Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Cómo encogerse los dedos usando pelotas de ping-pong

Es una ilusión óptica con la que pasar un buen rato, que además aporta información sobre el funcionamiento de la mente


Un equipo de investigadores de la Universidad Católica de Lovaina La Vieja (KU Leuven) han conseguido acortar dedos de manera indolora, usando pelotas de ping-pong. En realidad se trata de una ilusión óptica que arroja luz sobre el funcionamiento del cerebro. Apunta a que la mente racional no manda sobre la percepción.





Única forma conocida de hacer desaparecer medio dedo sin que duela. Imagen: ©Current Biology. Fuente: KU Leuven.
Única forma conocida de hacer desaparecer medio dedo sin que duela. Imagen: ©Current Biology. Fuente: KU Leuven.
Un equipo de investigadores de la Universidad Católica de Lovaina La Vieja (en su tierra, Bélgica, KU Leuven) han realizado un estudio sobre ilusiones ópticas que da un poco de grima. Los científicos (psicólogos experimentales) 'clavaron' una pelota de ping-pong sobre el dedo corazón de alguien y observaron el conjunto desde arriba.

Según informa la KU Leuven, entonces se dieron cuenta de que su
sistema visual 'rellenaba' la parte inferior de la bola, a pesar de que ellos sabían que dicha parte faltaba (la pelotita había sido achatada para poder 'clavarla' sobre el dedo en cuestión). En consecuencia, el dedo con la pelota encima pasó a ser percibido como inusualmente corto.

¿Cómo es esto posible?, cabría cuestionarse. Parece ser que gracias a la necesidad de "compensar" la parte de bola perdida. 
Esta compensación la elabora el propio sistema visual humano, y no la imaginación, aseguran los científicos.

La mente racional no manda

En realidad esta investigación -aparentemente superficial- tiene su valor, pues arroja luz sobre la relación entre la percepción y las creencias; y sobre el funcionamiento de nuestra mente. Lo mismo sucede con el análisis de los engaños de los trucos de magia, basados sobre todo en ilusiones ópticas.

De hecho
, la ciencia de la magia tiene un gran atractivo para los psicólogos, como ya os contamos hace unos años al hablar del encuentro
Neuromagic, que en 2011 y en 2012 reunió a algunos de los mejores magos del mundo y a prestigiosos neurocientíficos especialistas en percepción, conciencia y cognición.

Vebjørn Ekroll, uno de los autores del estudio de la KU Leuven, señala que la ilusión del dedo encogido en concreto proporciona una fuerte evidencia de algo contrario a la intuición acerca del funcionamiento del cerebro humano:

"N
uestro sistema visual está detrás de la ilusión, y no nuestra mente consciente. Racionalmente, sabemos que nuestro dedo en realidad no es más corto, pero la ilusión persiste, a pesar de todo", apunta. Así que, siempre que la magia esté a nuestro alcance, lo mejor será relajarse y disfrutar del espectáculo en lugar de intentar comprender sus trucos. De cualquier modo, no podremos sustraernos al engaño...


Lunes, 4 de Abril 2016
Take Tan-Tan
Artículo leído 2191 veces



Nota



Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 8 de Junio 2016 - 10:00 Ellas los prefieren con desodorante