Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Dulce Revolución promueve una "cultura alternativa de salud" basada en las plantas

Desde hace años, esta asociación leridana se dedica al cultivo de plantas medicinales y a la transmisión de los conocimientos más tradicionales sobre ellas


“Dar a conocer la verdad de las plantas y sus propiedades curativas”, ese es el objetivo de una asociación leridana bautizada como “Dulce Revolución”, dedicada desde hace años a trasmitir conocimientos tradicionales sobre plantas medicinales. Otros de sus fines son concienciar a la sociedad para que adopte una alimentación sana como medio de prevención de enfermedades, y motivar a la sociedad a cultivar en balcones o jardines plantas medicinales como remedio de primeros auxilios. Hemos hablado con Jordi Pàmies, uno de los artífices del proyecto. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


“Dar a conocer la verdad de las plantas y sus propiedades curativas”, ese es el objetivo principal de una asociación de Balaguer (Lérida, Cataluña) bautizada como Dulce Revolución, y dedicada desde hace años a trasmitir conocimientos tradicionales sobre las plantas medicinales con el fin de potenciar la autosuficiencia sanitaria de las personas; que la gente pueda curarse por sí misma de numerosos trastornos y enfermedades.

Esto es lo que ha explicado unos de sus fundadores, Josep Pàmies, a Tendencias21. Pàmies se muestra convencido de que el buen uso de las plantas medicinales podría evitar en gran medida el desmesurado consumo de fármacos, “muchos de los cuales tienden a cronificar enfermedades, con fines económicos dirigidos desde la industria farmacéutica”, asegura.

“Las plantas son libres, no hace falta comprárselas a nadie”, pues se pueden encontrar en el campo o cultivar en macetas. Una disponibilidad que, si es bien aprovechada, ayudaría a las personas a curarse y a las sociedades a ser más sanas y libres, menos dependientes de la atención sanitaria tradicional, afirma Pàmies.

Este horticultor y activista, que lleva décadas investigando las plantas medicinales, afirma con rotundidad que la fitoterapia puede paliar muchos males. Añade que en la sección de testimonios de la web de la Asociación, se pueden leer numerosos ejemplos sobre curaciones o mejorías de enfermos de diversas enfermedades como la diabetes, la depresión o la insuficiencia renal. Estos testimonios “son reales, de gente que se ha curado y que quiere compartir con nosotros su información, para ayudar a otras personas”.

En dicha página web se especifica de cualquier forma que “los conocimientos y experiencias” que en ella se pueden leer, aunque “escogidos para dar información contrastada procedente de estudios y casos reales”, en ningún caso pretenden “sustituir el diagnóstico o las recomendaciones de los profesionales de la salud”.

Objetivos de la Asociación Dulce Revolución

1 - Concienciar a la sociedad para que adopte una alimentación sana, equilibrada y ecológica, como primera medida de prevención de enfermedades, y también para que se interese por las terapias naturales de poco coste que se encuentran en la sabiduría popular y ancestral.

2 - Apelar a la solidaridad de aquellas personas que con enfermedades graves han recuperado la salud con terapias naturales para que den su testimonio a otras personas, por si éste puede ayudarlas.

3 - Motivar a la sociedad a cultivar en balcones o jardines las plantas medicinales necesarias como remedio de primeros auxilios. En este sentido, a través de Dulce Revolución se fomenta la creación de una red de personas que cultivan plantas medicinales, para que éstas sean puestas a disposición de aquellos que las necesiten. Se empezó con la Stevia (símbolo de la Asociación Dulce Revolución), destinada al tratamiento de la diabetes, y las Kalanchoes, pero actualmente se cuenta con otras muchas plantas medicinales.

Trabajo en Red y agricultura ecológica

Como no podía ser de otra manera en los tiempos que vivimos, Dulce Revolución trabaja en Red. Esa es su vocación, nos explica Pàmies: compartir a través de Internet los conocimientos y descubrimientos que se van haciendo, con otros grupos y personas dedicados al estudio de las plantas o a la medicina.

La finalidad de este “acceso abierto” es aumentar la información disponible para todos; generar una auténtica cultura alternativa de salud, nos dice.

La asociación Dulce Revolución promueve, por otra parte, la vuelta a una alimentación tradicional, más saludable; al cultivo de alimentos sin abonos ni pesticidas químicos, y a la alimentación de animales destinados al consumo con comida no tratada químicamente.

Pàmies considera que “la mayoría de las enfermedades que tenemos hoy día” son consecuencia de los productos químicos que consumimos con los alimentos, que provienen de los pesticidas y plaguicidas químicos que se aplican a los cultivos. La solución a este problema sería el cultivo ecológico. Según este agricultor, él mismo pasó años cultivando sus tierras con métodos corrientes, hasta que se dio cuenta de que el cambio a la agricultura ecológica no era tan difícil.

El libro de la dulce revolución

Recientemente, la editorial Stevia Editors, de la propia Asociación, ha publicado el libro Una dulce revolución, escrito por Josep Pàmies con la ayuda de Miquel Figueroa.

En él se da mucha información sobre plantas medicinales, sus propiedades, la forma en que han de cultivarse, su procedencia, etc; y se habla además de otros temas que cada vez preocupan más a la sociedad, como la seguridad alimentaria o los transgénicos.

Sobre estos últimos, Pàmies escribe: “la modificación genética aplicada a la agricultura se presenta como un gran avance capaz, entre otras cosas, de acabar con el hambre en el mundo” (en general, un alimento transgénico es el obtenido incorporando los genes un organismo a otro para producir ciertas características).

Sin embargo, el autor se muestra muy crítico con esta tecnología, que considera insuficientemente probada como para garantizar su seguridad.


Viernes, 21 de Marzo 2014
Artículo leído 2731 veces



Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >



+etika: propuestas para el cambio





¿QUIERES CONTARNOS TU EXPERIENCIA PARA MICROTENDENCIAS?

Buscamos proyectos innovadores y creativos, desarrollados a nivel local y en cualquier sector; que hayan supuesto un cambio positivo de cualquier índole para entornos, personas, poblaciones, etc.

Si tu proyecto tiene las siguientes características:

- Es novedoso, innovador, creativo
- Ha superado ciertos obstáculos (cuéntanos cómo)
- Ha hecho posibles cambios positivos en su entorno de implantación
- Ha mejorado o enriquecido la vida cotidiana de algunas o de muchas personas
- Puede ser un modelo extrapolable a otros medios o lugares

Escríbenos al mail: info@tendencias21.net, y háblanos de él. Te ayudaremos a darlo a conocer a nuestros lectores.