Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El móvil se transforma en un excelente guía turístico

Un proyecto europeo para conocer el continente desde el teléfono móvil


Científicos vieneses están desarrollando una nueva fórmula de turismo interactivo, con una plataforma poco común: el teléfono móvil. Un proyecto piloto bautizado como The Josefsplatz Experience permitirá a los europeos de la Unión visitar la plaza de José en Viena y la Biblioteca Nacional de Austria desde cualquier sitio y desde sus teléfonos. En sus pantallas aparecerán imágenes tridimensionales, datos históricos o voces explicativas de los sitios que visiten. Por Olga Castro-Perea.




Pantalla de móvil con la Plaza de Viena. The Josefsplatz Experience.
Pantalla de móvil con la Plaza de Viena. The Josefsplatz Experience.
El Fondo vienés para la ciencia, la investigación y la tecnología (el WWTF está financiando actualmente el proyecto bautizado como The Josefsplatz experience, con el patrocinio de numerosos socios, con la finalidad de desarrollar una guía turística interactiva disponible a través de los teléfonos móviles y utilizando la realidad virtual.

El objetivo es reconstruir un modelo tridimensional de un entorno determinado (en este caso la Josefsplatz o plaza de José, en Viena) que refleje las pinturas y obras arquitectónicas del entorno.

Destinado a una amplia audiencia, además del acceso a la visualización de las imágenes del complejo, el proyecto también intercala información histórica relacionada (datos y documentos), según publica la así llamada Experiencia Josefsplatz.

Este logro tecnológico es posible gracias a los avances en el escaner en tres dimensiones, al modelaje fotorrealista, a los sistemas de información geográfica, a la realidad virtual y a la realidad aumentada; además de a las cada vez más notables políticas de coordinación digital entre los países miembros de la Unión Europea.

Plaza y biblioteca

De hecho, se pretende que los ciudadanos de Europa, desde cualquier país, tengan acceso al contenido del proyecto, generando así una nueva experiencia cultural internacional. Los usuarios podrán navegar a través de dimensiones espaciales y temporales, combinando esta actividad con la movilidad que permiten los dispositivos portátiles.

Hasta ahora, los desarrolladores del proyecto piloto se han centrado en la Josefsplatz y también en una de las salas de la Biblioteca Nacional de Austria, con informaciones históricas, literarias o musicales, además de las imágenes que aparecen en pantalla.

En el proyecto participa el centro VRVis (de realidad virtual y visualización), que se ocupa de garantizar la calidad del servicio desde el punto de vista de las reproducciones virtuales de las imágenes, de las tecnologías de comunicación aplicadas y de los sistemas de navegación.

La Biblioteca Nacional, por su parte, ha proporcionado los documentos de archivo que contienen la información sobre los proyectos y edificios presentados.

Desafío científico

Las imágenes que aparecen en tres dimensiones, tomadas de edificios y obras existentes en la actualidad, siguen las técnicas ya conocidas en la fotogrametría, una ciencia cuyo objetivo es el conocimiento de las dimensiones y posición de objetos en el espacio, a través de mediciones realizadas sobre una o varias fotos.

El trabajo con una sola foto permite, gracias a esta técnica, obtener información bidimensional de los objetos estudiados. Si se trabaja con dos fotos, en la zona común a ambas se consigue la información tridimensional necesaria.

Pero, además, los científicos han aplicado nuevos conocimientos destinados a mejorar la calidad de las reproducciones en 3D: imágenes procedentes de fuentes históricas, mapas, e incluso dibujos realizados por diversos artistas y en épocas variadas.

Debido a los límites que presentan los teléfonos móviles (por el espacio en pantalla y por el ancho de banda con el que cuentan para recibir señales), los científicos han investigado y desarrollado novedosas estructuras que permiten variaciones sincrónicas o simultáneas (para navegar a gran velocidad), así como el uso de textos, sonido, voz, etc.

De esta forma se genera una presentación multimedia, con diferentes estrategias de aparición de la información visual o escrita; e interactiva.


Jueves, 12 de Julio 2007
Olga Castro-Perea
Artículo leído 8556 veces


Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos