El conflicto propicia la innovación

Un estudio asegura que el conflicto, bien gestionado, es beneficioso para la organización


La gente apasionada con su trabajo, no apocada, suele ser fuente de conflictos en las empresas. Esa misma gente, suele ser también la más feliz y la más productiva. Dos estudios de reciente publicación abundan en estas dos ideas. Especialmente, una encuesta llevada a cabo por Psychometrics Canada entre expertos en Recursos Humanos llega justamente a esa conclusión: el conflicto permite, entre otras cosas, que los trabajadores se conozcan más entre sí, o que se resuelvan mejor los problemas gracias a un mejor trabajo en equipo. Ahora bien, aquellos directivos que no gestionen correctamente este hecho, que afecta a virtualmente casi todas las empresas, puede ocasionar grandes problemas a las organizaciones. Por Raúl Morales.



El conflicto propicia la innovación
El conflicto propicia la innovación
La gente apasionada con su trabajo suele ser más feliz y trabaja mejor. Además, el conflicto, muchas veces, puede espolear a los equipos para dar lo mejor de ellos mismos e innovar. A esta conclusión llegan dos estudios de reciente aparición en el Reino Unido y Canadá.

Uno de ellos ha sido elaborado por la Universidad de Kingston junto al Chartered Institute of Personnel and Development. Este estudio habla de cómo el liderazgo tiene tanto que ver con la inspiración y con la pasión como con la perseverancia y el trabajo duro.

El estudio se centra en los comportamientos observados en cuatro organizaciones, dos del sector público y dos del sector privado, respecto al compromiso de los empleados. Otro elemento del estudio se adentraba en los factores que hacían que la gente se sintiera más feliz y productiva.

Al mismo tiempo, otra investigación canadiense sostiene que el conflicto, bien gestionado, puede ser beneficioso para una organización y es un “catalizador” para encontrar las mejores soluciones, innovaciones o incrementar la motivación.

El primer estudio argumenta que muchos directivos se centran excesivamente en la estrategia y en temas más políticos, olvidándose de poner atención en sus empleados y, sobre todo, en la moral de estos.

Inspirar

Cuando se trata de inspirar a la gente, es necesario apelar a su lado emocional, no sólo al racional, dice el estudio. En concreto, se apela al “sentido común” para conectar con los roles de cada trabajador. Se refiera a escuchar al staff, a permitirles que tengan un equilibrio entre su vida privada y su vida profesional, a darles la oportunidad de intercambiar ideas o a reconocer su trabajo y su contribución a la organización.

En la maraña económica que estamos viviendo, es muy fácil que los directivos basen su estrategia en ahorrar costes, y que se olviden de la necesidad de “apasionar y motivar”. Precisamente debido a este momento tan complicado, es necesario que las empresas inviertan en sus trabajadores sin dilación, advierte el estudio.

En este sentido, los trabajadores tienen que saber continuamente que su trabajo sirve, que tiene un valor real. Cuando esto es así, son más leales y tienden a recomendar su organización a otras personas.

Por géneros, el estudio concluye que las mujeres emplean más tiempo en preocuparse por el trabajo que los hombres. Además, ellas están más ligadas emocionalmente con sus trabajos.

El valor del conflicto

El estudio canadiense, por su parte, ha consistido en una encuesta llevada a cabo por Psychometrics Canada entre 350 profesionales de los Recursos Humanos. Este estudio concluye que más de las tres cuartas partes de los entrevistados sentían que el conflicto permitía un mejor conocimiento entre trabajadores.

Más de la mitad aseguró, asimismo, que el conflicto daba como resultado mejores soluciones a los problemas, mientras que un 10% sostenía que mejoraba el comportamiento de los equipos y un tercio que incrementaba la motivación.

Esta investigación muestra claramente los efectos negativos y positivos que los conflictos tienen en los negocios, comenta el psicólogo Shwan Bakker, en un comunicado

“Si las organizaciones quieren que conflicto mejore las relaciones laborales, tendrán que invertir tiempo para formar a sus empleados en la gestión de puntos de vista diferentes, o de personalidades y modos de trabajar también diferentes”, añade Bakker.

Si se gestiona mal, el conflicto puede tener justamente el efecto contrario, es decir, puede deteriorar al ambiente laboral. En muchos casos, puede tener consecuencias “catastróficas”, dice el estudio, sobre la productividad y sobre el nivel de compromiso de los trabajadores.

Virtualmente, todos los profesionales de los Recursos Humanos afiman que tienen que gestionar y vérselas en con el conflicto. Las causas más communes del conflicto son los “egos”, que fueron citados por ocho de cada diez entrevistados.

Un liderazgo deficiente es otra causa muy común de conflicto, siendo citado por tres cuartas partes, seguido de la falta de honestidad o el estrés.

“Estos datos deberían ser un toque de atención para aquellos líderes empresariales que gestionan deficientemente el conflicto, ya que pueden acosionar problemas considerables para la organización”, comenta Mark Fitzsimmons, de Psychometrics Canada.



Martes, 17 de Marzo 2009
Raúl Morales
Artículo leído 7126 veces





Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Eduardo Enrique Corral Carvajal el 15/02/2011 13:55
Considero, que este artículo toca puntos muy importantes para el buen desarrollo de las empresas, como son: La importancia del liderazgo de los directivos, que tomen en cuenta el factor humano de los trabajadores. Y estén consientes de la importancia de la buena negociación en los conflictos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.