El e-learning como método de formación de ejecutivos

El desarrollo alcanzado por las tecnologías de la información propició la creación de nuevas herramientas de aprendizaje


Las escuelas de negocios utilizan diversas metodologías para alcanzar el conocimiento. Por un lado, llevan a cabo la práctica de un procedimiento más objetivista, que abarca las clases para resolver problemas estructurados. Por otro, practican un método que se lo define como más constructivista o colaborativo utilizado para resolver problemas no estructurados, como el trabajo en equipo y la resolución de casos.



La irrupción y el fuerte desarrollo alcanzado por las tecnologías de la información, además de revolucionar muchas de las formas organizativas conocidas y practicadas hasta entonces, también propiciaron la creación de nuevos métodos de trabajo y formación. Este último fenómeno afectó de manera particular a las instituciones educativas en general, y a las escuelas de negocios en forma especial. Es que estas instituciones se vieron obligadas a diferenciarse entre sí y a competir en la eficaz utilización de las distintas tecnologías de la información.

A la estudiante de doctorado de IESE, Cristina Cáliz, este cambio de escenario le sorprendió y decidió caminar sobre sus tablas con la idea de investigar el fenómeno del e-learning en el ámbito de la formación de ejecutivos. La curiosidad de Cáliz la llevó a buscar entender el significado y las repercusiones de su implementación en las escuelas de negocios.

Modelos y métodos de aprendizaje

Así, en su artículo E-Learning: Designing New Business Education, la investigadora analiza diversos modelos de aprendizaje y destaca las diferencias más importantes entre los métodos más utilizados. Para ello, los divide en dos grandes grupos.

1.- Conductista :
Modelo objetivista, el cual contempla el aprendizaje como la absorción no crítica de conocimientos objetivos.

2.- Cognitivo:
a) Modelo constructivista, cuya premisa básica es que el aprendizaje es un proceso de construcción de conocimiento llevado a cabo por el individuo.
b) Modelo cooperativo o colaborativo, el cual considera que el aprendizaje surge a raíz de la comprensión compartida por más de un estudiante.
c) Modelo de procesamiento cognitivo de la información, que define el aprendizaje como el procesamiento y la transmisión de nuevos conocimientos a la memoria de largo plazo.
D) Modelo sociocultural, cuya premisa básica consiste en que el aprendizaje es subjetivo e individualista.

Las metodologías

A partir de este marco de referencia, Cáliz estudia cómo se produce el aprendizaje en el contexto concreto de una escuela de negocios. Una primera conclusión a que arriba, es que éstas utilizan, combinados, distintos métodos.

Por una parte, ve la práctica de un procedimiento más objetivista, que abarca las clases para resolver problemas estructurados. Por otra, un método que lo define como más constructivista o colaborativo para resolver problemas no estructurados. Este último está representado en el trabajo en equipo y la resolución de casos.

Punto seguido, Cáliz destaca que existen cinco factores claves que deben tenerse en cuenta al momento de diseñar un curso de formación de ejecutivos. En primer lugar, hace hincapié en el contenido del curso y los objetivos a alcanzar. Luego le echa un vistazo al perfil del profesor, que incluye, entre otros aspectos, la capacidad manejar el material educativo y el uso de un estilo más conversacional.

En cuanto al perfil del estudiante, Cáliz incluye el estilo de aprendizaje, conocimientos informáticos, conocimientos de Internet y familiaridad con la tecnología. En cuarto término, subraya que aquello que hace a la tecnología, la fiabilidad y la calidad son muy importantes. Y por último, sostiene que la escuela debe proporcionar apoyo administrativo, académico y de servicios para estudiantes.

Debilidades y fortalezas

A continuación, Cáliz analiza los principales modelos de formación de ejecutivos utilizados en la actualidad, a los que los clasifica en Modelo presencial (tradicionalmente visto como la mejor manera de formar a ejecutivos, aunque exige una gran flexibilidad de tiempo a los estudiantes y se trata de un modelo limitado por el número de plazas existentes. Continúa con Formación a distancia tradicional, modelo que ofrece la máxima flexibilidad, pero su principal problema es la distancia entre el estudiante y el profesor; Modelos de formación de ejecutivos basados en las tecnologías de la información y comunicación, que entre sus múltiples ventajas, estos modelos ofrecen flexibilidad de tiempo y espacio y permiten crear comunidades virtuales; Modelo híbrido de formación de ejecutivos, diseñado para superar los problemas de los tres modelos anteriores. Este último se basa en una combinación de los mejores aspectos de los modelos analizados, pero no ofrece un grado importante de flexibilidad de tiempo o espacio.



Miércoles, 20 de Octubre 2004
Sergio Manaut
Artículo leído 8429 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.