Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean un sistema híbrido para analizar las relaciones entre hombres y máquinas

Ha sido desarrollado mediante la aplicación de ecuaciones de coordinación dinámica


Ingenieros norteamericanos han logrado un híbrido denominado VPI que es capaz de estudiar en tiempo real las interacciones entre los seres humanos y las máquinas. Las aplicaciones de este desarrollo incluyen la creación de patrones de comportamiento, que podrían incluso ser útiles para superar determinadas patologías físicas o acelerar rehabilitaciones, y el estudio de los procesos cerebrales, entre otras posibilidades.




VPI podría ser un importante avance en el diálogo hombre-máquina. Foto: Physorg.
VPI podría ser un importante avance en el diálogo hombre-máquina. Foto: Physorg.
Mediante la aplicación de las denominadas ecuaciones de coordinación dinámica, especialistas norteamericanos han logrado un importante avance en la interacción hombre-máquina. Se trata de un híbrido denominado VPI, que es capaz de estudiar en tiempo real las interacciones entre los seres humanos y las máquinas.

La novedad abre un importante abanico de posibilidades para explorar y comprender la gran variedad de interacciones que pueden concretarse entre las mentes humanas y las máquinas. El equipo científico y técnico a cargo del proyecto pertenece al Center for Complex Systems and Brain Sciences y el Charles E. Schmidt College of Science, que forman parte de la estructura de la norteamericana Florida Atlantic University.

Para llegar a estos nuevos dispositivos, en los mencionados centros y en otros espacios similares en el mundo se estuvieron intentando descifrar, durante más de 25 años, las leyes de coordinación dinámica. Las ecuaciones de coordinación dinámica intentan describir la forma en la cual los estados de un sistema y su coordinación evolucionan con el paso del tiempo.

Mediante estas ecuaciones, es posible analizar las variables de la interacción de un organismo con su medio ambiente. Si pudiera establecerse esta lógica en el funcionamiento de las máquinas, el hombre sería capaz de estudiar la forma en la que las mismas interactúan con el medio.

De esta manera, y como se recoge en un innovador estudio publicado en el portal PLoS One, titulado “Virtual Partner Interaction (VPI): Exploring Novel Behaviors via Coordination Dynamics”, un grupo interdisciplinario de ingenieros y científicos del Center for Complex Systems and Brain Sciences han creado a VPI, un sistema híbrido que simula a un ser humano interactuando con una máquina.

Ecuaciones de coordinación dinámica

La investigación también fue reseñada en un reciente artículo del portal Physorg. El trabajo de los especialistas es aplicar las ecuaciones de coordinación dinámica en VPI, que de esta manera analiza en tiempo real las interacciones entre los humanos y “socios virtuales” o máquinas.

Teniendo en cuenta que las conclusiones que pueden obtenerse con este híbrido podrían llegar a permitir explorar y comprender con mayor profundidad una amplia variedad de interacciones, VPI se convertiría en el paso inicial para el establecimiento de una nueva unión entre hombre y máquina. Yendo un poco más allá, los investigadores se preguntan incluso si no es el primer paso para la creación de una mente que combine ambas características.

La interacción hombre-máquina en tiempo real posibilita que el ser humano adquiera la información sobre el comportamiento de su pareja robótica a través de la percepción, y la máquina o “socio virtual” detecta en forma constante el comportamiento del hombre a través de la entrada de sus sensores.

En una primera etapa de investigación, VPI se ha planteado algunos mecanismos muy sencillos. De esta forma, se trabaja en la coordinación de movimientos con los dedos entre máquina y hombre. Es así que se intenta sincronizar los movimientos de flexión y extensión de dedos del ser humano con los de la pareja virtual.

Nuevos patrones de comportamiento

Algunas de las aplicaciones futuras de VPI son realmente sorprendentes. Una de ellas es el estudio de la dinámica de los complejos procesos cerebrales humanos, como por ejemplo los que tienen lugar durante el comportamiento social. El desarrollo sería capaz de descubrir las estructuras más profundas de este mecanismo.

Otra de las conclusiones es también destacable. Según los responsables de este proyecto, al igual que los hombres adquieren conocimientos mediante la observación de las acciones de sus pares, la relación ser humano-máquina y su interacción podría desembocar en la formación de nuevos patrones de comportamiento en ambos casos.

Este desarrollo también podría ser utilizado para la creación de diferentes patrones de comportamiento deseados en el hombre, por ejemplo al aprender una nueva habilidad o como una herramienta para potenciar la terapia y la rehabilitación aplicadas a distintas patologías.

De acuerdo a lo mencionado por los especialistas a cargo del proyecto VPI, este es solamente el comienzo de una ardua tarea de análisis y estudio de las temáticas inherentes a la complejidad de la relación hombre-máquina desde una perspectiva integradora, que combine los aspectos técnicos con los relacionados a las ciencias neuronales. Vale destacar que esta investigación fue apoyada y patrocinada por la National Science Foundation (NSF) de los Estados Unidos, entre otras entidades.


Lunes, 22 de Junio 2009
Pablo Javier Piacente
Artículo leído 5171 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por ricardo el 07/07/2009 21:06
hola
gracias por su trabajo
si hay aparatos nano que rastreo lo hacenen tiempo r eal con gps que saben estado del lugar donde me encuentro o mis pensamiento ,salud ,comportamiento ,dialogo e interrelazion en ese sistema de nano tecnologia existe e n colombia yo solicite que por que lo uso porque dialogos de laspersonas que esten serca de mi lo saben terseros informacion .
Ricardo.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel