Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




EE.UU. propugna la geoingeniería para frenar el calentamiento global

El debate científico se intensifica a medida que el cambio climático se hace más intenso y peligroso


La Academia Nacional de la Ciencia de Estados Unidos (NAS) preconiza la aplicación de algunas de las propuestas diseñadas por la geoingeniería para frenar el cambio climático, señala The New York Times. Entre las medidas que se consideran más apropiadas se encuentra la fabricación de “sombrillas” especiales y ponerlas en órbita para contrarrestar los rayos solares, y conseguir que las nubes reflecten más luz solar hacia el espacio. La geoingeniería, un concepto acuñado en los años noventa en Estados Unidos y asumido por Europa hace dos años, continúa su proceso de implantación en la misma medida en que el calentamiento global se hace más evidente y peligroso, pero continúa suscitando un debate por las posibles consecuencias negativas de su aplicación. Por Marta Morales.




Representación de las medidas de geoingeniería. Bruce Conway.
Representación de las medidas de geoingeniería. Bruce Conway.
Representación de las medidas de geoingeniería. Bruce Conway.
Representación de las medidas de geoingeniería. Bruce Conway.
¿Cómo enfrentarnos al calentamiento global? En las últimas décadas se ha investigado mucho sobre el cambio climático, en un intento de paliar, evitar y solucionar un hecho que cada vez se hace más evidente: el planeta sufre una subida inusual de su temperatura global como consecuencia de la actividad humana, ajena al peligro que supone la explotación desmesurada de los recursos terrestres y el exceso de la contaminación que generamos.

En un comunicado, la National Academy of Sciences norteamericana advirtió a finales del mes de junio al Congreso de Estados Unidos que el calentamiento global actual no ha tenido precedentes en los últimos 400 años y, posiblemente, ni siquiera en los últimos dos mil años en lo que se refiere al hemisferio norte del planeta.

Un grupo de especialistas en el cambio climático fue tajante al hacer esta afirmación, demostrando que la realidad de la situación se hace patente cada vez más en fenómenos de la naturaleza, como los huracanes inesperados o el deshielo de las regiones polares de la Tierra.

¿Qué hacer para afrontar lo que podría suponer un desastre ecológico, económico y para las especies de todo el planeta? Aparte de las clásicas medidas de reducción de emisión de contaminación o de búsqueda de soluciones sostenibles, otras propuestas han sido lanzadas por los científicos, señala The New York Times: fabricar “sombrillas” especiales y ponerlas en órbita para contrarrestar los rayos solares, o bien conseguir que las nubes reflecten más luz solar hacia el espacio han sido algunas de ellas.

La geoingeniería, de ciencia-ficción a necesidad

Para la National Academy of Sciencies, estas soluciones, unidas sobre todo a la reducción de contaminantes y a la prevención del calientamiento global, deberían comenzar a ser consideradas seriamente. Entrarían en el concepto de geoingeniería o “ingeniería planetaria”, que supone la aplicación de la tecnología con el propósito de influenciar en las propiedades globales de un planeta.

El objetivo sería hacer de planetas deshabitados entornos habitables para la vida, y aunque esto suene a ciencia ficción, lo cierto es que tal vez sea aplicable a la solución de los problemas en la Tierra, que podría llegar a convertirse en un lugar difícilmente habitable como consecuencia del calentamiento global.

Así, diversos científicos han hecho ya sus propuestas de geoingeniería para paliar el efecto de nuestras propias acciones. Partiendo de la idea de que la Tierra reflecta hacia el espacio alrededor de un 30% de la luz solar que alcanza su superficie y absorbe el resto, quizá aumentar la luz que se reflecta podría contrarrestar el calor derivado del efecto invernadero, enfriando así el planeta.

The New York Times se refiere, por ejemplo, al astrónomo Roger P. Angel, de la University of Arizona, que ha diseñado un plan para poner en órbita pequeñas lentes que servirían para refractar la luz del Sol hacia el exterior de la Tierra. Serían trillones de lentes, de alrededor de un metro cada una, muy finas y con un peso ligeramente mayor que el de una mariposa.

Otra idea ha sido la de colocar cintas reflectantes que cubran los desiertos o “islas” de plástico blanco, que se harían flotar en todos los océanos, de manera que se pueda reflectar luz solar hacia el espacio, en lugar de que toda incida sobre la Tierra.

Aparte de la posibilidad de reflejar la luz, los científicos han llegado incluso a concebir que se abone el mar con hierro, lo que produciría que se generaran grandes extensiones de plantas que absorberían el dióxido de carbono y, al morir, lo arrastrarían con ellas hacia el fondo del océano. También la BBC ha dedicado un interesante artículo a las posibilidades de la geoingeniería.

Rechazo y pugna

Sin embargo, numerosos científicos aún rechazan la geoingeniería como posible fuente de soluciones, porque suponen que podría producir más efectos dañinos secundarios que beneficios.

Otros, en cambio, resaltan la importancia de estas novedosas ideas, así como la necesidad de que sean tenidas en cuenta por los gobernantes como remedios de urgencia, puesto que parece que las decisiones globales tomadas –como la del protocolo de Kyoto- no han sido respetadas por todos los países (Estados unidos no lo ha ratificado y China e India jamás lo han respetado).

Algunos especialistas enfatizan la importancia del cumplimiento de las normas medioambientales (así como crear fuentes energéticas alternativas) y que se exija que éstas se respeten, mientras otros señalan que se debe pensar de manera inmediata en alternativas de emergencia, teniendo en cuenta la ausencia de compromiso de algunos países.

Soluciones difíciles y, según algunos especialistas, impracticables, deberían aún así ser consideradas y experimentadas a fondo, por si las necesitamos algún día. De hecho, serían fórmulas únicas para reducir rápidamente el aumento de la temperatura, si llegara el momento en que el calentamiento global fuera irreversible.

Debate antiguo

El debate sobre las aplicaciones de la bioingeniería está en la prensa popular científica de Estados desde mediados de los años noventa, siendo uno de los más significativos el publicado por Popular Science el año pasado, por lo que la aparición del artículo del New York Times del mes pasado debe considerarse como una prolongación de este debate.

El debate sin embargo no es exclusivo de Estados Unidos. Está presente en Europa desde 2004, cuando la BBC y The Guardian publicaron algunos artículos a partir de que el Gobierno británico señalara que el cambio climático es una amenaza mayor que la que representa el terrorismo. El panel del cambio climático se ha referido también a la geoingeniería para evocar soluciones al problema del agua.

Diversas propuestas de geoingeniería han circulado en este contexto y las más importantes han sido recogidas por la American National Academy of Science en el informe Policy Implications of Greenhouse Warming: Mitigation, Adaptation, and the Science Bases, que recomienda medidas correctivas del cambio climático utilizando aeronaves comerciales, militares y privadas. Global Research ha publicado asimismo un interesante análisis crítico de lo que ha dado en llamarse geoingeniería.


Sábado, 29 de Julio 2006
Marta Morales
Artículo leído 35086 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por manuel el 20/01/2008 20:03
soy benjamin manuel y pienso que el sobrecalentamiento se debe ala tala inmoderada de arboles en el mundo si se hiciera una campaña anivel mundial para plantar un arbol por humano existente en el planeta tierra se expulsarian todos los gases al exterior del planeta ya que los arboles protegen de los rayos del sol que caen directo ala tierra esto evitaria el calentamiento de la misma ya que los arboles proporcionan sombra y ademas de las hojas cae el sereno y humedese ala tierra tambiem debemos limitarnos a construir plantas que generen emulciones de gases como termoelectricas,exceso de fabricas,y desechos toxicos

2.Publicado por LAMA VERGARA el 28/02/2008 03:57


NEW SOLUCION

DEBERÍAMOS TRATAR DE DEVOLVERLE EL HIELO AL POLO SUR, POLO NORTE...COMO? LLEVAR CONTEINER CON CUBOS GIGANTES DE HIELO CALCULAR CUANTO SE A PERDIDO DESDE QUE HABIDO UN CAMBIO BRUSCO EN EL CLIMA Y DEVOLVERLE EL FRÍO A LA TIERRA TRASLADADOS POR BARCOS CON FRÍO Y SIN POLUCIÓN Y CONTAMINACIÓN EN LOS POLOS A TRABES DE MOLINOS DE VIENTO GENERAR ENERGÍA PARA TRASLADARLO.

OTRA IDEA ES UNA SOMBRILLA EN LA ESPACIO PARA MITIGAR LA ENTRADA DE LUZ SOLAR. A LA ATMÓSFERA.

ATTE.

FRANCISCO LAMA VERGARA

CHILE 90999850





FRANCISCO LAMA :



HE CREADO ESTE MAIL
PARA QUE ALCANCE UN "IMPACTO MUNDIAL" DE USTEDES DEPENDE EL DONDE
LLEGUE Y A QUIEN CONSIDEREN MAIL DE PRESIDENTES DIPUTADOS Y SENADORES,
CONCEJALES... TODOS..... CONTRA EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y COMO PODER
FRENARLO, ES NECESARIO QUE SE DE UNA POLÍTICA AHORA NO DESPUÉS Y QUE
LOS NIVELES DE CO2 BAJEN

PARA ESTO DEBEMOS:







1-A CADA INDUSTRIA DEBERÍA EXIGIRLES UNO DE ESTOS ARBOLITOS MÁGICOS
QUE TRANSFORMAN EL CO2 EN O2 Y PURIFICAN EL AMBIENTE Y DESCONTAMINAN
(HACEN LA FUNCIÓN DE PURIFICAR LAS EMISIONES DE 20.000 AUTOMOVILES),
TAMBIÉN EN LAS GRANDES CIUDADES(ESTO A NIVEL MUNDIAL)



2-PROPULSAR HA GRANDES MARCAS DE VEHÍCULOS LAS INDUSTRIALIZACIÓN Y
COMERCIALIZACIÓN DEL MOTORES DE AIRE COMPRIMIDO, SERIA CASI NULA LA
CONTAMINACIÓN, Y UN AHORRO DE ENERGÍA HOY. NO MAÑANA

VAMOS AMIGOS QUE ESPERAMOS CIRCULEN ESTE MAIL A TODOS SUS CONTACTOS.

PUEDE SER LA SOLUCIÓN......POR QUE NO.....!!

VER LOS LINK:






http://es.youtube.com/watch?v=KFT8d6Z00Ss

http://es.youtube.com/watch?v=sUeknGchVlY

http://es.youtube.com/watch?v=k4kKK4Tgg3s

BIOCOMBUSTIBLE "LO PEOR" POR QUE......LEAN FOROS DE FISICOS Y
BIOQUIMICOS A CONTINUACION.... VER EL LINK.:

http://www.atinachile.cl/content/view/33775/Biocombustibles_Etanol.html




Árboles artificiales para absorber el CO2
20 de Febrero de 2007


El científico Klaus Lackner ha diseñado un árbol sintético que tiene
la capacidad, al igual que las hojas de los árboles reales, de
absorber dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera pudiendo ser
almacenado bajo tierra de manera segura y permanente ganando tiempo a
la batalla de los científicos para crear fuentes de energía que no
utilicen carbono.
Igual que un árbol real, este árbol tendría una estructura para
mantenerlo de pie, el equivalente a un tronco, pero a diferencia de
una planta real, cuyas hojas se extienden para captar la luz solar y
llevar a cabo el proceso de fotosíntesis, no hace falta que las hojas
de un árbol artificial estén desplegadas, ya que no necesitan los
rayos del sol y por lo tanto no requieren mucho espacio.
El dióxido de carbono se puede extraer del aire haciéndolo pasar a
través de una solución de hidróxido de sodio, obteniéndose
aproximadamente la mitad de CO2 del aire que había pasado por esta
solución y produciéndose una solución líquida de carbonato de sodio.
Esta solución líquida es la que Lackner cree que se puede recuperar y
transformar más tarde en un gas, para ser almacenado en el fondo
marino.
El científico estima que cada uno de ellos podría llegar a extraer
unas 90.000 toneladas de dióxido de carbono al año, el equivalente a
las emisiones de aproximadamente 20.000 automóviles.





Ganando tiempo Según Lackner la solución -al menos temporal- al
problema del cambio climático es plantar miles de árboles
artificiales. El científico estima que cada uno de ellos podría llegar
a extraer unas 90.000 toneladas de dióxido de carbono al año, el
equivalente a las emisiones de aproximadamente 20.000 automóviles.
Utilizando la tecnología disponible para la perforación de pozos
petroleros, se podría crear un depósito en la profundidad del lecho
marino para almacenar el CO2 extraído gracias a estos árboles.

El proyecto prevé enterrar el CO2 recolectado en las profundidades del mar.






A esa profundidad y temperatura, el dióxido de carbono es más denso
que el agua, por esta razón, "no podría elevarse del piso oceánico",
señala Lackner.

Pese a lo novedoso de esta aproximación, la comunidad científica no la
ha recibido con gran entusiasmo.

Los expertos apuestan a que la humanidad logre encontrar en breve
otras fuentes de energía que no utilicen carbono.






13-11-2003
Autopista Online lo ve rodar y ¡funciona!
El coche con motor de aire, en España
La primera vez que oímos hablar de él, pocos lo tomaron en serio.
Ahora que lo hemos visto en marcha, ya creemos en su funcionamiento;
lo único que queda es que la gente confíe en él. Se trata del coche
con motor de aire, a cuyo estreno en España acudió Autopista Online.

Texto y fotos: Antonio Corral






SUMARIO

- Un hombre y su sueño
- Frente a la competencia
- Virtudes y defectos

Hemos podido ver por primera vez en España un automóvil con motor de
aire comprimido. ¿Un coche que no necesita gasolina ni gasóleo y que
se mueve con aire? Parece algo increíble y ésa es la sensación que
predomina en los minutos previos entre algunos de los asistentes a la
presentación del modelo.
Sin embargo, gran parte de los presentes en el estreno está deseoso de
creer en este ingenio. Muchos son inversores, otros poseen ya
licencias de producción en España e incluso asisten personas que
trabajan en favor del medio ambiente.
Esto crea una atmósfera casi de confianza ciega hacia el producto que
se presenta y, sobre todo, hacia el responsable de este innovador
medio de locomoción, el inventor francés Guy Négre. Antes de la rueda
de prensa, muchos incondicionales se le acercan y le tratan casi como
un nuevo mesias: le felicitan, le tocan y se hacen fotos con él.
LOS PADRES DE MDI





Historia de una idea
Durante el acto, Négre se muestra simpático y siempre sonriente y
comienza a relatar la historia de su creación. Su proyecto se inició
en 1992, pero no fue hasta seis años después, en 1998, cuando nació el
primer prototipo. Aunque él es el inventor de este tipo de propulsor,
reconoce que las primeras ideas al respecto no son suyas, sino de
Julio Verne. Este escritor visionario en 1856, en su libro "París en
el Siglo XX", predijo que los coches del futuro funcionarían a través
de aire comprimido. Pero no os penséis que nos encontramos con un
idealista tras una quimera, Négre ha trabajado en la fabricación de
motores en la industria aeronáutica y ha desarrollado una mecánica de
12 cilindros en W con un sistema de admisión por válvulas rotativas
para monoplazas de Fórmula 1.


Una vez ideado y fabricado el motor de aire comprimido, se necesitaba
buscar la "cáscara" que lo alojara, el coche. Por eso, el holding
financiero MDI (Moteur Developpment International), creado por Négre,
se puso en contacto con varios fabricantes ofreciéndoles esta nueva
tecnología. La respuesta fue negativa. Aunque todas las puertas se
cerraron, Négre y sus correligionarios no perdieron la fe y decidieron
hacer ellos mismos el automóvil, que se nos ha presentado en Barcelona
en forma de prototipo.

MDI planea aglutinar fábrica y concesionario en un mismo
emplazamiento, en una cantidad de uno cada 2,5 millones de habitantes.
Aquí la cadencia de producción será de un vehículo cada 30 minutos. La
primera fase de implantación termina en unos cuatro o cinco años,
aunque, según anunciaron sus responsables, existirá una segunda fase
que populizará más estos puntos de venta. Los creadores de la compañía
han prometido grandes beneficios a aquellos que decidan invertir en
esta tecnología, ya que sumarán el margen de ganancias del constructor
y del concesionario.
En estos lugares se producirán varios tipos de vehículos, que
compartiran gran parte de sus componentes. Así, la compañía MDI
propone tres familias de modelos: el Minicat's, el Citycat's y el
Multicat's. Aparte, estos modelos podrán equipar propulsores
bi-energía, con combustible fósil y aire comprimido, aunque con
combustión externa. Gracias a esta inclusión, tanto prestaciones como
autonomía mejorarán.


Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel