Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El calentamiento global podría acabar con la Estatua de la Libertad y la Torre de Londres

El aumento del nivel del mar como consecuencia del incremento global de la temperatura amenaza a un total de 136 sitios de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO


Algunos de los lugares más conocidos e importantes del mundo podrían desaparecer bajo el mar si se mantienen las tendencias actuales del calentamiento global durante los próximos dos milenios. Esto es lo que revela un nuevo estudio en el que se calculó el impacto del aumento de la temperatura y de la subida de los niveles del mar en los 720 sitios de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. La Estatua de la Libertad y la Torre de Londres serían dos de los 136 sitios afectados.




Estatua de la Libertad. Imagen: G36. Fuente: Wikipedia.
Estatua de la Libertad. Imagen: G36. Fuente: Wikipedia.
Algunos de los lugares más conocidos e importantes del mundo podrían desaparecer bajo el mar si se mantienen las tendencias actuales del calentamiento global durante los próximos dos milenios.

Esto es lo que revela un nuevo estudio, publicado por la revista del Instituto de Física IOP‎ del Reino Unido Environmental Research Letters, en el que se calculó el impacto del aumento de la temperatura y de la subida de los niveles del mar en los 720 sitios de la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La Estatua de la Libertad y el Independence Hall de Estados Unidos; así como la Torre de Londres o la Casa de la Ópera de Sídney (en Australia) serían algunos de los 136 sitios que se verían afectados si la tendencia actual de calentamiento global y aumento de la temperatura por encima de los 3°C -con respecto a los niveles preindustriales- se mantiene en los próximos 2.000 años.

Otros lugares perdidos

Según publica el IOP en un comunicado, otros lugares que sufrirían un gran impacto serían los centros de las ciudades de Brujas, Nápoles, Riga y San Petersburgo; Venecia, la isla Robben, y la Abadía de Westminster.

El autor principal del estudio, el profesor Ben Marzeion, de la Universidad de Innsbruck, explica que: "Los niveles del mar se verán afectados por el calentamiento global de manera lenta pero constante, porque los procesos clave implicados -absorción de calor por parte de los océanos y el derretimiento del hielo continental- se prolongarán durante mucho tiempo después de que el calentamiento de la atmósfera se haya detenido”.

El coautor de la investiación, Anders Levermann, del Instituto Potsdam, añade que: "En 2000 años, los océanos habrán alcanzado un nuevo estado de equilibrio, y podemos calcular la pérdida de hielo de Groenlandia y de la Antártida a partir de modelos físicos. Al mismo tiempo, consideramos que 2.000 años es un periodo de tiempo lo suficientemente corto como para ser de relevancia para el patrimonio cultural que valoramos".

Territorios y países afectados

Como aproximación sobre donde debería desarrollarse actualmente o en el futuro nuestro patrimonio cultural, los investigadores también calcularon el porcentaje de lugares poblados hoy día que podrían estar por debajo del nivel del mar en 2.000 años, si las temperaturas aumentaran 3ºC por encima de los niveles preindustriales.

Descubrieron que un 7% de la población mundial actual vive en un terreno que estará bajo el agua si se mantienen esas condiciones, y que la distribución de la población afectada sería desigual, pues más del 60% de ésta se encontraría en China, India, Bangladesh, Vietnam e Indonesia.

Además, los investigadores también calcularon el porcentaje de tierra global que se situaría por debajo del nivel del mar bajo el mismo escenario. Descubrieron que siete países -entre los que están las Islas Maldivas, el archipiélago de las Bahamas y las Islas Caimán- perderían el 50% de sus territorios, y otros 35 países perderían el 10%.

Marzeion concluye: "Nuestros resultados muestran que, si se produce ese aumento de la temperatura en los próximos dos milenios (…) los impactos sobre el patrimonio mundial podrían ser graves”.

“Hemos asumido que un elemento del patrimonio se ve afectado cuando al menos una parte de éste quedase por debajo de nivel medio del mar local; sin embargo, las mareas y las tormentas marítimas podrían determinar si el sitio debería ser protegido antes de que el nivel del mar alcance ese punto”.

Referencia bibliográfica:

Ben Marzeion, Anders Levermann. Loss of cultural world heritage and currently inhabited places to sea-level rise. Environmental Research Letters (2014). DOI: 10.1088/1748-9326/9/3/034001.

Jueves, 6 de Marzo 2014
IOP/T21
Artículo leído 2221 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte