Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Descubren elementos esenciales para la vida alrededor de una estrella joven

Situada a 400 años luz de la Tierra, contiene moléculas de azúcar en el gas que la rodea


Usando el radiotelescopio ALMA (the Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), un grupo de astrónomos ha detectado por primera vez moléculas de azúcar presentes en el gas que rodea a una estrella joven, similar al Sol. El hallazgo demuestra que los elementos esenciales para la vida se encuentran en el momento y lugar adecuados para poder existir en los planetas que se forman alrededor de la estrella.





Moléculas de azúcar en el gas que rodea a una estrella joven. Imagen: ESO.
Moléculas de azúcar en el gas que rodea a una estrella joven. Imagen: ESO.
Los astrónomos han encontrado moléculas de glicolaldehído (un azúcar simple) en el gas que rodea a una joven estrella binaria joven llamada IRAS 16293-2422, la que posee una masa similar a la del Sol. El glicolaldehído ya se había divisado en el espacio interestelar anteriormente, sin embargo, esta es la primera vez que se localiza tan cerca de una estrella de este tipo, a distancias equivalentes a las que separan Urano del Sol en nuestro propio Sistema Solar. El descubrimiento prueba que algunos de los compuestos químicos necesarios para la vida, ya existían en este sistema al momento de la formación de los planetas.
 
“En el disco de gas y polvo que rodea esta estrella de formación reciente encontramos glicolaldehído, un azúcar simple que no es muy distinto al que ponemos en el café", señala Jes Jørgensen (Instituto Niels Bohr, Dinamarca), autor principal del trabajo. "Esta molécula es uno de los ingredientes en la formación del ácido ribonucleico (ARN), que como el ADN, con el cual está relacionado, es uno de los ingredientes fundamentales para la vida”
 
La gran sensibilidad de ALMA (incluso en las longitudes de onda más cortas a las que opera — que representan grandes desafíos técnicos) fue esencial para estas observaciones, que se realizaron con un conjunto parcial de antenas durante la llamada fase de verificación científica del observatorio.
 
"Lo que es realmente fascinante de nuestros hallazgos es que las observaciones realizadas con ALMA revelan que las moléculas de azúcar están cayendo en dirección a una de las estrellas del sistema", comenta Cécile Favre, miembro del equipo (Universidad de Aarhus, Dinamarca). "Las moléculas de azúcar no sólo se encuentran en el lugar indicado para encontrar su camino hacia un planeta, sino que además van en la dirección correcta".
 
Las nubes de gas y polvo que colapsan para formar nuevas estrellas son extremadamente frías, por lo que muchos de estos gases se solidifican formando hielo en las partículas de polvo, donde luego se combinan y originan moléculas más complejas. Sin embargo, una vez que una estrella se forma en medio de una nube de gas y polvo, ésta calienta el interior de la nube giratoria elevando su temperatura. Cuando esto ocurre, las moléculas químicamente complejas se evaporan en forma de gas. Este gas emite radiación en forma de ondas de radio, las que pueden ser captadas utilizando poderosos radiotelescopios como ALMA.
 
La estrella IRAS 16293-2422 se encuentra ubicada a unos 400 años- luz aproximadamente (relativamente cerca de la Tierra), lo que la hace un excelente objeto de estudio para los astrónomos que investigan la química y las moléculas que rodean a las estrellas jóvenes. Al aprovechar la gran capacidad de una nueva generación de telescopios como ALMA, hoy en día los astrónomos tienen la oportunidad de estudiar detalles precisos, dentro de las nubes de gas y polvo que originan sistemas planetarios.

Recreación artística de moléculas de glicolaldehído. ESO.
Recreación artística de moléculas de glicolaldehído. ESO.
Ideas sobre el origen de la vida

"Se plantea una gran interrogante: ¿Cuán complejas pueden llegar a ser estas moléculas antes de que se incorporen a nuevos planetas? Esto podría darnos una idea con respecto a la forma en que la vida pudiese originarse en otras partes, y las observaciones de ALMA serán de vital importancia para develar este misterio", indica Jes Jørgensen.
 
Este estudio fue presentado en un artículo denominado 'Detection of the simplest sugar, glycolaldehyde, in a solar-type protostar with ALMA' (El descubrimiento de ALMA: ALMA detecta el azúcar más simple, glicolaldehído, en una protoestrella similar al sol) por Jørgensen y colaboradores, que aparecerá en la revista especializada 'Astrophysical Journal Letters'.
 
El equipo está compueso por Jes K. Jørgensen (Universidad de Copenhague, Dinamarca), Cécile Favre (Universidad de Aarhus, Dinamarca), Suzanne E. Bisschop (Universidad de Copenhague), Tyler L. Bourke (Instituto Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, Cambridge, EE.UU.), Ewine F. van Dishoeck (Observatorio de Leiden, Holanda; Max-Planck Institut für extraterrestrische Physik, Garching, Alemania) y Markus Schmalzl (Observatorio de Leiden).
 
El año 2012 marca el quincuagésimo aniversario de la fundación del Observatorio Europeo Austral (ESO). ESO es la organización astronómica intergubernamental más importante en Europa y el observatorio astronómico en tierra más productivo del mundo. Es respaldado por 15 países: Austria, Bélgica, Brasil, República Checa, Dinamarca, Francia, Finlandia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido. ESO lleva a cabo un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones para la observación astronómica en tierra, permitiendo así a los astrónomos realizar importantes descubrimientos científicos. ESO también juega un papel fundamental a la hora de promover y organizar la cooperación para la investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el
 
Telescopio Muy Grande (VLT), el observatorio óptico más avanzado del mundo y dos telescopios de rastreo: El Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomy (VISTA, Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía), que rastrea el cielo en longitudes de onda infrarrojas, es el telescopio de rastreo más grande del mundo y el VLT Survey Telescope (VST, Telescopio de Rastreo del VLT) es el telescopio de mayor tamaño diseñado para rastrear de manera exclusiva los cielos en luz visible. ESO es el socio Europeo de un revolucionario telescopio llamado ALMA, el proyecto astronómico de mayor envergadura en la actualidad. ESO se encuentra planificando la construcción y desarrollo de un Telescopio óptico/ infrarrojo de 40 metros. El E-ELT (Telescopio Europeo Extremadamente Grande) será “el ojo más grande del mundo en el cielo”.

Descargar artículo original

detection_of_the_simplest_sugar,_glycolaldehyde,_in_a_solar_type_protostar_with_alma.pdf Detection of the simplest sugar, glycolaldehyde, in a solar-type protostar with ALMA.pdf  (292.42 Kb)



Miércoles, 29 de Agosto 2012
ESO/T21
Artículo leído 4443 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Beatriz Basenji el 30/08/2012 00:02
"Las moléculas de azúcar no sólo se encuentran en el lugar indicado para encontrar su camino hacia un planeta, sino que además van en la dirección correcta".
Es que no puede ser de otro modo! Vivimos en un Universo donde es dado lo necesario en el momento JUSTO . Tal es su PERFECCIÓN. Felices aquellos que pueden contemplarlo y extasiarse con sus descubrimientos.

2.Publicado por Fer el 05/09/2012 09:25
Me sitúo más bien entre los que, antes que la perfección como el caso de Beatriz, destacan la tremenda complejidad creadora presente en el Universo. Donde existen las condiciones para que algo suceda es probable que suceda, sin voluntarismos del tipo "el lugar adecuado para ENCONTRAR SU CAMINO". Por ejemplo un solo espermatozoide fecunda al óvulo, encontró su camino entonces, los restantes millones de espermatozoides fueron solo actores secundarios. Parece un gran desperdicio de recursos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >