Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El Programa BROTES introduce el valor de los bosques en el sistema educativo español

"Lo que aprendemos disfrutando queda de forma más duradera en nuestra memoria"


El "Programa BROTES. Educando para la biodiversidad", puesto en marcha por la Asociación de Forestales de España (PROFOR), en colaboración con el colegio de San Gregorio- La Compasión de Aguilar de Campoo, es un proyecto educativo, que fomenta la creatividad, e integra la pedagogía forestal en la asignatura de Conocimiento del Medio. Por un lado, promueve la formación práctica fuera del aula al estar en contacto permanente con el medio natural, y por otro, impulsa el aprendizaje de los conocimientos adquiridos a través de las tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Por Rosae Martín.




Gema Cruz es socia de PROFOR e Ingeniera de Montes y desarrolla BROTES en Aguilar de Campoo. Fuente: PROFOR.
Gema Cruz es socia de PROFOR e Ingeniera de Montes y desarrolla BROTES en Aguilar de Campoo. Fuente: PROFOR.
En el año 1987 la primera ex-ministra de Noruega Gro Harlem Brundtland, utilizó por primera vez el término de desarrollo sostenible definido como, "aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de generaciones futuras".

Para asegurar que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de un planeta habitable, la educación ambiental y para la sostenibilidad se convierte en una pieza clave.



Los bosques son aulas

Hoy en día, una de las principales vías que vincula a la población, y sobre todo, a la población urbana con el mundo rural y el medio natural son los establecimientos e iniciativas turísticas relacionadas con el turismo rural, aulas de la naturaleza e interpretación del patrimonio natural.

Sin embargo, se detecta un profundo desconocimiento por parte de la sociedad de los instrumentos que la gestión forestal puede aportar para contribuir, por un lado, a la solución de muchos problemas socio- ambientales, así como a la capacidad de gestionar nuestro entorno de manera sostenible.

El Programa BROTES incluye la pedagogía forestal dentro del sistema educativo para convertir los bosques en aulas, y a los forestales en profesores de una formación lúdica, práctica y diversificada. Las áreas curriculares que abarca el proyecto son: Conocimiento del Medio, Lengua castellana e inglesa, Educación artística y Tecnología e Informática.

El equipo de PROFOR en el 8ºCongreso de Pedagogía Forestal celebrado en Bilbao. A la izquierda, Silvia Fernández González, Gerente y Directora de Comunicación de PROFOR. Fuente: PROFOR.
El equipo de PROFOR en el 8ºCongreso de Pedagogía Forestal celebrado en Bilbao. A la izquierda, Silvia Fernández González, Gerente y Directora de Comunicación de PROFOR. Fuente: PROFOR.
Silvia Fernández González, Gerente y Directora de Comunicación de la Asociación de Forestales de España (PROFOR) cuenta a Tendencias 21 la puesta en marcha del proyecto BROTES, y el punto en el que se encuentra en este momento.
 
¿Cómo surgió la idea de poner en marcha el proyecto BROTES?
 
Pues la idea surgió en el marco de un Proyecto Leonardo, el Paws-med, en el que participaban varios países del sur de Europa (España, Portugal, Italia, Chipre, Grecia y Eslovenia). Este proyecto tenía como objetivo dotar a los forestales de herramientas de comunicación y pedagogía (que ya se usaban en Alemania, Reino Unido o Austria), para que fueran capaces de trasladar su conocimiento científico-técnico a la sociedad de manera sencilla, y comprensible a través de dinámicas y juegos estudiados y con objetivos muy definidos. 

Una vez terminado el proyecto y formados a los 25 monitores forestales necesarios. Aún no habíamos pensado por dónde continuar con la Pedagogía Forestal en España, cuando el colegio San Gregorio de Aguilar de Campoo se puso en contacto con PROFOR y nos pidió una actividad anual durante el curso para que los alumnos conocieran el monte, ahí nació el Programa BROTES.
 
¿Qué tipo de aprendizaje sacan los estudiantes con este programa incluido en la asignatura de Conocimiento del Medio?
 
La pedagogía forestal es un tipo de educación que se basa en tres patas: cabeza, corazón y manos. Cabeza para transmitir lo que sabemos y no contar lo que no sabemos, parece obvio pero a veces es complicado decir no lo sé. Corazón para transmitir ese conocimiento, lo que disfrutamos lo transmitimos de forma diferente. Y manos: hay que dejar hacer, probar e investigar a los alumnos. Con estos principios, y siempre utilizando el monte o el entorno cercano como aula, los alumnos aprenden Science o Conocimiento del Medio en el propio medio. Actuando, tocando, investigando y aprendiendo a través de juegos y dinámicas. Porque lo que aprendemos disfrutando queda de forma más duradera en nuestra memoria.

El aprendizaje está incluido en la Programación de los Centros y se basa en reconocer las especies forestales de nuestro entorno cercano, los ecosistemas forestales, que el monte se gestiona y en ellos trabaja mucha gente; fauna y flora, entre otros temas.  Todo aquello que tiene que ver con los montes, pero aplicado a lo que el alumno ve en su asignatura.
 
¿Cómo ven esta iniciativa otros centros? ¿Quieren implantar algo similar?
 
BROTES surgió como una iniciativa piloto en el Colegio San Gregorio. Piloto se refiere a que no se había desarrollado antes y que teníamos que ver cómo resultaba, cómo cuadraban los talleres en el Centro, con su programación y cómo era acogido. Empezamos en un Centro con dos clases y ahora tenemos 15 clases repartidas en seis Centros Educativos de España. Los Centros que lo prueban repiten, amplían y quieren continuar pero, de momento, el problema es la financiación. PROFOR lo desarrolla con fondos propios y por primera vez este año cada niño paga 1€ por taller (suelen tener entre 8 y 14, lo que son 14€ como mucho al año).
 
Los resultados son muy buenos, tanto en los alumnos, que era nuestro público primario, como entre el profesorado y las familias, que eran un objetivo secundario pero casi más importante. El Colegio es un lugar donde se puede hacer educación en muchos sentidos, no solo con los alumnos, y es muy importante que conozcamos el entorno que nos rodea.
 
De momento es PROFOR y su personal quien lo desarrolla, sin embargo la idea es que cada vez se sumen más Centros y sean los Monitores que formamos los que desarrollen el Programa en más colegios, pero sobre todo estamos intentando buscar patrocinadores, convenios con entidades y otras medidas para poder extender el Programa.
 
¿Se ha realizado ya una evaluación del impacto educativo que tiene en los niños este programa, a través de un estudio comparativo entre los que han participado en el programa y los que no?
 
Llevamos tres cursos con la iniciativa y aún no hemos medido el impacto entre los alumnos que lo han hecho y los que no porque aún es pronto. Previamente al Programa lo que sí estudiamos era el contenido que los libros de texto en España ofrecían sobre los montes y la gestión forestal. Los resultados eran alarmantes. En algunos cursos ni siquiera aparecían los montes como parte del sector primario, y donde lo hacían se hablaba de deforestación cuando la superficie arbolada en España crece cada año.
 
Con este diagnóstico de total desconocimiento de la realidad forestal de España nos animamos a poner en marcha BROTES. Que es transversal y que, además, ha generado contenido específico para profesorado de Primaria y de Secundaria. Los libros de texto son genéricos y enseñan contenidos muy variados, pero a veces se nos olvida lo que está más cerca. Por otro lado, el profesorado imparte varias materias y muchas veces hay tanta información adicional que es complicado centrarse y ser exactos en cada uno de los temas. Por eso, nosotros hemos optado porque sean los propios forestales los que adapten su mensaje al contenido genérico, pero que lo adapten a la realidad forestal de la zona.
 
Sin haber realizado ninguna valoración al respecto, simplemente con las visitas que se han realizado a Centros Especializados, ya podemos decir que habrá diferencias y las comparaciones serán odiosas, nunca mejor dicho. La primera promoción de alumnos visitó un Centro Ambiental deValladolid y los monitores que reciben a una media de cuatro clases diarias se quedaron sorprendidos de la cantidad de especies y datos forestales que conocían nuestros alumnos.
 
¿Cómo han acogido los padres esta iniciativa?
 
BROTES comenzó tímidamente, sin darse mucha publicidad y tratando de ser útil a profesores y centros educativos. Casi al final del primer BROTES, el Colegio San Gregorio nos pidió que organizásemos una semana forestal con motivo de la fiesta del Centro. Durante una semana, cada tarde realizábamos paseos forestales de una hora y media por el pueblo. Cada tarde los niños del BROTES acudieron con familiares, más de 40 personas al día. Los padres acudían al ver a sus hijos entusiasmados por dar las clases en el parque, en el monte, por jugar y aprender al mismo tiempo.
 
BROTES ha ido creciendo pero sobre todo despierta en los niños las ganas de aprender y conocer, no es una clase aburrida. En el Programa salimos, jugamos, corremos, nos manchamos y los roles que tenemos en clase cambian. El que es más listo en clase, recoge peor bellotas y el más trasto en BROTES es el más formal en el aula. Es algo diferente y los padres lo valoran de forma positiva porque ven el entusiasmo en sus hijos.
 
¿Cree que la labor de los profesionales forestales está valorada en la sociedad y es conocida?
 
Para nada. Cuando uno llega a un colegio o a cualquier parte y dice que es forestal, la gente suele asentir y muy pocos conocen exactamente lo que hacen. Si piensas en un periodista, policía o profesor, todos tenemos unas imágenes claramente formadas o unos clichés que nos sirven para identificar de forma general estas profesiones. Sin embargo, cuando uno dice forestal, la sociedad no tiene una imagen.
Esto es muy complicado porque mientras en países del norte de Europa los montes se gestionan y los profesionales forestales tienen una imagen clara frente a la sociedad, aquí se sigue pensando más en agricultura que en monte, y sigue habiendo la conciencia de que cortar árboles es malo, por generalizar.

Un forestal corta árboles, por supuesto y no es malo si hay una gestión sostenible detrás. Los bosque son fuente de riqueza, de empleo, de oportunidades. Pero para que lo sean tienen que estar gestionados, tienen que tener un uso que puede ser recreativo, de paisaje, productivos, entre otros, pero hay que dejar claro que  no son algo que simplemente esté  para no tocarse.
 
BROTES ha supuesto un contacto real con la sociedad que desconoce la figura de los forestales, y cada uno de los profesionales que acude a impartir los talleres viene cargado de energía. Es un trabajo diario, donde se ven resultados y es muy gratificante ver cómo la gente disfruta del bosque y está deseando aprender. La comunicación ha sido siempre una asignatura pendiente de los forestales que hasta ahora han sido casi invisibles, pero en los últimos años está habiendo un esfuerzo grande dentro del sector por darse a conocer y por enseñar una profesión muy vocacional y con grandes profesionales que disfrutan mucho haciendo su trabajo. ¡Ahora solo tienen que transmitirlo!
 
¿Qué tipo de medios han sido los que más se han interesado por este programa? ¿Medios locales, nacionales, alguno internacional?
 
En general, la difusión que se ha realizado del Programa BROTES va enfocado a medios locales en la misma línea que el Programa. Lo más cercano es lo que interesa y de momento tienen un carácter muy localizado. También se ha dado difusión a nivel de publicaciones educativas y forestales, muy sementada y especializada porque estamos como quien dice "en pañales". Aún nos queda dar el salto pero tenemos que estar preparados.

Educar a través de las TIC

La Web del Programa BROTES ofrece un conjunto de recursos interactivos para la enseñanza de Conocimiento del Medio en primaria.

Está planificado a través de talleres para aprovechar las ventajas que ofrecen los ordenadores, pizarras digitales y los recursos de Internet, procurando que sea sencillo, realista y versátil para facilitar la práctica diaria en el aula.

Aprendiendo a través del juego e integrándolos en el medio natural, los niños desarrollan su autonomía y mejoran su calidad de vida.


Jueves, 31 de Octubre 2013
Artículo leído 3057 veces



Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >



+etika: propuestas para el cambio





¿QUIERES CONTARNOS TU EXPERIENCIA PARA MICROTENDENCIAS?

Buscamos proyectos innovadores y creativos, desarrollados a nivel local y en cualquier sector; que hayan supuesto un cambio positivo de cualquier índole para entornos, personas, poblaciones, etc.

Si tu proyecto tiene las siguientes características:

- Es novedoso, innovador, creativo
- Ha superado ciertos obstáculos (cuéntanos cómo)
- Ha hecho posibles cambios positivos en su entorno de implantación
- Ha mejorado o enriquecido la vida cotidiana de algunas o de muchas personas
- Puede ser un modelo extrapolable a otros medios o lugares

Escríbenos al mail: info@tendencias21.net, y háblanos de él. Te ayudaremos a darlo a conocer a nuestros lectores.