Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El conocimiento nanométrico del cemento reduce su efecto contaminante

Un estudio sobre la tobermorita revela cómo disminuir las emisiones de carbono que genera la fabricación del segundo material más utilizado del planeta


Ingenieros y científicos del Lawrence Berkeley National Laboratory han avanzado en el conocimiento de la estructura a escala nanométrica del cemento Portland, con el propósito de encontrar nuevos enfoques para su fabricación que logren disminuir las emisiones de carbono generadas en este proceso. La investigación se centró en las propiedades de la tobermorita, uno de los componentes centrales del segundo material más utilizado en el planeta después del agua. Por Pablo Javier Piacente.


Pablo Javier Piacente
Pablo Javier Paciente, periodista de Tendencias21 y redactor freelance para diversos medios. Saber más del autor


Los patrones de difracción obtenidos permiten incrementar el conocimiento sobre las características del cemento a nanoescala. Fuente: Lawrence Berkeley National Laboratory.
Los patrones de difracción obtenidos permiten incrementar el conocimiento sobre las características del cemento a nanoescala. Fuente: Lawrence Berkeley National Laboratory.
El hallazgo de nuevas características en la estructura a nanoescala del cemento podría desembocar en procesos de fabricación de este material más eficientes desde el punto de vista ambiental, sugiere una investigación desarrollada en el Lawrence Berkeley National Laboratory de Estados Unidos. La clave estaría en las propiedades de la tobermorita, uno de los componentes básicos del cemento.

Los descubrimientos concretados por el equipo de investigadores del Lawrence Berkeley National Laboratory han sido difundidos a través de una nota de prensa del mencionado centro, y de un artículo publicado recientemente por el medio especializado Cement and Concrete Research.

En la búsqueda de nuevas formas de producir y utilizar el cemento, reduciendo las emisiones de carbono asociadas a su fabricación, se han revelado propiedades desconocidas de la tobermorita, componente clave en el material. Una de las herramientas ha sido el uso de técnicas de difracción de rayos X para investigar la estructura cristalina de la tobermorita.

Paulo Monteiro, profesor de ingeniería civil y ambiental en la University of California at Berkeley, ha sido uno de los responsables de la investigación. Monteiro señala que la tobermorita fue sometida a condiciones de presión equivalentes a las que pueden hallarse a 100 kilómetros de profundidad de la superficie terrestre.

Gran cantidad de emisiones contaminantes

La tobermorita es un mineral que funciona como el componente más importante del cemento Portland que, con un consumo superior a las 17 millones de toneladas por año, es el segundo material más empleado en el planeta, después del agua. Resulta esencial para desarrollar concreto resistente y versátil, y gracias a que sus materias primas se encuentran fácilmente en distintos lugares del mundo es relativamente barato, con un coste de alrededor de 100 dólares por tonelada.

Sin embargo, su proceso de fabricación libera grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera, y representa más del cinco por ciento de las emisiones totales de CO2 generadas por la actividad humana. A pesar de esto, sigue siendo el material de construcción más importante de todo el planeta.

Para incrementar la eficiencia ambiental del cemento, los investigadores se centraron en lograr una comprensión completa de su estructura a escala nanométrica. Mediante los patrones de difracción obtenidos a través del envío de un intenso haz de rayos X a una muestra de tobermorita, fue posible apreciar como cambia su estructura ante el aumento de la presión.

Los resultados dieron lugar a nuevos conocimientos sobre los hidratos de silicato de calcio (C-S-H), responsables de la resistencia y durabilidad de los hormigones elaborados con cemento Portland. Se trata de un aglutinante fundamental para la fuerza y mantenimiento de la pasta de cemento.

Nuevos enfoques para una mayor eficiencia ambiental

Aunque otros grupos de especialistas han desarrollado sofisticados modelos informáticos para comprender la estructura cristalina y el comportamiento mecánico de los hidratos de silicato de calcio, los investigadores del Lawrence Berkeley National Laboratory han sido los primeros en validar los modelos diseñados con los resultados experimentales.

Para hallar nuevos datos sobre el rendimiento del cemento y sus propiedades a escala nanométrica se sometió a sus componentes principales a condiciones específicas de presión. Fuente: Lawrence Berkeley National Laboratory.
Para hallar nuevos datos sobre el rendimiento del cemento y sus propiedades a escala nanométrica se sometió a sus componentes principales a condiciones específicas de presión. Fuente: Lawrence Berkeley National Laboratory.
Los estudios se realizaron con la colaboración del California High-Pressure Science Observatory (Calipso), un centro apoyado por la National Science Foundation de Estados Unidos. El mismo dispone de la tecnología necesaria para reproducir las condiciones de presión de la tobermorita a grandes profundidades, obteniendo así los patrones de difracción necesarios para determinar la estructura del mineral a nanoescala.

A pesar de los numerosos estudios y la vasta literatura científica existente sobre los cementos y sus componentes, la estructura a escala atómica de los hidratos de silicato de calcio (entre ellos la tobermorita) es todavía poco conocida, debido a su alta complejidad. Los resultados de esta investigación podrían significar un importante avance al respecto.

¿Qué se ha sacado en limpio para poder avanzar en una producción más ecológica del cemento?. Por ejemplo, la existencia de capas intermedias de hidratos de silicato de calcio que se generan al someter a los componentes a determinadas presiones. Esto abriría un importante número de posibilidades para mejorar el rendimiento del cemento.

Por otro lado, se podrían introducir polímeros especiales en las capas intermedias de hidratos de silicato de calcio, para dar forma a su comportamiento y propiciar una mayor eficiencia ambiental. Según el equipo de especialistas, ésta será sin duda un área central de las investigaciones futuras del grupo.


Miércoles, 14 de Diciembre 2011
Artículo leído 7386 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel