Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El cerebro anticipa el futuro y reacciona en consecuencia

La motricidad no depende de los sentidos, sino de la capacidad de predecir de nuestras neuronas


El cerebro se adelanta un instante a lo que percibimos para reaccionar en consecuencia, señalan los resultados de una reciente investigación del Caltech. Es decir, que nuestras reacciones motoras ante lo que nos rodea se producen antes de que nuestros sentidos nos sitúen en nuestro entorno. Este “adelanto” neuronal en el tiempo, nos permite reaccionar con mayor rapidez y control. Los científicos han conseguido localizar el área del cerebro en que se produce: la corteza parietal posterior. La señal neuronal que lo permite podría, en un futuro, aprovecharse para mover correctamente extremidades artificiales sin que el que las lleva se dé cuenta, de la misma manera que movemos un brazo original, sin tener que pensarlo primero. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



El manejo de las prótesis será perfeccionado con este desccubrimiento
El manejo de las prótesis será perfeccionado con este desccubrimiento
Contrariamente a como cabría imaginarse, no interactuamos con el mundo reaccionando inmediatamente después de ver, tocar u oler cualquier cosa, en función de la información que nos trasladan nuestros sentidos.

En realidad, el proceso es más complejo de lo que parece: todo lo que sentimos o notamos en el presente, cuando nuestro cerebro lo registra, pertenece ya al pasado.

Esto es lo que afirma el científico Richard A. Andersen, del California Institute of Technology (Caltech. Andersen y sus colegas Grant Mulliken, del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, y Sam Musallam, de la Universidad McGill, han realizado una investigación que ha dado como resultado las primeras evidencias neuronales de que los movimientos voluntarios de las extremidades están guiados por esas predicciones cerebrales acerca de “lo que ocurrirá dentro de un instante, en el futuro”.

Según señala Andersen en un comunicado emitido por el Caltech, “el cerebro genera su propia versión del mundo, un “modelo hacia delante (en el tiempo)” que nos permite saber dónde estamos a tiempo real”.

Predecir para actuar

El laboratorio de Andersen se dedica al estudio de los fundamentos neurobiológicos de los procesos cerebrales, incluidos aquéllos con los que se gestiona la información que nos llega de los sentidos de la vista, el oído o el tacto, así como los mecanismos neuronales de la acción.

Para este caso, los investigadores se centraron en un área de la corteza cerebral llamada corteza parietal posterior, que es donde los estímulos sensoriales son transformados en planes de movimiento.

Las lesiones en esta área producen agnosia, que es la incapacidad de percibir objetos a través de los canales sensitivos, aunque éstos se mantengan intactos.

En los experimentos realizados, los científicos enseñaron a dos monos a usar un joystick (una palanca de mando del ordenador) para mover un cursor que aparecía en la pantalla de un ordenador desde un pequeño círculo rojo hasta un círculo verde, al tiempo que mantenían sus miradas fijas en el círculo rojo.

Rápido y eficiente

Los monos producían normalmente trayectorias curvas, pero para aumentar esta curvatura uno de ellos fue entrenado para mover el cursor alrededor de un obstáculo que era un círculo azul amplio, situado entre la localización inicial del cursor y el círculo al que había que desplazar dicho cursor.

Este mono debía guiar el recorrido de éste alrededor del obstáculo, sin tocarlo, y pasando por encima del círculo verde. Mientras los monos realizaban sus tareas, la actividad neuronal de la región de la corteza parietal posterior de sus cerebros fue medida por medio de electrodos.

De esta forma, los científicos pudieron monitorear y controlar las señales neuronales vinculadas a órdenes para el movimiento a tiempo real. Así, comprobaron que las neuronas de esta región del cerebro producían señales que representaban la estimación cerebral del movimiento inminente del cursor.

Esta estimación interna del estado del cursor puede ser usada de manera inmediata por el cerebro para corregir con rapidez un movimiento, evitando tener que confiar por completo en la llegada de la información sensorial, más tardía, con un control del movimiento más lento e inestable, explican los investigadores.

Tal y como publica la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS, en la que aparece un artículo de los científicos describiendo los resultados del estudio, con este sistema de procesamiento “por adelantado”, el cerebro garantiza un movimiento más útil, y de control rápido.

Pasado y futuro

En esta misma línea de investigación, hace unos años, un equipo de científicos europeos, que llevó a cabo un estudio con 22 voluntarios, comprobó que la onda cerebral que rige los movimientos se registra antes de que el movimiento -al que nuestro propio movimiento responderá- sea observado.

Es decir, que el cerebro predice los movimientos de otro antes de reaccionar ante ellos, según explicaron entonces estos científicos en la revista Nature Neuroscience. El proceso, señalaron los investigadores, consiste en que, cuando se espera un movimiento, el sistema motor se activa sin que el individuo se dé cuenta. De esta forma, de manera inconsciente, el cerebro se prepara para una reacción motriz.

Por tanto, el cerebro desencadena la actividad neuronal en función de la expectativa de un movimiento, y no en función del movimiento en sí mismo.

Las investigaciones de Andersen y sus colegas buscan una finalidad concreta: el desarrollo de prótesis que puedan ser implantadas a nivel neuronal y que se utilicen como interconexión entre las señales neuronales de individuos con parálisis severa y sus extremidades artificiales, de manera que sus pensamientos puedan controlar los movimientos de estas prótesis.

Recientemente la Universidad de Pittsburg publicó sus avances en el control, por parte de unos monos, de extremidades robóticas sólo con el pensamiento. En este caso, los monos utilizaron para tal fin lo que se denomina una “señal de trayectoria” neuronal, que representaba el “camino” que debía seguir la prótesis.

El experimento de Andersen demuestra que las señales producidas por la corteza posterior parietal (señales objetivo) también podrían utilizarse para mover prótesis, quizá de manera más directa.


Viernes, 20 de Junio 2008
Artículo leído 17356 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por pepe el 21/06/2008 13:52
Esto ya se sabía y lo sugerí en un artículo recientemente publicado sobre religión en esta misma revista.

nota nº 3
http://www.tendencias21.net/El-alma-es-algo-mas-que-el-fruto-de-la-actividad-neuronal_a2351.html

2.Publicado por Wilson Pratt el 23/06/2008 09:19
El cerebro garantiza un movimiento más útil.¿No les resulta demasiada fantaciencia para una misma noticia?"demostrar que las señales objetivo con este sistema de procesamiento “por adelantado” y de control rápido también podrían utilizarse para mover prótesis, quizá de manera más directa"...mmmm

3.Publicado por Proyectofuturo el 24/06/2008 22:15
Aprende a entenderte como ENERGIA PURA. En realidad somos energia en constante transformacion. El problema reside en separar pensamiento y movimiento. Todo es lo mismo. No existe el movimiento. Existe es la magia de creer que nos movemos fisicamente cuando en realidad no existimos.

Hace mucho tiempo "me convencieron en la escuela" que el atomo era la ultima particula indivisible, compuesta de electrones, protones y neutrones en movimiento y el resto?.... VACIO....

Luego se conocio la fisica cuantica que pudo dividir los electrones en otras cosas en movimiento y el resto... ESPACIO VACIO....

Luego cada una de estos "pedacitos" en otros mas pequeños en movimiento y el resto ...ESPACIO VACIO.

Al final se descubrira que solo existe ESPACIO VACIO... en realidad no es espacio vacio sino ENERGIA en un movimiento tan espectacularmente rapido que "creemos" que es algo material.

Nuestras limitaciones sensoriales actuales no nos permiten imaginar mas alla. Llegaran nuevos tiempos en donde alcanzaremos nuevos niveles de conciencia y maestria para poseer este conocimiento.

Solo cuando la humanidad se encuentre lista, este conocimiento se te dara.

4.Publicado por Olano David el 29/06/2008 19:50
si el área del cerebro en que se produce la señal de adelanto es en la corteza parietal posterior y esta señal neuronal podría, en un futuro (no muy lejano) aprovecharse para mover correctamente extremidades artificiales, entonces hay que concectar a los neurocirujanos investigadores y especialistas en protesis roboticas.... y se podria echa a andar aun cuadriplejico ... o me equivoco....

5.Publicado por Luchetti el 01/08/2008 19:15



Anticipos:


Cuando el sujeto que somos "sabe" adonde va a ir pasado mañana, la conciencia
focaliza ese lugar, símbolo, tema, situación, escena, etc. , y empieza a "recibir"
información de onda (fotones) desde ese "centro" de gravedad o soporte material
que entonces interactúa con nosotros. Lo hace "antes de ir" y que se podría denominar
"glándula de la nuca", para darle algún nombre metafórico, a este poder anticipatorio
que no es solo cerebral (molecular) sino mental (atómico y fotónico). No creemos que
esto "suceda" de verdad, pero es la verdad. No lo creemos porque no hemos aprendido
a transferir o traducir energía fotónica en símbolos. Pero si el día anterior reparamos
en un cartel, diseño, letra o dibujo, que esta en la calle, pero que antes no advertíamos,
y ahora sí... Y al llegar al lugar donde nos dirigíamos, encontramos uno igual, aquí
empezamos levemente a darnos cuenta de que se ha establecido una fotónica entre
la mente establecida en el lugar hacia adonde va a ir, y el cerebro en un lugar "local"
donde permanece . El observador, entre "estoy y voy" une ambos lugares por su
capacidad fotónica utilizando a un símbolo, forma, dibujo, recurso escénico, sonido,
colores, etc., que no son otra cosa que átomos aquí y átomos allí. Chau, gracias.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >