Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean un móvil inteligente que identifica las emociones humanas

Integra un sistema con un software de reconocimiento de voz y sensores de teléfono


Investigadores de la universidad de Cambridge han desarrollado “EmotionSense”, un sistema que supervisa el comportamiento emocional de las personas a través de teléfonos inteligentes usando un software de reconocimiento de voz y sensores de teléfono. Está diseñado para utilizar las herramientas de un móvil de grabación, analizar las muestras de audio de la lengua del usuario y compararlos con una biblioteca de expresión existente. Ya se han realizado las primeras pruebas y el sistema efectivo resultó en el 70 por ciento de los casos. Por Gloria Navas.




Circotasu. Photoxpress.
Circotasu. Photoxpress.
Los teléfonos móviles representan una plataforma de computación ideal para monitorear el comportamiento y el movimiento, ya que forman parte de la vida cotidiana de miles de millones de personas. Y un posible uso de estas tecnologías es el apoyo a la experimentación con la sociología que implica el estudio de la vida cotidiana de las personas y las interacciones.

De esto ha tomado buena nota un grupo de investigadores de la Universidad de Cambrige y ha creado el novedoso sistema llamado ‘EmotionSense’. A través de un software de reconocimiento de voz y sensores de los teléfonos inteligentes evalúa hasta qué punto las emociones de las personas se pueden ver influidas por factores como el entorno, la hora del día, o sus relaciones con las demás personas.

EmotionSense utiliza los dispositivos de grabación que ya existen en muchos de los teléfonos móviles para analizar las muestras de audio de la lengua del usuario. Éstas se comparan con una biblioteca de expresión (conocida como la prosodia del habla emocional y la Biblioteca transcripciones) que es ampliamente utilizada en la investigación sobre el procesamiento del habla. La biblioteca se compone de actores de lectura con una serie de fechas y números en los tonos que representan a 14 categorías emocionales diferentes.

A partir de aquí, las muestras se agrupan en cinco categorías más amplias como ‘Feliz’, con emociones como la euforia, o el interés), ‘Tristeza’,’ ‘Miedo’, ‘Ira’ (que incluye emociones como la repugnancia) y las emociones ‘Neutrales’, como el aburrimiento o la pasividad.

Los datos pueden ser comparados con cualquier otra información que también sea recogida por el teléfono. Una vez incorporados estos datos en el software del GPS los investigadores pueden llevar a cabo una referencia cruzada de las muestras de audio con la ubicación del usuario, utilizando tecnología Bluetooth para identificar con quiénes están los usuarios y el teléfono puede también grabar los datos acerca de quién estaban hablando y en qué momento se llevó a cabo la conversación.

De momento los primeros resultados de la investigación demuestran que la tecnología podría proporcionar a los psicólogos, con una visión mucho más profunda de cómo los altos y bajos emocionales de las personas ( como los períodos de la felicidad, la ira o el estrés) están relacionados con el lugar en el que están, lo que están haciendo o con quién están.

La doctora Cecilia Mascolo, de la Universidad de Cambrige y directora de esta investigación, sostiene en una nota de prensa que “hoy en día todo el mundo tiene un teléfono móvil, por lo que potencialmente es una herramienta perfecta si se desea realizar un seguimiento del comportamiento o estado emocional de un gran número de personas”.

"Lo que estamos tratando de producir es un medio que no resulte intrusivo y logre respetar también la privacidad. Con el tiempo, podría tener un enorme impacto en la manera en que se estudia el comportamiento humano y psicólogos darían una visión más profunda del comportamiento”, señala la directora de la investigación.

El software también está configurado para que el análisis se lleva a cabo en el propio teléfono. Esto significa que los datos no tiene por qué ser transmitido en otros lugares y pueden ser descartados después de análisis con la facilidad para mantener la privacidad del usuario.

Efectividad demostrada

El equipo de investigación ya probó la eficacia del sistema con un grupo de 18 voluntarios de la Universidad de Cambridge a comienzos de este año. Para ello, cada sujeto recibió una modificación del navegador de Nokia 6210 durante un período de 10 días. También se les pidió que llevaran un diario en el que grabaron su estado emocional de acuerdo con un conjunto estándar de preguntas ya utilizadas por los psicólogos sociales y del comportamiento, a modo de encuesta.

Los resultados mostraron que en alrededor del 70 por ciento de los casos, coincidía el análisis emocional que ofrecía el sistema de teléfono con los resultados de la encuesta, lo que les demostró que con la nueva modificación de este tipo de tecnología de telefonía móvil podría convertirse en un medio muy preciso de seguimiento de los factores que influyen en las emociones de las personas.

Este estudio piloto también arrojó algunas sugerencias interesantes sobre cómo las circunstancias pueden afectar a nuestro estado emocional. La ubicación tuvo un efecto pronunciado en el estado de la mente de los usuarios. En la categoría ‘Feliz’ los datos de las se pronunciaban en los datos cuando se encontraban en zonas residenciales (en concreto el 45 por ciento de todas las emociones registrada), pero en los lugares de trabajo , los datos de la categoría ‘Triste’ eran muy pronunciados (54 por ciento de los casos). Los investigadores también descubrieron que los usuarios muestran unas emociones más intensas por la tarde que por la mañana y que las personas tienden a expresar mucho más sus emociones en grupos pequeños que en las grandes multitudes.

Ahora se está llevando a cabo una nueva fase en la investigación y están trabajando para perfeccionar aún más el sistema, mejorando las clasificaciones de las emociones y su respuesta al ruido de fondo. Sobre la primera exitosa prueba de este sistema el grupo de investigadores especializados en computación informará en la conferencia que convocará la Asociación para la Maquinaria de Computación sobre Computación Ubicua, en Copenhague.


Lunes, 4 de Octubre 2010
Gloria Navas Jiménez
Artículo leído 6149 veces


Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Abelardo el 16/10/2010 04:42
Delicioso descubrimiento, altamente apocalíptico sobre lo que nos falta por aprender.

2.Publicado por jose Luis Barrionuevo el 16/11/2010 02:21
me parece un gran avance, aunque podría utilizarse sensores, que puedan transmitir, que al ser recibidos por via gps, decodifique, el teléfono puede ser uno de los receptores, no el único, habría que pensar en el dianóstico, y la eficacia del servicio. felicidades.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos