Conéctese Regístrate


26/07/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




Detectan huellas de otras siete dimensiones en el Universo

Un mapa alternativo de la energía cósmica en el Big Bang corroboraría la Teoría de las Supercuerdas


Físicos norteamericanos han detectado huellas de dimensiones adicionales en el Universo, analizando los datos de los primeros momentos de la formación del Universo obtenidos mediante satélites. Utilizando geometrías matemáticas simples, han podido reconstruir un mapa de energía alternativo de aquellos momentos primigenios en el que se aprecian indicios de al menos otras siete dimensiones. Aunque los datos obtenidos no pueden considerarse concluyentes, de confirmarse demostrarían la validez de la Teoría de las Supercuerdas. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Construcción informática de posibles dimensiones adicionales. UWM.
Construcción informática de posibles dimensiones adicionales. UWM.
Construcción informática de posibles dimensiones adicionales. UWM.
Construcción informática de posibles dimensiones adicionales. UWM.
Un equipo de físicos norteamericanos ha detectado nuevos indicios de la existencia de dimensiones alternativas en el Universo, a partir del desciframiento de la influencia que dichas dimensiones tuvieron sobre la energía cósmica liberada por la violenta explosión que originó el Universo (Big Bang), y que virtualmente ha quedado intacta durante 13 mil millones de años.

Estas huellas dimensionales obtenidas de los primeros momentos de la historia del Universo han sido captadas por satélites como la WMAP de la NASA, y han permitido a estos físicos desarrollar, a partir de geometrías matemáticas simples denominadas “warped throats”, un mapa de energía alternativo en el que las dimensiones extra (según ellos siete en total) se hacen algo visibles.

De esta forma, las dimensiones extra sobre las que ha teorizado la Teoría de las Supercuerdas podrían ser observadas gracias a un metafórico viaje en el tiempo: concretamente al instante posterior al Big Bang.

La fórmula que permite desentrañar las dimensiones alternativas ocultas en el Universo consiste, según informa la universidad Wisconsin-Madison en un comunicado, en descifrar la influencia de estas dimensiones en la energía cósmica liberada por la violenta explosión que dio vida al universo hace 13 mil millones de años.

El método, del que también se ha hecho eco la revista Physical Review Letters, proporciona evidencias de que se pueden utilizar los datos experimentales de ese momento primigenio del Universo para discernir la naturaleza de estas elusivas dimensiones, cuya existencia es una clave aún no probada de la veracidad de la teoría de las supercuerdas.

Importancia de la Teoría de las Supercuerdas

La importancia de la Teoría de las Supercuerdas radica en que se espera que explique a la vez todas las partículas subatómicas existentes y que unifique las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza (gravedad, interacción electromagnética, interacción nuclear fuerte e interacción nuclear débil).

Esta teoría propone que todo en el Universo está formado por diminutas y vibrantes cuerdas de energía –desde las galaxias hasta las partículas subatómicas-, y propone, además, una noción extraña para nuestra mente, acostumbrada a la percepción de tres dimensiones, más la cuarta o tiempo: en el Universo podrían existir seis dimensiones espaciales más, ocultas y curvadas, de diminutas formas geométricas.

Por tanto, el Universo tendría en realidad 10 dimensiones, de las que se desconocen las formas que toman, a pesar de que los científicos han aplicado ya imágenes informatizadas para visualizar su posible geometría. ¿Cómo podrían medirse estas dimensiones que, según los físicos, podrían adoptar decenas de miles de posibles formas, cada una de ellas correspondiente a un universo con su propio conjunto de leyes físicas?

Dimensiones extra demasiado pequeñas

Según señaló en dicho comunicado el físico Gary Shiu, que ha liderado el estudio, el problema de estas otras dimensiones es que son demasiado pequeñas para ser medidas a través de las actuales métodos de observación con las que cuentan los científicos.

Pero Shiu y el estudiante Bret Underwood han desarrollado la forma de medirlas, basada en la idea de que estas seis diminutas dimensiones extra debieron influir con la máxima potencia en el Universo, en el momento en que éste aún era un punto diminuto de materia y energía altamente compactas, es decir, justo después del Big Bang.

Mapa alternativo

En eso consiste su metafórico “viaje en el tiempo” hacia el pasado: utilizar el mapa de la energía cósmica liberada por el Big Bang, y que ha sido eleborado con la información captada por satélites como la WMAP (Wilkinson Microwave Anisotropy Probe) de la NASA. Esta energía cósmica ha permanecido de manera virtual intacta durante los últimos 13 mil millones de años, lo que permite conocer su estado en el inicio.

En la práctica es como conocer la forma de un objeto a partir de su sombra, es decir, que el patrón de la energía cósmica del Universo indica la forma original que debieron tener entonces esas otras seis dimensiones presentes, aunque casi invisibles.

Para leer los signos de su presencia en ese instante de creación del Universo y establecer su geometría, los físicos utilizaron dos tipos de geometrías matemáticas simples denominadas “warped throats”, con las que calcularon el mapa de energía que debería apreciarse en un universo descrito por cada forma. Cuando compararon los dos mapas, hallaron pequeñas pero significativas diferencias entre ambos.

Huellas captadas

Lo esencial es que había algunos patrones específicos de energía cósmica que podrían dar pistas sobre la geometría de esa forma de seis dimensiones, lo que supone un dato observable para demostrar la propuesta de la Teoría de las Supercuerdas.

Estos datos aún no son lo suficientemente precisos como para verificar dicha teoría totalmente, pero se espera que próximos análisis realizados por proyectos, como el del satélite Planck de la Agencia Espacial Europea, detecten otras variaciones mínimas que hagan referencia a esas diversas geometrías, afirma Shiu.

Si se confirman estas primeras observaciones, se obtendría la prueba de que existen las pretendidas dimensiones ocultas, y que pueden descifrarse a partir del patrón de la energía cósmica inicial. Según señalaron los autores en la revista Physical Review Letters, este análisis ha demostrado por tanto que la geometría de dichas dimensiones pudo dejar una huella en las microondas cósmicas de fondo, huella que podría captarse.

Esfuerzos anteriores

Este importante avance en el descubrimiento de la impronta de las dimensiones extra del Universo se suma a otros descubrimientos anteriores ya publicados en nuestra revista. Por un lado, científicos norteamericanos detectaron en 2005 indicios de la existencia de otras dimensiones gracias a los datos proporcionados por el telescopio AMANDA, enterrado en el Polo Sur.

Con este telescopio pudieron observarse una decena de colisiones de neutrinos de alta energía (10.000 veces más elevada que las de los neutrinos que emite el sol) con otras partículas elementales. Estos neutrinos podrían considerarse como una prueba empírica de la existencia de otras dimensiones, aunque esta interpretación no ha sido totalmente aceptada por la comunidad científica.

Formación no aleatoria de dimensiones

Por otro lado, también en 2005, publicamos otro artículo sobre la creación de un modelo matemático que ha recreado las condiciones iniciales de la formación del universo. En ese modelo se establecía que la formación de dimensiones no es aleatoria, sino que se basa en patrones que combinan entre tres y siete posibilidades.

Ese modelo teórico apuntaba a que el universo tiene tres dimensiones espaciales visibles y seis ocultas, y fue elaborado por Andreas Karch de la universidad de Washington y Lisa Randall, de la universidad de Harvard.

Todos estos esfuerzos por detectar las posibles dimensiones extras pretenden la comprensión del Universo como realidad de más de cuatro dimensiones, tal como predice la Teoría de las Supercuerdas.


Viernes, 9 de Febrero 2007
Artículo leído 63270 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Gonzalez el 11/02/2007 18:33
Nos dice Yaiza Martínez que, "....un equipo de físicos norteamericanos ha detectado nuevos indicios de la existencia de dimensiones alternativas en el Universo, a partir del desciframiento de la influencia que dichas dimensiones tuvieron sobre la energía cósmica liberada por la violenta explosión que originó el Universo (Big Bang), y que virtualmente ha quedado intacta durante 13 mil millones de años”.

Nos informa también Martínez, que el citado equipo de físicos ha detectado que, "....estas huellas dimensionales obtenidas de los primeros momentos de la historia del Universo, han sido captadas por satélites como la WMAP de la NASA…”, es decir, que han sido captadas en la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3 grados Kelvin. El método investigativo que ha seguido el citado equipo de físicos, ha sido el de homologar los ".... dos tipos de formas geométricas matemáticamente simples, denominadas "gargantas retorcidas” - “warped throats”- sobre las que calcularon el mapa de energía que se vería en el universo descrito por cada forma. Cuando compararon los dos mapas, encontraron pequeñas pero significantes diferencias entre ambas formas” *.

La palabra inglesa “throats” - garganta - hace referencia, en la relativista terminología de los “agujeros de gusano” - wormholes - , al punto geométrico en el cual, la gravedad existente entre un agujero negro y su contraparte especular, un agujero blanco, curva tan intensamente sobre si mismas a las coordenadas de ambos agujeros, que literalmente entre ambos se formaría un cuello o “garganta”, retorcida infinitamente sobre si misma.

Pues bien, de acuerdo con la matriz numérica** que identifica como 3 grados Kelvin= 3/273= 1/91= 0.010989..010989…(infinito), a la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3 grados Kelvin, el lector puede apreciar, que en el origen de las coordenadas, arriba y abajo, aparecen los valores:

45/91= 0.494505..494505…(infinito)
46/91= 0.505494..505494…(infinito)

Si se observa con detenimiento, el valor 505494= 45/91 es el mismo valor 494505= 46/91, pero literalmente leído al revés, es decir, de la derecha hacia la izquierda. Y el procedimiento es igualmente válido en sentido inverso: 494505 es el mismo 505494 pero leído al revés. Y ambos procedimientos se dan amparados por la UNIDAD que los coordena complejamente y los TOTALIZA en y por si mismos:

45/91= 0.494505..494505…+ 46/91= 0.505494..505494…= 0.999999..999999…= 91/91= 1

¿No es precisamente este el caso de, "....dos mapas, con pequeñas pero significantes diferencias entre ambas formas…”, que encontraron los físicos de la Universidad de Wisconsin?

Desde el punto de vista de la Intrínseca Teoría de los Números del Sistema de Numeración Decimal, las llamadas “dimensiones” de la Teoría de las Cuerdas y de la Teoría de las Supercuerdas, serían mejor entendidas como la infinita “fractalización” o fraccionamiento de la UNIDAD según la secuencia: 1/0, 1/1, 1/2, 1/3, 1/4,…(infinito), “fractalización” que deja incólumes a las tradicionales 3 dimensiones espaciales y que nos hace entender al “tiempo”, simplemente como la tercera dimensión espacial comprendida como “profundidad” y que nos permite movernos, tanto hacia atrás, como hacia delante, bien en el espacio o bien en el “tiempo”, si es que optamos por “cargar” con funciones temporales, a los cambios espaciales ocurridos atrás(pasado) y/o adelante(futuro), en el espacio propio de la tercera dimensión espacial, denominada “profundidad”.

No está por demás poner de presente, que las 7 “dimensiones” a las que hace referencia el título de este artículo de Yaiza Martínez, se encuentran limpiamente “fractalizando” a UNIDAD, según se aprecia en la secuencia operacional: 3/273= 3/(3×7×13)= 1/(7×13)= 1/91= 0.10989..010989…(infinito), valor que justifica y soporta, física y aritméticamente, a la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3 grados Kelvin.

……………………………………………….

* Ver: http://www.news.wisc.edu/13422.html

** Ver página 30 de www.hombreycosmos.org

2.Publicado por Rojas Arriagada el 27/05/2008 00:14
Me parece muy interesante la teoría de cuerdas, la verdad creo que se esta cerca de lograr un gran acontecimiento y pienso que por medio de estos experimentos se pueden lograr algunas respuestas, tal ves concluyentes respecto a la teoría de cuerdas y la existencia de otras dimensiones.
Para ver si los sigo en lo que plantean, basándonos en la teoría de cuerdas y suponiendo que podemos ver el enérgico caos de ese micro mundo en donde se dan todas las posibilidades. Se podrían interpretar esos acontecimientos como otras dimensiones, la pregunta que me formulo es, ¿nuestra mente esta preparada para comprender acontecimientos de esa naturaleza?, quiero pensar que si y según los cálculos si estamos capacitados para comprenderlo. Ahora bien esto demostraría que la existencia de las cuerdas y tal ves otras dimensiones.
Otras preguntas, ¿las cuerdas serán divisibles también?, ¿es un flojo de energía al igual que un flujo de plasma en un gas inerte?, ¿de que forma se unen para formar las partículas intermedias hasta llegar al átomo?.
Tengo la idea de que si pudiéramos ver el universo desde los confines mas lejanos, lograr pasar la primera partícula emitida en el big bang y lograr alejarnos lo suficiente de modo de poder ver el cosmos en plano general. Tal ves se trate de una cuerda vibrante unida a cientos de millones de millones unidas a otras y si seguimos alejándonos mas y mas nos daremos cuenta que volvemos a ver el átomo siguiendo un viaje cíclico y eterno.
Tal ves los hoyos negros puedan darnos esas respuestas, tengo la impresión de que es tal la masa y su gigantesca acción gravitatoria que tengo la impresión de que allí esta ese micro mundo que da paso a otro universo en otra dimensión.

3.Publicado por seeman el 24/08/2008 05:43
Es muy interesante la teoria de cuerdas , pero pienso que las otras dimensiones que dice la teoria de cuerdas , no son apreciables , por muestros ojos , ni por nuestros sentidos , por que nosotros solo estamos formados , por particulas cuyas cuerdas vibran en 3 dimensiones .

4.Publicado por frank el 16/11/2008 03:51
pienso que la clave de todo esta en el electromagnetismo, y las longitudes de onda de la luz, modificar el espectro visual, si conseguimos ordenadores o maquinaria para modificar estas, podiamos ver otras dimensiones, es como poner a un ciego unos ojos electronicos, aunque no pueda ver nitidamente, vera manchas o bultos, quizas con makinas adecuadas consiguiesemos ver otras dimensiones,


Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Julio 2014 - 11:46 Un estudio explica por qué los perros sienten celos




Forma parte de esta comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21