Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
25 Aniversario




Cooperativas agrícolas confirman su fracaso en Tanzania




John Daffi sube hasta la cima de una colina que da al Valle del Rift y al bosque de Ngorongoro, donde los animales migran entre el famoso cráter homónimo y el lago de Manyara, en Tanzania. Al mirar hacia abajo, este hombre de 59 años ve la granja de su familia y recuerda cuando su […]

El artículo Cooperativas agrícolas confirman su fracaso en Tanzania fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.

John Daffi en su predio, parte de una cooperativa que se inició en 1963 en Kitete Superior, Tanzania. Los últimos intentos oficiales de revivir el cooperativismo agrícola han sido un fracaso. Crédito: Adam Bemma/IPS.

John Daffi en su predio, parte de una cooperativa que se inició en 1963 en Kitete Superior, Tanzania. Los últimos intentos oficiales de revivir el cooperativismo agrícola han sido un fracaso. Crédito: Adam Bemma/IPS.

Por Adam Bemma
ARUSHA, Tanzania, Apr 7 2014 (IPS)

John Daffi sube hasta la cima de una colina que da al Valle del Rift y al bosque de Ngorongoro, donde los animales migran entre el famoso cráter homónimo y el lago de Manyara, en Tanzania. Al mirar hacia abajo, este hombre de 59 años ve la granja de su familia y recuerda cuando su padre lo trajo por primera vez a este pintoresco lugar.

“Kitete Superior era una aldea agrícola modelo creada por el gobierno de Tanzania. Estando en Arusha, mi padre recibió un llamado de su hermano, que estaba en Karatu, diciéndole que se postulara. Nos seleccionaron como una de las primeras 100 familias”, dijo Daffi a IPS.

En 1962 llegó a Tanzania el agricultor británico Antony Ellman, y entre 1963 y 1966 ayudó a establecer la Sociedad Cooperativa de Kitete Superior sobre 2.630 hectáreas del distrito de Karatu, en el norte del país, a unos 160 kilómetros de Arusha.

“Era una época emocionante, pues Tanzania acababa de independizarse y era una oportunidad real para que los aspirantes a agricultores tuvieran acceso a tierras grandiosas”, dijo Ellman a IPS.

El padre de Daffi, Lucas, se mudó con su familia de la aldea de Mbulu, en la región de Manyara, a Kitete. Los seleccionados iniciaron un experimento social y se distinguieron de otras aldeas cercanas con el nombre de Kitete Superior.

El movimiento cooperativo es anterior a la independencia. El profesor Amon Z. Mattee, de la Universidad Sokoine de Agricultura de Tanzania, dijo a IPS que la prosperidad de las cooperativas de los años 60 llevó a que el gobierno quisiera expandir su alcance.

“Las cooperativas empezaron en los años 30 con algunos cultivos comerciales como el café y el algodón, y por muchos años, hasta la independencia en 1961. Se enfocaban en sus miembros y ofrecían servicios excelentes de investigación, extensión, insumos, mercados e incluso educación para los hijos de los cooperativistas”, dijo Mattee.

El presidente y héroe de la independencia tanzana, “Mwalimu” (maestro) Julius Nyerere, inició el programa de asentamiento y trabajo cooperativo con la esperanza de que prosperaran. Dieciocho meses después de la independencia, en 1963, nació la Sociedad Cooperativa de Kitete Superior, que continúa hasta hoy.

“El suelo era tan fértil… Empezamos a cultivar cereales como trigo y cebada. Ahora estamos en una escala mucho menor, y cultivamos principalmente maíz y frijoles, nuestros alimentos básicos”, dijo Daffi.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Tanzania es principalmente un país rural con una economía de base agrícola que emplea a la mayor parte de la fuerza laboral nacional.

Hay una gran dependencia de la agricultura de secano, que contribuye con 30 por ciento del producto interno bruto y 64 por ciento de los ingresos por exportaciones.

Sus cultivos tradicionales de exportación son café, castañas de cajú, algodón, azúcar, tabaco, té, sisal y especias de Zanzíbar.

El maíz es el principal cultivo alimentario, junto con el sorgo, el mijo, el arroz, el trigo, los frijoles, la mandioca, las bananas y las papas, según la FAO.

“Durante los primeros 10 años, Kitete Superior fue en ascenso. La gente trabajaba junta, con entusiasmo, y la vida mejoraba para todos. Continuamente se mejoraban los rendimientos, se construían casas más grandes y mejoraban los servicios”, dijo Ellman.

En 1974, el sueño se desvaneció cuando Nyerere obligó a los reticentes de áreas rurales y urbanas a mudarse a las aldeas cooperativistas como Kitete Superior, causando en ellas tensión ambiental y organizacional. En ese momento, su población se disparó de 210 a 1.200 habitantes.

El estudio “A Profile of Environmental Change in the Lake Manyara Basin, Tanzania” (Un perfil del cambio ambiental en la cuenca del lago Manyara, Tanzania), realizado en 2001 por los académicos Rock Rohde y Thea Hilhorst, examina las tensiones agrarias que generaron esas políticas del gobierno.

“Ujamaa (el socialismo de Nyerere) pretendía instalar a toda la población rural tanzana en aldeas cooperativas, y lo logró en el marco de la ‘Operación Vijijini’, cuando se redistribuyó la tierra y varios millones de campesinos se reasentaron en nuevas y más compactas aldeas, a menudo bajo coacción”, señala el estudio.

Esto “tuvo un profundo efecto social y económico, especialmente en las tierras altas de Karatu, donde los agricultores comerciales acaudalados fueron privados de sus tierras”, agrega.

Desde entonces, Daffi vio cómo la tierra de Kitete Superior escaseaba, parcelada para dar lugar a una población en aumento. Esta aldea que en 1963 tenía 500 habitantes cuenta ahora con casi 5.000 y produce mucho menos que antes, porque tiene menos tierras.

“Cada pulgada de tierra está cultivada”, dijo Daffi.

El profesor Mattee investiga las formas de organización de los agricultores en Tanzania. Según él, los recientes intentos del gobierno por revivir las cooperativas, como la Política de Desarrollo de Cooperativas de 1997, fueron un fracaso.

“Desde los años 90, el gobierno ha intentado revivir el sector cooperativo introduciendo nuevas políticas, pero las cooperativas ya eran demasiado débiles, y los agricultores habían perdido por completo la fe en ellas”, dijo Mattee.

Ellman reflexiona sobre su etapa en Kitete Superior con gran nostalgia. Pero se da cuenta de que enfrenta el mismo problema que todas las cooperativas agrícolas que quedan en Tanzania: falta de unidad y recursos insuficientes para apoyar a la población de rápido crecimiento.

“Estoy en contacto con muchas personas en Kitete Superior y fui de visita de nuevo en 2012. Me pidieron que registrara su historia”, dijo Ellman.

“Es difícil. Con una población tan densa necesitan formas más intensivas de uso de la tierra, e incluso diversificarse de la agricultura. Los tanzanos tienen recursos. Ellos pueden hacerlo”, añadió.

 

El artículo Cooperativas agrícolas confirman su fracaso en Tanzania fue publicado originalmente en IPS Agencia de Noticias.



Fuente : http://www.ipsnoticias.net/2014/04/cooperativas-ag...


Lunes, 7 de Abril 2014
Adam Bemma
Artículo leído 296 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.