Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Descubren una proteína capaz de prolongar un tercio la vida de una mosca

Se desconoce si esa proteína relacionada con el envejecimiento existe en los humanos


Una investigación desarrollada en la universidad canadiense de Laval ha identificado a una proteína directamente relacionada con en envejecimiento, ya que su presencia es capaz de acortar o de alargar la vida de una mosca. Se trata de una de las proteínas conocidas como del shock térmico, la Hsp22, de la que no se tiene constancia de que exista en los humanos. El descubrimiento ayudará al tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas y nos prepara para su manejo en caso de que la Hsp22 u otra equivalente controlen la longevidad en las personas. Por Eduardo Martínez.





Universidad de Siena
Universidad de Siena
Universidad de Siena
Universidad de Siena
Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Laval, en Canadá, han conseguido aumentar un tercio la vida de las moscas drosofilas, según refieren en un artículo publicado en la revista de la FASEB (Federation of American Societies for Experimental Biology).

Esta prodigiosa extensión de la longevidad estaría relacionada con una única molécula, la Hsp22. Merced a la sobre expresión de esta proteína, las drosofilas del experimento, que viven normalmente 60 días, prolongaron su existencia hasta 80 días.

Lo más sorprendente es que las moscas que prolongaron su existencia no vivieron con decrepitud ese tiempo añadido a sus vidas, sino que la sobre expresión de la proteína permitió el mantenimiento de la actividad locomotriz más allá del período normal de una drosofila media, así como aumentar su resistencia al estrés oxidante y térmico.

Según los autores, la longevidad natural también puede reducirse suprimiendo la molécula Hsp22, lo que confirma su relación con los procesos de envejecimiento, aunque no por ello pueda ser considerada como la molécula de la eterna juventud.

Proteína del shock térmico

Más bien se trata de una proteína como cualquier otra. La Hsp22 forma parte de las proteínas conocidas como del shock térmico y son producidas por las células sometidas a cualquier tipo de estrés.

Las proteínas del shock térmico (Hsp) se encuentran en todas las células y cumplen diversas funciones: colaboran en los procesos de formación de las proteínas, así como en los de degradación o reparación de proteínas anormales.

Cuando las células son sometidas a distintos estímulos como el estrés del shock calórico, radiaciones, diversas drogas, infecciones virales, etc, las Hsp se sobreexpresan y protegen a las células, haciéndolas más resistentes.

Hasta ahora las Hsp se habían asociado a procesos degenerativos del organismo, resistencia a las drogas médicas e incluso a procesos inmunológicos, por lo que el estudio de los investigadores canadienses arroja nueva luz sobre su naturaleza y capacidad de influencia sobre el ciclo de la vida.

Propiedades vitales

Han sido estas propiedades de las Hsp las que llevaron a los investigadores canadienses a fijarse en la Hsp22 como posible factor de longevidad o envejecimiento, ya que por su naturaleza estaría asociada a la generación de radicales libres en las células, que contribuyen al envejecimiento.

Lo que ha demostrado el experimento canadiense es que una proteína como la Hsp22 puede proteger a las células del estrés oxidante y en consecuencia de los daños relacionados con el envejecimiento. Asimismo, el experimento ha confirmado la importancia de algunas células del sistema nervioso en los procesos de envejecimiento.

Tal como destaca al respecto un comunicado de la Universidad de Laval, lo sorprendente es que todavía no se sabe si la proteína Hsp22 existe en el hombre, por lo que es prematuro interpretar este descubrimiento como una contribución directa al aumento de la longevidad humana.

La principal aplicación del experimento, según sus investigadores, es el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas, relacionadas con determinados comportamientos de las proteínas.

Puede también que este trabajo ayude a controlar la expresión de la Hsp22 o de su equivalente en el organismo humano, lo que sí tendría gran repercusión sobre la pretendida extensión de la longevidad de nuestra especie.



Tema relacionado:

Multiplican por seis el tiempo de vida de un gusano mediante manipulación genética


Domingo, 18 de Abril 2004
Eduardo Martínez
Artículo leído 14515 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por jackson el 16/05/2008 02:11
para cuando se podria aplicar en seres humanos surteria efecto en persona de tercera edad q capacidad tendra esta proteina en los seres humanos tiene un efecto secundario

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria