Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Definen las 'huellas brillantes' que emitirían exoplanetas habitados

Científicos determinan un nuevo tipo de biofirmas en la señal espectral de otros mundos, a partir del análisis de organismos terrestres no fotosintéticos


Investigadores de EEUU y de Escocia han definido “huellas” de reflectancia o brillo diferentes a las que emite la vegetación terrestre y que, detectadas en la señal espectral de planetas lejanos, podrían indicar la existencia de vida en estos. Las “huellas” resultarán útiles para tal fin si se combinan con otras biofirmas, como la presencia de oxígeno o metano en exoplanetas, explican los científicos. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Laguna Colorada es un lago salado poco profundo del suroeste de Bolivia; y uno de los lugares de la Tierra cuyos colores se ven afectados por pigmentos no fotosintéticos. Los científicos de la UW los han estudiado para determinar como serían las firmas biológicas no fotosintéticas que podrían encontrarse en exoplanetas. Imagen: Noemí Galera. Fuente: Flickr.
Laguna Colorada es un lago salado poco profundo del suroeste de Bolivia; y uno de los lugares de la Tierra cuyos colores se ven afectados por pigmentos no fotosintéticos. Los científicos de la UW los han estudiado para determinar como serían las firmas biológicas no fotosintéticas que podrían encontrarse en exoplanetas. Imagen: Noemí Galera. Fuente: Flickr.
La búsqueda de vida extraterrestre cada vez se aleja más de la ciencia ficción para convertirse en ciencia pura y dura. De hecho, desde hace un tiempo existe una disciplina científica conocida como Astrobiología que aúna astrofísica, biología y geología para la investigación de una posible presencia de vida en el conjunto del Universo.

Esta disciplina, que no tiene nada que ver con la ufología o estudio del fenómeno OVNI, utiliza o planea utilizar la metodología científica y tecnologías punteras en sus análisis.

Por ejemplo, instrumentos de rastreo que detecten señales moleculares de existencia de vida en otros planetas o que registren la contaminación dejada por supuestos organismos extraterrestres en otros mundos.

Ahora, investigadores de la Universidad de Washington (UW, EEUU), del Virtual Planetary Laboratory de dicha universidad, y de la Universidad de Edimburgo (Escocia) se plantean usar un nuevo enfoque para este mismo fin.

Para definirlo, se hicieron la siguiente pregunta: Si en otros planetas existieran organismos que no dependiesen totalmente de la fotosíntesis (como algunos de los organismos terrestres), ¿cómo se verían esos mundos desde distancias astronómicas?

Más allá del “borde rojo”

Para tratar de responder a esta cuestión, los científicos recurrieron a simulaciones informáticas. Así, determinaron que planetas donde abunden organismos con pigmentos no fotosintéticos –esto es, con pigmentos que procesan la luz con fines distintos al de la producción de energía- emitirían señales espectrales lo suficientemente potentes como para ser detectadas por telescopios que en la actualidad ya se están diseñando.

Estas señales serían “huellas” de reflectancia o brillo diferentes a las que emite la vegetación terrestre. Si mirásemos nuestro planeta desde años luz de distancia, veríamos cómo las plantas que lo pueblan le dan un matiz distintivo en el infrarrojo cercano, algo que los científicos denominan “red edge” o “borde rojo”. Esto se debe a la forma en que la clorofila de los vegetales absorbe las ondas de luz.

Otros planetas, en cambio, podrían emitir otros tipos de huellas de reflectancia (procedentes de organismos no fotosintéticos). Si estos tipos de huellas se conocieran, por tanto, podrían servir como indicadores o “biofirmas” de existencia de vida en ellos, explican los científicos en un comunicado de la Universidad de Washington.

Base de datos para el rastreo

Por eso, los investigadores decidieron medir la reflectancia de organismos terrestres con diferentes tipos de pigmentos no fotosintéticos, para definir sus biofirmas y comprender cómo estas se diferencian de las biofirmas de los organismos fotosintéticos.

“Con estos modelos podríamos determinar la posibilidad de detectar dichas firmas en exoplanetas”, afirman. Además, combinando esos modelos con los de otras biofirmas, como las que señalan la presencia de oxígeno o de metano, resultaría más fácil determinar si hay vida o no en otros mundos, concluyen.  

El Virtual Planetary Laboratory de la Universidad de Washington cuenta ya con una gran base de datos de espectros y pigmentos de organismos no fotosintéticos disponible al público, a la que se han añadido los datos del presente proyecto, financiado por el Astrobiology Institute de la NASA.

Uno de los investigadores implicados en esta investigación es el astrobiólogo de la Universidad de Edimburgo Charles Cockell que, en 2012, y tras realizar una investigación sobre cráteres terrestres provocados por impactos de asteroides, aseguraba que el subsuelo de los cráteres de Marte "podría ser un lugar prometedor para buscar pruebas de vida".

Cuatro de las 137 muestras de microorganismos utilizados para definir biofirmas para el catálogo de la Universidad de Cornell (EEUU). En cada panel, la parte superior es una fotografía de la muestra y la parte inferior una micrografía (versión de la imagen superior aumentada 400 veces). Fuente: Universidad de Cornell.
Cuatro de las 137 muestras de microorganismos utilizados para definir biofirmas para el catálogo de la Universidad de Cornell (EEUU). En cada panel, la parte superior es una fotografía de la muestra y la parte inferior una micrografía (versión de la imagen superior aumentada 400 veces). Fuente: Universidad de Cornell.
También colores y microbios

En una línea de trabajo cercana a la del estudio de la UW, científicos de la Universidad de Cornell en EEUU han desarrollado también recientemente un catálogo de colores de la luz que reflejan 137 microorganismos.

La finalidad de esta “lista” es la misma que la de la base de datos de la UW: identificar señales de vida a través del espectro de exoplanetas.

Estos otros investigadores se han fijado en los microorganismos porque creen que estos, capaces de resistir en casi cualquier entorno, podrían ser la forma de vida extraterrestre predominante en otros mundos.

Referencias bibliográficas:

Edward W. Schwieterman, Charles S. Cockell, Victoria S. Meadows. Nonphotosynthetic Pigments as Potential Biosignatures. Astrobiology (2015). DOI: 10.1089/ast.2014.1178.

Siddharth Hegdea, Ivan G. Paulino-Limab, Ryan Kentc, Lisa Kalteneggera, Lynn Rothschilde. Surface biosignatures of exo-Earths: Remote detection of extraterrestrial life. PNAS (2015). DOI: 10.1073/pnas.14212371.


Jueves, 25 de Junio 2015
Artículo leído 2287 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria