Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean el primer escarabajo cyborg

Es capaz de moverse y volar gracias a la acción de los electrodos que activan sus músculos


Científicos de la Universidad de Michigan presentaron el primer escarabajo cyborg del mundo en la conferencia internacional MEMS 2008, celebrada recientemente en Tucson, Arizona. Se trata de un insecto con electrodos implantados cuyos movimientos pueden dirigirse por control remoto. Elementos como estimuladores neuronales y musculares o un microcontrolador electrónico permiten controlar al escarabajo, que podría destinarse a labores de espionaje. El desarrollo de esta tecnología está enmarcado en el proyecto Hi-MEMS de la DARPA estadounidense, que cuenta también desde 2006 con una cucaracha cyborg y que experimenta asimismo en la misma línea con animales más complejos como las ratas. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


En la última conferencia internacional MEMS 2008, especializada en sistemas electromecánicos de tamaño micro y celebrada a mediados del pasado enero en Arizona (Estados Unidos), científicos de la Universidad de Michigan presentaron un concepto casi novedoso: un insecto cyborg dirigido por control remoto.

En concreto, el cyborg era un escarabajo unicornio -o Dynastes tityus - al que se le habían implantado una serie de electrodos: uno en el cerebro y otros dos en los músculos encargados de mover las alas.

Con ellos incrustados en el cuerpo, el escarabajo cyborg fue capaz de despegar y aterrizar, de girar a izquierda y derecha, así como de realizar otros movimientos de vuelo bajo control, como detenerse, gracias a la acción de los electrodos que activaron sus músculos, informa Technovelgy.

Dirección dirigida

Sus creadores explicaron en MEMS 2008 que el sistema consiste en una serie de estimuladores neuronales y musculares insertados, un estimulador visual, un ensamblaje de poliimida (polímero de moléculas de imido) y un microcontrolador electrónico.

Alimentado energéticamente por dos microbaterías, el dispositivo requiere de un insecto “plataforma” de al menos dos centímetros de longitud, y entre uno y dos gramos de peso para su instalación.

Los sensores situados en el cerebro y en los músculos que mueven las alas están vinculados al microcontrolador electrónico, y a una pila de ión-litio. Ambos se instalan en el tórax del insecto, como si fueran un “saco”.

Este saco lleva también un estimulador visual compuesto por diodos electro luminiscentes, que se colocan delante de los ojos del insecto. El brillo de los diodos puede incitar al escarabajo a dirigirse en una dirección concreta, señala Futura Science.

En territorio enemigo

La implantación de todos estos elementos en el coleóptero se realiza durante la metamorfosis, es decir, cuando el insecto aún se encuentra en el estadio de oruga o de crisálida. Los pequeños dispositivos instalados se integran mejor en los tejidos aún blandos, que terminan integrándolos. La mortalidad de los insectos varía de entre un 20% a un 80% según el lugar en que se coloquen los electrodos.

El escarabajo cyborg se enmarca en un proyecto de la DARPA (la Defense Advanced Research Projects Agency) de Estados Unidos bautizado como Hi-MEMS (Hybrid Insect MEMS), que aspira a desarrollar tecnologías que permitan controlar el movimiento de los insectos.

Para ello, se trabaja en la creación de interfaces máquina-insecto colocando sistemas micromecánicos dentro de los escarabajos en las primeras fases de su formación orgánica. El control de los vuelos y de los movimientos de los insectos se haría por control remoto, bien con GPS, con Radio Frecuencia o con señales de ultra sonido.

La finalidad principal de estas máquinas-insecto serían las misiones militares, por ejemplo, que llevaran video cámaras y pudiesen penetrar sin ser vistos en territorio enemigo para recopilar información.

También cucarachas cyborg

No es la primera vez que se informa de un avance tecnológico de estas características. En 2006 ya habíamos informado en otro artículo de un anterior insecto también convertido en cyborg: la cucaracha.

En aquel caso se trataba de un insecto al que habían sustituido las antenas por una mochila micro-robótica, dotada de mini cámaras u otros artilugios de captación de información. La proeza fue llevada a cabo en Japón, en la Universidad de Tokio, y en este caso se hizo mediante cirugía.

La finalidad de una cucaracha tan bien equipada sería la de localizar supervivientes entre las ruinas de una ciudad tras un terremoto o la de realizar misiones de espionaje industrial o militar. También los movimientos de este insecto eran seguidos y controlados a distancia, es decir, que era teledirigida.

Otro equipo que ha trabajado en esta misma línea es el del proyecto Cockroach Controlled Mobile Robot, de la Universidad de California, que pretende crear un sistema semi-inteligente en el que también una cucaracha desempeñará el papel de una "central processing unit" ó CPU de un ordenador.

La aparición del escarabajo cyborg confirma que estos experimentos prosiguen y que consiguen resultados, tal como había anticipado el año pasado a la revista Time el director de Inteligencia Artificial del MIT, Rod Brooks: "Se han realizado algunos experimentos en los que animales simples, como ratas y cucarachas, fueron operados y manejados por joysticks, pero es la primera vez que se ha inyectado un chip en el estado de crisálida y "criado" dentro de ella".

Eso quiere decir que no sólo cucarachas y escarabajos, sino que también ratas y otros animales simples están siendo experimentados con tecnologías avanzadas para manipularlos a voluntad con fines que van desde los humanitarios a los militares, pasando por los de la mera investigación.

Sábado, 10 de Mayo 2008
Artículo leído 15790 veces




Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Álvarez Silva el 10/05/2008 19:56
La verdad es que estos experimentos son lamentables. Con los humanos no pueden hacerse públicos pues herirían la susceptibilidad de la gente creando una "alarma social"; realmente se enmarcan desde el punto de vista moral en la guerra biológica. No hace falta recordar que en ningún momento "el fin justifica los medios" y menos en temas bélicos. Estos experimentos son un atentado contra la vida a secas y reflejan la hipocresía y el poco respeto que se tiene por la misma en amplios sectores de nuestra sociedad. Lo dicho: ¡profundamente lamentable!

2.Publicado por Cualquiera el 13/05/2008 09:25
Pues suena fatal eso de machacar escarabajos, y con humanos sería una salvajada, pero es verdad que es así como avanza la ciencia. Tú que defiendes la vida seguro estás a favor de la medicina moderna y avanzada, pues ya sabes como se ha llegado ahí, muchas barbaridades, y con humanos también se han hecho. Es duro pero yo creo que es el camino para aprender.

3.Publicado por suarez el 21/05/2008 03:31
Aprovechar que podemos manipular la vida con animales pequeños que son más imponentes que un ser humano me hace pensar en la poca integridad de las personas colaboradoras, en el caso de la cucaracha hubo un fin, pero igualmente frívolo, sólo pensar en la vida humana, dejando atrás a los eslabones que nos tienen en la cúspide es un deterioro de energía e ideas

4.Publicado por Bevi el 02/09/2008 05:05
Tengo una idea! Armemos un Científico Cyborg! Con algo de cemento de contacto, alambres de púa y algún aparato de radiofrecuencia en desuso, insertaremos una mezcla de los mismos en algún orificio del cuerpo del científico-prototipo y probaremos a ver que pasa...todo sea en nombre de la ciencia! Sigan así muchachos, el mundo es una maravilla!!

5.Publicado por Oca el 10/09/2008 18:00
Realmente espeluznante. Teneis razon todos, cada uno a vuestra forma, pero no deja de sorprender hasta donde llegará la ciencia. Yo ya me estoy imaginando, no sólo los desastres de la guerra, sino la propia diverción del ser humano. Dentro de poco, en vez de videojuegos, le regalaremos a nuestros crios, una rata teledirigida viva. Realmente terrorífico.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >