Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean pantallas que se pueden manipular en tres dimensiones

Han sido desarrolladas en el marco del proyecto GHOST de la UE, que aspira a modificar nuestra interacción con móviles y ordenadores


La forma de interactuar con los smartphones y ordenadores está llamada a cambiar radicalmente gracias a unas tecnologías nuevas y apasionantes que permitirán tirar de los objetos y datos mostrados en una pantalla, por ejemplo, hasta sacarlos de ésta y poder manipularlos en el aire. En este objetivo trabaja el proyecto GHOST, respaldado por la Unión Europea.




Pantalla manipulable desarrollada en el marco del proyecto GHOST.
Pantalla manipulable desarrollada en el marco del proyecto GHOST.
La forma de interactuar con los smartphones, los ordenadores de sobremesa y los portátiles está llamada a cambiar radicalmente gracias a unas tecnologías nuevas y apasionantes que permitirán que el usuario modifique la forma de las pantallas de esos dispositivos, informa la agencia de noticias de la UE, Cordis.

Esas tecnologías permitirán «tirar» de los objetos y datos mostrados en una pantalla, por ejemplo, hasta sacarlos de ésta y poder manipularlos en el aire. De este modo, las pantallas planas a las que estamos tan acostumbrados, pasarán a parecerse más al mundo que nos rodea, que es manipulable.

Con este objetivo trabaja, desde enero de 2013, el proyecto GHOST (Generic, Highly-Organic Shape-Changing Interfaces) que está respaldado por la Unión Europea y diseñado para explotar en mayor medida la capacidad humana de manipular objetos y razonar sobre ellos, a través de las interfaces de sus ordenadores y dispositivos móviles.

¿Para qué? Pues para modificar la interacción diaria con los teléfonos móviles, el aprendizaje con ordenadores o para realizar trabajos de diseño. El coordinador de GHOST, el profesor Kasper Hornbæk de la Universidad de Copenhague, explica que este proyecto: "No se limita a modificar la forma de la pantalla, sino también el objeto digital que se desea manipular, quizás incluso en el aire. Mediante tecnología de levitación por ultrasonido, por ejemplo, podríamos proyectar fuera de la pantalla plana lo que se muestre en la misma. Y, con pantallas deformables, podríamos también insertar los dedos en su interior".

Pantallas polimórficas e interfaces deformables

Nos encontramos ante un adelanto revolucionario en la forma de interacción del usuario con la tecnología que permitiría manipular objetos e incluso datos de un modo radicalmente nuevo.

De este modo, por ejemplo, un cirujano podría intervenir físicamente en un cerebro virtual, disfrutando de una experiencia táctil plena, antes de llevar a cabo la operación de verdad.

Por su parte, diseñadores y artistas que suelen emplear sustitutos físicos como la arcilla podrían moldear objetos una y otra vez y guardarlos en un ordenador a medida que trabajan. Los investigadores de GHOST trabajan también con interfaces deformables, como esponjas y alfombrillas, que un músico podría flexionar para controlar el timbre, el tempo y otros parámetros al crear música electrónica.

De hecho, el equipo de GHOST ha creado una cadena de montaje de prototipos con los que mostrar distintas aplicaciones caracterizadas por ese cambio de forma. Un prototipo es Emerge, que permite sacar de la pantalla los datos de gráficos de barras sencillamente con las yemas de los dedos.

Esa información —por ejemplo, los resultados de unos comicios o unos patrones de pluviometría— se podría reorganizar y desglosarse por filas, columnas o individualmente para asimilarla mejor.

Los investigadores del proyecto vienen trabajando también con «morphees», dispositivos móviles flexibles con pantallas de lycra o aleación que pueden estirarse o doblarse en función de su uso. Así, pueden cambiar de forma automáticamente, por ejemplo para impedir que se vean los dedos del usuario cuando va a teclear una contraseña o desplazar la pantalla conforme a los giros y quiebros de determinado juego.

Estos dispositivos pueden también aumentar su tamaño cuando se sostienen en la mano, para que se vea mejor la información, y después encoger de nuevo para que quepa mejor en una funda o un bolsillo.

Rumbo al mercado

La Universidad de Bristol, asociada a GHOST, ha constituido una empresa llamada UltraHaptics que ya emplea a doce personas y que se dedica a desarrollar en mayor medida una tecnología estudiada en este proyecto que consiste en la emisión de ultrasonidos para crear sensaciones en el aire. Esta empresa ya ha captado capital inicial en el Reino Unido y fondos adicionales a través del programa Horizonte 2020.

Viernes, 3 de Julio 2015
Cordis/T21
Artículo leído 8687 veces




Nota


Comente este artículo

1.Publicado por JUAN URBANO el 13/08/2015 19:19
Excelente articulo

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 1 de Diciembre 2016 - 08:00 Inteligencia artificial para catar quesos