Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Cómo reducir el estrés y aumentar la productividad en solo cuatro pasos

Los jefes deben tener carisma y trabajar codo con codo con los empleados, entre otras medidas, para inspirarlos


Es bien sabido que los ambientes de trabajo estresantes son negativos para la productividad y la calidad del trabajo de los empleados. Un nuevo estudio confirma que no siempre la presión obtiene resultados positivos y por el contrario termina por afectar el resultado esperado. El estrés positivo, en cambio, suele estar relacionado con la esencia en sí de la tarea desarrollada. Para potenciarlo, los jefes pueden dar cuatro pasos clave. Por Iván Abreu Anaya.



Es común, hoy en día más, observar en los anuncios de vacantes de empleo el enunciado ‘capacidad para trabajar bajo presión’. Este parece un requisito indispensable en muchos oficios, en los que con esta advertencia se avisa a los postulantes de que desempeñarán su labor en un ambiente laboral más bien hostil.

En tiempos de recesión y altísimos niveles de desempleo, los aspirantes a los trabajos prestan poca atención a la salud o a su tranquilidad, más bien parece un lujo gozar de ambas en la actualidad, aunque éstas si que debieran ser indispensables para nuestra calidad de vida.

Existen tareas como las de los policías, bomberos, médicos de urgencias, periodismo de guerra, corredores de bolsa, en las que la presión es intrínseca al propio quehacer, y para ello hay que estar preparado como postulante e inclusive tener vocación.

El problema llega cuando la presión y el ambiente hostil es generada por el ‘líder’ de equipo y no va ligada a la tarea; cuando es el propio jefe el que, lejos de promover una adecuada interacción con sus empleados, maneja los códigos errados que desencadenan el estrés y el típico pesimismo de ‘ir a la oficina, otra vez’.

La introspección del jefe

Como jefes de personal, encargados de grupos o líderes, es fundamental, según el experto Duane Dike, gerente de operaciones de Disneyland en Anaheim, California, y responsable de dirigir a los cientos de talentosos cantantes, bailarines, músicos, comediantes y artesanos de ése espectáculo, promover la introspección.

“En ese momento nosotros, como líderes debemos mirar nuestro verdadero yo (y a veces asumir que no nos gusta lo que vemos). Somos responsables de nuestra conducta, por lo tanto debemos reconocer nuestras debilidades y hacer todo lo que esté a nuestro alcance para revertir las deficiencias y cambiar la forma de interactuar con los compañeros de trabajo”, afirma Duane.

El experto describe en su artículo difundido por el digital especializado Management-Issues que el factor primordial para que entre el resto del equipo exista una actitud amigable, de apoyo y colaboración, es el proceder del jefe, su táctica.

El comportamiento del líder positivo mejora el clima de trabajo y éste ha sido siempre un tema muy discutido, la responsabilidad recae siempre sobre el superior sí el personal esta desmotivado producto del estrés y la presión a la que están sometidos. “Pero, además, si hacemos bien el trabajo como líderes, notaremos los resultados dentro del equipo, satisfacción del personal, la reducción del estrés laboral inducido por el mismo jefe, la lealtad del empleado a la organización, y los sentimientos de orgullo de la organización. Lo contrario también es cierto, que los resultados negativos de una mala cultura organizacional se perciben rápidamente: la insatisfacción laboral, la falta de compromiso, la alienación y el estrés”, puntualiza Duane.

En ambos resultados, tanto positivos como negativos, la influencia del jefe, su preparación y capacidades como líder son fundamentales. Tratar el estrés y la presión como un ingrediente más para la creación de un gran producto es erróneo desde todo punto de vista; desarrollar, en cambio, las tareas en un ambiente socialmente idóneo y promovido por la motivación y el respeto sí que dará el resultado deseado.

Cuatro pasos que debe dar un buen jefe

Entre las tácticas que el experto cuenta que debe tener todo buen líder para mejorar su receptividad entre el personal, la satisfacción del empleado y, por tanto, la productividad y la calidad del trabajo están:

1. Permitir las conversaciones en grupos pequeños, en las que los compañeros de trabajo pueden resolver problemas de trabajo como amigos y homólogos.

2. Deben desempeñarse con carisma para ser fuente de inspiración, la inteligencia y la sensibilidad emocional son cualidades que se deben promover. Los gerentes en realidad no motivan, inspiran.

3. Centrarse en la prevención de problemas en lugar de la resolución de problemas. Por supuesto, esta configuración puede ser idealista, imposible de conseguir, pero trabajando hacia la prevención se pueden beneficiar las culturas emocionales, lo que reduce el estrés.

4. Entender el negocio y trabajar codo con codo con los empleados. Cuando un líder sólo en ocasiones pasa por el terreno de trabajo, e incluso entonces lo hace sólo para corregir o actuar como juez, los trabajadores lo miran con recelo. Sin embargo, cuando un líder visita a menudo a su personal, se convierte en parte de la cultura de funcionamiento diario y es bienvenido en la familia de los trabajadores.

El experto puntualiza: “como jefe debe saber que cada comentario negativo golpea de forma irreparable al banco de memoria del empleado. Los comentarios negativos van a la misma área del cerebro que manifiesta el dolor físico. Golpee a un perro con un periódico una sola vez y compruebe que el perro no va a confiar en usted, o en el periódico, nunca más. Pues es lo mismo le sucede con un trabajador y un jefe que sólo da sermones”.

Recuerde como líder que el ‘estrés’ es un mecanismo de defensa de nuestro organismo ante una situación que consideramos amenazante, y una amenaza jamás será la premisa de un resultado exitoso, menos a nivel laboral. Haga de su optimismo un don que sirva para contagiar al resto del equipo y promueva el auto-control como la mejor respuesta ante situaciones límite, no olvide aquél refrán: ‘Al mal tiempo buena cara’. Pues póngalo en practica ante objetivos que parezcan inalcanzables, optimismo y solidaridad, los resultados seguro serán mejores que aplicando presión.



Lunes, 30 de Abril 2012
Artículo leído 13091 veces





Nota


Comente este artículo

1.Publicado por AlbertoB el 30/04/2012 11:44
Estoy bastante de acuerdo en general, pero también hay que ayudar al trabajador a que se de cuenta de cuando pierde el tiempo y cuando lo aprovecha. Esos pasos funcionarían en un mundo perfecto, pero no lo es.

Nosotros basamos el encontrar problemas en los cambios de productividad, y desde hace un tiempo andamos utilizando un programa que se llama Workmeter para medir nuestra productividad y ver donde fallamos, o detectar bajadas de productividad, tanto individuales como de equipo. La mejor manera de atajar el problema.

2.Publicado por Nayadeth LÓPEZ ALVARADO el 31/07/2012 19:52
Nayadeth
Si totalmente de acuerdo...!!! me he enfrentado a periodos de estrés generado por mis profesores y de esa forma doy malos resultados, en cambio cuando existe un buen trato y metas impuestas con motivación ocurre todo lo contrario y además se logra un objetivo de vida que es disfrutar de lo que se hace tanto en el camino como del logro mismo de la tarea. Con respecto al comentario de Alberto, si bien existen trabajadores que pierden el tiempo, probablemente imponiendo estrés negativo sólo lo mantenga ocupado ante sus ojos pero en cuanto a productividad creo que será insuficiente de todas formas, la mejor forma es motivarlos positivamente y si ya bajo esa condición no hay cambios mejor buscar a otras personas, que gente dispuesta hay en todos lados, para que volverse hostiles no? ya basta con todo lo que ocurre en el mundo, además como dicen a buen entendedor pocas palabras.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 29 de Julio 2013 - 09:45 Cómo sobrellevar un trabajo tóxico






Noticias de España y Chile