Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Descubiertas las pautas eléctricas cerebrales que producen el lenguaje

Los hemisferios izquierdo y derecho trabajan conjuntamente en la gestión de las palabras


El lenguaje es una función cerebral altamente compleja que emerge de la interacción entre el desarrollo biológico del cerebro y el medio social. Un estudio reciente, que ha combinado la electroencefalografía y las imágenes de resonancia magnética funcional, ha puesto de relieve las diferencias entre las oscilaciones de la actividad eléctrica neuronal de los dos hemisferios cerebrales, que son las que posibilitan que hablemos y comprendamos el lenguaje. Asimismo, ha descubierto una concordancia entre dichas oscilaciones y las que se suceden en la corteza motora, lo que confirma la enorme complejidad del fenómeno lingüístico. La comprensión de la importancia de la actividad eléctrica del cerebro en el lenguaje podría ayudar a sanar enfermedades como la dislexia o el autismo infantil. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Áreas del lenguaje en el cerebro.
Áreas del lenguaje en el cerebro.
Un equipo de científicos del Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica de Francia (el INSERM ha conseguido avanzar en la comprensión de los mecanismos cerebrales que nos permiten articular y comprender el lenguaje, gracias a la combinación de dos técnicas de análisis del cerebro: los electroencefalogramas (registros gráficos de la actividad eléctrica del cerebro) y la resonancia magnética funcional, que permite la detección e identificación de áreas del cerebro en activo.

Según explica el INSERM en un comunicado, el registro simultáneo llevado a cabo con ambas tecnologías ha permitido a los investigadores sugerir las bases fisiológicas que explicarían la especialización del cerebro en la decodificación y producción de palabras, aportando asimismo nuevas pistas para entender las principales patologías de la comunicación humana, como el autismo infantil o la dislexia.

Esta investigación ha reunido, además de a científicos de la unidad del Inserm « Action, Neuroimagerie, Modélisation », de la Escuela Normal Superior de París, a investigadores daneses y alemanes. Sus resultados han aparecido publicados en la revista Neuron.

Diferencias fisiológicas

El cerebro humano tiene la particularidad de estar dividido en dos partes que funcionan de manera distinta en lo que se refiere al procesamiento del lenguaje. Por ejemplo, el hemisferio derecho se encarga de la decodificación y la producción de las palabras, mientras que el izquierdo procesa el reconocimiento de la voz de nuestros interlocutores, explican los científicos.

Nuestro cerebro, al igual que el de muchas otras especies animales, presenta asimismo una corteza auditiva izquierda más desarrollada que la corteza auditiva derecha, y su contenido celular es ligeramente distinto.

Esta asimetría estructural podría ser el origen de la especialización del hemisferio izquierdo en la decodificación de la palabra, especialización que se habría reforzado durante el proceso evolutivo por una utilización conjunta de la vocalización y de la gesticulación manual con la mano derecha, que depende de regiones cerebrales próximas a esta corteza auditiva izquierda.

Y distinción en la actividad eléctrica neuronal

Los científicos, empleando las tecnologías antes mencionadas, han demostrado que la corteza auditiva izquierda y la derecha presentan además una actividad eléctrica neuronal distinta, a partir de la medición de la actividad cerebral de 20 voluntarios en estado de reposo, sin estímulos externos.

En los registros realizados, la corteza izquierda presentó una actividad eléctrica oscilatoria espontánea de una frecuencia de alrededor de 40 Hz, frente a la actividad registrada en la corteza auditiva derecha, mucho menor, de 4 Hz. Un hercio representa un ciclo por cada segundo, entendiendo ciclo como la repetición de un evento.

Estas oscilaciones espontáneas, modulando de manera global y regular la respuesta individual de las neuronas de la corteza auditiva, podrían actuar como un mecanismo de registro de las señales auditivas. Así, la corteza auditiva izquierda cribaría la información auditiva más rápidamente que la corteza derecha, lo que la haría más sensible a las variaciones rápidas de la palabra, permitiéndole distinguir los diferentes sonidos del lenguaje o fonemas.

La corteza derecha sería menos sensible a estos fonemas, pero más sensible a las regularidades acústicas de la voz y a las variaciones lentas de la palabra, importantes para reconocer al interlocutor y la entonación de las conversaciones, explican los científicos.

Concordancia con la corteza motora

De la misma forma, en la corteza motora los investigadores observaron oscilaciones rápidas (de 40 Hz) al nivel de las regiones que controlan los movimientos de la lengua; y oscilaciones lentas (de 4 Hz) en los niveles de las regiones que controlan los movimientos de la mandíbula. Los movimientos de la lengua contribuyen a la producción de la mayoría de los fonemas, mientras que los de la mandíbula determinan los ritmos lentos de la palabra y de la voz.

Esta segunda disociación reveló una concordancia entre las propiedades oscilatorias de las cortezas sensoriales y aquéllas de las cortezas motoras implicadas en la función del lenguaje. Estos datos sugerirían que las cortezas auditivas y motoras han interactuado en el curso de la evolución para optimizar la sinergia entre los mecanismos de escucha y de producción de la palabra humana.

Ambos resultados permiten sugerir una base fisiológica cerebral que habría propiciado la especialización del hemisferio izquierdo del cerebro en la decodificación y la producción de la palabra, noción conocida desde el siglo XIX. Permiten asimismo afrontar la investigación de las perturbaciones de las propiedades oscilatorias de las regiones cerebrales del lenguaje en las grandes patologías de la comunicación humana.

Lenguaje y cerebro

Desde el siglo XIX, los especialistas han intentado comprender cómo nuestro cerebro produce y comprende el lenguaje, una función cerebral altamente compleja que emerge de la interacción entre el desarrollo biológico del cerebro y el medio social.

Así, se ha llegado a la conclusión de que, en el cerebro, el procesamiento del lenguaje se produce en múltiples áreas interrelacionadas que trabajan de forma coordinada para la emisión, la comprensión y la integración de mensajes lingüísticos.

En la distribución neuroanatómica del lenguaje determinada por los modelos clásicos del habla de los científicos Carl Wernicke y Ludwig Lichtheim, se establecieron dos áreas esenciales en el procesamiento del lenguaje: el área de Wernicke (situada en la región posterior del lóbulo temporal izquierdo y que descodifica la información auditiva del lenguaje) y el área de Broca (sección del cerebro humano involucrada en la producción del habla, el procesamiento del lenguaje y la comprensión).

Además, en las últimas décadas, el desarrollo de las técnicas de neuroimagen cerebral, como las utilizadas en el presente estudio, han permitido explorar la organización funcional del lenguaje en nuestro cerebro en directo, es decir, en vivo.


Sábado, 5 de Enero 2008
Artículo leído 28894 veces

Tags : cerebro, lenguaje


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por lonar el 07/01/2008 01:01
Las investigaciones acerca del funcionamiento del cerebro son cada vez más impresionantes. Espero que establezcan dentro de poco el funcionamiento de estructuras más profundas del cerebro en el lenguaje, como el sistema límbico, y de que manera afectan a la comprensión y, sobre todo, memorización de palabras y sistemas linguísticos.

2.Publicado por Gonzalez el 07/01/2008 18:17
Leemos, como título de este artículo de Yaiza Martínez, lo siguiente:

“...Descubiertas las pautas eléctricas cerebrales que producen el lenguaje. Los hemisferios izquierdo y derecho trabajan conjuntamente en la gestión de las palabras...”

Y a continuación y como parte del inicial resumen del mismo artículo, nos informa:

“...El lenguaje es una función cerebral altamente compleja que emerge de la interacción entre el desarrollo biológico del cerebro y el medio social. Un estudio reciente, que ha combinado la electroencefalografía y las imágenes de resonancia magnética funcional, ha puesto de relieve las diferencias entre las oscilaciones de la actividad eléctrica neuronal de los dos hemisferios cerebrales, que son las que posibilitan que hablemos y comprendamos el lenguaje...”

Y un poco más adelante nos complementa la información cuando, refiriéndose a las naturalmente espontáneas oscilaciones eléctricas de la corteza de ambos hemisferios - y por ende, también de nuestro “campo” bio-electromagnético -, nos indica que:

“...Estas oscilaciones espontáneas, modulando de manera global y regular la respuesta individual de las neuronas de la corteza auditiva, podrían actuar como un mecanismo de registro de las señales auditivas. Así, la corteza auditiva izquierda cribaría la información auditiva más rápidamente que la corteza derecha, lo que la haría más sensible a las variaciones rápidas de la palabra, permitiéndole distinguir los diferentes sonidos del lenguaje o fonemas. La corteza derecha sería menos sensible a estos fonemas, pero más sensible a las regularidades acústicas de la voz y a las variaciones lentas de la palabra, importantes para reconocer al interlocutor y la entonación de las conversaciones, explican los científicos...”

Para una mejor comprensión de la idea central que quiero transmitirle a usted amable lector, trascribo las definiciones que de prosodia y sintaxis, nos suministra el Diccionario de la RAE:

Prosodia: 1- Parte de la gramática que enseña la recta pronunciación y acentuación. 2- Estudio de los rasgos fónicos que afectan a la métrica, especialmente de los acentos y de la cantidad.

Sintaxis: 1- En gramática: parte de la gramática que enseña a coordinar y unir las palabras para formar las oraciones y expresar conceptos. 2- En informática: Conjunto de reglas que definen las secuencias correctas de los elementos de un lenguaje de programación.

Continuando con mi explicación, extraigo y trascribo del último parágrafo de Martínez, las ideas que nos describen a dos primarios y fundamentales modos de operación cerebral, definitivamente opuestos entre sí en su física, en su lógica y en su ontología, pero no por eso menos UNITARIAMENTE complementarios. Mis comentarios al respecto van colocados entre paréntesis:

A) “...La corteza auditiva izquierda cribaría la información auditiva más rápidamente que la corteza derecha, lo que la haría más sensible a las variaciones rápidas de la palabra, permitiéndole distinguir los diferentes sonidos del lenguaje o fonemas...”. (Se aprecia claramente aquí el carácter esencialmente sintáctico, - o lo que es lo mismo: su informática estructura digital es decir:discontinua -, derivada directamente de las endógenas propiedades discontinuo-asimétricas, inherentes a las dos cargas eléctricas del par mutuamente especular: fermión-antifermión), y

B) “... La corteza derecha sería menos sensible a estos fonemas, pero más sensible a las regularidades acústicas de la voz y a las variaciones lentas de la palabra, importantes para reconocer al interlocutor y la entonación de las conversaciones, explican los científicos...”. [Y ahora, al contrario de lo expuesto en A), se hacen patentes aquí las propiedades por principio prosódicas del lenguaje - o lo que es lo mismo: su informática estructura analógica es decir: continua - derivadas directamente de las igualmente endógenas propiedades continuo-simétricas, propias de las dos polaridades magnéticas del bosón].

Para refrescar - y es posible que también para complementar - un poco los conceptos aquí expuestos, íntimamente relacionados con la UNIDAD de lo se denomina un “campo” electromagnético y que en cierta forma y de manera incompleta nos han llegado desde mediados del siglo XIX a raíz de los fundamentales trabajos experimentales de Faraday y otros y la no menos importante matematización de la teoría respectiva por parte de James C. Maxwell, sugiero al lector la lectura de mi artículo: La vida y la conciencia: ¿Fenómenos originados por la unidad electromagnética? *, en donde se explica la ortogonal y UNITARIA estructura geometro-cartesiano-compleja del “campo”, que naturalmente surge en razón de las indesligables e instantáneas mutuas relaciones entre la(s): discontinuidad-asimetría propias de la electricidad y la(s): continuidad-simetría inherentes al magnetismo.
...............................................................................
* http://www.redcientifica.com/doc/doc200210250300.html

3.Publicado por jdm el 24/03/2009 11:50
¿Creeis que es posible a corto plazo curar las enfermedades cerebrales como alzheimer?

Es una enfermedad super tragica, se deberia volcar todo en esta incestigación no creeis?

4.Publicado por DHAMARYS DE GARCIA el 01/12/2009 17:58
Buenas, saludos a tan distinguidos especialistas que deseo felicitarles por realizar dichas investigaciones; soy de Venezuela-Edo.Lara, estoy documentándome al respecto, ya que mi hijo tiene un diagnóstico de Parálisis Cerebral o displejia espasticas con microcefalia, gozo del hecho que entiende lo que se le dice PERO no ha podido aprender hablar, estoy investigando para buscar la forma de ayudarlo. En nuestro país, no gozamos de Instituciones que puedan canalizar este tipo de situaciones, generalmente, existen instituciones bien definidas con respecto a discapacidades. Por ejemplo: solo a los sordos, le enseñan el lenguaje de señales, y como mi hijo oye, por lo tanto, no es población del instituto. En el caso de algunos institutos que tratan la parálisis entónces no entra, porque simplemente, no habla, imaginese, esto me ha costado tomar medidas en lo que a mi respecta, y por ello llegué a este articulo que parece tan interesante. Los felicito, si de alguna forma ustedes tienen como ayudarme, SE LOS AGRADECERIA MUCHO, de todos modos los bendigo, comenzé a gestionar todo para una fundación que pueda ayudar a esta población, sin embargo, tuve que interrumpir por una intervección quirúrgica y estoy cumpliendo con mi reposo. GRACIAS Y MUCHOS SALUDOS. Dhamarys y Jatniel.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >