Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El Gobierno británico indulta a Alan Turing para saldar una deuda histórica

El ‘padre de la informática’, condenado por ser homosexual, ayudó a salvar miles de vidas descifrando códigos secretos de los nazis


Cien años después de su nacimiento, aún relucen prodigiosamente los logros de Alan Turing, considerado el padre de la informática moderna y una de las mentes más brillantes del siglo XX. Pero el genio no fue bien tratado en vida. El Gobierno de su propio país lo condenó por ser homosexual, lo que llevó a Turing al suicidio. Ahora, ese mismo Gobierno se retracta de su condena y ensalza el gran valor del matemático. Por Marta Lorenzo.




Cien años después de su nacimiento, aún relucen prodigiosamente los logros de Alan Turing, considerado el padre de la informática moderna y una de las mentes más brillantes del siglo XX.

Aunque normalmente es más conocido como el genio que rompió los códigos secretos de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, hoy en día, todos aquellos que hagan clic con su ratón en un ordenador, naveguen por Internet, usen un móvil o tengan un robot limpiador en casa en realidad viven bajo la influencia de sus ideas, aunque no sean plenamente conscientes.

Turing posibilitó todos estos avances en sola vida que acabó demasiado pronto. En 1952, fue víctima de un robo en su casa por un conocido de su pareja. Turing lo denunció, y en su explicación a la policía de cómo sabía quién era el ladrón, no ocultó su relación.

Para él no era ningún acto reprobable, pero la ley británica consideraba entonces delito la homosexualidad. Fue detenido y condenado por indecencia y perversión sexual, bien a un año en prisión bien a aceptar una terapia hormonal experimental para "curar" su homosexualidad.

Eligió la segunda opción, para poder continuar trabajando, y porque la condena en prisión significaría la prohibición de acceso a programas gubernamentales con control de seguridad, de los que él formaba parte, ha explicado en Tendencias21 el vicerrector de Sistemas Informáticos y de Comunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y catedrático de la Facultad de Informática, Juan José Moreno-Navarro.

El siete de junio 1954, Turing murió por envenenamiento por comer una manzana tratada con cianuro de potasio. Oficialmente fue un suicidio. Turing adoraba la película de Disney Blancanieves y los Siete Enanitos, y posiblemente eligió esa forma tan poética de morir.

Nunca se recuperó del insulto de su condena, especialmente porque la consideraba injusta para una persona que había dado tanto por su país. No hay que olvidar que Turing resultó clave para la victoria británica en la Segunda Guerra Mundial porque consiguió acceder al supuestamente inaccesible código nazi Enigma‎.

Un “perdón” póstumo

Finalmente, el Gobierno británico ha decidido saldar su deuda histórica con Alan Turing, concediéndole un “perdón” póstumo que responde a una extensa campaña destinada a limpiar el nombre del científico.

Esta campaña consistió en una petición electrónica y una proposición de ley que ha contado con el apoyo de importantes científicos, como Sir Stephen Hawking, informa el Gobierno británico en un comunicado.

Además, en 2009, el entonces primer ministro, Gordon Brown, reconoció que Turing había sido tratado “horriblemente” y en 2012, cuando se cumplían 100 años de su nacimiento, Hawking y otros diez firmantes, enviaron una carta al diario The Daily Telegraph reclamando el perdón.

El ministro de Justicia, Chris Grayling, ha declarado al respecto que: “Alan Turing fue un hombre excepcional, con una mente brillante que resultó esencial en Bletchley Park‎ (instalación militar inglesa en la que se realizaron los trabajos de descifrado de códigos alemanes durante la Segunda Guerra Mundial) para la interrupción del código 'Enigma', lo que ayudó a poner fin a la guerra y a salvar miles de vidas”.

“Su vida se vio ensombrecida por su condena por homosexual, una condena que ahora se consideraría injusta y discriminatoria, y que ha sido derogada”, añade Grayling.

El ministro concluye que “Turing merece ser recordado y reconocido por su excepcional contribución al esfuerzo bélico y por su legado a la ciencia. El perdón de la Reina (Isabel II) es un merecido homenaje a un hombre excepcional”.

Homenaje en 2012

El indulto real del Gobierno británico llega un año después de las celebraciones por el centenario del nacimiento de Turing.

Sus ideas siguen plenamente vigentes y han impactado profundamente nuestra vida, como se puso en evidencia en los múltiples actos que se celebraron en su homenaje, en nuestro país y en el resto del mundo, en el marco del “Año Turing – Año de la Informática”, celebrado en 2012.

Martes, 24 de Diciembre 2013
Marta Lorenzo
Artículo leído 2017 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Juanjo Ruiz el 03/01/2014 22:29
Creo que es necesario recordar que la "comunidad científica" de la época miró para otro lado.

2.Publicado por raul el 05/01/2014 00:43
Importante es no olvidar lo que le hicieron el perdón sirve para no se quien, pero olvidar lo que hicieron (por el acto de quitar esa pena de su historia) es algo que solo ayuda al gobierno para limpiarse las manos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte