Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean un modelo de mecánica cuántica para sistemas frustrados

Basado en tres espines, se puede escalar a muchos más y crear estados que ningún ordenador es capaz de modular


Los sistemas “frustrados”, aquellos que en el campo de la física no consiguen un estado de mínima energía en todas sus interacciones, son de gran interés para solucionar problemas de redes neuronales, plegamiento de proteínas, estructuras sociales y magnetismo, pero hasta ahora resultaban difíciles de modelar. Ahora, un equipo de investigadores acaba de crear un modelo de mecánica cuántica para estos sistemas, basado en tres espines, que se puede escalar a muchos más espines, pudiéndose crear así estados que ningún ordenador convencional es capaz de modelar.





Sistema frustrado simple. Imagen: JQI.
Sistema frustrado simple. Imagen: JQI.
Para la mayoría de las personas, la frustración es un estado a evitar. Pero para los científicos que estudian determinados conjuntos “frustrados” de elementos que interactúan -es decir, aquellos que no consiguen adaptarse a un estado que minimice cada interacción-, puede ser la clave para entender una multitud de extraños fenómenos que afectan a sistemas que van desde las redes neuronales y las estructuras sociales hasta el plegamiento de proteínas y el magnetismo.

Habitualmente la frustración ha resultado muy difícil de estudiar, dado que hasta los sistemas con relativamente pocos componentes presentan interacciones tan complejas que no pueden modelarse de forma acertada ni en los mejores ordenadores convencionales. Ahora, un equipo de investigadores ha simulado la frustración en el sistema cuántico más pequeño posible mediante un dispositivo experimental controlable con precisión, y se puede extender a sistemas mucho más grandes.

Los científicos además han demostrado por primera vez cómo se relaciona la frustración con un extraño pero enormemente útil fenómeno de la mecánica cuántica denominado “entrelazamiento”, según publican esta semana en la revista Nature.

“La frustración tiene lugar cuando uno o más elementos de un sistema se accionan por fuerzas que compiten de tal forma que resulta imposible alcanzar un estado fundamental, o de mínima energía”, declara el autor principal del estudio, Chris Monroe, del Joint Quantum Institute (JQI, en EEUU), en un comunicado difundido por la universidad de Marylan y traducido al castellano por SINC.

“El ejemplo más sencillo es un sistema de tres objetos, como el de los átomos, en el que cada uno tiene un espín (el análogo de los polos magnéticos norte y sur que utiliza la mecánica cuántica) que únicamente puede tomar uno de dos valores, arriba o abajo, y ninguno intermedio”.

El tercero en discordia

Para cualquier pareja de estos objetos, el estado de mínima energía tiene lugar cuando el espín de cada objeto es el contrario al de su vecino. Así, si hay solo dos objetos, cada uno con un espín opuesto, el sistema tiende naturalmente a permanecer en este estado. Pero si se añade un tercer elemento, las cosas se ponen interesantes. Este tercer objeto tiene dos vecinos, cada uno con un espín distinto. No puede alinearse frente a los dos, así que queda atrapado entre dos alternativas, cada una de las cuales requiere la misma cantidad de energía y resulta igual de insatisfactoria. Ese es el estado al que se llama de “frustración”.

Los investigadores estudian con especial interés ese fenómeno, que puede ser de gran ayuda para comprender la forma en que los objetos se constituyen a sí mismos en materiales, como los cristales que se usan en electrónica, o las reglas que gobiernan el modo en que las complicadas y extensas moléculas de proteínas se enrollan hasta llegar a sus formas distintivas.

Quedan abiertas importantes cuestiones: “¿Cómo evolucionan estos sistemas en el tiempo?, Qué sucedería si los objetos fueran sistemas cuánticos?, y Pueden las interacciones entre las distintas partes manipularse si se cambian determinadas variables?”.

El equipo de Monroe se dispuso a investigar esas preguntas mediante una versión totalmente controlable de la red magnética frustrada más pequeña posible, compuesta de tres espines. Atraparon tres átomos de iterbio (un elemento metálico algo más ligero que el oro) en una cámara de vacío y los alinearon uno al lado del otro como las cuentas de un collar.

Cualquier sistema cuántico de tres objetos como este, en el que cada objeto sólo puede estar en uno de dos estados, tendrá ocho variaciones posibles. Por ejemplo, tres monedas que se lancen simultáneamente pueden salir todas cara, todas cruz o en seis combinaciones intermedias. El objetivo de los investigadores del JQI era averiguar qué conjunto de condiciones producían esas ocho combinaciones disponibles.

El uso de rayos láser

Los investigadores lo lograron apuntando dos rayos láser (desplazándose en ángulo recto el uno del otro), que se cruzaban en el punto en el que impactaban con los átomos. Uno de los láseres contaba con una sola frecuencia, y el otro tenía dos frecuencias adicionales superpuestas en el haz portador del láser. Allí donde se cruzaban los láseres, las diversas frecuencias se cancelaban y reforzaban unas a otras de forma alternativa, lo que creó una secuencia de múltiples “notas rítmicas”.

Estas notas rítmicas tuvieron dos efectos sobre los átomos, efectos que ocurrieron simultáneamente. Uno produjo el equivalente a un campo magnético, lo que invirtió el espín de los átomos; es decir, cambió el polo norte por el sur. Las otras notas rítmicas, en combinación, dieron a cada átomo un movimiento “de patada”, cuyo efecto era diferente en función del estado de espín de cada átomo. Dado que cada átomo influye en el espín de sus vecinos según su proximidad, las “patadas” aportaron un nuevo juego de controles al sistema.

Mediante un cuidadoso ajuste de las fuerzas relativas de los rayos láser y de los intervalos en los que se aplicaron, los investigadores averiguaron cómo producir cualquier secuencia particular de espines.

“Gracias a ello -explica Monroe-, controlamos con gran precisión todos los aspectos de este sistema de interacción de tres espines magnéticos. Podemos hacer que sean ferromagnéticos (queriendo alinear sus polos “norte” del mismo modo) o antiferromagnéticos (queriendo alinear en direcciones contrarias), y tenemos control de las fuerzas relativas de las tres interacciones. Lo más emocionante es que podemos escalar este sistema a muchos más espines, tal vez cien o más, usando prácticamente el mismo aparato. Mediante el control de estas interacciones magnéticas con solo veinticinco espines o así podemos crear estados que ningún ordenador convencional es capaz de modelar. Lo que tenemos es un tipo restringido de ordenador cuántico denominado “simulador cuántico”, que fue propuesto por primera vez por Richard Feynman a comienzos de la década de los 80”.

Frustración y entrelazamiento

Además, el equipo mostró por primera vez cómo se relaciona la frustración con un fenómeno de la mecánica cuántica llamado «entrelazamiento», en el que los estados de dos o más objetos se vuelven tan inextricablemente interconectados que ninguno de ellos puede describirse por separado. Tanto es así que incluso cuando dos objetos “entrelazados” distan entre sí millones de kilómetros, en cuanto se cuantifica el estado de uno, el del otro se conoce al instante.

Esta situación es tan improbable en el modo en que suceden las cosas según la física clásica, que algunos de los precursores de la mecánica cuántica, con la mención especial de Albert Einstein, dudaron de que fuera cierta. En 1935, escribió con dos colegas un célebre artículo en una revista en el que sostenían que el concepto de entrelazamiento era erróneo.

Pero tras décadas de pruebas experimentales se ha demostrado su existencia en objetos tales como pares de fotones o pares de átomos. De hecho, la generación y caracterización de entrelazamientos entre dos objetos son, hoy en día, procedimientos básicos en la ciencia cuántica. No obstante, el entrelazamiento entre tres o más objetos se ha estudiado en menor medida, y solo se comprende parcialmente.

La frustración, según aseveran los investigadores del JQI, proporciona una vía hacia el entrelazamiento de múltiples objetos. Dado que los sistemas frustrados no tienen un único estado de energía mínima, sus componentes adoptan una variedad de formas, cada una de las cuales está en el mismo nivel de energía.

La teoría cuántica predice que cuando los objetos de un sistema existen en una superposición de dichas formas, abarcando múltiples estados de forma simultánea, pasan a entrelazarse. Mediante una cuidadosa medición de la distribución de los distintos estados de los espines de iones, los científicos han logrado mostrar el vínculo entre la frustración y el entrelazamiento.

Consecuencias prácticas

Sus resultados son significativos, sobre todo para la ciencia básica, pero puede que también tengan consecuencias prácticas. Si llega a hacerse realidad, es casi seguro que un ordenador cuántico recurrirá al entrelazamiento para crear y transferir conexiones entre unidades de información durante el procesamiento de datos.

“El entrelazamiento es un concepto que subyace a las más extrañas características de la mecánica cuántica -dice Monroe-, es fácil encontrarse con ejemplos sencillos de entrelazamiento, como, por ejemplo, entre dos espines que interactúan”. Esto es, en esencia, lo que hizo Einstein en 1935 cuando trató de mostrar que la física cuántica no podía ser cierta por puro extraña. Pero el entrelazamiento entre un montón de partículas es un concepto turbio: ni siquiera hay una única manera de cuantificarlo en sistemas grandes.

“Cuando hay gran cantidad de espines, como en un material macroscópico magnético, hay estados muy extraños donde los espines forman ‘dominios’. E incluso a temperatura cero puede darse un elevado grado de aleatoriedad (entropía) en la alineación de estos espines. Esto se relaciona con el hecho de que los espines pueden frustrarse. Y con tantos estados intermedios, existen muchas posibles configuraciones de giro. En nuestro experimento, se establece una clara conexión entre la frustración y cómo conduce a un grado extra de entrelazamiento, en el mínimo sistema posible de tres espines”.


Jueves, 3 de Junio 2010
Redacción Tendencias21
Artículo leído 9874 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Brujo Blanco del Bosque el 03/06/2010 23:28
Estoy convencido que los problemas físicos que no se dan con el número 2 (dos masa - Leyes de Kepler. Ahora 2 spines. Y todos los problemas que seguro están resueltos para 2 entes) y que de repente, se encuentran para el número 3 (tres masas - no hay todavía ley física que pueda modelar el comportamiento de de tres masas. Ahora con 3 spines. etc)...

... como decía, los problemas asociados al número 3, y que están resueltos para el número 2, seguro que están íntimamente relacionados con el "Orden de Sarkovsky", en el cual, se establece un orden para los números naturales, basado en las teorías de Sistemas Dinámicos Discretos, Teorías del Caos y Fractalidad.

En el orden de Sarkovsky, el número 2 está en un extremo, y el 3 en el otro extremo.. y Entre ambos números, podemos encontrar los infinitos restantes, ordenados de un modo muy pero que muy peculiar....

Espero que los físicos del mundo estén aplicándose con las Teorías de Sistemas Dinámicos y del Caos, pues en ellas estoy seguro que todavía hay muchas claves ocultas y reveladoras pendientes de descubrir.

Un saludo.

2.Publicado por Alejandro Álvarez Silva el 04/06/2010 10:04
Importantísima experiencia que marcará un hito. Los fenómenos de entrelazamiento son el futuro, con incursiones profundas sobre la realidad. Muy buen artículo. Felicitaciones:
Alejandro Álvarez

3.Publicado por Alejandro Álvarez Silva el 04/06/2010 10:07
Importantísimos experimentos que sin duda marcarán un hito. El entrelazamiento cuántico es el futuro. Muy buen artículo. Fleicitaciones:
Alejandro Álvarez

4.Publicado por hugo luchetti el 04/06/2010 17:31


DOS ESPINES

se enfocan en la direccòn de un tercero

y "crean" asì el espacio o una red espacial

enlazàndose como triàngulos en resonancia.

5.Publicado por Hector04 el 04/06/2010 19:40
Brujo, podrias explirnos algo mas de lo que llamas "Orden de Sarkovsky" ?
Si las matemáticas son universales debe ser fácil discriminar la veracidad de tal afirmación.
Saludos

6.Publicado por Diego Tentor el 05/06/2010 13:45
El "orden de Sarkovsky" es igual al "Orden de Sokolovsky" y al "orden de Socotrovsky", son tan secretos que hasta los gobiernos los borran de los buscadores y no los puedes encontrar por ningun lado!.

"Dos espines se enfocan en la dirección de un tercero..." y eso con que se come!

Cito:"inextricablemente interconectados que ninguno de ellos puede describirse por separado. Tanto es así que incluso cuando dos objetos “entrelazados” distan entre sí millones de kilómetros, en cuanto se cuantifica el estado de uno, el del otro se conoce al instante. "
No se ha comprobado la existencia de estados entrelazados separados por millones de kilometros, a nadie se le ocurriría afirmar que este estado se produzca por encima de la velocidad de la luz.


7.Publicado por Brujo Blanco del Bosque el 05/06/2010 19:56
Amigo Hector04, espero poder satisfacer tu pedido, con este texto que, destinado a poner lo aquí, lo enlazo a mi blog por comodidad:

http://zaoyzou.blogspot.com/2010/06/el-orden-de-sarkovsky.html

Un Saludo.
Jose.

8.Publicado por Hector04 el 07/06/2010 16:11

Hola gracias por la información la estudiaré con detalle, estoy estudiando una función muy interesante que tiene implicaciones en protecciones eléctricas y he sabido que ocupan en mecánica cuántica se llaman las ondulas u ondículas (diminutivo entre onda-particula(wavelet) creo que pronto oiremos hablar de ellas.
a propósito no mencionas la relación que ves con el problema de los 3 cuerpo que me parece muy interesante, me interesaria saber como es que lo asocias, he estudiado ecuaciones diferenciales y entiendo que el problema se aproxima con bastantes restricciones para los Puntos de Lagrange en UNO de los campos inversos al cuadrado (F(r)::1/r2), el gravitacional para orbitas circulares (el eléctrico podria ser, el magnético NO)}
Si tu solución se acerca a las restricciones de lagrange seria un gran descubrimiento.

9.Publicado por Brujo Blanco del Bosque el 10/06/2010 16:34
En realidad, en mis ideas no tengo ni pretendo tener una "solución" para el problema de "los tres cuerpos" ni para el de los "tres spines", ni en general, el de los "tres entes físicos".
Sino que, más bien, lo que pretendo mostrar es una especie de "analogía" o relación, entre el salto cualitativo que se produce al pasar del 2 al 3.
Dicho salto cualitativo, es de una embergadura enorme, y de grandes implicaciones, si observamos el mencionado "Orden de Sarkovsky".
Y, esa gran "diferencia cualitativa" que existe en dicho salto, es la que intento relacionar con todos nuestros problemas de "3 entes físicos" una vez resueltos los de "2 entes físicos".

De hecho, la complejidad, las teorías del caos, la fractalidad, ..y en general, todo lo que surge al "pasar del 2 al 3" en el orden de Sarkovsky, lo que me invita a "intuir", más bien, es que podría ser, si no "imposible", al menos sí "otro orden de problemas", en resolver los problemas físicos para el número 3, con respecto al número 2.

Y digo "si no imposible", porque, ya sabes que, en matemáticas, tan importante o más que resolver problemas, es también demostrar que un problema es imposible de resolver...

Por decirte algo más, pero no me hagas mucho caso. En el marco de la Teoría de Sarkovsky, con una función contínua con un ciclo de orden 3, lo que tengo es una relacion, a través de dicha función contínua, de 3 puntos en el espacio. Y como ya te conté, ocurría "LA MAGIA" cuando encontrábamos un "ciclo de orden 3".
Pues bien, en un Universo con 3 Elementos Físicos. Las interacciones entre esos 3 elementos con ellos mismos, es decir, la Unión de los 3 Campos (ya sean gravitatorios, electromágneticos, o de cualquier otra índole "contínua"), genera a su vez un Campo Composición de los 3, que supongo será también de índole "contínua". Es en ese Campo Contínuo, dónde están sumergidos los 3 cuerpos, dónde creo que no sería dificil idenfiticar "ciclos de orden 3" en las iteracciones entre los 3 cuerpos.

Bueno.
Ahí queda el asunto.
Un saludo.
Jose.

10.Publicado por Cornelio Gonzalez el 10/06/2010 18:58

Hay dos aspectos claves que se especifican en este artículo:

1- “La 'frustración' tiene lugar cuando uno o más elementos de un sistema se accionan por fuerzas que compiten de tal forma que resulta imposible alcanzar un estado fundamental, o de mínima energía”, y

2- El comentario de Brujo Blanco del Bosque cuando expresa: "Estoy convencido que los problemas físicos que no se dan con el número 2 (dos masa - Leyes de Kepler. Ahora 2 spines. Y todos los problemas que seguro están resueltos para 2 entes) y que de repente, se encuentran para el número 3 (tres masas - no hay todavía ley física que pueda modelar el comportamiento de de tres masas. Ahora con 3 spines. etc)... ... como decía, los problemas asociados al número 3, y que están resueltos para el número 2, seguro que están íntimamente relacionados con el "Orden de Sarkovsky", en el cual, se establece un orden para los números naturales, basado en las teorías de Sistemas Dinámicos Discretos, Teorías del Caos y Fractalidad".

Mi comentario:

De acuerdo con la UNITARIA Teoría de los Números del Sistema de Numeración Decimal existe una manera explícita para conocer el “estado fundamental", o de "mínima energía” y en este caso estaríamos hablando también de lo que se denomina el “campo de energía del punto cero”, es decir, de un campo en el cual la energía-masa y/o el espacio-tiempo básicos de la Naturaleza se conservarían a perpetuidad y ello en razón de que su temperatura interna descendería a un punto tal, - 3° Kelvin - que por las condiciones de indeterminación propias de la Incertidumbre Cuántica de Heisenberg se mantendría un permanente y newtoniano accionar-reaccionar pero en esta oportunidad no gobernado por las leyes clásicas de Newton siendo por lo tanto imposible determinar simultáneamente sus estados de posición y movimiento, accionar-reaccionar generado mas bien por los efectos cuántico-relativistas de la UNIDAD que TOTALIZA al Mundo.

Desde principios de los años 90 cuando fue lanzado por la NASA el satélite COBE para estudiar a la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3° Kelvin (CMBR según sus siglas en inglés) y después, a mediados de 2001cuando el WMAP fue lanzado para profundizar todavía más en su conocimiento, quedó muy claro que tal Radiación era la misma que la mecánica cuántica define como una “radiación de cuerpo negro”, es decir la radiación propia de un cuerpo que se encuentra en equilibrio termodinámico al absorber toda la radiación que llega y emitir solamente la que corresponde a su temperatura.

Desde mediados del siglo 19 se conoce que 1/273=1/(3×7×13)= 0.003663..003663... (infinitos ciclos) [cociente conocido como el coeficiente de Gay-Lussac y que cuantifica el incremento o la disminución del volumen de un gas ideal con la temperatura], se puede interpretar como la natural unidad que cuantifica a la escala de temperatura absoluta, medida en grados Kelvin: 1˚ Kelvin= 1/273=0.003663..003663... (ciclos infinitos). Los 3˚ Kelvin son entonces fácilmente calculables según el siguiente desarrollo aritmético: 3˚ Kelvin= 3/273= 1/(7×13)= 1/91= 0.010989..010989...(ciclos infinitos). Con esta última información decimal se puede desarrollar una matriz numérica de 90 estados cuánticos, poseedora de una intrigante geometría cartesiana compleja, que opera mediante un mutuo juego de reflejos especulares que se sostienen y se contienen a si mismos, en lo que la mecánica cuántica denomina “radiación de cuerpo negro” y que se halla presente, tanto en dos como en tres dimensiones, en la TOTALIDAD del Universo, según lo confirmó la NASA con su satélites COBE y WMAP. Tal radiación es del rango de las microondas y se encuentra limitada y comprendida entre los estadístico-probabilistas límites decimales de: la NADA 0 y/o la TOTALIDAD 1. Como trasfondo del fenómeno, se observa el accionar del algoritmo natural fundamental 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, y 9, que regula y cuantifica a la Naturaleza entendida como una TOTALIDAD UNIFICADA en 999999, siendo, en el caso que ahora nos ocupa, la dinámica propia (¿la “numeronalidad”?) de los factores primos 3, 7 y 13 de 999999= 1, lo que se realmente se percibe tras la enigmática geometría cuántica que despliega 1/91 pero entendido como: 3˚ Kelvin= 3/273= 3/(3×7×13)= 1/(7×13) =1/91= 0.010989..010989...(infinitos ciclos).

De la anterior información podemos extraer tres datos importantísimos:

A) Los factores primos que componen a la UNIDAD 999999 que TOTALIZA al Mundo y que genera y alberga a la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico son: (3x3x3)x 7x 11x 13x 37.

B) Los 3° Kelvin se generan desde tal UNIDAD de la siguiente manera:

3˚ Kelvin= 3/273= 3/(3×7×13)= 1/(7×13) =1/91= el ciclo 0.010989= (3x3x3)x11x37

Es decir, que los varios factores primos 3, 7 y 13 que componen tal Radiación están presentes en ella de manera simultánea y múltiple en tanto que el producto 273, de donde las dificultades que se presentan para tratar newtonianamente el tema como un sistema de tres (o más) componentes y que Brujo Blanco del Bosque ha hecho presente, queda solucionado elegantemente como una UNIDAD que alberga a tres o más componentes. Esta solución opera igualmente para los inversos (1/x) en donde x representa al producto entre factores primos diferentes de 2 y de 5 y por lo tanto los tres (o más) objeto(s) componentes del sistema al que hace referencia el siguiente comentario de Chris Monroe, del Joint Quantum Institute (JQI, en EEUU), queda(n) absorbido(s) y resuelto(s) de una manera práctica y refinada, por la propia Naturaleza:

“El ejemplo más sencillo es un sistema de tres objetos, como el de los átomos, en el que cada uno tiene un espín (el análogo de los polos magnéticos norte y sur que utiliza la mecánica cuántica) que únicamente puede tomar uno de dos valores, arriba o abajo, y ninguno intermedio”. Para cualquier pareja de estos objetos, el estado de mínima energía tiene lugar cuando el espín de cada objeto es el contrario al de su vecino. Así, si hay solo dos objetos, cada uno con un espín opuesto, el sistema tiende naturalmente a permanecer en este estado. Pero si se añade un tercer elemento, las cosas se ponen interesantes. Este tercer objeto tiene dos vecinos, cada uno con un espín distinto. No puede alinearse frente a los dos, así que queda atrapado entre dos alternativas, cada una de las cuales requiere la misma cantidad de energía y resulta igual de insatisfactoria. Ese es el estado al que se llama de “frustración”.

3 – Cada particula trae su “carga” tridimensional y de esta manera un cuerpo con muchas partículas tendría tantas veces tres dimensiones cono partículas lo componen. Para los casos de la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3° Kelvin y de otros fenómenos propios de Naturaleza entendida esta como la UNIDAD que se TOTALIZA en 999999, las dimensiones espaciales son simplemente la generalización en uno y el mismo conjunto, de las conocidas 3D para la TOTALIDAD de las partículas que la componen, 3D que se hace visible mediante la observación anversa-reversa de la(s) matrices idem que configuran y constituyen a tal Radiación. Pido ahora al lector que de [url:http://www.hombreycosmos.org] página 30, tome aparte la hoja con la respectiva matriz numérica. Después deberá pasar sobre el papel una plancha caliente y aprovechando el calor remanente con el que la hoja queda, uncirá inmediatamente el papel con una vela de parafina y de nuevo volverá a pasar la plancha. Repita la operación hasta lograr, por la dilución de la parafina, una semitransparencia del papel que permita captar, muy intuitivamente, la aparente y cristalina tridimensionalidad del cosmos en el que vivimos, ilusión debida a que la observación por parte del hombre del “espacio”(vacío cuántico) contenido entre los 90 estados cuánticos anversos y los 90 estados cuánticos reversos conforma un juego de imágenes mutuamente especulares que otorga ficticia tridimensionalidad al “espacio” especularmente conformado y esto en razón de que, aunque los 90 estados cuánticos anversos coincidan uno a uno con los 90 estados cuánticos reversos y formen un plano en apariencia 100% euclidiano*, en la vivencia práctica del fenómeno en tanto que conciencia humana, la mutua especularidad existente entre el (los) respectivo(s) plano(s [léase: campo(s)] anverso(s)-reverso(s), curva perfectamente sobre sí mismo al “espacio” autocontenido entre pares especulares (¿efecto túnel?**) totalizándolo a su vez en su propia UNIDAD según lo dispone la secuencia: 0, 1/x, 2/x, 3/x, 4/x, 5/x, ..... hasta x/x = 1. Con otras palabras: el “espacio” o vacío cuántico, es el obligado resultado de la mutua excitación [léase: percepción de reaccionar quiralmente como anverso-reverso ante su(s) recíproca(s) presencia(s)], al producirse, en razón de la humana observación, un mutuo relativismo físico, lógico y ontológico en la interioridad de cada uno de los pares anverso-reverso, mutuamente especulares (léase: materia-antimateria) TOTALIZADOS en y por la UNIDAD, conocidos como fermión-antifermión. El espacio es así, en cierta forma, el hardware que permite la aparición y el procesamiento del conocimiento – software – y si conocimiento, pues también entonces la posibilidad de... ¡HUMANIDAD!

Esta recíproca excitación (entendida como fermión-antifermión) con su respectiva inhibición (al “decaer” el par: fermión-antifermión, en un ondulatorio bosón), puede también entenderse tomando como base la mutua interacción entre la(s) coordenacion(es) anversa(s)-reversa(s) intrínseca(s) al (los) mecanocuántico(s) espín(es) [léase: orientaciones muy bien definidas de 3 vectores ortogonales, que simultáneamente coordenan a las tres dimensiones del espacio intraatómico y cuyos valores estadístico-probabilistas son: de 1/2=0.5 para las partículas subatómicas “solteras” ó fermiones y/o del doble o sea 2/2=1, para las “casadas” ó bosones]. Nótese aquí la UNITARIA reciprocidad inversa entre fermión-bosón: 0.5×2 = 1, es decir, que en la UNIDAD, el fermión vale la mitad del bosón y/o a la inversa: el bosón vale el doble del fermión.

El espín es ante todo, una cantidad, o sea, un valor que se puede medir y que nos informa sobre la tendencia a rotar de una partícula subatómica sobre su propio eje: una partícula que tiende hacia la izquierda tiene espín ascendente, pero si tiende a la derecha, se dice que tiene espín descendente. Esta tendencia a rotar o quiralidad, es la base mecanocuántica para que aparezca la mutua inducción: excitación como par fermión-antifermión↔inhibición como bosón, entre los pares especulares subatómicos de materia-antimateria, por ejemplo: electrón-positrón, excitación--inhibición que entendida(s) como un hardware básico estructurado y gobernado por las leyes de la UNIDAD TOTALIZANTE, podría muy bien, de manera enteramente natural, iniciar un proceso evolutivo vital-consciente capaz de, en primera instancia, inducir y sistematizar el complejo lógico digital-analógico (léase: discontinuo-continuo) del par lógico-informático si-no (léase: todo-nada) que despliegue, en segunda instancia y con la colaboración del autodocente método del error-acierto, (factible solamente en el marco del discurrir espacio-temporal), el ya completamente evolucionado y superconsciente complejo físico-lógico-ontológico TOTALIZADO en la UNIDAD llamado: HOMBRE.

Cuando por fin se entiende que la UNIDAD que TOTALIZA al Mundo, incluido el HOMBRE, obedece a la igualdad: 1= 0.999999999999…(infinito), los factores primos que secuencialmente van constituyendo a 9, a 99, a 999,… a 9999999… y así ad infinitum, nos van suministrando unos ultra precisos datos sobre la trama vital y consciente del Universo que habitamos y por supuesto sobre nosotros mismos y sobre nuestra ubicación y funciones a cumplir dentro del entramado cósmico, en tanto que únicos y responsables administradores del mejor domicilio al que podemos aspirar: la TOTALIDAD UNIFICADA del Cosmos.

Las gráficas de las páginas 29 y 30 en [url:http://www.hombreycosmos.org] nos explican muy intuitivamente, tanto a la dinámica geométrica de los mutuos reflejos especulares propios de la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3º Kelvin, como a su cartesiana complejidad. La UNITARIA auto-excitación de esta radiación produce la externa, asimétrica y discontinua emisión del par fermión-antifermión, (vale decir: produce, en palabras muy propias de Roger Penrose, el auto-colapso (OR) de la función de onda es decir la discontinuidad y asimetría entre los planos mutuamente especulares anverso-reverso) pero ello a partir de la interna y simétrica continuidad del bosón y/o a la inversa: cuya inhibición es una consecuencia de la mutua y doble absorción entre el par fermión-antifermión, al interior de su discontinua asimetría, transformándose con ello en un bosón (vale decir: trocándose en una ondulatoria y simétrica continuidad entre los dos planos anverso-reverso)…bosón que otra vez se auto-excita, emitiéndose con ello un par fermión-antifermión, los que nueva y mutuamente se reabsorben para etc., etc. Estas rítmicas transformaciones - sin temporal principio ni final: son eternas - identifican, relativística y cuánticamente y al asintótico límite 0.99999999…(infinito) de la velocidad c= 1 de la luz, a la UNIDAD y TOTALIDAD de la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3º Kelvin, UNIDAD intrínseca al campo cuántico fundamental mediante el producto siguiente y en el cual existen, por mutua inducción, tanto la multiplicidad como la(s) singularid(es)fisico-lógica-ontologica(s) de los siguientes siguientes factores universales:

(Continuidad simétrica del bosón: 2) × (Discontinuidad asimétrica entre el par: fermión-antifermión: 0.5)= 1= la UNIDAD geométrica del Cosmos

…………………………………………………………
* De la página Web: http://www.iac.es/gabinete/difus/ciencia/silbia/f3.htm tomé con anterioridad esta información: “Los últimos resultados obtenidos en el marco del proyecto Boomerang (siglas en inglés de: Observaciones en globo de la radiación milimétrica extra galáctica y astrofísica), que opera en la Antártida desde un telescopio suspendido en un globo aerostático, concluyen que el Universo es plano, es decir, que respeta la geometría euclidiana. Se trata de la misma geometría que aprendemos en la escuela, en la que la línea más corta entre dos puntos es la recta, los ángulos de un triángulo siempre suman 180º y las líneas paralelas nunca se separan ni se cortan”.
……………………………………………………………..
** Efecto túnel: En física, el paso cuántico de una partícula a través de una barrera de energía, impenetrable para la física clásica (no cuántica). Aunque la energía de la partícula puede ser muy baja como para remontar una barrera en física clásica, la partícula puede todavía cruzarla como consecuencia de sus propiedades mecánico-cuánticas de onda. Una aplicación importante de este fenómeno se encuentra en la operación del microscopio de barrido de efecto túnel. Enciclopedia Británica, Inc.



11.Publicado por hugo luchetti el 11/06/2010 15:03

ESPINES Y ENTRELAZADOS (espacios):

Supongamos que espìn es una direcciòn atòmica que guìa una o varias palabras que pronuncio (un sentido o direcciòn del habla). Supongamos que esta direcciòn tiene un correlato o muchos (entrelazados) en el espacio... ¿Còmo probarlo? Usemos el entrelazamiento cotidiano: Las palabras "Amadeo" (por Amadeo Carrizo el gran arquero de River). La palabra "Medusa" (lo que llaman "agua viva en las playas"). La palabra "Mancha" o "me saliò una mancha en un brazo". Tambièn la palabra "Rojo en la piel". La palabra "Zambullida". Estuve enlazado a estas palabras en diversas situaciones, por separado, en 48 hs. Por cierto que nunca pensè en ellas. No estarìan en mi recuerdo sino fueran pròximas en el tiempo. Y no estarìan nunca escritas aquì. Si no fuera que pasè por un quiosco de diarios, vi una oferta de cinco libros en pack, los comprè. Comencè a leer un cuento corto de Italo Calvino llamado "La aventura de un lector" y estas palabars estaban allì, dentro del texto. Sin contar con otras "acciones" como que ese mismo dìa habìa arrollado una bufanda alrededor de un libro y en el texto un personaje hace lo mismo al enrollarlo en una toalla.

12.Publicado por bruja radiestesista el 12/06/2010 08:05
Bruja radiestesista PREGUNTA:
Yo practico la radiestesia y me contrataron un estudio en un lugar donde hay radiación por electromagnetismo proveniente principalmente de un radar. Mis varillas giraban fuertemente y se sentía una fuerte onda a través de ellas, Además muchos elementos que amplifican las ondas electromagnéticas.
Después de leer mucho hice dos aparatos para bajar contaminación por electromagnetismo, uno es una pirámide sin punta y dentro de ella metí un espiral de cobre, cuarzos, limadura de lata, cobre esto lo hice con una resina que le di un color verde .luego hice otra exactamente igual y las uní en la mitad, me quedaron como una molécula. En la parte de encima incruste una cruz de ankh
El segundo aparato use
6 tubos de cobre, aros de 3 centímetros de hierro, cuarzos en bruto, limadura de metales, cruz de ankh ,resina verde.
Puse a cada tubo un aro de hierro en un solo extremo, llene cada tubo con cuarzos, en una vasija plástica hice un disco de resina con 6 orificios del tamaño de los tubos de cobre en alineación de tres y tres en el centro incruste la cruz de ankh ,y llene un recipiente 30 cm con tesina ,cuarzos limadura de metales e incruste la base de los tubos con el aro de hierro para ese lado.
Se ve como un masetero con 6 tubos sembrados y en la parte superior es como si tuviera incrustado un disco con los tubos traspasándolos.
No se si me entiendan mucho esta información, pero de pronto un poco mas que lo que yo entiendo todos esos términos científicos que me fascinan.
En un techo se van a colocar las pirámides cada 3 metros y atravesando por el centro se van a distribuir 4 aparatos de tubos, busco crear una red cristalina y que me forme una capa protectora para las personas que ahí laboran que el electromagnetismo se transforme en una onda sanadora.
Me gustaría saber que opinan, mis mediciones se basan en radiestesia y el biometro de Bovis

13.Publicado por anita el 27/05/2012 17:24
que comentan como si fueran a escribir un libro de esto que nadie les entiende ; )

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >