Tendencias 21
Universidad Comillas




El cerebro es el creador y beneficiario de la religiosidad

La religión aliviaría el estrés del cerebro ante las presiones cotidianas, señala un nuevo libro


El antropólogo Lionel Tiger y el neurocientífico Michael McGuire han publicado recientemente un libro titulado God’s Brain, en el que se da una novedosa explicación al hecho de que la religión sea un fenómeno presente y persistente en todas las sociedades humanas. Según ellos, el cerebro habría sido el creador de la religiosidad y, también, el principal beneficiario de este fenómeno. Los investigadores sugieren que el estrés propio de la vida cotidiana, capaz de modificar la química del cerebro, encuentra alivio en las creencias y los rituales religiosos, lo que ayuda al cerebro a apaciguarse. Por Yaiza Martínez.



El cerebro es el creador y beneficiario de la religiosidad
Lionel Tiger, antropólogo de la Rutgers University de Estados Unidos, y Michael McGuire, psiquiatra y neurocientífico de la Universidad de California en Los Ángeles, han publicado recientemente un libro titulado God’s Brain, en el que se da una novedosa explicación al hecho de que la religión sea un fenómeno presente y persistente en todas las sociedades humanas.

Tiger y McGuire, que han basado su explicación en la biología evolutiva y en las ciencias del cerebro, responden en su obra a las preguntas clásicas: ¿cuál es el propósito de la religión?, ¿cómo surge?, ¿de dónde procede? o ¿por qué cada cultura presenta sus propias formas religiosas?

La respuesta que aportan es sencilla, pero al mismo tiempo muy compleja: el cerebro es el creador de la religión y de los diversos conceptos de Dios y, además, nutre su propia creación para satisfacer necesidades neurológicas innatas y necesidades sociales relacionadas con ellas.

Religión necesaria para el cerebro

Según publica Eurekalert, la perspectiva de Tiger y McGuire se centra, por tanto, en cómo el cerebro humano ha desarrollado y ha buscado la religión.

La neurología ha revelado que los humanos y otros primates similares suelen estar sometidos a altos niveles de estrés procedentes de fuentes ineludibles. Dichas fuentes son descritas por los científicos en su libro como “tormento cerebral” (“brainpain”).

Para lidiar con estas tensiones, se necesita encontrar un “apaciguamiento cerebral” (“brainsoothe”). Tiger y McGuire afirman que las religiones y sus estructuras sociales propician dicho apaciguamiento, aliviando así la ansiedad que nos es innata y que se deriva de las circunstancias más corrientes de la vida.

En el cerebro, y según observaciones detalladas realizadas en los últimos tiempos, la química se ve afectada y modificada como consecuencia del estrés. A este respecto, la religión tiene efectos paliativos en la química del cerebro que no pueden proporcionar remedios no-religiosos.

Alivio y normas

A nivel social, según los autores, la religión ayuda a que se desarrollen ciertos aspectos positivos de la socialización, regula las conductas sexuales, ayuda a soportar la realidad de la muerte, gracias a la idea de la vida después de ésta; y también puede influir con sus normas de comportamiento en las leyes.

Esencialmente, McGuire y Tiger ven, por tanto, la religión como mecanismo de adaptación del cerebro para afrontar la ansiedad el miedo y el estrés propios del entorno en el que la vida humana se desarrolla, publica Blogcritics.

La socialización, los rituales y las creencias religiosas ayudarían al cerebro a apaciguarse, a soportar las tensiones corrientes. Un ejemplo que aportan los autores es el de la culpa: a través de ciertos rituales religiosos, como la confesión de los católicos o la oración, los individuos pueden pedir perdón por sus pecados y liberar así cierta cantidad de estrés.

Comprender la naturaleza de la religiosidad

Tiger y McGuire no son los primeros científicos que han analizado el papel del cerebro en la religión. Algunos especialistas han señalado que la religión es una herramienta evolutiva que ha servido a los seres humanos para afrontar el conocimiento de la muerte como algo inevitable, una capacidad que otras especies no poseen.

Otra idea existente sobre el papel del cerebro en la religiosidad humana es que ésta sería el resultado de conexiones neuronales que se formaron inicialmente con fines distintos, no religiosos, para dar lugar a ciertas capacidades cognitivas únicas de nuestra especie.

Lo que han hecho Tiger y McGuire, como antropólogo y neurocientífico respectivamente, ha sido combinar sus especialidades para concluir que el cerebro es tanto la fuente como el principal beneficiario de la religión.

Según ellos, con el presente libro no se pretende negar la verdad o afirmar la falsedad de las religiones, sino que, simplemente, y dado que la religiosidad humana parece tan necesaria para nuestra especie como el oxígeno, se intenta comprender su naturaleza.



Martes, 23 de Marzo 2010
Visitas de este artículo: 9099



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por emilio el 23/03/2010 14:02
Dado que existen ateos, y no son pocos, y no precisan "satisfacer necesidades neurológicas innatas y necesidades sociales relacionadas con ellas" a través de la idea de Dios o en creencias religiosas, cabe pensar que las conclusiones de esos investigadores no son en absoluto generalizables.

Como por otra parte el deseo de poder, sujeción y dominanción de otros, suele darse en ciertos individuos, puede entenderse que la religión sea un mecanismo de manipulación y una herramienta de dominancia diseñada por esos individuos.

Obviamente, decir que "El cerebro es el creador y beneficiario de la religiosidad " puede aplicarse también para la proposición que hago.

2.Publicado por Héctor de Lázaro Nuñez el 23/03/2010 17:11
!Claro que si¡, evidentemente, el ser humano ha sido capaz de sortear las adversidades de la vida, gracias a la religiosidad ( en esto no incluyo a las instituciones religiosas),. En primera instancia aceptar la muerte, los sufrimientos físicos, materiales y morales, se han sobrellevado, gracias a esa propuesta de un nuevo cielo y una nueva tierra, el famoso paraiso, la existencia de vida despues de la muerte, y que un dios jusgara nuestros actos, sean jehova, Maoma u otros. Algunos más materiales ponemos nuestra fé en las ciencias, en el logro de esos mismos fines. En resumen es la fé.

3.Publicado por jologo el 23/03/2010 19:45
Esto no explicaría por qué muchos cerebros no creen en Dios.

4.Publicado por Alejandro Álvarez Silva el 24/03/2010 09:45
Bueno, siempre volvemos al mismo tema. Siempre habrá seguidores y detractores en asuntos religiosos, pero sigo diciendo: aunque es un tema que atañe a las creencias, acostumbrémonos a respetar la opinión de los otros, pues todo el mundo tiene sus razones, además ¿no es cierto aquello de que cada persona es en sí un filósofo, al menos para sí?. Saludos:
Alejandro Álvarez

5.Publicado por Alterno el 24/03/2010 11:23
Es increible como se atribuye en nombre de la religión conductas evolutivas sociales como sexo, la moral, la empatia, estados emocionales, etc. Si comparán la risa, el amor, la voluntad, etc con la religión, veremos que las respuesas a las tres primeras se interiorizado con mucho más arraigo dentro de las conductas humanas y en otros animales que la religión, que no deja de ser una conducta cultural, no innata. El amor hacia nuestros iguales es mucho más significativo que la creencia religiosa. Compruebenlo en su fuero interior.

Besos, ternura,
qué derroche de amor,
cuánta locura.

Que no acabe esta noche,
ni esta luna de abril
para entrar en el cielo
no es preciso morir.

Besos, ternura,
qué derroche de amor,
cuánta locura

6.Publicado por Alterno el 24/03/2010 11:29
Este articulo en realidad es una reinterpretación de la religión ante las evidencias neurocientificas que interpretan las caracteristicas humanas, antes atribuidas a norma religiosa, a factores evolutivos. en realidad, no existe el religioso o no religioso, existe el que ha aprendido a interpretar sus vida dentro un marco definidos por una normas llamadas religión, y otros que viven si esas normal, pero con iguales fundamentos racionales, emocionales, comportamentales que son comunes a todos, excepto a que se se salga de la normal; al psicopata, mentiroso, ladron, doble moralidad, etc

7.Publicado por emilio el 24/03/2010 12:45
Respetemos a las personas, sí, pero las opiniones son para debatir, y en ocasiones no merecen ningún respeto. No digo que estemos en este último caso.

8.Publicado por Alex el 26/03/2010 00:33
Por supuesto, esta reinterpretación de la religión, producto de las nuevos descubrimientos científicos, solo cabe contextualizarse en el ámbito religioso. Los ateos, de acuerdo a su no creencia, no utilizarán este mecanismo religioso, por lo cual o desarrollan alternativas no religiosas o Tiger y Mcguire nos inducen a pensar que estarán más estresados.

"Dado que la religiosidad humana parece tan necesaria para nuestra especie como el oxígeno, se intenta comprender su naturaleza. "

Me gusta esta frase, sobretodo por el especificar que "parece tan necesaria"

9.Publicado por emilio el 26/03/2010 09:48
¿Más estresados?, no lo creo en absoluto, más bien más liberados o mejor entrenados.

10.Publicado por Arturo A Chau el 28/03/2010 06:54
De acuerdo con los comenterios de Emilio.

11.Publicado por carlos el 06/04/2010 05:59
bueno, primero: cual fue el experimento con basamiento cientifico, o neurocientifico, en que se apoya la opinion-teoria de ese libro? En la nota, no lo encontre.
segundo: como explican los autores, que los ateos, no mueran de stress entonces? o sus cerebros, son privilegiados?
entonces podria yo, escribir un libro, donde opinaria, que la mente, fue tambien una invencion del cerebro?
La ciencia, debe demostrar, medir, no suponer,En realidad, los disminuidos sensores que poseemos, no nos alcanzan, para contestar y probar, las dudas existenciales, y por ende, es un mercado a explorar, un saludo.

12.Publicado por Victor Alarcón el 15/04/2010 13:49
La religión es una construcción del cerebro-mente humana. El yo no quiere morir, tiene terror a la muerte y se inventa un territorio, el más allá, donde se vive la vida eterna. Este territorio tiene un monarca: Dios que es el que garantiza tanto el más allá como la vida eterna. La religión surge por el terror ante la muerte.

V´ctor Alarcón

Filósofo,
Sociólogo
Antropólogo

13.Publicado por osvaldo el 03/08/2010 21:12
Facebook
Necesitados de certezas para una vida llena de absurdos, contradicciones del desarrollo de nuestra mente-cerebro o Alma ,según el tiempo marcando "tu destino"...acaso Dios o el libre albedrío'?..no dejamos de asombrarnos de nosotros mismos?...La autora de este ensayo viene a darle forma a la concepción cristiana de su fé...y respecto a ella no creo que se pueda decir nada más.Por otra parte las religiones nunca suponen miedo, sino todo lo contrario, esa es toda su fuerza , demostrada ahora e historicamente así.

14.Publicado por Horst Bussenius C. el 17/11/2010 21:15
Evidentemente que hay relación entre religiosidad y cerebro. Muchas de las últimas investigaciones de las neurociencias están mostrando esta relación. Pero esto no quita nada al sentimiento religioso ni al desarrollo espiritual, que pueden seguir existiendo y creciendo en cada ser humano que se lo proponga.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 10 de Enero 2017 - 11:00 Tres vías clave para encontrar la conciencia









Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico