Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean etiquetas RFID en gránulos para operaciones de espionaje

Las empresas se proponen incorporar esta tecnología para prevenir robos


Una compañía norteamericana ha creado para el FBI (la Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos) un sistema de vigilancia basado en la tecnología de Identificación por radiofrecuencia. El sistema, bautizado como Nox Defense, permite esparcir tags o etiquetas RFID del tamaño de granos de arena en cualquier lugar, persona u objeto, para controlar sus movimientos en cualquier momento. Las cámaras de vigilancia hacen el resto: registrar las imágenes del movimiento indicado por los tags. El sistema ya es utilizado por los servicios secretos de todo el mundo, pero ahora se plantea la posibilidad de extenderlo al sector empresarial para prevenir robos. Así, de manera completamente clandestina, podrán ser controlados los productos, los ladrones e, incluso, los trabajadores. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


La Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos (más conocida como FBI ha desarrollado un nuevo sistema de Defensa Inteligente del Perímetro, es decir, un sistema de vigilancia y protección, que utiliza la tecnología de Identificación por radiofrecuencia (RFID para rastrear y controlar a personas sin que éstas se den cuenta.

La tecnología RFID (siglas de Radio Frequency IDentification, en español Identificación por radiofrecuencia) es un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remoto que usa dispositivos denominados etiquetas, transpondedores o tags RFID. El propósito fundamental de la tecnología RFID es transmitir la identidad de un objeto (similar a un número de serie único) mediante ondas de radio. Las tecnologías RFID se agrupan dentro de las denominadas Auto ID (Automatic Identification, o Identificación Automática).

Según informa la revista Industrywizards.com, el sistema del FBI, bautizado como Nox Defense, combina la tecnología RFID con el registro de imágenes de vídeo de alta resolución. El resultado son unos gránulos de fibra óptica microporosos, imperceptibles a la visión, que se iluminan cuando son expuestos al rayo láser asociado a las cámaras de vigilancia.

Cómo funciona

Un ejemplo del funcionamiento de Nox Defense aparece publicado en ComputerWorld: un empleado que pretende robar información confidencial de su empresa penetra en secreto en una cámara de seguridad.

Allí roba planos o archivos y los introduce en un maletín. Lo que el ladrón no sabe es que a sus zapatos se han adherido, mientras cometía el robo, cientos de diminutos chips RFID que habían sido esparcidos por el suelo de la cámara de seguridad, para protegerla.

Cuando, más tarde, el empleado pasa por un lector RFID cercano a la puerta principal de su oficina, este lector detecta los chips en sus zapatos, y hace saltar la alarma para alertar de que dicho individuo ha accedido a la cámara de seguridad. Los servicios de seguridad recibirán una alerta a través de telefonía móvil para que puedan seguir, en directo y a través de iPhone, el desarrollo del robo.

El sistema Nox Defense, creado para el FBI por la compañía SIMPLYRFID, funcionaría de manera “clandestina”, en redes sin cable, cuya instalación sería cuestión de tan sólo unos minutos, se explica en la web de SIMPLYRFID.

Oculto en cualquier parte

El equipo de vigilancia puede instalarse en las paredes, los techos, en los suelos o en el mobiliario típico de las oficinas. Se trata por tanto de un sistema de protección invisible que rastrea las cosas y personas a tiempo real con las siguientes herramientas: los chips RFID (que pueden tener el tamaño de granos de arena) y un sistema de control por cámaras de vídeo complementario.

Según declaraciones de Carl Brown, presidente de Nox Defense, a la revista ComputerWorld, sólo con las cámaras de seguridad no se tiene un sistema de vigilancia efectivo: puedes grabar a miles de personas cada día pero no sabes qué información visual resulta importante.

Sin embargo, con la tecnología RFID puede conocerse cuándo se ha movido algo o alguien que lleve incorporado algún tag RFID, y entonces se puede registrar el vídeo correspondiente a ese momento y lugar, para encontrar las imágenes necesarias.

Brown explica asimismo que los chips RFID, o chips espía, son perfectos para la vigilancia clandestina. Los lectores de RFID pueden esconderse en una oficina o en un almacén, y los tags RFID se pueden colocar en los productos de las compañías o de las propiedades, e incluso en las tarjetas de identificación de los empleados. Los ladrones, los intrusos o el personal no podrían percatarse del sistema de rastreo.

Ventajas y desventajas del sistema

Si un empleado se llevara, por ejemplo, una televisión de plasma de la tienda o del almacén para el que trabaja, y esa televisión tuviera incorporado un chip RFID, éste informaría a seguridad de en qué momento el equipo se ha movido, la compañía revisaría los archivos de vídeo digital de dicho momento y sección del almacén, y se podría detectar finalmente el robo y su autor.

Ventajas del sistema: que los tags RFID tienen un coste muy bajo, lo que convierte a esta tecnología en muy barata. Según Brown, es lo suficientemente barata como para que se puedan etiquetar muchísimos objetos (o esparcir muchos tags en un espacio concreto) a buen precio, lo que garantizaría el control de los movimientos de las cosas y de la gente a través de un espacio determinado.

Los tags pueden ser asimismo de un tamaño de hasta 2 centímetros, lo que hace sencilla su instalación y su disimulo. Con ellos, según la web de SIMPLYRFID, lugares como almacenes, oficinas, hospitales o cárceles anticiparían delitos sólo con definir el área de vigilancia deseada.

Desventajas del sistema: su discreción e invisibilidad entrañan el riesgo de atentar contra la privacidad de cualquiera, ya que Simply RFID señala que el sistema de espionaje en polvo es utilizado ya por los servicios de espionaje en el mundo entero, si bien el mercado comercial está limitado por cuestiones de seguridad.

La finalidad comercial principal es la prevención del robo, por lo que Nox Defense propone difundir estos polvos espías en escaleras, entresuelos y servicios públicos, los lugares preferidos por los empleados desleales para perpetrar sus delitos. Asumiendo que el sistema atenta contra la vida privada, el Nox Defense añade que sólo esparcería los polvos espía en los servicios, pero que las cámaras permanecen fuera para detectar cualquier anomalía delictiva.

Domingo, 6 de Abril 2008
Artículo leído 12018 veces




Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Aliaga el 07/04/2008 16:07
Es realmente excelente este novedoso sistema, tanto para las labores de espionaje como para emreasas, particulares inclusive en el hogar. Apoyo cualquier gestión, respecto a la privacidad de las personas, " En los tiempos en que vivimos, ya no tiene imprtancia la privacidad de las personas, ya que en la actualidad no existe."

2.Publicado por Enkidu el 28/05/2008 04:08
En el siguiente documental verán una aplicación

http://www.zeitgeistmovie.com

3.Publicado por Liberadorsodomitas el 30/12/2010 16:53
Se necesita LEGISLAR ESTO YA, personas estan haciendo uso de esta tecnología para acechar , el tráfico de estos productos está en un absoluto vacío legal completo. CUIDADO.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >