Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Con la expansión de los smartphones, aumentan los peligros

La información contenida en estos dispositivos, cada vez más amenazada


A medida que los smartphones se hacen más y más populares, aumenta el peligro de que éstos sufran serias amenazas. Programas espías, virus, y hackers podrían explotar la vulnerabilidad de estos dispositivos, para aprovechar la información que contienen. Un artículo aparecido en la revista Businessweek analiza estos riesgos, que circulan a través de las tiendas de aplicaciones, Internet y el email. Se espera que, en los próximos años, las medidas de seguridad para smartphones generen un gran volumen de negocio. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Fuente: Everystockphoto.
Fuente: Everystockphoto.
Fuente: Everystockphoto.
Fuente: Everystockphoto.
A medida que los smartphones (iPhone, BlackBerry y otros) se van haciendo populares, aumentan también los softwares nocivos que pretenden explotar su vulnerabilidad, como virus o programas espías, alerta la revista Businessweek.

Por ejemplo, a finales de octubre el desarrollador indonesio Sheran Gunasekera lanzó una aplicación de software para teléfonos móviles llamada PhoneSnoop destinada a espiar las conversaciones ajenas a través de un smartphone. FlexiSPY es otro de estas aplicaciones con fines igualmente oscuros destinados a este tipo de teléfonos.

Por ello, según los expertos, la amenaza contra la seguridad de los smartphones es inminente.

Peligros para los smartphones

Los smartphones están cada vez extendidos (según datos de la consultora ABI Research, se lanzarán al mercado 330 millones de unidades en 2014), y realizan cada vez más tareas, incluyendo el pago de facturas o las compras online. Por eso, su atractivo para los hackers y delincuentes está aumentando.

Los hackers pueden atacar estos teléfonos a través de las tiendas de aplicaciones para ellos, la Web y el email. Su finalidad es usar la información que obtienen de los teléfonos para suplantar la identidad de sus dueños o robar sus datos personales con fines fraudulentos.

Las aplicaciones para móviles, que se venden o distribuyen en las tiendas online de aplicaciones, están emergiendo como una vía especialmente atractiva de potencial vulneración de la seguridad de los dispositivos. A pesar de la vigilancia en estas tiendas, es imposible detectar todas las amenazas.

Por otro lado, los smartphones también son vulnerables a los mismos ataques que han sufrido desde siempre los ordenadores a través de la web o el email.

Según una encuesta realizada por Trend Micro el pasado mes de mayo con 1.016 usuarios norteamericanos de smartphones, uno de cada cinco dueños de móviles se han topado ya con “fraudes de pesca cibernética”, que consisten en que los hackers se hagan pasar por bancos u otras instituciones de confianza intentando recopilar información personal de los usuarios.

Fuente de negocio

En el otro lado del problema nos encontramos a los vendedores de elementos para aumentar la seguridad.

La perspectiva del aumento de las amenazas para los smartphones supone para ellos una indudable fuente de negocio. Según Businessweek, la venta de softwares de seguridad para móviles podría alcanzar los 1,6 mil millones de dólares en 2013, en comparación con los 113 millones de dólares ganados en 2008.

De la situación se beneficiarían compañías como McAfee (MFE), Symantec, Discretix o Callpod. Además, a medida que las operadoras aumenten sus redes y su seguridad, vendedores como Cisco Systems (CSCO), Juniper Networks (JNPR) o CheckPoint (CKP), que comercializan aplicaciones de seguridad para redes de telecomunicaciones, también generarán más ganancias a partir de sus ventas.

No sólo los usuarios privados deben preocuparse de que sus smartphones sean seguros. De hecho, también las empresas tratan ya de reforzar la seguridad de sus móviles, adquiriendo desde antivirus hasta programas de limpieza remota, con los que se puede borrar a distancia toda la información almacenada en un smartphone robado.

Actualmente, alrededor del 10% de las compañías con más de 1.000 empleados emplean este tipo de programas, según Infonetics.

En general, se calcula que los consumidores llegarán a pagar entre 10 y 20 dólares al año en programas de seguridad, un precio que es menor que el de los actuales programas de seguridad para ordenadores personales.

De cualquier forma, las precauciones para los smartphones serán cada vez más necesarias, sea cual sea el precio que tengan.

Según los expertos, hoy día, ningún smartphone es seguro al 100%, por lo que se recomienda no introducir en ellos información que no queremos que se conozca.

Apreciaciones de los usuarios

El artículo de Businessweek pone de relevancia un problema que quizá aún no preocupa demasiado a los usuarios, al menos si se tienen en cuenta los datos obtenidos por la misma encuesta de Trend Micro.

Según ésta, el 44% de los usuarios de smartphones tiene la sensación de que navegar por Internet desde sus teléfonos es tan seguro, si no más, como navegar desde su propio ordenador de mesa.

Por otro lado, aunque el informe señala que el 23% de los usuarios de smartphones utiliza software de seguridad ya integrado en sus teléfonos inteligentes, uno de cada cinco considera que instalar un programa de software de seguridad en estos dispositivos no resultaría muy efectivo, dado que creen que el riesgo de navegar con un smartphone es limitado.

Los usuarios de iPhones parecen ser los más inconscientes del riesgo. El estudio de Trend Micro puso de manifiesto que estos usuarios son los que están más dispuestos y tienen mayores posibilidades de navegar por la web desde sus smartphones, visitar páginas donde se comparte audio y vídeo, sites de compras, blogs, registrarse en páginas web y en redes sociales; enviar y recibir correos electrónicos, abrir correos adjuntos o pinchar en el link de una URL incluida en el email; y escuchar y descargar música, ver vídeos, utilizar la función de GPS y visitar páginas de juegos online.

Sin embargo, todas estas funcionalidades que otorgan al iPhone su mayor atractivo son los que hacen que estos dispositivos sean los más vulnerables a las amenazas, publica Trend Micro en un comunicado.


Miércoles, 18 de Noviembre 2009
Artículo leído 5831 veces


Nota


Comente este artículo

1.Publicado por compras online el 19/11/2009 17:31
Lo malo de esto es que la gran mayoría usa estos terminales con información importante de sus empresas, incluso los servicios de seguridad son asiduos, y nadie les ha dicho nada sobre su vulnerabilidad ni lo fácil que resultan piratear; las compasáis telefonicas que lo venden, deberían venderlo junto con un software de seguridad.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos