Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El Mediterráno pierde casi el 40 por ciento de su principal ecosistema

La Posidonia oceanica ha perdido gran parte de su capacidad de capturar CO2 debido principalmente a la acción humana


El Mediterráneo ha perdido en el último medio siglo casi el 40 por ciento de la Posidonia oceanica, un ecosistema milenario dominante en este mar, según una investigación. Debido a la disminución de esta hierba submarina, la cantidad de CO2 que este ecosistema captura es hoy entre el 62% y el 87 % del que secuestraba antes de 1960. El 67 % del declive se debe a impactos causados por el ser humano.





Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha evaluado el estado de las praderas de Posidonia oceanica en el Mediterráneo occidental desde que hay registros y ha concluido que este tipo de hierba submarina está en regresión desde la segunda mitad del siglo XX.
 
Su extensión se podría haber reducido entre un 13% y un 38% en el último medio siglo, y las áreas restantes habrían reducido su densidad en un 50% en los últimos 20 años. Los resultados se publican en la revista Biological Conservation.
 
“La Posidonia oceanica, angiosperma marina endémica del Mediterráneo, forma el ecosistema costero dominante en este mar, y proporciona importantes servicios ecosistémicos: las praderas son sumideros de carbono, estabilizan el sedimento, evitan la erosión costera, e incrementan la biodiversidad y recursos vivos”, señala la investigadora del CSIC Núria Marbà, del Institut Mediterrani d’Estudis Avançats.
 
Marbà añade que “las praderas de P. oceanica son ecosistemas milenarios, crecen muy lentamente y son muy vulnerables al deterioro costero. El rápido desarrollo en la zona costera mediterránea a partir de la segunda mitad del siglo XX puede haber provocado una pérdida importante de este ecosistema clave en el Mediterráneo”.

Disminución de praderas

Según indica el estudio, desde los años 60, la extensión de Posidonia oceanica en este mar puede haber disminuido entre un 13% y un 38%. “Debido a la disminución de las praderas, la cantidad de CO2 que este ecosistema captura actualmente probablemente es entre el 62% y el 87 % del que secuestraba antes de 1960”, indica Marbà. Globalmente, el Mediterráneo ha perdido densidad de Posidonia oceanica a una tasa de casi un 7% al año.
 
Los beneficios que prestan las praderas de Posidonia al ecosistema también se habrían reducido. “Estos servicios ecosistémicos, como, por ejemplo, el aumento de la calidad del agua, la protección costera, la adaptación a la subida del nivel del mar, la reducción de la acidificación del océano, también se habrían reducido un 50 % durante los últimos 20 años”, añade Marbà.
 
Las causas de esta regresión de las praderas de posidonia son diversas. “El 67 % del declive de praderas se ha atribuido a impactos causados por el ser humano; el 30 % se debe a eutrofización (aumento excesivo de algas) costera; y el 39 %, a presiones múltiples”, señala la científica.
 
La investigadora señala que este trabajo “ha evaluado el estado (estable, en expansión o en regresión) generalizado de las praderas de Posidonia oceanica en el Mediterráneo desde que existen medidas (1842) de extensión, cobertura y densidad de biomasa. Hemos obtenido datos de 519 praderas, el 97 % de ellas en la costa europea del Mediterráneo occidental”.
 
Los autores concluyen que “este estudio indican que es necesario implementar medidas de gestión y conservación para mitigar el deterioro costero combinando acciones locales y globales”.

Referencia

Núria Marbà, Elena Díaz-Almela, Carlos M. Duarte. Mediterranean seagrass (posidonia oceanica) loss between 1842 and 2009. Biological Conservation. Doi: 10.1016/j.biocon.2014.05.024


Jueves, 19 de Junio 2014
CSIC/T21
Artículo leído 1755 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >