Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Descubren el área cerebral relacionada con la confusión de recuerdos

El girus frontal inferior controla los recuerdos que son capaces de borrar parte de la memoria


Científicos de la universidad norteamericana de Wisconsin-Madison han descubierto, gracias a la técnica de estimulación magnética transcraneal o TMS, que un área del cerebro muy concreta, el girus frontal inferior, podría jugar un importante papel en el control de algunos recuerdos capaces de borrar otros: las interferencias proactivas. Estas interferencias son las causantes de confusiones y tropiezos de la memoria. La localización del área que las controla podría ayudar a comprender ciertos problemas de la memoria. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Descubren el área cerebral relacionada con la confusión de recuerdos
Descubren el área cerebral relacionada con la confusión de recuerdos
La memoria es la capacidad que tiene el ser humano para retener sus experiencias en una especie de “archivador” que, a pesar de la similitud establecida entre memoria humana y computacional, poco tiene que ver con los archivos informáticos: el funcionamiento de la memoria es un misterio.

Ahora, un equipo de científicos norteamericanos ha abordado una perspectiva muy concreta para su estudio: ¿por qué desaparecen algunos recuerdos? ¿Se vuelven éstos más débiles por sí solos o por la interferencia de recuerdos que se les parecen mucho?

Neurólogos de la universidad de Wisconsin-Madison han estudiado estas cuestiones usando una técnica llamada estimulación magnética transcraneal (TMS) para verter algo más de luz sobre el tema, tal como explican en un artículo que acaba de aparecer en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Diversas teorías

Hay varias teorías con respecto a la desaparición de nuestros recuerdos. Algunas afirman que existe un deterioro temporal de nuestra memoria, es decir, que el tiempo borra las huellas que los hechos dejaron en nosotros. Otra teoría asume que existe una discriminación temporal, esto es, que hay un declive espontáneo de los recuerdos y que su recuperación implica algún tipo de discriminación.

Pero también existe la teoría de la interferencia proactiva, que señala que recuerdos anteriores o más antiguos interfieren o entorpecen la recuperación de los recuerdos nuevos. Este fenómeno de interferencia sucede cuando una información aprendida interfiere en la adquisición de un recuerdo posterior.

Según explica al respecto la universidad Wisconsin-Madison en un comunicado, durante décadas los psicólogos han sabido que la noción intuitiva del “declive” de determinados recuerdos se debe menos al factor del olvido que al de la interferencia.

Para el profesor de psicología de esta universidad, Brad Postle, autor de la investigación, las interferencias proactivas suceden en el momento en que un recuerdo desorganiza, compite o confunde otro recuerdo que pretendemos traer a la luz.

Escáneres cerebrales

Por ejemplo, queremos llamar a una persona y pronunciamos el nombre de otra; recordamos la mayoría de los detalles de una historia pero no recordamos quien nos la contó; reconocemos el diálogo de una película que ya hemos visto, pero no somos capaces de recordar su título, etc. Según Postle, el fenómeno de la interferencia se produce casi siempre que no podemos recordar algo.

Partiendo de estas premisas, los especialistas se preguntaron si, bloqueando las interferencias proactivas, la memoria podía mejorarse. Postle y los científicos Giulio Tononi y Eva Federoes han analizado cómo una parte de la corteza prefrontal del cerebro puede reducir los efectos distorsionadotes de la interferencia. Se considera que esta región del cerebro es responsable del pensamiento complejo.

Gracias a escáneres cerebrales anteriores, ya se sabía que la región a estudiar (el girus frontal inferior) permane activa cuando los voluntarios hacen tests de memoria durante las interferencias. Lo que no se sabía era si esta región era esencial en el control de dichas interferencias, o si sólo ayudaba al cerebro a realizar tareas de memoria complejas.

Para despejar esta incógnita, los investigadores interrumpieron temporalmente los recuerdos-interferencia usando la estimulación magnética transcraneal, una técnica no invasiva que, según Tononi, permite la inducción de una corriente en el cerebro mediante un campo magnético que atraviesa el cuero cabelludo y el cráneo sin ocasionar ningún daño.

Experimento con letras

La TMS se puede usar para “desordenar” la actividad neuronal de un área cerebral durante poco tiempo, más o menos durante un segundo. Este desorden es completamente reversible cuando la corriente eléctrica se detiene.

En el estudio, un grupo de voluntarios leyó una serie de letras (F, B, P, X) y se les preguntó unos segundos después si una letra concreta había aparecido en dicha serie (por ejemplo, la Z).

Se demostró que cuando el girus frontal inferior recibía una breve estimulación magnética los aciertos se reducían en las respuestas, es decir, que aumentaban las interferencias. De estos resultados, los científicos dedujeron que esta área del cerebro resulta esencial para bloquear dichas interferencias.

La importancia de este descubrimiento radica en que la localización del lugar del cerebro en que se producen operaciones específicas de la memoria podría ayudar a millones de personas a mejorar su memoria o a recuperar recuerdos borrados. Si se conoce cómo controla el cerebro las interferencias, podrían resolverse muchos problemas de memoria, asegura Postle.

Intensas investigaciones

Los recuerdos están siendo objeto en la actualidad de diversas investigaciones, de las que hemos informado en otros artículos de nuestra revista.

A través de estas investigaciones hemos sabido, por ejemplo, que el cerebro es capaz de inventar recuerdos de hechos que nunca ocurrieron, que la memoria puede apropiarse de los recuerdos de otros, e incluso que la preocupación es capaz de crear falsos recuerdos en la memoria.

También hemos sabido que se ha conseguido implantar falsos recuerdos en la memoria mediante técnicas de sugestión y que los recuerdos pueden ser alterados con medicamentos.

Todo ello señala la importancia de las investigaciones en curso sobre la naturaleza de la memoria y de los mecanismos de los recuerdos, aspectos que están estrechamente relacionados con la salud de la mente y con la influencia de la memoria en nuestras vidas.


Miércoles, 3 de Enero 2007
Artículo leído 40849 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Hung el 10/06/2008 17:16
Soy psicóloga clínico y trabajo en el area psiconeurologica, estos temas son de mi interés. Mi comentarios está relacionado con el factor edad, he podido observar que a lo largo de mi profesión, el fenómeno que se menciona sobre interferencia proactiva (IP), sucede notablemente hacia los 50 años de edad. Sería interesante saber que condiciones varian a nivel cerebral para que el fenómeno de IP, mencionado en el artículo, frecuentemente se observe a estas edades.

2.Publicado por Rojas Lecca el 25/09/2008 23:41
está muy buena la información gracias!!

3.Publicado por cristian alberto perez espitia el 04/11/2008 04:52

soy un estudiante de la segundaria(...), me interesa el tema de la memoria, y sin dudarl esta es la informacion esencial que tiene un termino especifico, y la embarcacion de las teorias!!. (...) bueno el avance lo llamaria yo o el descubrimiento que han hecho los cientificos muestran detalles razonables y logicos.vacano


Otros artículos de esta misma sección
< >