Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El hemisferio norte será el más castigado por el cambio climático

Un nuevo mapa del mundo refleja sus efectos por regiones para finales del siglo XXI


El cambio climático tendrá consecuencias drásticas para finales del siglo XXI, relativas a la variabilidad natural actual, en los trópicos y las latitudes altas (especialmente en el hemisferio norte), según un nuevo índice sobre cambio climático desarrollado por un equipo de científicos suizos de la universidad ETH Zurich. El Amazonas, el África subsahariana y las regiones polares experimentarán los cambios más radicales, mientras que Europa, Estados Unidos, Asia Central, la India y Australia se verán comparativamente menos afectados. La situación global del planeta para finales del siglo XXI ha sido reflejada en mapas sencillos que, con colores, representan indicadores climáticos por regiones, de manera que se pueda comprender a que nos enfrentaremos entonces. Por Marta Morales.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Representación de la magnitud del cambio climático. ETH.
Representación de la magnitud del cambio climático. ETH.
Que el cambio climático traerá consigo olas de calor, lluvias torrenciales y otros fenómenos meteorológicos extremos que provocarán el caos en todo el mundo, es algo que los especialistas en medioambiente llevan advirtiendo muchos años. Ahora, por vez primera, un equipo de científicos suizos ha conseguido dibujar un mapa en el que se detalla cómo el cambio climático afectará al planeta por regiones.

Los científicos Michèle Bättig, Martin Wild y Dieter Imboden, del Institute for Biogeochemistry and Pollutant Dynamics (IBP y del Institute for Atmosphere and Climate Sciences, ambos de la universidad de ciencia y tecnología ETH Zurich, han desarrollado un Índice del Cambio Climático o CCI basado en la comparación directa de los indicadores del clima en regiones individuales.

Gracias a este índice, los investigadores han generado un mapa global nuevo, en el que cada indicador señala, con colores, cómo se va a ver afectada cada una de las áreas terrestres por el cambio climático.

Herramienta de comprensión directa

Cuanto más oscura es un área, mayores probabilidades tiene de sufrir situaciones climáticas extremas entre 2071 y 2100. Los resultados ha sido publicados recientemente por la revista Geophysical Research Letters.

El CCI aspira a ser una herramienta de rápida comprensión de los procesos climáticos que se avecinan por regiones, que ayude a los políticos a tener en cuenta los datos científicos al respecto, para tomar medidas adecuadas.

Los investigadores han tratado de exponer los resultados de una forma sencilla para que aquéllos que no son especialistas puedan conocer de forma directa los acontecimientos extremos que se avecinan, como subidas de temperatura y precipitaciones excesivas.

Nueve indicadores

El índice se desarrolló a partir de nueve indicadores distintos del cambio climático, como los años más calurosos, húmedos y secos, y también aquellos en los que los meses de junio, julio y agosto, o diciembre, enero y febrero pudieran ser extremadamente cálidos, secos o húmedos.

Dividiendo el mundo entero en parcelas de 375 kilómetros cuadrados, los investigadores identificaron los acontecimientos climáticos extremos para cada uno de estos indicadores en cada uno de los cuadrantes, durante los años 1961 y 1990.

Finalmente, se extrapolaron los valores mediante cálculos para averiguar los posibles efectos del cambio climático en esos mismos cuadrantes entre el periodo de tiempo que va de 2071 a 2100.

El CCI ha predicho que el cambio climático tendrá consecuencias drásticas para finales del siglo XXI, relativas a la variabilidad natural actual, en los trópicos y las latitudes altas (especialmente en el hemisferio norte).

Se normalizan los extremos

El Amazonas, el África subsahariana y las regiones polares experimentarán los cambios más radicales, mientras que Europa, los Estados Unidos, Asia Central, la India y Australia se verán comparativamente menos afectados.

Los científicos señalan que una de los resultados a tener en cuenta es que parece que aquellos países actualmente vulnerables desde un punto de vista económico tendrán que afrontar cambios climáticos significativos.

Con cada uno de los indicadores, los científicos hicieron un solo mapa. Así, los años más calientes se reflejan en rojo oscuro. Se descubrió que un año demasiado caluroso, incluso fuera de la estación estival, tuvo lugar entre 1961 y 1900 y que, para finales del siglo XXI, un año de este tipo se habrá convertido en lo más común.

Otro mapa muestra que en los próximos 20 años las áreas de alta latitud, como la Antártica y el Ártico, padecerán 13 años de una humedad poco común, en lugar de sólo uno como en el periodo 1961-1990.

Las regiones de latitudes sureñas, como el Amazonas o el Congo, sufrirán, entre 2071 y 2100, 13 años de extrema sequía.

En general, el índice ha puesto de relieve que las olas de calor y las tormentas se volverán más corrientes, pasando de la media del periodo anterior de una cada veinte años a una media de 19 entre 2071 y 2100, lo que viene a ser un acontecimiento climático extremo casi al año.

Viernes, 26 de Enero 2007
Artículo leído 19057 veces



Nota


Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte