Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




De la antimateria a la antimemoria: Nueva teoría sobre la formación de recuerdos

Durante el aprendizaje, por cada huella neuronal que se forma en el cerebro existiría otra ‘huella especular’


Investigadores de la Universidad de Oxford y del University College London (UCL) proponen una nueva teoría sobre la formación de recuerdos: la existencia de antimemorias o huellas de actividad eléctrica neuronal opuestas a las huellas que provoca el aprendizaje. La finalidad de estas antimemorias es mantener el equilibrio de la actividad eléctrica del cerebro, afirman los científicos. Las primeras pruebas realizadas al respecto con humanos parece que les dan la razón. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Redes neuronales. Fuente:  AlphaGalileo.
Redes neuronales. Fuente: AlphaGalileo.
Cuando vivimos cualquier experiencia (vemos un objeto, aprendemos a conducir, nos llevamos un susto), en nuestro cerebro se forma una “traza neuronal” o circuito neuronal exclusivo de dicha experiencia; una “huella” cerebral única que constituye ‘una memoria’ de esa experiencia. En principio, así se forman los recuerdos en nuestro cerebro.

Por ahora, se sabe que este proceso puede dar lugar a varios tipos de memoria (a corto o largo plazo), que en cierta manera está relacionado con las emociones; y además que tiene una sorprendente materialidad intrínseca (por ejemplo, se ha logrado grabar la producción de proteínas en las conexiones neuronales o sinapsis en el momento de la creación de un recuerdo).

Por otra parte, está la antimateria. No parece que tenga mucho que ver con los recuerdos, pero enseguida entenderemos la relación. En física, se denomina antimateria a una forma de materia constituida por antipartículas, esto es, por partículas como las de la materia corriente, pero con carga opuesta.
 
Así que la antimateria es como una “imagen espejo” de la materia: En lugar de electrones, tiene antielectrones o positrones (electrones con carga positiva); y en lugar de protones, tiene antiprotones, que son protones con carga negativa.
 
El hallazgo de la antimateria fue uno de los descubrimientos más interesantes de la física del siglo pasado, pues aumentó nuestra comprensión del universo y de las leyes de la física.  Según los científicos, en el origen del universo existían materia y antimateria en iguales proporciones, aunque luego la materia “triunfó” sobre la antimateria por causas aún no del todo aclaradas, y eso ha hecho posible, entre otras cosas, que hoy estemos aquí  escribiendo-leyendo este artículo.

La antimemoria equilibra el cerebro
 
Pues bien, ahora se está proponiendo una explicación para la memoria muy cercana al concepto de antimateria: investigadores de la Universidad de Oxford y del University College London (UCL) señalan que existe la antimemoria, es decir, que cuando se crean nuevas conexiones entre neuronas (en la formación de un recuerdo), al mismo tiempo se genera un patrón de actividad eléctrica neuronal exactamente opuesto a esa ‘traza neuronal’ nueva.
 
Los científicos creen que, de esta forma, mediante la ‘antimemoria’, el cerebro mantiene  el equilibrio de su actividad eléctrica general. Esta teoría viene respaldada por investigaciones realizadas con ratas y ratones y con modelos matemáticos, informa The Conversation.
 
Como hemos dicho, cuando aprendemos algo, aumentan las conexiones entre las neuronas (aumento de la excitación). A pesar de ello, los niveles de actividad eléctrica cerebrales se mantienen normalmente fina y delicadamente equilibrados. Esto es necesario para la salud del cerebro, pues las alteraciones en ese equilibrio eléctrico están relacionadas con trastornos cognitivos como el autismo o la esquizofrenia.
 
Los científicos creen, por tanto, que la formación de antimemorias es un segundo proceso cerebral vinculado al aprendizaje, cuyo papel es reequilibrar la excitación neuronal y mantener todo el sistema bajo control.  Así, del mismo modo que hay materia y antimateria, existiría una antimemoria para cada recuerdo, que inhibiría una excesiva actividad eléctrica cerebral; aunque sin borrar el nuevo recuerdo.
 
Destapando el recuerdo inhibido
 
Las evidencias sobre la existencia de antimemorias hasta ahora solo nos habían llegado de experimentos con animales, en los que se grabó directamente el interior del cerebro de estos con electrodos. Como este tipo de experimentos no puede hacerse con humanos, hasta la fecha no existían pruebas de antimemoria en nuestra especie.
 
Pero los investigadores de Oxford y UCL han ideado un ingenioso método para determinar si la memoria humana funciona de esta forma. Lo explican en un artículo recientemente publicado en la revista Neuron,

Ellos ya han probado este método: pidieron a una serie de personas que aprendieran una tarea para crear en ellas un nuevo recuerdo. Unas horas después de este aprendizaje, exploraron los cerebros de dichas personas usando una tecnología poco invasiva: la resonancia magnética funcional.
 
Entonces no hallaron ningún rastro (eléctrico) de la formación del recuerdo, pues la antimemoria ya había hecho su efecto. Después aplicaron un flujo débil de electricidad en el área del cerebro donde se había formado la memoria y la antimemoria (para esto usaron otra técnica segura llamada 'Estimulación de Corriente Directa Transcraneal'), que les permitió reducir la actividad cerebral inhibitoria en esta área -interrumpir la antimemoria inhibitoria-.

Esto reveló la ‘huella’ de actividad eléctrica neuronal correspondiente al recuerdo oculto. En otras palabras, reducir la antimemoria permitió hacer resurgir la huella del recuerdo, inhibido en primer lugar por dicha antimemoria.
 
Implicaciones
 
Así que parece que en los seres humanos, como en los animales, las antimemorias también resultan críticas para evitar una potencialmente peligrosa acumulación de excitación eléctrica en el cerebro.
 
Se cree además que las antimemorias podrían desempeñar un papel importante en la detención de la activación espontánea de recuerdos que subyace a la confusión y a ciertos problemas mentales graves.
 
En última instancia, según han señalado algunos medios, el descubrimiento de antimemorias podría ser tan importante para la neurología como lo fue para la física el pasado siglo el descubrimiento de la antimateria. El tiempo lo dirá.

Referencia bibliográfica:
 
 
H.C. Barron. , T.P. Vogels,  U.E. Emir, T.R. Makin, J. O’Shea, S. Clare, S. Jbabdi, R.J. Dolan, T.E.J. Behrens. Unmasking Latent Inhibitory Connections in Human Cortex to Reveal Dormant Cortical Memories. Neuron (2016). DOI: 10.1016/j.neuron.2016.02.031.
 


Jueves, 7 de Abril 2016
Artículo leído 16839 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Cornelio González el 09/04/2016 14:43

Por su íntima relación con el tema tratado por este artículo de Yaiza Martínez, a continuación trascribo la totalidad del siguiente título, el cual aparece en la página 387 y siguientes de mi obra virtual ¿Hombre=Cosmos?
.......................

Carácter de UNITARIA TOTALIDAD, inherente a los eléctrico-magnéticos procesos nervioso-gnoseológicos de excitación-inhibición, los cuales operan en nuestro Cerebro y en general, en nuestro Sistema Nervioso.

En los elementales términos aritméticos de suma, resta, multiplicación y división, estos procesos electromagnéticos son también inherentes al Sistema de Numeración Decimal, pero asimismo entendido éste, como un UNITARIO SISTEMA BINARIO-DECIMAL, donde la NADA= 0 y/o la TOTALIDAD= 1. Tal UNITARIO SISTEMA es privativo de nuestra existencia en tanto que primates ya humanizados, es decir, conscientes de nosotros mismos. En estos electromagnéticos procesos, repito, un estímulo externo produce una excitación nerviosa (léase: 1= la excitación de una corriente eléctrica que circula a lo largo del nervio).

Sin embargo y de manera simultánea, semejante UNITARIO sistema también impide que tal estimulo externo se vuelva violento y repetitivo, poniendo en marcha un automático (pero no por eso inmediato, es decir, que no es de brusca, sino de suave aparición) mecanismo de inhibición nerviosa (léase: 0= inhibición eléctrica mediante la aparición de un campo magnético), también suavemente desarrollado, el cual inhibe a la corriente eléctrica que circula por el nervio y que también cumple con la función de impedir la brusca recurrencia del estímulo externo. Este automatizado control es lo que, desde Pavlov, tradicionalmente se conoce como inhibición transmarginal. (Sobre la excitación fermiónica, las inhibiciones bosónica, y la UNIDAD entre ambas, todas las cuales son aplicables aquí, ver las notas 1, 2 y 3, de la página 124 de ¿Hombre=Cosmos?

Pero, de acuerdo con el principio de Indecibilidad de Gödel (1) cometeríamos un grave error al intentar decidir, de manera estática y absoluta, tanto sobre la verdad dinámica de los discontinuos y asimétricos caracteres eléctricos, privativos de la excitación nerviosa, como sobre la verdad dinámica de los continuo-simétricos caracteres magnéticos, propios de la inhibición nerviosa.

En efecto, es y con mucho, mejor adaptado a la dinámica de su fisiológica y operacional realidad, otorgarle a la dinámica de tales caracteres eléctricos y/o magnéticos de nuestro Sistema Nervioso, unas cada vez mayores, ultraveloces, alternantes y tambien cada vez más altas ondulatorias frecuencias, otorgándoles con esto repito, unos infinitos - y como tal, indefinidos - límites frecuenciales pero en los cuales y de forma natural, haga presencia la ley de su instantánea y mutua e inducción eléctrica↔magnética (2), (Faraday, 1831).

Con otras palabras: estas frecuencias, se adaptan y cada vez mejor, a la implícita función para la cual fueron diseñadas (por la infinitud inherente al UNITARIO Código Aritmético de los Números del Sistema de Numeración Decimal como unas alternantes y electromagnéticas frecuencias ondulatorias, dotadas estas a su vez, con una cada vez mejor y UNITARIAMENTE TOTALIZADA sistematización, esto hasta el punto en que alcanzan y en razón de su mutua inducción (Faraday), la condición de entes electromagnéticos dotados de auto-conciencia.

Así concebida la situación, el bio-electromagnético y humano par gnoseológico de nerviosa excitación↔inhibición, se refiere(n) interiormente entre sí y en tanto que mutualidad(es) física(s) lógica(s) y/u ontológica(s), como una UNITARIA TOTALIDAD que opera de manera recíprocamente inversa, como en efecto y a continuación, se puede observar:

a) 1/ [Másica (Einstein) luego discontinuo-asimétrica y eléctrica excitación nerviosa] = [Energético-ondulatoria (Einstein), continuo-simétrica y magnética inhibición nerviosa], de donde: [Másica (Einstein) luego discontinuo-asimétrica y eléctrica excitación nerviosa] multiplicada por: [Energético-ondulatoria (Einstein), continuo-simétrica y magnética inhibición nerviosa]= [La electromagnética UNIDAD gnoseológica que TOTALIZA al Sistema Nervioso Humano], y/o, a la inversa:

b) 1/ [Energético-ondulatoria (Einstein), luego continuo-simétrica y magnética inhibición nerviosa] = [Discontinuo-asimétrica y eléctrica excitación nerviosa], de donde: [Energético-ondulatoria (Einstein) luego continuo-simétrica y magnética inhibición nerviosa] multiplicada por: [Másica (Einstein) luego discontinuo-asimétrica y eléctrica excitación nerviosa]= [La electromagnética UNIDAD gnoseológica que TOTALIZA al Sistema Nervioso Humano], y/o, de nuevo y a la inversa… etc., etc…

…. y así, por siempre jamás, en un UNITARIAMENTE TOTALIZADO, sempiterno, hiperveloz y sin definidos principio ni final, dinámico juego de mutua inducción física, lógica y/u ontológica, en el seno del subatómico y mecanocuántico operativo par del ir↔venir, entre las gnoseológicas y funcionales expresiones electromagnéticas de nuestro sistema nervioso: eléctrica excitación nerviosa↔magnética inhibición nerviosa.

Pero el desciframiento aritmético, exacto, de tal tipo de mutua especularidad electromagnética y que le concede a la MRFC ese cariz, casi que místico,de algo directamente emparentado con la idea que sobre Dios tenemos (3) pero cuya final y exacta explicación y a no dudarlo, existe y desde la mismísima Eternidad, ya escrita al interior del UNITARIO Código Aritmético de los Números del Sistema de Numeración Decimal (4), tal explicación repito, deberá esperar todavía un tiempo prudencial y quizás y con la ayuda de potentes ordenadores, podamos empezar a vislumbrar, a entender y lo que es más importante: a realizar en todos y en cada uno de nosotros, el más intrigante, esperado y bello misterio: el misterio de cómo alcanzar y en tanto que ser(es) humano(s)… ¡la instantánea plenitud (5) de la Vida Eterna…!

Si la inquietud planteada en el anterior parágrafo no es, en y por sí misma, nuestra verdadera meta evolutiva… ¿cuál sería entonces tal meta?
...........................................

(1) Indecibilidad de Gödel, la cual nos dice que, para el ser humano, es imposible decidir, de manera absoluta, sobre la verdad y/o la falsedad de un enunciado, por ejemplo: 0= la NADA y/o 1= la TOTALIDAD. ¿Es ésta la razón de fondo por la cual, al intentar acceder lógicamente a tales estadístico-probabilistas límites, solo lo podamos hacer de modo asintótico?
………………………………………….

(2) En consecuencia pregunto: cuando Martínez nos dice: “....entonces no hallaron ningún rastro (eléctrico) de la formación del recuerdo, pues la antimemoria ya había hecho su efecto...”, y también cuando nos informa que, al aplicar una “....'estimulación de corriente directa transcraneal'...”, la cual “...interrumpió la antimemoria inhibitoria...”, ¿no estará acaso pasando Martínez por alto un hecho físico fundamental: que lo que realmente “inhibe” a la “excitación” propia de la discontinuidad-asimetría del campo eléctrico entre dos “cargas” eléctricas con signos opuestos, es la aparición, la presencia en el mismo sitio, de la continuidad-simetría entre las dos “polaridades” norte/sur, inherentes al campo magnético? No debe olvidarse aquí, que la principal característica, tanto de la materia (y su ahora homónima: la memoria), como la antimateria (y su ahora ídem: la antimemoria) es que tienen “cargas” eléctricas contrarias pero de igual intensidad.

Remarco entonces mi propuesta inicial: que es en un UNITARIAMENTE TOTALIZADO, sempiterno, hiperveloz, sin definidos principio ni final, dinámico juego de mutua inducción física, lógica y/u ontológica, en el seno del subatómico y mecanocuántico operativo par del ir↔venir, entre las gnoseológicas y funcionales expresiones electromagnéticas de nuestro sistema nervioso en donde la inhibición transmarginal de Pavlov, puede ser entendida y aplicada, como un mutuo juego de: eléctrica excitación nerviosa↔magnética inhibición nerviosa.
........................................

(3) La idea que sobre Dios tenemos: recuérdese aquí la instantánea indiscernibilidad existente entre: a) el bíblico Reino de los Cielos enunciado por Jesús; b) la mecanocuántica MRFC de los 3° Kelvin, y c) el también mecanocuántico y Cósmico Campo de Energía del Punto Cero o CCEPC. Este último Campo nos impide determinar absolutamente el grado, el estado de movimiento o de quietud de las partículas. Esto significa que es imposible obtener un estado en el cual todas las partículas que forman un gas tengan energía cero. Éste es el origen de la escala absoluta de temperaturas medida en grados Kelvin o escala Kelvin, la cual opera midiendo la temperatura interna, tanto en la MRFC, como en el CCEPC, los cuales, recordémoslo, son una y la misma cosa. En estos dos últimos casos, 0° Kelvin implicaría que la energía de todas las partículas es cero. Con este límite natural, la mecánica cuántica nos demuestra la imposibilidad física de un no-movimiento y también con ello, la imposibilidad de la absoluta negación de la existencia de los sistemas vital-conscientes llevados al límite de una temperatura absoluta de 0° Kelvin, toda vez que, en la práctica y en razón de la incertidumbre cuántica de Heisenberg, solo se nos permite un asintótico (léase: infinito) acercamiento a la absoluta NADA, implicada ella en los 0° Kelvin.
..............................................

(4) Recuérdese aquí que tal Unitario Código se encuentra, en su UNITARIA TOTALIDAD, escrito naturalmente en la infinita TOTALIDAD aritmético-operacional, de los factores primos que constituyen a la igualdad: UNITARIA TOTALIDAD Cósmica= 1= 0.999999999999999999… (infinitos nueves). Pero, ante la física imposibilidad de conseguir tal información, solo nos es factible y de tal infinita UNITARIA TOTALIDAD, tomar únicamente los factores primos correspondientes a definidos segmentos de tales nueves, factores primos los cuales se constituyen por sí mismos, en la TOTALIDAD de las variables que le conceden dinámica y estructura geométrica a tal segmento. ¿Otra manera de entender los infinitos “multiversos” y que nos son planteados por la moderna cosmología?
…………………………………………….
(5) ¡La instantánea plenitud de la Vida Eterna…! Al respecto leemos en Mateo 24: 27, las siguientes palabras de Jesús sobre el instantáneo (pero paradójicamente: eterno), corregido y ya tambien, eternamente estable, electromagnético carácter de la personalidad humana:

“Porque como el relámpago sale por oriente y brilla hasta occidente, así será la venida del Hijo del hombre”

Y tambien al respecto, Pablo, en 1 Corintios 15: 45 al 55, vaticina y en tanto que seres humanos, sobre nuestra vital transformación cósmica, dando así cumplimiento a nuestra verdadera meta evolutiva:

“En efecto, así es como dice la Escritura: Fue hecho el primer hombre - Adán - alma viviente; el último Adán, espíritu que da vida. Mas no es lo espiritual lo que primero aparece, sino lo natural; luego, lo espiritual. El primer hombre, salido de la tierra, es terreno; el segundo, viene del cielo. Como el hombre terreno, así son los hombres terrenos; como el celeste, así serán los celestes. Y del mismo modo que hemos llevado la imagen del hombre terreno, llevaremos también la imagen del celeste. Os digo esto, hermanos: La carne y la sangre no pueden heredar el Reino de los Cielos: ni la corrupción hereda la incorrupción. ¡Mirad! Os revelo un misterio: No moriremos todos, mas todos seremos transformados. En un instante, en un pestañear de ojos, al toque de la trompeta final, pues sonará la trompeta, los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados. En efecto, es necesario que este ser corruptible se revista de incorruptibilidad; y que este ser mortal se revista de inmortalidad. Y cuando este ser corruptible se revista de incorruptibilidad y este ser mortal se revista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: La muerte ha sido devorada en la victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?”

Debe tenerse muy en cuenta aquí, el hecho de:

a) que el “Reino de los Cielos” es en verdad un electromagnéticamente UNIFICADO, instantáneo, interior y mecanocuántico “reino”, el cual hace presencia en la TOTALIDAD del Cosmos: la MRFC de los 3° Kelvin y sobre la cual, tambien Jesús hace repetidas referencias en el Nuevo Testamento, y

b) la instantaneidad electromagnética - mediante el efecto del “túnel” cuántico - de la MRFC de los 3° Kelvin, y

c) el electromagnético, mecanocuántico e instantáneo Cósmico Campo de Energía del Punto Cero (CCEPC), estos tres aparentemente disímiles fenómenos cósmicos, repito, son realmente y en términos electromagnéticos, una y la misma cosa y por lo tanto, son indiscernibles entre sí. Sobre estos candentes temas, trascribo de nuevo la nota (9) de la página 250 de ¿Hombre=Cosmos?

Dice así la citada nota 9:

Y en términos bíblicos, es el mismo Jesús quien da un claro testimonio sobre la muy REAL existencia de un “interior” Reino de los Cielos (¿el “túnel cuántico” * al interior de la MRFC?, o lo que es lo mismo: ¿el toroidal movimiento de especulares vórtices contrarios en la interioridad del Cósmico Campo de Energía del Punto Cero?), cuando, según sus propias palabras nos dice:

Lucas 13, 23-28: Uno le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Él les dijo: Luchad por entrar por la puerta estrecha, porque, os digo, muchos pretenderán entrar y no podrán. Cuando el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, os pondréis los que estéis fuera a llamar a la puerta, diciendo: ¡Señor, ábrenos!” Y os responderá: No sé de dónde sois. Entonces empezaréis a decir: Hemos comido y bebido contigo, y has enseñado en nuestras plazas. Y os volverá a decir: No sé de dónde sois. ¡Retiraos de mí, todos los agentes de injusticia! Allí será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abraham, Isaac y Jacob y a todos los profetas en el (….interior) Reino de Dios, mientras a vosotros os echan fuera.

Mateo 22, 1-14: Tomando Jesús de nuevo la palabra les habló en parábolas, diciendo: el (....interior) Reino de los Cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas de su hijo. Envió sus siervos a llamar a los invitados a la boda, pero no quisieron venir. [……] Los siervos salieron a los caminos, reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos, y la sala de bodas se llenó de comensales. Entró el rey a ver a los comensales, y al notar que había allí uno que no tenía traje de boda, le dice: “Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de boda?” Él se quedó callado. Entonces el rey dijo a los sirvientes: Atadle de pies y manos, y echadle a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes.” Porque muchos son llamados, más pocos escogidos.

Marcos 4, 10-12: Cuando quedó a solas, los que le seguían a una con los Doce le preguntaban sobre las parábolas. Él les dijo: A vosotros se os ha dado el misterio (interior) del Reino de Dios, pero a los que están fuera todo se les presenta en parábolas, para que por mucho que miren no vean, por mucho que oigan no entiendan, no sea que se conviertan (¿….no sea que por fin entiendan?) y se les perdone, (¿…y que por ello les sea obviada la equivocación en que estaban? **).
…………

* El efecto de túnel cuántico (lo recuerdo nuevamente) es la muy sui generis posibilidad de que un electrón traspase una barrera de energía. Una analogía útil - pero no suficiente - es pensar que una pelota pegue tan fuerte en un muro que lo atraviese; es más bien, desde el punto de vista cuántico, la existencia de una cierta probabilidad de orden estadístico, de que un electrón situado en el especular lado anverso se encuentre, sin más, al otro lado, es decir, al especular lado reverso del muro. De esta manera, tal efecto de túnel cuántico depende sustancialmente de las respectivas potencias energéticas de los estados cuánticos anversos↔reversos del “muro” energético TOTALIZADO en su propia UNIDAD y que conforman las dos matrices que identifican a nuestro definitivo domicilio cósmico: la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3° Kelvin, o lo que es lo mismo: el Cósmico Campo de Energía del Punto Cero (CCEPC). [Sobre el toroidal movimiento de especulares vórtices electromagnéticos aparentemente contrarios entre sí y ello en la mecanocuántica interioridad del Cósmico Campo de Energía del Punto Cero (CCEPC) o lo que es lo mismo: en la mecanocuántica interioridad la cual y como “túnel cuántico”, posee la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3° Kelvin (MRFC), ver la página 250 de este mismo libro]. Hasta aquí la trascripción de la nota (9).
……………………………

** Mirado de esta manera, el asunto de cómo se nos posibilita la entrada al “Reino de los Cielos” es, muy en el fondo, solamente una cuestión de toma conciencia acerca del correcto modus operandi de las normas matemáticas que, como UNITARIA TOTALIDAD, gobiernan a la MRFC de los 3° Kelvin, incluidos por supuesto, nosotros los seres humanos. ¿Dónde quedan entonces los católicos y no muy santos complejos de culpa, suscitados por un rebuscado “pecado original”, el cual nos impide y desde nuestras propias raíces en tanto que HOMBRE(s), la entrada al Reino de los Cielos?

2.Publicado por Sergio el 11/04/2016 11:02
Don Cornelio, seguro que sus ideas son muy interesantes, pero es de mala educación dejar estos posts que parecen ensayos académicos (por lo largos, como comprenderá, no termino de leerlos). Yo creo que dejar un enlace y una sucinta referencia a su contenido sería mejor, ¿no?

3.Publicado por Cornelio González el 12/04/2016 13:44

Don Sergio, aunque aunque agradezco y valoro positivamente lo que para usted representa el concepto de mi mala educación por la longitud de mi comentario, ¿cuantos otros lectores pueden estar pensando exactamente lo contrario? No sé si usted a su vez ha podido calibrar, que la densidad y complejidad del tema no puede ser manejado, ni con cortas, ni con simples notas periodísticas.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria