidad. Esto parece bastante plausible, ¿no?, considerando la escala relativa. ¿Cómo entonces –teniendo en cuenta este argumento- puede resultar razonable para cualquier persona decir: “sé que no hay Dios?

¿Cree que el conflicto entre ciencia y religión desaparecerá pronto, o piensa que continuará, al menos en el futuro inmediato?

Bien, no se desvanecerá rápidamente. Pero soy optimista. Sólo unas pocas personas insisten actualmente en que el Sol gira alrededor de la tierra, y es con el fin de adaptar sus creencias a lo que dice la Biblia. Me gustaría creer que, en unas décadas, esta batalla se verá como innecesaria y que se habrá resuelto ya a favor de la evidencia de la evolución y de la verdad de Dios. Esto es básicamente lo que intenté argumentar en mi libro: que esta batalla ha sido creada por una cantidad considerable de malentendidos y que, desafortunadamente, ha sido provocada por aquéllos que ocupan posiciones extremas. Mucha gente se encuentra desconcertada por este tumulto y desea comprender cómo podría encontrarse un equilibrio entre ambas cosmovisiones.

Yo tengo un sueño: poder reunir a científicos punteros con mentes abiertas, a teólogos importantes con mentes abiertas, y a pastores líderes que tengan una influencia significativa sobre sus fieles. El objetivo sería dar un paso atrás en la contraproducente batalla actual y desarrollar una nueva teología, una celebración de lo que Dios ha creado y de cómo lo ha hecho. Creo que es posible. Pero una propuesta así no será fácilmente recibida por aquéllos que se han colocado en posturas rígidas, que no ayudan a abrir puertas al diálogo.

Hemos dedicado mucho tiempo a hablar de la evolución porque parece que es un tema central, al menos desde el punto de vista de los conflictos entre los creyentes y la ciencia. ¿Existen, en su opinión, algunas otras áreas en las que se pudieran producir también otros conflictos?

Creo que la evolución es probablemente el área de conflicto más significativa. Pero creo que algunas de las cosas que están ocurriendo ahora en neurociencia podrían albergar un paralelismo. Algunos han argumentado ya que la espiritualidad es, simplemente, una función de los neurotransmisores, y esto podría ser demostrado mediante la toma de imágenes del cerebro. Pero el hecho de que el cerebro tenga la capacidad funcional de producir la experiencia espiritual no creo que sirva para negar el significado de dicha experiencia espiritual.

En este sentido me parece, una vez más, que la ciencia está haciendo realmente bien lo que debe hacer. Es decir, que nos está enseñando algo sobre el cómo y muy poco sobre el porqué. Cómo se produce la experiencia religiosa a través de diversas neuronas y neurotransmisores es una cuestión científica. Pero, ¿por qué se produce? Ésa es una pregunta demasiado difícil para la ciencia.


Esta entrevista, realizada por David Masci, se publicó originalmente en Pew Forum. Se reproduce con autorización del Pew Forum on Religion & Public Life. © 2008, Pew Research Center. Traducción del inglés: Yaiza Martínez.



Miércoles, 11 de Junio 2008
David Masci
Visitas de este artículo: 10169



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Alcazar el 12/06/2008 17:51
Esta entrevista, si está bien traducidad que no lo dudo, tiene muchas lagunas por parte del entrevistado. Por supuesto que para proponer y convencer, sobran palabras, pero con lo referido se entiende claramente cual es la nueva filosofía. Como es una entrevista densa apunto con mesura:

dice:
1.- '... Esas personas han escuchado muchas veces, desde que fueron de niños por primera vez a la iglesia, que la perspectiva creacionista es parte de la fe en Dios.....' '.... pueden tomar el camino hacia la pérdida de la fe y, aún peor, hacia la condenación eterna '

dice
2.- 'Yo tengo un sueño: poder reunir a científicos punteros con mentes abiertas, a teólogos importantes con mentes abiertas, y a pastores líderes que tengan una influencia significativa sobre sus fieles'

respuesta:
Tambien lo tenía M.L. King. La intención es crear un debate para general polémica, y polarizar -como él dice- ideas para obtener conclusiones que a la Vista de Todos no se hayan generado por simple imposición. Es el empeño en defender sus ideas preconcebidas el que lleva a la negociación, o, para no entrar en perdida total.

Y no digo más porque generaría debate.

2.Publicado por raquel contreras el 18/05/2009 05:14
es interesante el considerar la evolución dentro de la forma como Dios nos creó, pero debemos refllexionar en algo: si la biblia fue escrita solo para que la entendieran aquellas mentes privilegiadas, tendría sentido que Dios la inspirara? recordemos que Dios escoge lo que otros desecharían para que la gloria sea para El.

El Señor les bendiga

3.Publicado por Adolfo L. Orozco Torres el 18/05/2009 17:59
b[La entrevista me parece extraordinaria y la posición del Dr. Collins impecable. Los instrumentos de la ciencia son inútiles para estudiar a Dios, pues es un ser esencialmente espiritual, inaccesible a los métodos de estudio de la materia. El mundo material y el mundo espiritual son dos realidades coexistentes con una intersección en el hombre y cada una requiere sus propoios métodos de estudio.
Ojalá el Dr. Collins pueda realizar su sueño, en el cual me gustaría participar como científico.

4.Publicado por Adolfo L. Orozco Torres el 22/05/2009 20:42
Estoy muy de acuerdo con los comentarios de Jorge Poveda sobre las evidencias de la existencia de un creador.
Sobre sus dudas, creo que podrían resolverse si considerara que Dios nos creó con LIBRE ALBEDRÍO para que tuviera mérito el reconocerle o no. De otro modo seríamos simples robots que actuan sólo siguiendo un 'programa' sin mator mérito y responsabilidad por nuestros actos.
Me pareció muy interesante como analiza la realidad

5.Publicado por Jacques Chauveheid el 24/05/2009 18:25

Dos puntos de vista se enfrentan, el creacionismo presentado por sus defensores como una teoría religiosa basada en el Génesis, del otro lado el darwinismo presentado como teoría científica y por tanto materialista por definición. Si ambas teorías tienen un carácter a priori de tipo filosófico por sostener creencias opuestas, tal situación es bastante común en ciencia, aunque fue raramente debatida con tal intensidad. Es entonces un poco como regresar al tiempo de Galileo, con la diferencia de que los religiosos ya ganaron la batalla más importante sin haberse dado aparentemente cuenta.

Los partidarios de la teoría de la evolución de Darwin usan como pretexto la separación Iglesia-ciencia para tratar de prohibir la enseñanza del creacionismo. Esto, cuando ninguna Iglesia en particular parece involucrarse mucho, en parte por ser Génesis la base común de tres religiones de origen bíblico, cuyo contenido además puede difícilmente ser ignorado en cursos relevantes de cultura general, entonces no solamente sobre religión pero también filosofía, historia, etc.. La actitud poco tolerante de los defensores de Darwin parece una mini Inquisición al revés, lo que difícilmente calza con un marco de ciencia objetiva, a la vez teórica y experimental , aparte de ser independiente de convicciones filosóficas o religiosas de carácter personal. Este punto –con el cual concuerdo, pese a mi formación como físico, ha sido analizado por el MSc. Jorge Poveda en diversas contribuciones publicadas en varios medios en Internet.

Sin embargo, lo más sorprendente del asunto es el creacionismo todavía visto por ambos lados como una teoría religiosa. Esto, cuando la teoría del Big Bang, basada en la ecuación de la gravitación de Einstein y describiendo la creación del universo a partir de la nada, es tan exitosa que ningún teórico un poco serio se atrevería a criticar a sus dos fundadores, el ruso Alexander Friedmann y el belga Georges Lemaître. Del punto de vista estrictamente científico, la teoría del Big Bang se encuentra entonces tan establecida como las dos teorías de la relatividad y la mecánica cuántica, de manera que el creacionismo físico ya forma parte de las cuatro teorías físicas más firmemente establecidas hasta hoy. Lo que haría falta, por ejemplo a los católicos, sería no mencionar a Dios en su exposición del creacionismo científico, conforme al hecho de haber separado anteriormente, santo Tomas de Aquino, las enseñanzas de la teología y la ciencia, evocando solamente el carácter divino en cursos de religión. Tal sugerencia correcta debe orientar- también -a judíos y musulmanes.

En la confrontación, entre darwinismo y creacionismo científico, queda entonces por averiguar si la primera teoría es tan establecida que la segunda en física. Antes de hacerlo, pensamos apropiado aclarar un poco lo que son las teorías científicas de verdad, es decir teóricamente estructuradas y sobre todo en acuerdo con las observaciones.

El pensamiento teórico es más apariencia que realidad porque es mucho más sistemático que pensamiento puro. Es además proclive a exageraciones cuando se sale de la realidad observada, lo que pasa en todos los sectores de la física teórica y por consiguiente en cualquier otra ciencia teórica, aspecto algo complejo que no se puede detallar aquí. Esto es así porque cualquier formalismo teórico constituye esencialmente una herramienta de trabajo, generalmente práctica en su uso aunque con límites bien definidos. Salir de tal marco hace automáticamente caer en errores a buenas teorías revelándose falsas en tal transgresión.

No es muy difícil entender las causas de tales desvíos incorrectos si se concentra en la situación empírica, y sin a priori conceptual (rara ocurrencia). Por ejemplo, examinando a un cirujano haciendo una operación, una compañía farmacéutica experimentando un nuevo medicamento, etc.. , es lo que llamamos realismo. Alejarse de la realidad empírica es sinónimo de perder el lazo con las realidades (de hecho "todas" cuando se trata de ciencia).

Con base en las consideraciones anteriores, parece inconveniente contestar a un creacionista "biológico" con una especie de evangelio darwinista porque sería un argumento de autoridad como en la Edad Media, por consiguiente anticientífico; se le contesta simplemente con buenas observaciones. Usemos cuatro ejemplos prácticos:

a) Un paleontólogo usa el darwinismo como cómoda herramienta de trabajo por ser estructurada, cronológica y progresiva a la vez.

b) Un químico usa la indeterminación porque no tiene sentido seguir a las moléculas una por una.

c) Un físico usa la interpretación de Copenhagen para calcular las probabilidades de transición y las eventuales reglas de selección

d) Imagino que el biólogo molecular hace algo similar porque es conveniente y permite calcular o anticipar "cosas".

El problema es que todos esos procesos productivos pueden llevar a creer que una teoría útil es 100 % correcta y no tiene límites. Pero el verdadero científico no cree en ideas ni teorías, trata de mejorar las teorías existentes y eventualmente crea nuevas. Cree únicamente en hechos indiscutibles que tienen siempre la razón contra las ideas humanas saliendo de un pequeño cerebro de 1.200 gramos, busca entonces la verdad sin ningún apriorismo conceptual, ni tampoco preconcepción idealista, por citar dos hechos.

No existe otro credo científico básicamente concebible, aunque se pueda mejorar y completar. La ciencia únicamente puede integrar a hechos 100 % observados, no probabilidades aparentemente altas de qué hayan existido (ni siquiera con un 99 % de probabilidad de que así fuese...) . Si la ciencia se interesa en hipótesis todavía no confirmadas, no las puede integrar sin observaciones suficientemente concluyentes.

Así la situación se presenta como una disyuntiva clara y contundente: es 0 % o 100 % sin cifras intermedias.

La situación evolutiva de la vida y con ella la llegada del ser humano es aun sumamente discutible. Por lo contrario, la situación evolutiva en cosmología está bien confirmada porque Hubble observó la expansión del universo en 1929 , la cual se sigue observando cada día y lo mismo se aplica a la formación de los sistemas estelares, y otros fenómenos conocidos en esta ciencia.

Conclusión: La situación de la teoría de la evolución es entonces sencilla, un proceso evolutivo es continuo aunque pueda proceder por saltos, además supongamos que la evolución de virus se observa bien en laboratorios. Sin embargo, aparte de suposiciones consistentes en el pasado ¿donde están las observaciones confirmando la evolución presente de mamíferos superiores ?

6.Publicado por Adolfo L. Orozco Torres el 26/05/2009 05:15
Comparto las opiniones de Jaques, como colega físico, expresó mur bien la situación de las teorías. Sólo quisiera puntualizar que el mismo 'creacionismo' es insostenible, como lo es el 'evolucionsmo' Toda teoría que se absolutiza se sale de la realidad, tanto científica como religiosa. Si ccreemos en Dios, éste tiene que ser racional aunque no comprendamos akgunos de sus atributos. Si además somos científicos, debemos ceñirnos a los datos duros de la naturaleza, que en éltima instancia no deben ser contradictorios con Dios, siempre y ciuando nuestro concepto de Dios esté adecuado a esa realidad trascendete y no sea una simple proyección de uestros deseos.
Así, la ciencia estudia la evolución y la creación y los fundamentalistas religiosos o materialistas se encierran en el 'evolucionismo' y el 'creacionismo'

7.Publicado por Jacques Chauveheid el 27/05/2009 01:18
El Sr. Orozco Torres tiene razón, pero estas cosas cualitativamente sencillas se complicaron enormemente porque no se recurrió a definiciones rigurosas "para todo".

El creacionismo existe en ciencia y debería entonces llamarse "creacionismo científico". Friedmann y Lemaître no lo mencionaron para evitar entrar "en religión". Pero, con base de observaciones por lo menos serías en centros de galaxias (agujeros negros en realidad), Gold. Bondi e Hoyle no tuvieron miedo de hablar de creación de materia en 1948, y así establecieron por primera vez el "creacionismo científico" con base científica, es decir objetiva. Sin embargo, el tiro se les salió luego por otro lado, en virtud de observaciones que favorecieron progresivamente a las soluciones de tipo Big Bang en cosmología, las cuales son creacionistas; esto cuando Hoyle era un ateo digamos obstinado según lo que he leído (detalles eventuales en otra ocasión).

En contraste, la teoría de la evolución (darwinismo) es biológica en lugar de ser simplemente física. Se puede decir que el creacionismo científico ya existe de manera más que establecida por el momento en física con las soluciones de tipo Big Bang en cosmología. El darwinismo existe en biología y es parcialmente establecido hasta hoy, lo que es muy importante del punto de vista científico.

La controversia creacionismo-darwinismo parece centrarse en biología donde el creacionismo científico no ha marcado puntos aun, según lo que he podido entender. Pero el darwinismo si marcó puntos, aunque de manera insuficiente y tal vez en función del atraso endémico de las ciencias fundamentales por usuales intereses financieros (de costumbre), aunque sin garantía de qué avances futuros confirmarán o infirmarán al darwinismo. Esto no lo sabemos porque conocer el futuro es el "challenge" aparentemente perpetuo de la ciencia verdadera. Se trata entonces de tópicos en discusión permanente, que caracterizan la ciencia desde, y para, siempre. Como sugiere el Sr. Orozco Torres, no existe creacionismo científico opuesto a evolución porque ambos ya existen en ciencia.

He evitado aquí hablar de evolucionismo social o otro, así como de creacionismo religioso para no mezclar ciencia con religión según el buen consejo de Thomas de Aquino. No obstante, repartir tópicos en sectores distintos no elimina a su frontera común inevitable. Es el problema presente de "fin de ciertos tiempos" que tocaré en otra oportunidad, limitándome ahora a dos cosas. Primero, el texto de Génesis es originalmente en hebreo cuyas palabras tienen varios significados a la vez, lo que implica perder el tiempo si no se toma seriamente tal hecho en cuenta. Segundo, se debe examinar el Génesis a partir de consideraciones puramente científicas no solamente cosmológicas, las cuales no revelan la estructura causal de la teoría de la relatividad general, tampoco sus consecuencias en temas diversos como agujeros negros, su estructura interna además de eventual emisión de energía gravitacional negativa (tema un poco largo en virtud de la insuficiencia teórica paralela en biología que ya mencioné). Finalmente, el Génesis parece únicamente tener aspectos científicos literales en su inicio físico, lo demás siendo reservado a "religiosos" que deberían explicitar sus numerosos mensajes científicos que se encuentran lejos de ser literales.

J Ch

8.Publicado por Adolfo L. Orozco Torres el 27/05/2009 18:53
Estimado Jacques, es sorprendente que un físico maneje los conceptos de religión con conocimiento. Coincido con tus comentarios, aunque habría que entrar en detalles sobre el 'creacionismo científico', el Big Bang y los agujeros negros, pero creo que el foro no es aqui. Finalmente, por lo que se refere al trabajo de Collins, ojalá algún día poudiera realizar su sueño de sentar a discutir en una misma mesa a ciéntíficos, biólogos, filósofos y teólogos.
www.cienciayfe.org

9.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 28/05/2009 21:16
Al amigo Alcazar que afirma no desea generar polemica deseo manifestarle que justamente de eso tratan los comentarios a un articulo polemico: que se produzcan muchos comentarios no necesariamente coincidentes es lo que le permite a uno ir madurando ideas,para ingresar al arsenal intelectual propio,puntos de vista interesantes que antes no conocia.

Estimo que ciencia y fe son dos formas distintas de conocimientos,cada una de ellas bajo sus propias reglas epistemologicas. No es posible cruzar las "verdades" que afirma poseer la ciencia con las "verdades" que afirma poseer la fe. Cada una procede de acuerdo a su propia economia de medios.

Por ello reitero que Einstein ,ya muchos años ha ,da en el clavo cuando afirma (no estoy seguro de si le cito correctamente): " Ciencia y Fe,son dos formas de conocimiento.La Ciencia sin la religion es coja. La religion sin la ciencia es ciega...".

Y el debate no se agota entre los postulados de la Biblia (tomados a pie de letra) ni los postulados de Darwin (leidos como cartilla de verdades). Mucha agua ha corrido bajo ambos puentes :

a) Respecto de los postulados de la Fe, hoy dia se sabe que la Biblia cuando era puesta en blanco y negro por los "escribas" que tomaban sus planteos de la tradicion oral ,utilizaron palabras que "creyeron" representaban mas fielmente tales planteamientos,pero en muchos casos (comprobados por los eruditos ) cometieron graves errores de traduccion y de interpretacion. Por ello la Biblia debe ser leida con sumo cuidado y entendiendo que su lenguaje obedece a una forma de trasmision de informacion no cientifica,sino de fe ,que no puede ponerse a la par (palabra por palabra)con lo que hoy dia afirma la ciencia (que ha ido mutando con el tiempo,segun sus propias leyes definitorias).

b) Respecto a los postulados de la Ciencia -y concretamente a los de Darwin- si bien quedan defensores a ultranza de sus planteos primigenios,tambien es cierto que ha habido muchas revisiones y por ello han aflorado nuevas definiciones neo-darwinistas ,que procuran "ajustar" los planteos originales con lo que se observa por parte de la biologia,la genetica y la zoologia y etologia comparadas.

Ahora bien con respecto a la Cosmologia ,en el seno de la comunidad de astronomos hay muchas divergencias que han ido algunas oscureciendose y otras aclarandose,conforme la tecnologia,la computarizacion,la incursion de la estadistica bayesiana,han hecho su irrupcion en un campo antes dominado unicamente por la observacion astronomica por telescopios opticos ,que daba origen a teorias apegadas a lo que se "creia ver".
Pretender sacar "verdades" unicas y extrapolables" a todo el Universo como sucedia hace apenas menos de cien años,ya no es posible: la astronomia de rayos infrarrojos,ultravioleta, y los avances de exploracion del universo utilizando las diversas gamas de frecuencia del espectro "visible" y no "visible" (al ojo humano limitado) han hecho aflorar importantes hallazgos que han revolucionado las ideas de la comunidad de astronomos,hoy dia tan llena de "especialistas" en sus diversos campos,que cada uno de ellos -lamentablemente- escribe sobre "sus verdades",pero que no son representativas de "todas las verdades".

a) La aparicion de especialidades como la "fisica de particulas" son un mundo sumamente complejo del cual salen todos los dias ( no es exageracion) teorias de como nace el Universo. Y tales teorias no coinciden con las que pergeñan los "astrofisicos" que usan otras herramientas de observacion del "mismo universo".

b) Tal anarquia creadora se origina en 1929 cuando Hubble descubre que el universo se expande. Y nacen dos teorias que comienzan a disputarse la verdad acerca del universo: la idea de que todo es fijo y estacionario (que termina muriendo en 1965,cuando se descubren las radiaciones "reliquias" de la explosion primigenia,pero que muchos se obstinan en seguir presentando como verdad cosmologica...) y la idea de que todo tiene origen en un "tiempo-punto" distante (singularidad inicial) que hoy dia se calcula en unos 13.7 millones de años luz hacia atras...aunque muchos discutan de si tal singularidad "desnuda" puede existir matematicamente o no...y fisicamente o no....

c) El hecho de tratar de comparar la idea de que el universo deducido de la Biblia nace en un "tiempo-punto" del espacio y de que ese mismo universo deducido de la Ciencia nace en un "tiempo-punto" del espacio ,ha sido,objeto de muchas postulaciones ,siendo las mas celebre la que procede del abate Lemaitre ,un fraile-cientifico a quien el propio Einstein no tomaba en serio,pero Lemaitre le gana la partida al celebre fisico-relativista,cuando Einstein se da cuenta de que un "ingrediente" que habia puesto arbitrariamente en sus ecuaciones (llamada "constante cosmologica" , obedecia al error de no saberse de la expansion del universo .

d) Hoy dia ya no solo se sabe que el universo se expande,sino tambien que todo apunta hacia la posibilidad de que es plano,se expandera por siempre y...es cuando surge una nueva idea postulada por Hugh Everett) de que luego va a contraerse y se reinicia el proceso de nuevo. Esa idea (no comprobada) ha dado origen a una especulacion teorica ( denominada pluralidad de universos, que postula el nuestro es apenas uno de millones de millones de otros universos ).

e) Y mas recientemente aun de una parte de los fisicos de particulas que lanzan teorias y teorias...se postula que hay cuerdas cosmicas vibrando en dimensiones no conocidas ( se han postulado desde cinco hasta once dimensiones distintas inclusive...) que se afirma no son visibles ni detectables por el ser humano y de este venero de posibilidades ha nacido otra idea de que los distintos universos se entrelazan en el hiperespacio (teoria de branas) y asi de teoria en teoria la cosmologia postmoderna (mucho de astrofisica,fisica de particulas y tambien mucho de especulacion) llena millones y millones de terabytes de informacion disponible ,haciendo que la "verdad" que se busca, se haya vuelto cada dia mas elusiva y menos y menos al alcance del lector comun.

Para hacer mas compleja la situacion algunos cosmologos ( a quienes los astrofisico y los fisicos de particulas) no toman muy en serio se lanzan por la borda con sus especulaciones que afirman que el Universo ( el todo) y los universos dispersos son originados por el azar.

La verdad es que matematicamente es posible postular que hoy es 30 de setiembre y 30 de agosto ,siendo 28 de mayo...pero de alli a poder comprobar tal postulado fisicamente hay mucha distancia.

A mi en lo personal me parece que los cientificos ,al igual que los religiosos deben permanecer en sus cotos de observacion y deduccion,sin hacer extrapolaciones fantasticas y fuera de su alcance.

Por tal razon estimo que la Ciencia es una forma de conocimiento y la Fe es otra forma de conocimiento y que ambas no deben extrapolarse,asi como tampoco postular como Verdad Absoluta lo que apenas son "propuestas de verdad".





10.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 29/05/2009 01:11
Hoy justamente un amigo científico, el físico belga Dr. Jacques Chauveheid , alumno del abate George Lemaitre, autor de la Teoria del Big Bang, me pregunta acerca de si tengo o no indicaciones acerca de la existencia de Dios. Le he contestado así: 'Indicaciones de la existencia de Dios tengo .No se si es una , algunas o muchas. Si es una o muchas depende de cual fraccionada este mi convicción o cuan unitaria sea. Pero es una convicción conciente.

Una convicción que tiene su asidero en el uso de mi lógica .Obvio yo veo pruebas , pero otros no ven en tales pruebas ninguna deducción confirmatoria de la existencia de Dios.
Eso depende de si uno hace o no un acto de fe. Y un acto de fe nada tiene que ver con las pruebas que solicita la Ciencia. Son dominios distintos, aunque se complementan.
Esas pruebas ,para mi , tienen que ver con lo macro y con lo micro .

a) Lo macro: la forma en que están dispuestas muchas distancias y valores de correlaciones astronómicas que hacen posible la existencia de lo que llamamos vida en este planeta. Si tales distancia y valores fuesen distintas la vida no existiría.
b) Lo micro: Ídem, aplica el mismo razonamiento: la forma en que están dispuestas muchas interrelaciones entre la materia inerte, dentro de órganos de microcélulas, de células macro, de tejidos, y de sistemas y de los organismos desde el mas simple hasta el mas complejo, revelan una correlación que hace posible el fino entramado de la vida.

Si bien no puede deducirse ninguna correlación teleologica (direccionalidad) pues entran en juego muchas variables(algunas conocidas, otras desconocidas),todo indica, para mi una intención inteligente. que se vale de leyes ,correlaciones, dimensiones, que unidas todas ponen en evidencia que existe tal inteligencia.

Intuyo que esa inteligencia recurre a leyes ciegas o no ( lo de leyes ciegas solo podría ser nuestra forma de verlas, apreciarlas, catalogarlas con una clara intención de no verlas mas que desnudas, sin interrelación entre si ,cuando puede ser justo lo contrario)

Es cierto que muchos científicos yendo mas allá de las “peticiones de principio” tienden a reputarlas las leyes de ciegas y por ello a negar- a deducir –a priori-una inteligencia detrás de su acción.

Para mi la conjuncion de leyes ciegas y de intencionalidad inteligente conjugadas de manera que no alcanzo a comprender –y menos a explicar, pero si a intuir- dan como resultado -como decía Einstein: “ ….de que exista algo en vez de nada…”

Como pensamiento paralelo agregaría:

a) Si todo fuese solo resultado del azar la vida toda no tendria sentido alguno. Carecería de sentido todo lo hasta ahora conocido : los quarks, la materia ,las células, los tejidos, los seres vivos, y la interrelación de todo con todos. Tal carencia de sentido seria una insensatez mayúscula atribuible a:
-Nada
-Un eventual creador

b) Si la insensatez es atribuible a Nada ,no tiene sentido que los seres vivos tiendan a perpetuarse, a protegerse ,a procrear, a insertarse en un ciclo de vida sin sentido. No tiene sentido entonces: acatar la ley, vivir en armonía, respetar a los demás y acatar normas sociales .


c) Si la insensatez es atribuible a un eventual creador , y tal creador no tiene un plan preconcebido quedamos en la misma situación de b) , es decir la vida carece de sentido,
salvo que-como afirman algunos-ahora la humanidad ha tomado las riendas de la evolución y se gobierna a si misma. Bueno colijo de ello que si bien eso nos asigna una libertad asombrosa ad-libitum , la hemos desperdiciado pues lo que tenemos como logro social es mas dolor, miseria e incertidumbre y ahora lo hemos trasladado también a la naturaleza.

Ahora bien, aunque no entendamos para que , yo estoy convencido (acto de fe nada mas) que este eventual creador ha dispuesto todo para que exista la vida y así la vida existe. Pero aceptar el papel de la existencia de un Creador presupone otros dilemas:

a) El no poder penetrar su inteligencia no significa que no exista, solo significa que no podemos entenderle. Ni podemos entender su preferencia por la “trascendencia” ,en vez de ser mas inmanente (salvo que tomemos al Universo todo como su propia presencia y caigamos en el “Panteísmo”,como propicia la “Nueva Era”.

b) De igual manera no podemos entender el papel del mal, el sufrimiento, el dolor. Y la explicación eclesial de que tales existen es para que tengamos conciencia de la diferencia entre el Bien y el Mal, al menos a mi no me satisface del todo.

c) Creo mas bien que un Creador bien pudo haber arreglado las cosas para que fuésemos igualmente capaces de pensarlo, entenderlo y saber que existe ,si no hubieran miseria, dolor, sufrimiento, mal….

Y como aquí se acaba la posibilidad de agregar mas pensamientos con cierta coherencia lógica, agrego por tanto:

1.- Creo en la existencia de un Creador. Todo me habla inteligentemente de su acción, no de su esencia.

2.-Si para que entendamos su esencia fue necesario que nos enviase un hijo que se redimiera por nosotros, me es difícil enmarcar lógicamente tal acto (pasajero y aun no aceptado ni entendido ,salvo una fracción humana) en el calendario histórico de la creación toda ..

3.- Si tal Creador (que hace malabarismos con leyes ciegas y con intenciones direccionadas) para originar el Universo conocido y lo que aun no conocemos, es además un Creador que conoce su creación (y por ende la debilidad de nuestra hechura físico-mental-moral) creo que el concepto de pecado (una condición que deviene como parte de nuestra debilidad de hechura) y esto lleva ineluctable a una condenación eterna (condición impuesta por el Creador) seria un castigo excesivo para estas hechuras imperfectas que somos nosotros.

4.- Haciendo esta sencilla relación :
a) El creador conoce que somos débiles
b) El creador no seria justo si nos condenase eternamente por tales debilidades que son parte de su creación
c) Por tanto la única relación entre a) y b) seria la conciencia que permite discernir entre Bien y Mal.

5.-Pero resulta que muchas personas no pueden desplegar toda su conciencia por razones múltiples ( genéticas, culturales, enfermedades, época en que les toco vivir...) de lo que devendría de que el Creador debe ser Misericordioso para suplir tales deficiencias o incorrecciones no atribuibles al ser humano, sino a las condiciones de “arranque “ de la humanidad.

6.- Si solo la Misericordia (léase comprensión del ser Superior) hacia el ser creado , ser indefenso y desnudo , por conjunción de factores teleológicos y accidentales , es capaz de darle sentido a la vida creada por El , el vivir si tendría sentido pleno (pese a nuestras limitaciones de comprensión) y basta comportarnos a tono con los dictados de nuestra conciencia ( sea que esta se encuentre mucho, poco o nada desarrollada ,pues tal dimensión no es competencia humana sino obra del Creador).

7.- Nótese que para este concepto de creencia en un Creador ,al menos para mi, no es necesario profesar religión alguna, pues todas, sin excepción, están plagadas de los mismos errores humanos que nacen de nuestra debilidad intrínseca. Basta tener conciencia de que la vida tiene sentido y si tiene sentido es porque no es el resultado de la conjugación del azar en múltiples formas y dimensiones, sino que detrás de ellos-aunque no entendamos como-hay una intención. Y tal intención tiene inteligencia. Aunque tal inteligencia no la comprendamos en nuestra condición de seres deficientes , limitados , confusos y confundibles.

8.- Unas reflexiones finales:

a) Por que tal deficiencia, limitación y confusión. No le encuentro sentido-desde mi perspectiva humana ya limitada- por que razón el Creador ha sacrificado cientos de cientos de generaciones de seres humanos (depende de si contamos desde el Pitecántropo hacia acá o solo desde el Homo Sapiens Sapiens ,hacia acá...careciendo de conocimiento de sus niveles de comprensión..) y no nos dotó –desde el inicio - de mejores niveles de conocimiento acerca de su Creación. Tal clase de economía evolucionista no la entiendo. Como tampoco entiendo por cual razón (si el concepto le es aplicable) el Creador habría escogido este camino y no otro siendo Omniciente y Todopoderoso. Para mi es un misterio absoluto. Pero ello no es obstáculo para tener la convicción de que tal Creador si existe.

b) Hay personas que suelen decir que el 'pecado' de Judas' de haber vendido a Jesús le tiene en el Infierno (sea éste un eventual lugar de tortura o un 'lugar' de ausencia de visión del Creador, o como sea que fuese) No lo creo así. Pienso que un Dios Omnisciente, Todopoderoso , no seria justo condenando a un ser eternamente en virtud de que la razón que lleva a Judas a efectuar tal acto de “tracción” era parte inevitable de una historia conocida de antemano por el mismo Creador y por tanto por Jesús (su supuesto hijo de su misma esencia divina ) . Y lo mismo se aplicaría al supuesto Adán y Eva que no podrían ser condenados por actos que eran ya conocidos por su Creador y que supondrían un 'acto histórico' (como sea que haya sido) que tendrían que jugar los padres primigenios de la humanidad. Por exactamente la misma deducción lógica me parece que el pasar el “pecado” primigenio a las futuras generaciones no es un hecho que tenga sentido de magnanimidad de parte de un ser Todopoderoso y Misericordioso.

c) Creo que hay tantas cosas en las que fallan las explicaciones de la Cicneic como las explicaciones Teológicas, que la frase mas exacta de que Ciencia y Fe (en sus procesos explicativos evolucionistas, no “fijistas ni absolutistas) ) son complementarias, aunque no sepamos exactamente como se complementan , es la pronunciada por Einstein (mas incrédulo que creyente)...cuando afirma: ' La Ciencia sin la Religión es coja, la Religión sin Ciencia es ciega' Y nótese que le carga la mano a una..)...como buen científico que era.

d) Las fábulas en que esta arraigada la religión occidental (Judaismo-Cristianismo-Islamismo) al igual que el resto de religiones pergeñadas por el ser humano, es un lenguaje apto para la humanidad en la epoca en que recibía tales enseñanzas (mas cercanas a la ignorancia acientífica)...pero hoy dia son una verdadera barrera para el eventual creyente mas racional que desea fundar su Fe (mi caso) no en la fábula, sino en la ciencia.

e) Muchas veces he escrito que la vida para mi seria mas sencilla si solo tuviese la mitad de la Fe de mi esposa, pero no teniéndola he tenido que ir deduciendo e infiriendo la existencia de un Creador como producto de mis reflexiones (muchas inexactas e incompletas y por ende débiles) pero cargadas cada vez mas con una convicción de que la Vida sin un Creador es un hecho no concebible para mi.

f) Porque el Creador ha dispuesto que sea así, es un hecho que no logro entender pero que debo aceptar ,a la vez que acepto ser imperfecto ,ignorante y apenas en los umbrales de un conocimiento fragmentado ,aunque me hubiese gustado que las condiciones de vida hubiesen sido totalmente diferentes, porque además carezco del aliciente que se han inventado los budistas de que van a retornar para ir perfeccionándose hasta llegar a fundirse con el Creador. Para mi –como cristiano y católico que soy- aunque no ortodoxo – el fundirme con el Creador es un acto de mayor dificultad aun con tanta duda rondando mi cerebro.

11.Publicado por Jacques Chauveheid el 29/05/2009 08:40
Amigo Orozco Torres, en respuesta a la sugerencia de Collins y tuya similar de reunir a científicos, biólogos, filósofos y teólogos en una misma mesa, me permito decir lo siguiente :

Reunir a científicos, biólogos y filósofos no parece difícil, pero no veo como incluir únicamente teólogos católicos o cristianos porque sería demasiado limitado, además de ser poco productivo en un mundo globalizándose gradualmente respecto a problemas en lugar de soluciones. Así, se debería al menos incluir representantes de las tres religiones de mismo origen "bíblico", es decir también del Islam y del judaísmo. Desde el punto de vista axiomático, un dogma siendo un axioma, la situación del judaísmo es, según lo que pude entender, que cada palabra de la Torah constituye un dogma, pero estoy seguro de que teólogos hebreos no se comportarán como dogmáticos en esto. Esto, aparte de qué dudo que los hebreos se separen formalmente del saber de sus universidades.

En cuanto a musulmanes, la sencillez y la lógica de sus dogmas parece constituir un elemento importante (eufemismo ?) de acercamiento, una vez más según lo que he podido leer y entender. No puedo dar detalles aquí por ser múltiples, aparte de ser todos aparentemente concordantes - por ejemplo "estar en paz con Dios", etc.. Además, los musulmanes se interesan mucho en cuestiones científicas desde el siglo 7, los cristianos-católicos tienen una característica similar, etc.. Vemos así que sentarlos en una misma mesa sería un asunto científico y religioso a la vez. Me parece difícil separar ambos componentes por el momento, y espero simplemente que nunca sea el caso.

La idea de Collins de llegar así a una nueva teología es original y sorprendente, pero podría eventualmente funcionar porque Collins debe saber adonde va ± el asunto, además nadie conoce el futuro. Vale la pena entonces probarla, pero a partir de un primer proyecto dando "la idea" de Collins, aunque vaga al respecto, eventualmente de otros, elemento sin el cual no se puede medir ni determinar nada, aunque aproximadamente. Es la falta de precisión que me deja en una oscuridad que espero ser momentánea. .

No obstante, puede haber otra cosa, aunque similar o idéntica, algo oculta aunque muy real, en la sugerencia de Collins que es también suya, la cual tiene un carácter urgente (otro eufemismo) en virtud de lo que está pasando en el mundo. Es decir el supuesto conflicto de civilizaciones y el peligro creciente de guerras, ambos estrechamente juntos a la contracción energética, la cual se ha también unido a la ausencia totalmente inexplicable de grandes teóricos sumergidos en metafísicas subjetivas y improductivas, en lugar de investigar las soluciones científicas prácticas al problema de la energía. En breve, una incompetencia sin ningún parecido en la historia, de altos científicos, de dirigentes políticos, de los financieros ya lo sabemos.

Para llegar a soluciones novedosas y finalmente productivas, se debería seguir nuevas reglas, aunque varias sencillas sean súper conocidas pero no se siguen por razones misteriosas. Finalmente, no se puede excluir a ateos abiertos a nuevas ideas porque, en lugar de ser un problema, son una parte importante de la solución por dos razones, la primera sencilla sería detallada en otra ocasión con base de un motivo "religioso" que trataré de explicar, la segunda siendo que no se trata de formar una especie de gobierno religioso. Le deseo entonces éxito al proyecto de Collins, que veo muy realista, digamos "un poco a posteriori".

12.Publicado por Adolfo L. Orozco Torres el 30/05/2009 03:55
Estimado Jaques, le agradezco su cometario y desde luego coincido que de concretarse ese Concilio en torno al tema de las relaciones entre ciencia y trligión debería incluir a participantes de las diversas religiones, de las diversas denominaciones cristianas (Evangélicos, Anglicanos, Católicos, etc.) y de ateos dispustos a sentarse a 'discutir' o 'interacmbiar opiniones (eufemnismos?) pero en un ambiente de respeto a las opiniones y creencias de los otros.
Por cierto, leí de Jorge Poveda que fue usted alumno de Geirges Lemaitre, ¿lo entendí bien?. La idea de Collins es por el momento un sueño, pero ojalá algún día pueda caminarse en serio en esa dirección, creo que se le haría mucho bien a la hmanidad el sentarese a dialogar en lugar de dedicarse a criticar, denostar u ofender, como es muy frecuente.
Dios nos dió la libertad y la inteligencia para que las usemos para el bien nuestrro, de nuestros semejantes y para acercarnos a Él.

13.Publicado por Jacques Chauveheid el 31/05/2009 12:25
Amigo Orozco Torres,
Lemaître asistía a todos los seminarios de física de la universidad de Lovaina en Heverlee (algo como 3 tardes por semana), yo también durante unos 5 o 6 meses (luego tuve que quitar esta universidad). El asunto era principalmente sobre el grupo SU3 en física de partículas, así con Speiser con quien yo hacía un "trabajo". Speiser fue de la idea de los quarks con Tarski y trabajaba también con Radicati, personaje importante y también de extrema gentileza como Speiser. Radicati vino de una universidad italiana, de Bologna si me acuerdo bien.
Ningún estudiante se atrevía a hablar a Lemaître, pero una vez tuve que pedirle permiso de sentarme en la mesita en la cual estaba sentado porque no había más campo durante la "pause café", así pude hablarle en compañía de dos otros señores que no conocía, No me permití expresarle mis dudas sobre acercamientos algebraicos a la realidad física y Lemaître dijo que el deber de los físicos era informarse de todo lo que pasaba en física. Lemaître había entonces cesado de impartir cursos lectivos, tenía ± 70 años (no lo sabía) pero parecía 50, parecía netamente más delgado que en fotos que conseguí recientemente. Era de gran amabilidad y gentileza, emanaba de su persona una especie de "aura" (no sé si la palabra es exacta en español), que nunca noté de otra persona. Aunque muy sencillas, nunca pensé poner esas cosas por escrito y me concentraré en otros aspectos de tu mensaje luego.
No obstante, puedo decir lo siguiente, fui criado en escuelas laicas y no soy "de ambientes" religiosos en enseñanza de la ciencia, pero en esta universidad reinaba una atmósfera de tolerancia y amabilidad que sólo encontré en dos monasterios en África. Así estamos bastante lejos de la supuesta intolerancia religiosa y veo el tipo de concilio pluralista que sugieres con Collins, como indispensable para asegurar la necesaria paz mundial en contra de todas formas de violencia (a través de la ciencia ?), es la primera meta que veo y pienso que se hará rápidamente por esta razón. Bien cordialmente.

14.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 31/05/2009 18:01
El escritor CP Snow cuando publica su obra: " Dos Culturas" a mediados del siglo pasado, lo hace con el proposito de ver si es posible que los que se dedican a cultivar el intelecto desde perspectivas literarias diversas y los que se dedican a cultivar las diversas areas de la ciencia ,lleguen a un dialogo fructifero,partiendo del hecho de que ambos tienen culturas diferentes tanto para el aprendizaje de sus parcelas de conocimiento, como para la divulgacion de sus quehaceres .

Por diversas razones tal dialogo no llega a darse y curiosamente el concepto de "intelectual" queda circunscrito a aquellos cultores de las areas mas especulativas del conocimiento y quehaceres humanos. Y los cientificos no salen a la palestra publica a manifestar sus ideas acerca del mundo.,refugiandose muchos de ellos en la filosofia ,pero careciendo de armas adecuadas para este otro quehacer.

Tan solo el area de la feroz discusion sobre la evolucion humana es objeto de un debate continuo ,pero que no lleva a ninguna parte,toda vez que los que :
a) quienes defienden las tesis de las Sagradas Escrituras , y por tanto de la existencia de un Creador, se refugian en el dogma que perciben absoluto e incolume ,pese a que la ciencia ha ido minandolo por diversos lados.
b) quienes propugnan tesis desde el angulo de la ciencia lo hacen extrapolando sus hallazgos ,para sentar catedra acerca de la "No existencia de un Creador" ,tan solo munidos de unas leyes que apenas comprenden.

En tales circunstancias hemos llegado a un punto en que los defensores del "evolucionismo" zoologico han debido rehacer los postulados darwinianos ,pero dentro de su coto de caza cerrado ,por lo que siguen cometiendo errores de fondo,dado que no permiten la discusion de sus planteos ,pues cuando alguno se atreve a hacerlo se le acusa ipsofacto de "creacionista" y se le desacredita como eventual interlocutor.

Lo mismo ocurre del lado del teologismo cerrado que no admite discusion alguna de la letra escritural y desean mantener el "fabulismo" que sirviera para "comunicar" en una epoca en donde no existiendo cientificos,todo era permitido en nombre de las Sagradas Escrituras,que a no dudarlo, requieren de nuevas "exegesis" o interpretaciones a la luz de los conocimientos acumulados a lo largo de los milenios transcurridos desde la aparicion del Antiguo Testamento...

Para finales de los ochenta en EUA se publica un libro por parte de un cientifico-divulgador: John Kauffman, quien plantea que ha llegado el tiempo de establecer la "Tercera Cultura" ...un campo de interrelacion interdisciplinario que sin apriorismos tome,analice,propugne nuevos planteamientos en donde queden de lado las "durezas" posicionales de los "intelectuales" que se han ido perfilando como los unicos cultores de verdades y se de paso a la divulgacion proveniente del campo de la ciencia.

Hoy dia existen varios grupos dedicados a este menester de dialogo entre quienes cultivan la ciencia (en todas sus facetas) y quienes siembran ideas salidas de la "especulacion" estrictamente literaria ,ideologica y de otras disciplinas no tasadas por la rigurosidad axiologica y epistemologica de las ciencia pura o aplicadas. Tales grupos se encuentran concentrados -al menos de lo que conozco- en una universidad belga ,en una universidad norteamericana , en una universidad española , en una universidad australiana - ( aunque posiblemente hayan mas entre otros grupos de solidez ).

Tambien el Vaticano ha creado un grupo interdisciplinario con el mismo objeto,aunque con procedimientos distintos para arribar a conclusiones que en vez de enfrentar Ciencia y Fe,las hagan a ambas caminos de conocimiento (actualmente paralelos) en eventualmente convergentes.

Es obvio que el proceso esta plagado de dificultades,una de las mayores siendolo la desconfianza entre los cultores de ambas disciplinas,asi como los metodos utilizados para arribar a conclusiones.

Ya habia habido un intento racional que quedo ahogado por circunstancias adversas. Me refiero a los planteamiento del jesuita-paleontologo Theilhard de Chardin que llegaron hasta 1955 y se quedaron alli,en el suspenso.

No se como se podria iniciar lo que plantean Orozco y Chauveheid,pero-indudablemente- entre mas grupos y esfuerzos tendentes a buscar la convergencia entre Ciencia y Fe, mucho mejor,pues es necesario primero que nada y antes de encontrarse la "Verdad" como si fuese un botin escondido, se requiere dejar de lado telarañas mentales que son a veces muy fuertes.

Quiza el impulso para conciliar intereses y posiciones opuestas ha de venir de donde menos se le espera: de la desesperanza en que esta cayendo buena parte de la humanidad que se da cuenta ,iniciando el tercer milenio-segun el computo occidental- que el aumento incensante de la inseguridad del diario vivir (tanto en lo social,como en lo planetario) exige un alto en el camino para reiniciar la toma del " Sentido de la Vida" ...

15.Publicado por Jacques Chauveheid el 01/06/2009 07:54
Amigo Jorge Poveda, Orozco nos da un ejemplo de brevedad y concisión. Pienso que ya hemos dicho bastante, aunque estos temas tienen difícilmente un límite. Mi consejo para tú y yo sería seguir interviniendo con textos de 25 a 30 líneas (ejemplo), de manera a incitar otros a intervenir.

Las formas de violencia que evoco no son únicamente físicas porque son también ideológicas en el sentido de forzar políticamente a una 'manera de pensar única', pretextando que la discusión se encuentra 'cerrada', lo que nunca es el caso en ciencia y refleja una actitud gravemente anti-científica por definición.

Así, la moda razonable de publicar en física teórica es ahora incluir una discusión final en cualquier artículo, la cual presenta las objeciones y expresa 'todas' las dudas en cuanto a la tesis propuesta, se llama objetividad. En cuanto al concilio Collins-Orozco, su importancia fundamental es presentar una solución práctica a un problema real. Así, si intento expresar mi opinión sobre algo que publicar, pregunto al autor : ¿cual es el problema y cual es la solución, aunque parcial, que usted propone ? Finalmente, una falsa dificultad teórica es creer que por tener dogmas las religiones son necesariamente dogmáticas. En realidad estos dogmas son axiomas en una teoría religiosa que se fundamenta en revelaciones. Se trata entonces de axiomática derivando de 'libros sagrados', los cuales no se puede cambiar. Pero se puede adaptar aplicaciones posteriores de los dogmas a realidades sociales y científicas, ambas evolucionando - evolución básica ?

16.Publicado por Adolfo L. Orozco Torres el 01/06/2009 17:36
Estimados Jacques y Jorge, creo que el tema propiamente se ha salido del artículo específico de Collins, No se si las reglas de TENDENCIAS 21 ´permita intercambiar correos electrónicos, anexo el mío al final para continuar el intercambio. He pensado crear un Grupo. 'Amigos de Galileo' ya que él entendió perfectamente como debe 'leerse' la Biblia cuando de la naturaleza se trata y la naturaleza, cuando algún hecho se sale de los esquemas científicos en boga. Su famosa frase de que el libro de la naturaleza y el libro de la revelación no pueden contradecirse pues ambos tienen al mismo autor que es Dios, me parece un faro luminoso que nos debe alumbrar en estos temas.
Jaques, ¿Tienes escritas tus memorias? Tus contactos con algunos de los creadores de la cosmología moderna pueden ser sumamente interesantes.
adolfoleon22@prodigy.net.mx

17.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 01/06/2009 18:41
Bien , es cierto aunque no todo esta escrito,pues aun hay mucho que explicar para quienes lean,no para quienes escribimos. Y acepto la propuesta: dejo de escribir y espero exista una modalidad sencilla,abierta y apta para no continuar con comentarios generalistas ,sino con intercambios concretos y especificos que pongan sustancia al tema. Eso requiere mas de tres personas,mas bien de muchas disintiendo para ir aclarando el panorama y desemboque en una convergencia Ciencia-Fe.

18.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 01/06/2009 18:59
Ignoro que piense Jacques al respecto y me parece excelente su intervencion ,como le solicita Adolfo, pues de el he aprendido mucho,pese a nuestras distinta formacion academica. Pienso-salvo mejor criterio al respecto-que el intercambio epistolar privado tiene la ventaja de la "cercania" que propicia, pero la verdad es que yo prefiero el intercambio publico ,pues estos temas me rondan la cabeza desde hace muchisimos años y tratando de intercambiar ideas en español no ha sido facil.Lo contrario sucede con los anglosajones que tienen una cultura mas proclive a intercambios en este tipo de temas ,no obstante la divergencia de criterios,que es lo que justamente enriquece el debate.

19.Publicado por Jacques Chauveheid el 01/06/2009 19:50
Amigo Poveda,

Me expresé mal y no sé 'qué mosca me picó' ? NO SE TRATA DE CESAR DE ESCRIBIR PLANTEAMIENTOS QUE NO SON TAN GENERALES, son necesarios porque son (muchos) puntos importantes y necesarios, que evocas de manera novedosa para mí (interesante, útil, etc..). Lo que ves importante, debes comunicarlo - lo veo como tú deber y no 'puedes' escapar.

Lo que me inquieta es la ausencia de otros participantes que incentivar, tal vez con preguntas ? Contesto a Orozco luego.

20.Publicado por Jacques Chauveheid el 03/06/2009 05:52
Texto corregido

Amigo Adolfo Orozco,

Pienso que Jorge Poveda se da cuenta de la relevancia de hechos que evoca en sus escritos. Punto que vale la pena esclarecer en relación con la ciencia verdadera, la cual deriva de observaciones indiscutibles en lugar de sueños poco realistas, pero es un tema algo extenso en virtud de sus elementos históricos, incluso los recientes.

Escribir mis memorias sería menos extenso y de poco interés, exceptuando unas cuantas coincidencias cuya importancia no me apareció en el momento, yo podría hacerlo si dispongo del tiempo libre. En cuanto a Lemaître, descubrí ayer en Tendencia 21 un punto que veo importante sobre la luz apareciendo en el inicio de Génesis, hecho que le dio la inspiración básica en su trabajo de cosmología. En realidad, pienso que se trata de la separación de la luz de la oscuridad, literalmente en 'separó Dios la luz de las tinieblas'. Así, Lemaître empezó a trazar un círculo que parece haberse cerrado en cuanto a la existencia de Dios.

21.Publicado por Jacques Chauveheid el 15/06/2009 23:33
Amigo Adolfo Orozco,

Para 'concluir' sobre el tema de creacionismo, una búsqueda en Google sobre creacionismo científico me llevó a su forma corriente, que veo incorrectamente limitada por ser esencialmente biológica (no veo por qué), además caracterizada por una ingenuidad que puedo difícilmente detallar aquí. Pero lo más curioso fue que no encontré todavía el verdadero creacionismo científico existiendo en física, ahora tan establecido que la relatividad y la mecánica cuántica como lo mencioné anteriormente. Tal creación de materia, difícilmente cuestionable, fue puesta a la luz desde 1948 por razones objetivas y derivando de observaciones astronómicas, a pesar de defender a la preconcepción atea de Hoyle (en cuanto a Gold y Bondi, no lo sé).

Pienso que la confusión en este tópico se debe a dos causas, la primera siendo no seguir la recomendación sabía de Tomas de Aquino en separar religión y ciencia, la cual se enfrenta a otra confusión frecuente entre creer y saber (tema algo extenso, tal vez sujeto a discusiones sin fin). Es además un tema difícil de tratar porque parte de la solución me parece encontrarse en mensajes de carácter simbólico, aunque científicos, que se encuentran en Génesis luego de la creación física de los 4 primeros días, otro problema siendo que el científico establecido que lo haga corra el riesgo de parecer ridículo (pérdida de prestigio, etc..).

La segunda causa de la confusión actual me parece residir en la creencia persistente según la cual la ciencia se origina en el espíritu humano a partir de preconcepciones (idealistas o procedimiento a priori). Es exactamente el contrario, la verdadera ciencia, experimental y teórica, se formula acorde al procedimiento a posteriori basado en observaciones. Sin observar a Dios modificando un ser vivo, el creacionismo biológico me parece carecer de fundamento científico y seria entonces de esencia religiosa distinta. O sea que tengamos que adaptar la ciencia a observaciones menos directas aunque no menos válidas, lo que dejaría a una teología-ciencia modernizada un campo innovador de investigación, ¿ más sutil que anteriormente practicado ?

22.Publicado por Adolfo Orozco torres el 16/06/2009 22:42
Estimado Jacques, creo que lo que sucede es que la prensa, los medios -y curiosamente muchos científicos activistas ateos y religiosos fundamentalistas, principalmente evangélicos- han centrado el 'creacionismo' como la lectura literal del Génesis y que el mundo fue creado en 6 días de 24 horas cada día hace 6.000 años aproximadamente. Y el verdadero creacionismo científico, soportado por una serie de evidencias en el campo de la física como tu bien mencionas les pasa desaperciido a ambos extremos, pues eso 'no vende'.
Adolfo

23.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 18/06/2009 21:21
Independientemente de que vuelva sobre los pasos de externar comentarios sobre temas conexos a este,me parece relevante incluir aqui un articulo que me ha enviado Google ,publicado en:
Solidaridad.Net de fecha 18 de junio, y que dice respecto del Dr. Collins lo que sigue:


Francis Collins: He encontrado a Dios

El científico que lideró el equipo que descubrió el genoma humano ha publicado un libro en el que explica por qué ahora cree en la existencia de Dios y está convencido de que los milagros existen

Fuente: Camina y Ven, artículo 619

Francis Collins, director del Instituto Nacional Estadounidense de Investigación del Genoma Humano reivindica que hay bases racionales para un Creador y que los descubrimientos científicos llevan al hombre “más cerca de Dios”.

Su libro, “El lenguaje de Dios”, reabre el antiguo debate sobre la relación entre ciencia y fe. “Una de las grandes tragedias de nuestro tiempo es esta impresión que ha sido creada de que la Ciencia y la Religión tienen que estar en guerra”, lamenta Collins, de 56 años.

Para Collins, aclarar el genoma humano no creó un conflicto en su mente. En su lugar, le permitió “vislumbrar el trabajo de Dios”. “Cuando das un gran paso adelante es un momento de regocijo científico porque tú has estado en esta búsqueda y parece que lo has encontrado”, explica. “Pero es también un momento donde, al menos, siento cercanía con el Creador en el sentido de estar percibiendo algo que ningún humano sabía antes, pero que Dios sí sabía desde siempre.”

“Cuando has tenido por primera vez delante de ti estos 3.1 billones de letras del ‘libro de instrucciones’ que transmite todo tipo de información y todo tipo de misterios acerca de la humanidad, eres incapaz de contemplarlo página tras página sin sentirte sobrecogido. No puedo ayudar, sino admirar estas páginas y tener una vaga sensación de que eso me está proporcionando una visión de la mente de Dios”, reconoce.

Collins se une así a una línea de científicos cuyos descubrimientos han contribuido a reafirmar su fe en Dios. Isaac Newton, cuyo descubrimiento de las leyes de la gravedad “reorganizó” nuestra manera de entender el universo, fue uno de ellos. Newton aseguró que “el sistema más bello sólo podría proceder del dominio de un ser inteligente y poderoso”. Otro de ellos fue Einstein, que revolucionó nuestro entendimiento del tiempo, de la gravedad y de la conversión de la materia en energía. Einstein creía que el universo tenía un Creador: “Quiero saber cómo creó Dios el universo, quiero conocer Sus pensamientos; el resto son detalles”, escribió.

Collins fue ateo hasta los 27 años, cuando como un joven doctor, quedó impresionado por la fortaleza que la fe daba a muchos de sus pacientes más críticos. “Tenían terribles enfermedades de las que con toda probabilidad no iban a escapar, y todavía, en lugar de quejarse a Dios, parecían apoyarse en su fe como una fuente de consuelo”, explica. “Fue interesante, extraño e inquietante”.Por eso decidió visitar una Iglesia metodista y le dieron una copia del libro de C. S. Lewis “Mere Christianity”, que argumenta que Dios es una posibilidad racional. El libro transformó su vida. “Era un argumento que no estaba preparado para oír”, dijo. “Estaba muy feliz con la idea de que Dios no existía y de que no tenía interés en mí. Y todavía al mismo tiempo, no podía alejarme”.

Collins cree que la Ciencia no puede ser usada para refutar la existencia de Dios porque está confinada a su mundo “natural”. Bajo esta luz, el director del Instituto Nacional Estadounidense de Investigación del Genoma Humano cree que los milagros son una “posibilidad real”


Autor: Solidaridad.net- Fecha: 2009-06-17

24.Publicado por Adolfo L. Orozco Torres el 20/06/2009 19:12
Estimado Jorge, te agradezco personalmente este artículo sobre Collins que me pareció muy interesante.
Ojalá los incrédulos quisieran hacer la "Hipótesis de Dios" y observar con objetividad los resultados. A Dios nadie loh a visto, pero tampoco hemos visto los electrones, ni los quarks y no por no verlos dejan de ser realidad.
Dirán los incrédulos: "Bueno, no vemos los electrones, pero vemos , en la televisión sus efectos, de modo que si hacemos la "Hipótesis Electrón" y predecimos sus efectos y estos se presentan, es una prueba de su realidad" Pues lo mismo pasa con la "Hipótesis Dios" Si nos basamos en esta hipótesis y predecimos que quen se comporta de acuerdo a ella cambiará su vida, y luego sometemos la hipótesis a la prueba de la realidad, vemos que es efectiva, los resiultados se manifietan en hechos concretos, PRUEBA: Saulo de Tarso, perseguidor de cristianos se convierte en Pablo, el Apóstol de los Gentiles.
Anímense queridos escépticos, hagan la "Prueba de Dios" y no saldrán defraudados.

25.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 21/06/2009 00:40
Adolfo y Jacques:

En este mismo sitio, bajo el articulo titulado: "La razón científico-filosófica nos deja en el enigma
del 01/06/2009 , cuya autoria es de Javier Monserrat ,he colocado varios comentarios que se complementan con planteamientos que los tres hemos hecho en este articulo que glosa planteamientos del Dr. Collins.

Si leemos los comentarios aparecidos en ambos articulos ,encontraremos que algunas personas aceptan -sin deglutir y asimilar adecuadamente- ideas provenientes de circulos cientificos y pseudocientificos -pero se abstienen de aceptar planteamientos de orden teologico que igualmente carecen de pruebas.

En el caso de los planteamientos teologicos carentes de pruebas ,al menos quienes los aceptamos ,partimos del supuesto que hay un Dios Creador ,aunque los teologos fallen en su definicion,atribuciones y modos de operacion (pues les aplican categorias humanas). Mas directo aun: en mi caso creo en Dios aunque nadie me demuestre qu existe. No exijo ninguna demostracion de su existencia. Me basta la conviccion interna (conciencia) de que existe.

En el caso de los planteamientos cientificos y pesudocientificos ,careciendo de pruebas,lo extraño es que hayan personas que acepten las ideas provenientes de seres humanos (falibles) ,concediendoles automaticamente una "razon" real y verdadera de la cual carecen per se. En mi caso lo que afirme la ciencia requiere pasar por mi tamiz de credibilidad que no es otro que las convenciones universales de lo que es "prueba" en ciencia.

Estimo que la ciencia tiene sus reglas y que la fe tiene las suyas. Ambas reglas no son extrapolables.

Lo que la Ciencia declara como cierto puede complementarse con lo que la fe declara como cierto..y cuando hay diferencias , se pueden zanjar por convenciones a las que se llegue de comun acuerdo, y no por extrapolacion automatica, porque tal metodo no funciona.




26.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 16/07/2009 00:11
El Dr. Collins, a quien se refiere este articulo que varios hemos comentado ,acaba de recibir un importante espaldarazo de parte del Presidente Obama, segun se desprende de la informacion que se glosa a continuacion:

Fuente: Tizas- Panorama Mundial- Periodista Digital
Autor: MICHAEL GERSON).- © 2009, Washington Post Writers Group

“ Según una encuesta, apenas el 7 por ciento de los científicos estadounidenses de élite cree en un Dios -el tipo de dios al que se reza-. Alrededor del 8 por ciento, sin embargo, manifiesta su fe en la inmortalidad personal, indicando que ciertos egos son tan grandes que ocupan la eternidad.

¿Debería importar que el candidato del Presidente Obama a director del Instituto Nacional de Salud -la nominación al Tribunal Supremo en el mundo científico- forme parte de los pocos creyentes?

Francis Collins plantea un ejemplo perfecto.

Sus aptitudes están más allá de toda duda. Siendo un "cazador de genes" pionero, ayudó a identificar los marcadores genéticos de la fibrosis quística, la neurofibromatosis, el Corea de Huntington y la diabetes mellitus no insulinodependiente. Estuvo a cargo del programa del Instituto que cartografiaba el genoma humano, el equivalente biológico al programa espacial Apolo. Es un importante defensor de la medicina personalizada (el uso del conocimiento genético para ajustar a la medida los tratamientos y la prevención individual de enfermedades) y de la legislación encaminada a proteger la privacidad genética, de manera que la información sensible no pueda ser utilizada por los jefes y las mutuas con fines discriminatorios.
Collins también cree en Dios. Y más que eso, es un cristiano evangélico. Y aún hay más, entona himnos mientras toca la guitarra.

Para algunos científicos, esta mezcla de excelencia científica y creencia religiosa resulta contradictoria, algo así como ser ingeniero genético y creer en la existencia de unicornios o en la astrología. "Claramente se puede ser científico y tener creencias religiosas," dice Peter Atkins, de la Universidad de Oxford. "Pero no creo que se pueda ser un verdadero científico en el sentido más profundo de la palabra porque (religión y ciencia) son categorías del conocimiento mutuamente ajenas."

Detrás de esta afirmación se encuentra la premisa de que la categoría científica del conocimiento se ha impuesto a la categoría religiosa.
A lo que Collins, que ha escrito y dado conferencias profusamente en esta materia, responde que hay dos categorías de conocimiento, dos formas de conocimiento. Y aunque son totalmente distintas, no son "ajenas" una a la otra ni mutuamente excluyentes.

La primera categoría es el conocimiento científico, el que se alcanza a través de experimentos, estudios y pruebas. Y dentro de su competencia, según Collins, la ciencia tiene la última palabra. Es, por ejemplo, un firme defensor de la evolución Darwinista, una teoría que considera "absolutamente incontestable." Collins se muestra particularmente convencido cuando habla de las pruebas genéticas del ancestro común entre todos los seres humanos, las similaridades exactas entre nuestro ADN y el de otras especies, y las mutaciones ubicadas con precisión que sólo cabe explicar mediante el origen común. Los textos religiosos, en su opinión, hay que interpretarlos a la luz de estos hechos científicos.

Pero Collins argumenta que hay una segunda vía de conocimiento, un ámbito de moralidad y metafísica que no implica las pruebas físicas sino la probabilidad basada en las pruebas. Algunos científicos afirman que cualquier cosa más allá de la posibilidad de tocar y comprobar es igualmente mitológica, desde los unicornios a Dios pasando por la moralidad, la esperanza o el significado del amor. Collins llama a este tipo de reduccionismo "la falacia lógica."

Por definición, la ciencia sólo obtiene información del mundo físico, lo que no sirve para demostrar que el mundo físico sea lo único que existe. Como seres humanos aún queremos saber por qué existen las cosas o cómo deberíamos vivir. La ciencia guarda silencio en estos asuntos; nosotros no tenemos que hacerlo.

Collins argumenta que el código moral dentro de nosotros, y el ajuste de las constantes físicas del universo, proporcionan "indicios" (que no pruebas) que conducen a Dios. (Vea el libro de Collins "El lenguaje de Dios: Un científico presenta pruebas de fe" para leer su explicación total y razonada.)
Para Collins, la ciencia moderna y el cristianismo no son respuestas en competencia a la misma pregunta; son formas de pensar acerca de dos conjuntos de preguntas totalmente distintos, ambos de los cuales deben ser tomados en serio.

El nombramiento de Collins dice algo bueno acerca de la madurez del movimiento evangélico moderno, que está empezando a abandonar parte de sus debates menos productivos con la modernidad. Las críticas a la evolución, ancladas en controversias del siglo XIX, han servido para poco más que para provocar crisis de fe totalmente innecesarias a los jóvenes mientras abordan el conocimiento científico. Al abordar el conflicto entre evangelismo y biología moderna, Collins actúa de pacificador.

Y el nombramiento de Collins dice algo bueno de la madurez del Presidente Obama. Esta maniobra ha despertado las críticas de la izquierda secular. Es improbable que apacigüe a los conservadores religiosos que en el caso de Obama dan por sentado el cinismo. Pero parece ser que el Presidente eligió simplemente a la mejor persona para desempeñar el puesto. En el proceso, Obama ha establecido algún importante: Que el anti-supernaturalismo no es una prueba de fuego en las instancias más elevadas de la ciencia”

27.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 16/07/2009 00:19


En el Blog de Beatriz Camplillo de la Universidad Javeriana de Colombia se publica el dia de hoy este otro homenaje al Dr. Collins,que por su importancia es conveniente reproducir:

Francis Collins: Dios se puede encontrar en un laboratorio


" Desentrañar los misterios de la naturaleza aumenta el sentimiento de sobrecogimiento
Los humanos hemos comenzado la batalla entre ciencia y fe, y nos corresponde acabarla, declara el director del Proyecto Genoma Humano y del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, Francis Collins, en la siguiente entrevista. Añade que se puede encontrar a Dios en el laboratorio de igual forma que en una catedral y que desentrañar los misterios de la naturaleza aumenta el sentimiento de sobrecogimiento, más que eliminarlo. Considera que la fe es una forma de comprender los misterios profundos que la ciencia es incapaz de resolver y que el Diseño Inteligente, una alternativa al darwinismo atractiva para muchos cristianos, es científicamente defectuosa en cosas fundamentales. Por último concluye que una teología que acepte la evolución como parte del plan para la Creación de Dios, puede ser respaldada por creyentes serios que no teman la búsqueda de la verdad. Entrevista realizada por Jon M. Sweeney.


Francis S. Collins es autor del libro The Language of God: A Scientist Presents Evidence for Belief (2007), así como uno de los científicos actuales más respetados, y un reconocido creyente de la fe cristiana.

Usted es director del Proyecto Genoma Humano, pero parece que ha ganado una cierta notoriedad bajo el título del “científico que cree en Dios”. ¿Se siente “llamado” a representar ese papel, en este momento de la historia?

Yo no diría tanto, dado que la expresión “ser llamado” implica algún tipo de “misión” especial encargada por Dios, y sólo Dios conoce cuáles son nuestras misiones. Ciertamente, he tenido la fortuna de que se me pidiera liderar una empresa científica de importancia histórica, el Proyecto Genoma Humano, y este hecho aún hoy me maravilla. Uno de los objetivos del proyecto ha sido considerar las implicaciones éticas, legales y sociales de los rápidos avances en la investigación genética. Dado que la mayoría de los americanos son creyentes, ha resultado natural incluir algunas reflexiones teológicas en dichas consideraciones, y mi propia divagación sobre ciencia y fe podría ser considerada como parte de ese esfuerzo. Muchos científicos, como yo, creen en Dios, pero en general hemos estado más bien callados acerca de nuestras creencias. Sin embargo, creo que vivimos un momento crítico, especialmente en los Estados Unidos, frente a la decisión de cómo buscar verdad y sentido a nuestra vida ante el siglo XXI. Evidentemente, necesitaremos a la ciencia para que nos ayude a resolver muchos de nuestros problemas (enfermedades, sistemas de comunicación, cuidado del planeta). Pero una aproximación puramente materialista, desprovista del aspecto espiritual de la humanidad, nos empobrecerá. Después de todo, han existido ya en la historia intentos de este tipo que resultaron devastadores, como la Rusia comunista. Los humanos hemos comenzado la batalla entre ciencia y fe, y nos corresponde acabarla. Si puedo contribuir de alguna manera a redescubrir la armonía entre ambas, entonces me sentiré verdaderamente bendecido.

Usted ha dicho que el ADN es “la lengua de Dios”. ¿Lo dice literalmente o en sentido metafórico?

Un poco en ambos sentidos. Creo que el universo fue creado por Dios con la intención concreta de dar lugar a vida inteligente. Dado que en el ADN se encuentra la información molecular de todas las cosas vivas, se puede entender éste como el “Logos” que Dios ha usado para dar vida a los seres. No me entienda mal, es evidente que el proceso de la evolución por selección natural durante cientos de millones de años es el “cómo” que explica la maravillosa diversidad de la vida. Pero este cómo no contesta a la pregunta de “¿por qué?”. Creo que Dios es la respuesta a esa pregunta.

Como científico, usted ha probado sus suposiciones y creencias. Pero, como cristiano, usted ha dicho que ha dado “un salto de fe”. ¿Por qué estos dos caminos diferentes?

Quizá no sean tan distintos. Tanto ciencia como fe son formas de buscar la verdad. La ciencia la busca observando como funciona el mundo natural, y la fe busca respuestas a cuestiones más profundas, como ¿por qué hay algo hay en lugar de nada? o ¿cuál es el sentido de la vida? o ¿existe Dios? Todo requiere un cierto elemento de fe, no se puede ser científico si no se tiene fe en el hecho de que existe un orden en la Naturaleza y que ésta se comportará de una manera reproducible y predecible. Pero esto no constituye una prueba –aparentemente Dios tenía la intención de dejarnos tomar esta decisión. Quizá un salto de fe como éste suene arrebatado a un materialista convencido pero, ¿puede usted demostrar la belleza o el amor?

En un comentario que escribió recientemente para CNN.com, mencionó que el “40 por ciento de los científicos en activo se reconocen creyentes”. Este número me parece un poco sorprendente. ¿Es eso cierto? ¿Están muchos de ellos “en el armario”?

Una famosa encuesta realizada en 1917, y de nuevo en 1997, documentó este porcentaje acerca de las creencias de los científicos. Mucha gente se quedó sorprendida por esta estadística, y también por el hecho de que el número no hubiese cambiado durante el siglo XX. ¿Por qué no se escucha más sobre esos científicos creyentes? Existe un tabú acerca de la discusión de temas de fe en los círculos científicos, y los científicos creyentes a menudo temen que sus colegas les vean como menos rigurosos intelectualmente si reconocen que creen en Dios.

¿Cómo cultiva usted su vida espiritual? ¿Diariamente, semanalmente?

Trato de no hacer divisiones. Intento dedicar tiempo a la oración por la mañana, cuando el resto del mundo aún está en silencio. Pero también trato de mantener mi lado espiritual despierto y alerta durante el día. Tengo una Biblia en mi mesa de trabajo. Pero, para ser honesto, no soy modélico en este aspecto. A menudo me doy cuenta de que, al final del día, las inevitables urgencias cotidianas pueden con mis intenciones de ser más equilibrado. Y normalmente tampoco soy un practicante regular. Sería por tanto más justo decir que aún intento profundizar en mi relación con Dios, y que ésta es una tarea para toda la vida.

Volviendo al comentario que usted escribió para la CNN, me encanta su frase final: “A través de la investigación de la majestuosa e impresionante obra de Dios, la ciencia puede realmente ser un medio de culto”. Me pregunto si esto quiere decir que su trabajo científico, en sí mismo, alimenta su vida espiritual…

Completamente. Como científico que además es creyente, descubro en la exploración de la naturaleza una vía de comprensión de la mente de Dios. Se puede encontrar a Dios en el laboratorio, de igual forma que en una catedral.

Usted es un científico al que claramente le interesan los misterios (una palabra que he comprobado que usa a menudo) del mundo físico. ¿No dirían muchos de sus colegas de la comunidad científica que el propósito de la ciencia es eliminar el misterio tanto como sea posible?

¡Por supuesto! Pero siempre quedan más cosas por explorar. Y, según mi experiencia, desentrañar los misterios de la naturaleza aumenta el sentimiento de sobrecogimiento, más que eliminarlo. La fe es además una forma de intentar comprender los misterios profundos que la ciencia es incapaz de resolver, por ejemplo, el sentido de la vida.

¿Cree usted que resulta significativo que su libro, The Language of God, haya recibido el premio Libro del Año sobre Evangelismo 2007 por parte de la revista Christianity Today? ¿Ve usted en ello una señal de que la comunidad cristiano-evangélica se encuentra en un momento clave de cambio en lo que se refiere a la reducción de la guerra cultural contra la corriente principal de la ciencia, que tanto ha caracterizado al evangelismo moderno?

Me gustaría pensar que podría ser verdad, pero evidentemente aún muchos miembros de la iglesia cristiano-evangélica siguen desconfiando profundamente del pensamiento evolucionista, y pienso participar en un esfuerzo concertado entre científicos, teólogos y pastores para el desarrollo y la expansión de una nueva teología que festeje lo que la ciencia nos está enseñando sobre la sorprendente creación divina, en lugar de resistirse a esa información.

Los principales cambios en la cosmovisión han afectado profundamente a la teología a lo largo de la historia. Por ejemplo, la revolución copernicana nos hizo pensar de manera muy distinta sobre el cielo y su localización. ¿Qué cambios teológicos cree usted que están emergiendo a raíz de la comprensión de la creación desde la perspectiva de la evolución?

No veo conflictos irreconciliables entre el libro del Génesis y la ciencia evolucionista, dado que lo que estamos aprendiendo acerca de la relevancia de todos los sistemas vivos a través de la información del ADN nos ofrece la oportunidad de una nueva y excitante interpretación del plan de Dios en la creación del ser humano a su imagen y semejanza. Una interpretación ultra literal del Génesis, como la que acepta el Young Earth Creationism no puede reconciliarse con las verdades sobre el universo que Dios nos ha permitido descubrir. El Diseño Inteligente, una alternativa al darwinismo atractiva para muchos cristianos, es científicamente defectuosa en cosas fundamentales. Pero una teología que acepte la evolución como parte del plan para la Creación de Dios, a la que yo llamo Bios (vida) a través del Logos (la palabra de Dios), o simplemente BioLogos, puede ser respaldada por creyentes serios que no teman la búsqueda de la verdad.

En The Language of God, usted menciona que los cristianos evangélicos reaccionan de manera negativa a sus conferencias –abandonando la sala, por ejemplo-. ¿Estas reacciones han aumentado o se han reducido a partir de la publicación de su libro? Y, como creyente, ¿cómo le hacen sentir?

Sí, recibo regularmente e-mails de los evangelistas que me llaman la atención por “vender” la ciencia, o por elegir el culto a la ciencia en lugar de a Dios. He sido amenazado con la excomunión por un creyente indignado, aunque ni siquiera soy católico. Por supuesto me preocupa que la información que tanto me afecta provoque semejante resistencia en otros creyentes, gente razonable y afectiva, pero creo que estas reacciones simplemente reflejan la intensidad de la batalla actual entre las voces extremistas que han dominado las ondas de radio y las ventas de libros durante tanto tiempo. Si soy capaz de suministrar algunas bases para desarmar esta batalla, apuntando hacia la conclusión de que se puede tanto confiar en la ciencia para alcanzar verdades sobre la Naturaleza, como ver la mano de Dios en la forma en que la Naturaleza ha sido creada, entonces este esfuerzo hará que valgan la pena las disputas ocasionales" .


Indica Beatriz Campillo que :
"Esta entrevista, realizada por Jon Sweeney, se publicó originalmente en inglés en la revista Explorefaith, y se publica en español con autorización del entrevistador ".


La entrevista original esta fechada jueves 15 Noviembre 2007 y su autor es Jon M. Sweeney


http://www.tendencias21.net/Francis-Collins-Dios-se-puede-encontrar-en-un-laboratorio_a1909.html
Publicado por Beatriz Campillo en 0:17
Etiquetas: PROYECTO GENOMA HUMANO

28.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 16/07/2009 00:27
Y en la prensa de Madrid se encuentra este otro comunicado , cuya fuente original es :
" El País, ProtestanteDigital. Redacción: ACPress.net. , que dice textualmente respecto del nombramiento del Dr. Collins ,lo que sigue:

" MADRID, 09/07/2009 (El País, ProtestanteDigital/ACPress.net.)"

" La Casa Blanca ha anunciado el nombramiento de Francis Collins como nuevo director del Instituto Nacional de Salud (NIH, en sus siglas en inglés), el poderoso organismo estadounidense de investigación biomédica que cuenta con un presupuesto anual de 30.600 millones de dólares (21.785 millones de euros).

Durante varios meses se ha especulado acerca de esta elección del presidente Barack Obama, tras la dimisión de Collins de su cargo como director del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano. Collins, 59 años, fue el líder del proyecto público del Genoma Humano y es autor del conocido libro ´El lenguaje de Dios´, en el que reconocilia la investigación científica con su fe.

«El NIH es un modelo de ciencia e investigación. Mi Administración está comprometida con la promoción de la integridad científica y la investigación pionera y confío en que el Dr. Francis Collins liderará el NIH para lograr estos objetivos. Collins es uno de los científicos de más altura en el mundo y su descollante trabajo ha cambiado la manera en que consideramos nuestra salud y examinamos la enfermedad», afirma Obama en un comunicado de prensa hecho público por la Casa Blanca, pese a que el presidente está ausente, en la cumbre del G-8.

Collins llegó en 1993 al NIH procedente de la Universidad de Michigan, recuerda la revista Nature, donde realizó avances importantes en genética. Él fue quien descubrió el gen de la fibrosis quística. Posteriormente lideró el proyecto público del Genoma Humano, en clara competición, durante un tiempo, con el proyecto privado dirigido por Craig Venter. En política formó parte del equipo de transición presidencial de Obama.

En 2006, este genetista sorprendió a muchos con el libro ´El lenguaje de Dios´ en el que explica cómo él reconcilia sus creencias religiosas como evangélico con la ciencia y la teoría de la evolución, planteamiento que luego ha mantenido abierto en la Fundación BioLogos. cristiano desde que leyó a C. S. Lewis

Francis Collins confiesa en su libro “El lenguaje de Dios”, que el descubrimiento del genoma humano le permitió vislumbrar el trabajo de Dios. Reivindica que hay bases racionales para un Creador y que los descubrimientos científicos llevan al hombre más cerca de Dios.

Collins explica que cuando da un gran paso adelante en el avance científico es un momento de alegría intelectual; pero es también un momento donde siente cercanía con el Creador en el sentido de estar percibiendo algo que ningún humano sabía antes, pero que Dios sí conocía desde siempre.

Francis Collins fue ateo hasta los 27 años, cuando siendo un joven médico le llamó la atención la fuerza interior de varios de sus pacientes más delicados de salud, que en vez de quejarse a Dios parecían apoyarse en su fe como una fuente de fuerza y consuelo. Luego leyó “Mere Christianity” (Mero cristianismo, Cristianismo nada más, según la traducción del título) del protestante C. S. Lewis. La obra de este profundo creyente -autor de "Crónicas de Narnia"- le ayudó a volver su corazón a Dios y convertirse.

El científico considera que los milagros son una “posibilidad real” y descartó que la ciencia sirva para refutar la existencia de Dios debido a que está confinada al mundo “natural”.

Collins se une así a una línea de científicos cuyos descubrimientos han contribuido a reafirmar su fe en Dios. Isaac Newton, cuyo descubrimiento de las leyes de la gravedad “reorganizó” nuestra manera de entender el universo, fue uno de ellos. Otro más contemporáneo fue el famoso Albert Einstein "-

Hasta aqui la cita textual. . ...

Fuente: El País, ProtestanteDigital. Redacción: ACPress.net.


29.Publicado por Adolfo Orozco torres el 16/07/2009 18:42
Estimado Jorge , Magníficas contribuciones a la causa de la armonía entre ciencia y fe y la entrevista.
¿Crees que podría subirlas íntegras a la página www.cienciayfe.org ? Desde luego citando a TENDENCIAS 21 y a tí?
Felicidades nuevamente.

30.Publicado por MSc. Jorge Poveda el 16/07/2009 20:45
Estimado Adolfo :

Dada mi formacion en Comunicacion Social parto de un hecho:

Esta es una informacion publica que simplemente he subido a Tendencias 21,porque estimo que a mas "ventilar" publicamente el hecho,mas conciencia se puede crear en torno a este acontecimiento importante.
Lo unico que cuido es citar la fuente de la que he tomado la informacion. Como puedes ver nada es de mi autoria,excepto haberme enterado y tomado la decision de enviar a Tendencias 21 para su publicacion estas opiniones.

En resumen: tienes la autorizacion del caso para "retomar" documentos publicados y reproducirlos en tu blog citando la fuente de proveniencia: en ese caso Tendencias 21. Y aprovecho para dar gracias a Tendencias 21 por la rapidez con la que toman decisiones.

Cordialmente,
Jorge

31.Publicado por Beatriz Campillo el 25/08/2009 09:28
Quisiera hacer una correccion en la entrada "Publicado por MSc. Jorge Poveda el 16/07/2009".
Pues no soy estudiante de la Universidad Javeriana de Colombia, sino de la Universidad Pontificia Bolivariana.
Gracias por citar mi blog (http://www.beatrizcampillo.blogspot.com/) , pero tambien me parece pertinente aclarar que el artículo sobre el Dr. Collins en su totalidad es de http://www.tendencias21.net, incluida la aclaración final que usted ha puesto como mia.

32.Publicado por William Maroto Avila el 24/07/2014 19:15
Estimado Jacques Chaveheid: Reciba un cordial saludo, realmente el ser humano siempre ha buscado la respuestas a las grandes incógnitas, entre ellas el origen de la vida y como usted bien sabe hay muchas teorías al respecto: creación, evolución, panspermia etc.

Hay un proverbio que dice: Si alguna cosa refleja inteligencia, hay mente, y si hay mente hay persona. Ahora bien, ¿Que es lo que vemos en el universo, incluso en el planeta tierra?, ¿Vemos caos u orden?, ¿Vemos equilibrio o desorden?, ¿Vemos sabiduría de parte de un ser Supremo o alguna mente IMPERSONAL que es un buen jugador de dados, que recurrió a la suerte para formar lo que vemos?.

Los científicos, han llegado a adorar o alabar a "LA MADRE NATURALEZA", si, es como alabar o rendirle culto a un FERRARI, y desacreditar por completo al ingeniero del auto.

Como físico matemático que usted es, bien sabe que la suerte tiene un limite en la ciencia, para que un acontecimiento físico matemáticamente suceda tiene que ser de 10 a la 52 o sea 1 entre 1000000000000000000000000000000000000000000000000, todo evento dentro de este numero se considera como probable, PERO aquí le voy a dejar el balón picando, de los 80 o mas aminoácidos que existen en la naturaleza solo 20 forman la célula humana, para que estos se agruparan sin ninguna dirección inteligente, la operación es de 10 a la 113, o sea 1 entre 1 seguido de cien ceros (un numero mayor a todos los átomos del universo), entonces se considera que este evento sin una mente inteligente que lo hiciera , jamas pudo haberse dado como probable. Lastimosamente Darwin no contaba con los adelantos modernos de hoy en dia y tampoco era un buen matemático.

33.Publicado por william maroto avila el 25/07/2014 19:20
Es muy interesante que la Biblia no sea un libro científico, pero cuando ha dado información de este tipo ha sido exacta. Por ejemplo los creacionistas afirman que el universo y la tierra con todo su diversidad, fueron creadas en 6 días literales de 24 horas cada uno, bueno que dice la biblia del asunto, habla con respecto a cada día creativo: Y HUBO MAÑANA Y HUBO TARDE EL DÍA PRIMERO por citar un ejemplo, y así sucesivamente con los otros, pero ¿Serian estos días literales? o mas bien se refería a periodos extensos de tiempo, la respuesta se da en la misma biblia en el DÍA SÉPTIMO, ¿Por que?, porque el día séptimo fue tomado por Dios como su día de descanso, pero que interesante la biblia habla de su inicio pero no concluye con la expresión Y HUBO TARDE con respecto a ese día. Ahora bien el apóstol Pablo se refirió a este día de descanso y dijo que se había extendido hasta su tiempo y pidió a los cristianos entrar en el día de descanso de Dios. Por consiguiente este día séptimo ya lleva unos siete mil años de estar en vigencia y no ha terminado. En conclusión la Biblia no explica cuantos miles o millones de años fueron los periodos de cada día creativo por parte de Dios, pero si hace una división en seis periodos de tiempos en los cuales se explica con presición los diez pasos geológicos (pasos que los mismos geólogos concuerdan), en la formación de la tierra.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >








Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico


Artículos más destacados en TR