Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean un sistema informático que ayuda a los Estados a compartir el agua

Ideado por ingenieros israelíes, contribuye a asegurar la obtención de soluciones eficaces


Ingenieros israelíes han desarrollado un sistema informático de ayuda a las negociaciones internacionales sobre la gestión del agua. El sistema, que se basa en la Teoría de Juegos, presenta soluciones en tres fases: identificación de objetivos, comparación de intereses opuestos y definición de la mejor solución. Se ha demostrado que este sistema contribuye a asegurar la obtención de soluciones eficaces, la satisfacción de los participantes en el proceso de negociación, y la gestión eficaz de los recursos acuíferos de cualquier región. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Georgia Natural Resources Conservation
Georgia Natural Resources Conservation
Georgia Natural Resources Conservation
Georgia Natural Resources Conservation
Investigadores de la facultad de ingeniería civil y medioambiental y del Stephen and Nancy Grand Water Research Institute, de Technion (Instituto Israelí de Tecnología) han desarrollado un sistema informático que asiste a los Estados en la gestión de las negociaciones acerca de los recursos acuíferos compartidos.

El sistema, desarrollado en la memoria de doctorado presentada por el estudiante Léa Kronaveter bajo la dirección del profesor Uri Shamir, introduce la combinación de un modelo económico de optimización del reparto del agua, herramientas de ayuda en la toma de decisiones, y algunos conceptos de la llamada Teoría de Juegos, rama de las matemáticas aplicadas y de la economía, que estudia situaciones en las que los “jugadores” eligen diferentes acciones en un intento de maximizar sus beneficios, aplicados a las disputas internacionales sobre los recursos de agua.

El problema del agua es cada vez más acuciante en todo el mundo, señala el estudio realizado por Kronaveter, pero las soluciones que presentan los gobiernos suelen ser unilaterales, por lo que alteran el equilibro natural de la cantidad y la calidad de los recursos, produciendo incluso conflictos internacionales.

Soluciones en tres fases

El sistema propuesto (bautizado como Negotiation Support System o NSS) plantea soluciones en tres fases. En la primera de ellas, ayuda a identificar y a ordenar los objetivos y las prioridades de cada “rival”, que pretende hacerse con determinados recursos. En la segunda fase, compara los intereses opuestos de las dos partes con el fin de alcanzar soluciones aceptables para ambas.

Sirve asimismo para generar una serie de simulaciones que permiten a los competidores obtener soluciones creativas. En una tercera fase se define la mejor solución. Así, este sistema permite a los negociadores realizar, de forma independiente o en colaboración, simulaciones de diversas soluciones, y analizar sus consecuencias.

Dispone por tanto de un potencial que aumentaría en función del nivel de creatividad de los participantes, y que mejoraría la calidad de la comunicación entre ellos. Se trata de un sistema de asistencia en la búsqueda de soluciones eficaces.

El valor de la herramienta radica en que sirve para superar las dificultades que presentan estas negociaciones, ya que la Ley Internacional no proporciona al respecto una directiva clara para la apropiación y la gestión de los recursos acuíferos internacionales. El problema de la distribución se vuelve más acuciante si la escasez de agua es mayor.

Perspectiva económica

La perspectiva desde la cual se enfoca el NSS es económica, porque se acepta que éste es un criterio racional para la gestión de los recursos escasos. El Negotiation Support System incluye un modelo de organización de la asignación del agua basado en la economía. Se denomina WAS, y su objetivo es incrementar el beneficio que puedan obtener las partes negociadoras, no sólo en cantidad de agua sino también en valor económico.

Con el modelo WAS las partes pueden explorar los efectos de varios esquemas de asignación del agua, tanto dentro como fuera de las fronteras de sus respectivos países, lo que contribuye al desarrollo de su creatividad a la hora de buscar soluciones alternativas de negociación.

El NSS incluye asimismo herramientas basadas en el concepto del criterio múltiple para que se puedan evaluar los sistemas de preferencias, así como reconocer las oportunidades de compensación.

También propone un protocolo de interacción y de negociación que permite superar la clásica falta de confianza entre las partes, que suele llevar a la toma de decisiones carentes de perspectiva. Un modelo de decisiones individuales también incluido en el NSS permite a las partes reconocer mutuamente las mejores alternativas del otro, para tener un punto de partida consciente en las negociaciones.

Necesidad de un sistema informático

Según publica al respecto la revista IsraelValley, el profesor Shamir fue miembro del equipo israelí que negoció los recursos acuíferos con los países vecinos de Israel a partir de 1992. Shamir señaló la necesidad de un sistema informatizado destinado a gestionar estas negociaciones, tras su participación en un proyecto de elaboración de una herramienta de distribución óptima en Oriente Medio.

Según Shamir, la condición preliminar prioritaria de un sistema de ayuda a las negociaciones consiste en la determinación de objetivos que vayan más allá de las simples soluciones económicas, y en predecir un proceso de negociación de varias fases.

Los análisis de los resultados de diversos experimentos con participantes «actores» demostraron que el NSS puede contribuir a asegurar la obtención de soluciones eficaces, la satisfacción de los participantes en el proceso de negociación, y la gestión eficaz de los recursos acuíferos de cualquier región, según sus artífices.


Miércoles, 6 de Diciembre 2006
Artículo leído 6146 veces



Nota

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel