Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean un sistema que detecta voces agresivas en medio de una multitud

Permite controlar mejor las situaciones de emergencia en lugares públicos


Una empresa holandesa ha creado un detector inteligente de voz capaz de reconocer en una multitud a las personas que expresan agresividad. Aplicando criterios humanos para diferenciar los sonidos y reconocerlos, una cámara puede localizar el origen de la agresividad e identificar al sujeto, que de esta forma puede ser observado por los guardias de seguridad. El sistema ha sido ya aplicado a varios centros de los Países Bajos y la policía del Reino Unido también está considerando su instalación en sitios públicos. Por Vanessa Marsh.




Método inteligente de seguimiento de voz Sigard
Método inteligente de seguimiento de voz Sigard
Método inteligente de seguimiento de voz Sigard
Método inteligente de seguimiento de voz Sigard
La compañía Sound Intelligence, con sede en los Países Bajos, ha desarrollado un programa informático denominado Sigard capaz de detectar la agresividad en la voz de los individuos en los exteriores de lugares públicos, en medios de transportes o en discotecas y bares.

Se trata de una tecnología compuesta por un software que imita la forma en que los humanos nos relacionamos con el sonido. Éste llega a nuestro cerebro tras ser minuciosamente dividido en vibraciones a frecuencias distintas.

Desde el oído interno o cóclea, estas vibraciones son convertidas en señales eléctricas que el cerebro interpreta. Un sistema similar pero artificial ha sido desarrollado por Sound Intelligence, tras años de investigación científica.

Los humanos recogemos, continuamente y sin esfuerzo alguno, los sonidos que llenan nuestros entornos acústicos y, ante ciertos sonidos, reaccionamos de manera instintiva, señla Sound Intelligence en su página web.

Un sistema casi humano

Por ejemplo, los sonidos que nos indican que existe agresividad o miedo en algún individuo tienen una características específicas para las que generamos respuestas automáticas. Los gritos de socorro o de amenaza tienen una serie de propiedades que, por instinto, no podemos ignorar.

Hasta ahora, era posible medir tipos aislados de sonidos según su nivel, frecuencia y duración. Sigard va un paso más allá, porque su tecnología aplica además criterios humanos para diferenciar los sonidos y reconocerlos.

Así, puede detectar aquellos sonidos que a cualquier oyente humano le llamarían la atención, pasando por alto los ruidos de fondo.

El Sigard software se instala en combinación con circuitos cerrados de televisión, para poder detectar a los individuos que parecen verbalmente agresivos al sistema.

Cómo funciona

Un ordenador analítico recoge las señales que le envía un sensor que a su vez las capta en cualquier localización en que se halle. Cuando el programa informático detecta entre los sonidos una voz humana de tono agresivo, una cámara de vídeo, asociada al sensor, se activa para señalar a dicho individuo, llamando la atención de los vigilantes de seguridad.

De esta forma, se reduce el número de personas que deben ser controladas por las cámaras de seguridad de los centros, enfocando a aquéllas cuyas voces parecen más peligrosas.

Asimismo, se define la acción de las cámaras y se utilizan sólo cuando son verdaderamente necesarias, evitando así la violación del derecho de privacidad en público.

El sistema ha sido ya aplicado a varios centros públicos de los Países Bajos y la policía del Reino Unido también está considerando su instalación en sitios públicos.

Alto grado de efectividad

El sistema tiene un alto nivel de fiabilidad, y permite que los vigilantes se fijen en las pantallas adecuadas en el momento necesario, asegura Sound Intelligence. Por otro lado, la compañía señala que el tiempo de respuesta en caso de emergencia puede reducirse drásticamente.

La Sound Intelligence se fundó en el año 2000 partiendo de las investigaciones en el campo de los mecanismos subyacentes de la audición humana de los departamentos de biofísica e inteligencia artificial de la Groningen State University de Groninga (Países Bajos).

Especializada en el desarrollo de tecnología avanzada para la detección y análisis de los sonidos, la técnica de Sigard fue aplicada en 2005 en un estudio piloto en el centro de la ciudad de Groninga. La demostración de su efectividad ha incrementado rápidamente las demandas de instalación de este sistema en otros lugares.

Sábado, 2 de Diciembre 2006
Vanessa Marsh
Artículo leído 7105 veces




Nota


Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 1 de Diciembre 2016 - 08:00 Inteligencia artificial para catar quesos