Conéctese Regístrate


21/12/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




Crean proteínas ‘disfrazadas’ para impedir el desarrollo de infecciones

Científicos desarrollan estructuras microscópicas que imitan y repelen a patógenos


En el marco de una investigación en la que ha participado el CSIC, un equipo de científicos ha utilizado la estructura proteica de un virus bacteriano inocuo y ha modificado su superficie con los mismos azúcares que presentan en su envoltura externa virus como el Ébola y el VIH. Al ser reconocidas por los receptores de estos agentes infecciosos, estas proteínas ‘disfrazadas’ impiden el desarrollo de la infección. En pruebas realizadas con un modelo de infección celular, se ha comprobado ya que esta molécula es capaz de inhibir la infección causada por un modelo artificial del virus del Ébola.




Una investigación en la que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado una metodología para sintetizar glicodendrinanopartículas cuyas características estructurales imitan a las de algunos patógenos.

Para ello, se ha utilizado la estructura proteica de un virus bacteriano inocuo, modificada en su superficie con los mismos azúcares que presentan también en su envoltura externa virus como el Ébola y el VIH. Al ser reconocidas por los receptores de dichos agentes infecciosos, estas proteínas ‘disfrazadas’ impiden el desarrollo de la infección.

La investigación, publicada en la revista Nature Communications, ha logrado conjugar 180 copias de un glicodendrón (estructura ramificada de tipo dendrita que contiene azúcares) con nueve unidades de manosa de forma controlada sobre la superficie de esta nanopartícula. El resultado es una glicodendrinanopartícula que presenta 1.620 copias de manosa en su superficie.

Según el investigador del Instituto de Investigaciones Químicas (centro mixto del CSIC y la Universidad de Sevilla), Javier Rojo, “se trata de la partícula que presenta el mayor número de copias del azúcar manosa descrito hasta la fecha, cuya estructura y composición química están perfectamente definidas”.

Probado en un modelo de infección celular

El tipo de azúcar, el número de unidades del mismo y su disposición espacial en la superficie de los patógenos son elementos fundamentales en su actividad infectiva.

Dichas características les permitirán ser reconocidos por sus receptores específicos en células diana para dar lugar a procesos infecciosos.

La glicodendrinanopartícula desarrollada en esta investigación es capaz de interactuar de forma efectiva con un receptor involucrado en infecciones causadas por virus como el VIH, Ébola y SARS, entre otros patógenos.

Rojo explica: “En un modelo de infección celular, hemos comprobado que nuestra molécula es capaz de inhibir la infección causada por un modelo artificial del virus del Ébola”.

Esta investigación ha sido fruto de la colaboración con investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y del Hospital 12 de Octubre de Madrid, y ha sido financiada por el Programa Nacional de Proyectos de Investigación Fundamental, el Instituto de Salud Carlos III y el 7º Programa Marco de la Unión Europea (Red Europea CARMUSYS).

Referencia bibliográfica:

Renato Ribeiro-Viana, Macarena Sánchez-Navarro, Joanna Luczkowiak, Julia R. Koeppe, Rafael Delgado, Javier Rojo & Benjamin G. Davis. Virus-like glycodendrinanoparticles displaying quasi-equivalent nested polyvalency upon glycoprotein platforms potently block viral infection. Nature Communications. DOI: 10.1038/ncomms2302.


Viernes, 4 de Enero 2013
CSIC/T21
Artículo leído 2195 veces


Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >



Forma parte de nuestra comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21. Opta a becas.