El éxito en los negocios tiene un componente hereditario

Otras actitudes importantes en la empresa, como el riesgo o la confianza, también influyen


Según un estudio del Instituto del Trabajo de la Universidad de Bonn, los padres que están dispuestos a arriesgarse en sus vidas tienden a tener hijos que están más preparados para también asumir riesgos. Los resultados del estudio ofrecen nuevas bases para explicar la razón por la que aquellos niños que tienen padres exitosos llegan lejos en la vida. Sus autores extrapolan estos datos al ámbito de los negocios, y sugieren que el carácter heredado y la gestión del riesgo podrían ser un factor decisivo en el éxito económico. Por Raúl Morales



Los científicos del Instituto del Trabajo de la Universidad de Bonn, dirigidos por el profesor Armin Falk, usaron datos socieconómicos de los años 2003 y 2004 para realizar un estudio sobre la transmisión intergeneracional del riesgo. A partir de estos datos, 3.600 padres fueron entrevistados junto a sus hijos. La media de edad de los hijos era de 25 años y más del 40% ya no vivía con sus progenitores.

A cada miembro de una familia se le asignó un número en una escala que iba del 1 al 10 respecto a su disposición a asumir riesgos. Asimismo, los candidatos fueron diferenciados en otras categorías: conductor, deporte, estado económico, carrera, salud y tiempo libre. Según muestra el estudio, la escala de la disposición a asumir riesgos coincidía entre padres e hijos, no sólo en la media, sino también en las otras categorías.

Maridos y mujeres

Los investigadores echaron por tierra otro mito. De acuerdo con los datos obtenidos, los contrarios no se atraen. Así, aquellas mujeres a quienes les gustaba asumir riesgos era más probable que se sintieran atraídas por hombres a los que también les gustaba el riesgo. Las parejas casadas también mostraban las mismas actitudes, incluso si hacía poco tiempo que habían contraído matrimonio.

“Cuando buscamos pareja parece que queremos estar seguros de que la persona elegida es lo más parecida a nosotros”, afirma el profesor Falk al interpretar el estudio, realizado por Instituto del Trabajo de la Universidad de Bonn.

Generación tras generación

Los padres modelan el carácter de sus hijos, quienes, a su vez, eligen parejas parecidas a ellos. Estos dos movimientos contribuyen a que actitudes clave para el éxito económico, como el riesgo o la confianza, se hereden de generación en generación. “Toda decisión económica entraña un riesgo, ya sea comprar acciones, construir una casa o empezar una carrera universitaria”, afirma el profesor Falk. “Por otro lado, el éxito en un negocio tiene un importante componente de confianza en los demás”.

Esta teoría ofrecería una explicación al hecho de que clanes como los Kennedy o la familia Kupp hayan triunfado generación tras generación. Si los niños actúan como sus padres en su disposición a arriesgarse o a confiar, también seguirán a sus progenitores a la hora de tomar decisiones económicas.

Alemanes conservadores

El estudio hace una comparativa entre el comportamiento de los alemanes y los norteamericanos. Analizando las respuestas a las mismas preguntas, llega a la conclusión de que los estadounidenses tienen una mayor disposición a arriesgarse que los alemanes (5,6 frente a 4,4). Probablemente porque Estados Unidos es un país de inmigrantes y este hecho es, en sí mismo arriesgado, concluye el estudio.



Miércoles, 20 de Diciembre 2006
Raul Morales
Artículo leído 6429 veces





Nota

Comente este artículo