Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El cerebro reescribe nuestros recuerdos constantemente

El objetivo de la memoria es ayudarnos a tomar decisiones, y por eso se ajusta a nuestra forma de pensar actual


El cerebro reescribe los recuerdos para que se ajusten mejor a nuestra forma de pensar actual, porque el objetivo de la memoria es ayudarnos a tomar decisiones. Así lo han comprobado científicos estadounidenses, que añaden que la zona del cerebro que se ocupa de esta edición constante es el hipocampo. Según ellos, esto plantea dudas sobre si el testimonio de los testigos en un juicio es fiable.





Imagen: Dmitry Rukhlenko. Fuente: PhotoXpress.
Imagen: Dmitry Rukhlenko. Fuente: PhotoXpress.
El amor a primera vista no existe, o al menos, no de la manera en que lo recordamos. Según un reciente estudio estadounidense, esta y otras ideas similares son solo consecuencia del complejo funcionamiento de la memoria. Como en un puzle, la mente combina las experiencias pasadas y las vivencias recientes para actualizar los recuerdos.

El trabajo, publicado esta semana en Journal of Neuroscience, y resumido por Sinc, demuestra que el cerebro edita constantemente la información que almacena.

Así, una persona puede acordarse de un mismo suceso de forma diferente en cada etapa de su vida. Por ejemplo, si en el presente está enamorada, probablemente considerará un flechazo lo que experimentó al conocer a su pareja.

“Puede que pienses que en aquel momento sentiste amor y euforia –señala Donna Jo Bridge, principal autora del estudio e investigadora en la Universidad Northwestern (Illinois, EE. UU.)­–, pero seguramente estarás trasladando tus sentimientos actuales a una situación pasada”.

Bridge afirma que los recuerdos se adaptan a nuestro entorno, que cambian constantemente, para ayudarnos a sobrevivir y afrontar los problemas. “La memoria no es como una cámara de vídeo –explica–, sino que edita cada escena para crear una historia que encaje en tu presente”.

Los resultados de la investigación han revelado que el hipocampo es la parte del cerebro encargada de esta labor de edición. Como un programa informático que modifica los fotogramas de una película, utiliza la información reciente para cambiar las imágenes del pasado.

Recuerdos cambiantes

En el ensayo participaron 17 personas –hombres y mujeres–. Primero, observaron la ubicación de 168 figuras en la pantalla de un ordenador con diferentes fondos que incluían desde una imagen del océano hasta una fotografía aérea de una granja.

Después, los participantes debían colocar los objetos en los mismos sitios, pero esta vez sobre un escenario diferente. Ninguno acertó.

En una segunda parte, las figuras podían aparecer en tres lugares diferentes en la pantalla que mostraba el fondo original. Esta vez, los voluntarios debían indicar si el sitio correspondía a su ubicación inicial, a la elegida por ellos en la primera prueba o a una totalmente distinta.

“Todos dijeron que se trataba del lugar elegido por ellos mismos, en la segunda parte –señala Bridge–. Esto muestra que el recuerdo de su localización inicial había cambiado para ser sustituido por el sitio que recordaban sobre el segundo fondo. Su memoria había actualizado la información insertando nuevos datos”.

Durante todo el proceso los participantes estuvieron dentro de una máquina de resonancia magnética que registraba su actividad cerebral. También se observó el movimiento de sus ojos, un indicativo del contenido de sus recuerdos y de las dudas que experimentaban a la hora de elegir una opción.

Joel Voss, otro de los autores, asegura que es imposible tener una memoria perfecta. “Nos gusta pensar en ella como algo que nos permite revivir experiencias de la infancia o aquello que hicimos la semana pasada –expone Voss–. Sin embargo, está diseñada para ayudarnos a tomar decisiones en un momento concreto y por tanto tiene que estar al día”.

El trabajo plantea dudas sobre la fiabilidad de las declaraciones de testigos en los juicios. “La memoria está diseñada para cambiar, no reproducir los hechos, por lo que no somos testigos fidedignos”, puntualiza Bridge. “Aunque nuestro experimento se haya realizado en un laboratorio es razonable pensar que sucede lo mismo en el mundo real”, concluye la investigadora.


Miércoles, 5 de Febrero 2014
SINC/T21
Artículo leído 3320 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por CachiBrasil el 13/02/2014 00:50
En realidad, estos llamados "estudios científicos" solamente corrobaran la concomitancia existente entre los fenómenos psíquicos y los físicos, porque no existen dudas de que el psiquismo no está en el aire como "flotando" sino que es un elemento de la estructura psicofísica que es el ser humano. Cuando se produce una situación, o un cambio en el elemento físico (y a la inversa), existe una concomitancia en el otro elemento.
En relación a la memoria, la Psicología Humanista profunda, la considera como una función que trabaja estructuradamente con la percepción en su función de enviar impulsos a la conciencia, tercer "aparato", o función del psiquismo. La conciencia recibe simultaneamente informaciones de la percepción y de la memoria para estructurarlos en lo que podemos llamar "visión de la realidad", realidad diferente en cada ente humano. Ni la percepción ni la memoria son pasivas sino que actúan permanente en los 3 niveles de conciencia: Sueño, Semisueño y Vigilia. La memoria, particularmente, trabaja en permanente proceso de actualización, agregando y estructurando los nuevos datos con los antiguos y podemos afirmar la existencia de una memoria antigua (los primeros recuerdos), una memoria mediata y una memoria inmediata, cuya estructura varía constantemente Por otra parte, la memoria tiene un campo de presencia y un campo de copresencia, que hace de cada recuerdo una estructura y no simplemente el recuerdo puntual de un dato o una percepción. Para poner un ejemplo similar a los de la nota: "Aquel día que conocí a esa mujer u hombre de quien me apasioné, había, como transfondo una determinada música sonando muy bajo", casi en el umbral de la percepción.Si un año después a esta persona le preguntaran por esa música, lo más probable es que no se acuerde, pero si 10 años después escucha esa música, lo más probable es que se acuerde de aquella mujer u hombre y reviva los sentimientos de aquellos momentos. La memoria grabó esa música como copresencia y tiempo después, al escucharla, la persona recuerda toda la situación en estructura.
Éso, que se corresponde con el plano psíquico, tiene concomitancia con el plano físico, en este caso particularmente con la región cerebral que conocemos como hipocampo.
Desde el punto de vista de la Ciencias Modernas de alta tecnología es muy positiva la posibilidad del registro laboratorial de concomitancias entre el psiquismo y el cuerpo a nivel neuronal, pero que éso no nos lleve a la creencia de un causalismo lineal mecánico.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >