Conéctese Regístrate


19/09/2014

Tendencias 21
25 Aniversario




El nuevo estatus de Palestina tendrá un impacto nulo sobre el terreno

El éxito de la iniciativa diplomática ha sido solo parcial


Palestina ha sido finalmente admitida como Estado observador no miembro por la Asamblea General de la ONU, gracias al voto favorable de 138 Estados y a pesar de la oposición de Estados Unidos e Israel. Pero el éxito de la iniciativa diplomática palestina ha sido solo parcial, ya que no se ha alcanzado el estatus de Estado miembro de pleno derecho. Un objetivo que, de momento, no parece factible, dada la manifiesta oposición de Washington. ¿Qué implicaciones tendría la nueva situación de Palestina para la resolución del conflicto en la zona? Por José Abu-Tarbush.



Demolición de carreteras en la villa de Al Aqaba, el pasado abril. Foto: Solidaridad con el Valle del Jordán.
Demolición de carreteras en la villa de Al Aqaba, el pasado abril. Foto: Solidaridad con el Valle del Jordán.
Un año después de haber solicitado su ingreso como Estado miembro en la ONU, Palestina ha sido admitida ―con un estatus menor― como Estado observador no miembro por su Asamblea General (AG), el 29 de noviembre de 2012.

Su admisión contó con el voto favorable de 138 Estados y la conocida oposición de Estados Unidos e Israel. A pesar de las presiones y amenazas recibidas, y de que apenas una semana antes los bombardeos israelíes se ensañaban con la población civil en Gaza, la iniciativa diplomática palestina se mantuvo firme.

Su éxito, sin embargo, es sólo parcial. De ahí que mantenga su inicial petición de ingreso como Estado miembro de pleno derecho. Pero este objetivo no parece, de momento, alcanzable ante la manifiesta oposición de Washington a dicho ingreso, que debería tramitarse por el Consejo de Seguridad (CS), donde se reserva el derecho a ejercer el veto.

Por tanto, el escenario más previsible es que Palestina vea limitada ―y prolongada― su recién adquirida condición de “Estado observador no miembro”. En consecuencia, cabe preguntarse qué implicaciones tiene su nuevo estatus para la resolución del conflicto.

¿Habrá cambios sobre el terreno?

No. En principio, nada cambiará sobre el terreno. Todo indica que la ocupación militar israelí se mantendrá e incluso continuará su escalada de confiscación y colonización del territorio palestino.

Después de las votaciones en la AG, el propio gobierno israelí anunció la construcción de 3.000 nuevas viviendas en Jerusalén Este y Cisjordania, junto a la planificación de la denominada zona E-1, situada entre Jerusalén Este y el asentamiento de Maale Adumin (véase mapa). De llevarse a cabo el Plan E-1   se seguiría ahondando en la fragmentación de Cisjordania y la creciente separación de Jerusalén Este de Cisjordania. Así se imposibilitaría el establecimiento de un Estado palestino con continuidad territorial, cohesión demográfica y viabilidad económica.

Por extensión, también se descartaría la opción de los dos Estados para la resolución del conflicto, que ―conviene recordar― es la que cuenta con mayor base jurídica y consenso político internacional.

En contra de su proyección mediática, estas medidas no son sólo represalias por la osadía palestina de acudir a la ONU, sino que también forman parte prioritaria de la ideología colonial que comparte el actual ejecutivo israelí, integrado por Netanyahu y Lieberman.

Ambos dirigentes han propiciado la coalición de sus respectivas formaciones políticas, Likud y Beiteinu, de cara a las elecciones legislativas de enero, con una lista de candidatos partidarios de la expansión colonial y detractores de la solución de los dos Estados.

De hecho, la única entidad palestina que aceptarían, de aceptar alguna, sería la de un pequeño y fragmentado bantustán, dependiente y subordinado a las exigencias israelíes en prácticamente todos los ámbitos (político, económico, demográfico, territorial, laboral, acuífero y de seguridad).

De aquí que Israel, pese a sus amenazas y castigos, no acabe con la Autoridad Palestina (AP). Su objetivo es mantenerla débil y dependiente, cercana a la asfixia, pero sin que sucumba del todo. La congelación del traspaso a la AP de los fondos impositivos que recauda de la población palestina se mueve en esa dirección.

Pero no busca el colapso ni la desaparición de la AP, pues iría en contra de sus intereses. En un escenario semejante, su gobierno militar tendría que administrar directamente el territorio ocupado y su población. Con el incremento de los costes materiales, humanos y políticos de lidiar con sus asuntos cotidianos (infraestructuras, educación, sanidad y un largo elenco de actividades).

Click para ampliar. Mapa: OLP
Click para ampliar. Mapa: OLP
Sin olvidar que debería mantener la seguridad exclusivamente mediante el poder duro (coacción y fuerza militar) al carecer de autoridad y legitimidad ante una población que rechaza abiertamente su dominio colonial. Este hipotético escenario retrotraería el conflicto a la etapa anterior a los Acuerdos de Oslo (1993) en la que se produjo la primera Intifada (diciembre de 1987), con el consecuente desgaste que supondría para su imagen exterior.

Ante este paisaje, Israel, de momento, sigue interesado en mantener a la AP, aunque impotente, para que cumpla la función de subcontratista (o de clase compradora) en la intermediación entre la potencia ocupante y la población ocupada.

Obviamente, tanto la AP como el conjunto de la sociedad palestina son conscientes de que el paso dado en la ONU, desde su anterior condición de “entidad observadora” a la actual de “Estado observador”, no tiene una traducción sobre el terreno en la dirección que desearían.

Esto es, de ver concluida la ocupación para dar lugar a la independencia y el establecimiento de su Estado soberano, que conviva en paz y seguridad junto a Israel y los otros Estados de la región.

Lejos de estos deseos, la realidad es bien diferente, está férreamente determinada por la persistente ocupación militar israelí, que no parece tener intención de concluir. Por tanto, si sobre el terreno no habrá cambios, como se apresuró en recordar el primer ministro israelí, Bejamin Netanyahu, ¿qué margen de maniobra otorga el nuevo estatus de Palestina alcanzado en la ONU?

¿Qué puede cambiar?

En principio, es en el ámbito internacional donde se podrían apreciar algunos cambios. En concreto, en la diplomacia multilateral y bilateral. Pese a no ser Estado miembro de la ONU, Palestina podría ingresar en una treintena de sus agencias especializadas.

Del mismo modo, su estatura política podría realzarse con el reconocimiento del Estado palestino ―dentro de las fronteras de 1967― por parte de otros Estados que se sumarían, así, a los más de 130 que ya lo han hecho.

Sin olvidar, por último, su potencial recurso para acudir a los tribunales internacionales: el Tribunal Internacional de Justicia y la Corte Penal Internacional.

Muchos análisis coinciden en resaltar que sería ante esta última instancia judicial donde Palestina tiene mayores posibilidades de presionar a Israel. Cabe recordar que una demanda anterior fue rechazada porque no constaba en documento alguno que Palestina fuera un Estado. Una vez cumplido este requisito (al menos nominal o formalmente), todo parece indicar que se abre una nueva oportunidad.

Sin embargo, es menester advertir que los espacios mencionados también son susceptibles de presentar algunas limitaciones. En la esfera multilateral el ingreso de Palestina en la UNESCO (octubre de 2011) acarreó las represalias de Estados Unidos (además de las de Israel y Canadá), que no ingresó los fondos correspondientes al último periodo de 2011 y obligó a dicha agencia a la suspensión de las actividades programas para ese tramo del año.

No necesariamente tiene que volver a repetirse esta situación, pero tampoco cabe descartarla del todo o que se articulen otras medidas de presión en la misma dirección.

A su vez, en la escena bilateral, por muchos que sean los Estados que reconozcan el Estado palestino, el reconocimiento no conforma un Estado. Los Estados existen con independencia de su reconocimiento o no por otros. Palestina posee sus tres elementos constitutivos (territorio, población y gobierno), pero carece de la imprescindible soberanía para su articulación estatal debido a la prolongada ocupación de su territorio. El reconocimiento por sí mismo no liberará el territorio palestino de la ocupación militar.

En cuanto al recurso judicial también se aprecian ciertas restricciones. La primera, y más evidente, es que no siempre el Derecho Internacional es asistido por la fuerza para su implementación. La propia cuestión palestina constituye un ejemplo muy elocuente.

Año tras año se repiten como un mantra las resoluciones de la ONU sobre su solución sin ningún efecto práctico. Del mismo modo que, por mencionar otro caso, el Tribunal Internacional de Justicia emitió su opinión no vinculante sobre la construcción del muro en 2004, en la que apelaba a detener su construcción, desmantelar los tramos construidos y reparar los daños causados por violar el derecho internacional humanitario, los derechos humanos y afectar a la integridad del territorio palestino. Pero el muro sigue inamovible.

Sin embargo, estos pronunciamientos, valorados de manera positiva, tienen ―de momento― más un efecto político y diplomático que práctico o ejecutivo, que recae en el CS de la ONU.

Más allá de los procedimientos, tecnicismos o estratagemas jurídicas que se puedan desarrollar para disuadir, paralizar o evitar los tribunales internacionales, no menos importante es la presión política para que la AP no judicialice el conflicto.

Una de las principales contrapartidas que algunos gobiernos europeos quisieron extraer de su apoyo al nuevo estatus palestino en la ONU era, precisamente, que la AP se comprometiera a no llevar a Israel ante dichos tribunales. Ésta es también la principal inquietud de las administraciones estadounidense e israelí, mucho más que las políticas o diplomáticas que se puedan derivar de su nueva condición de Estado observador.

Perspectivas

En síntesis, el paso dado en la ONU ha sido muy significativo. Si bien la original petición palestina de 2011 no logró su máximo objetivo de ingresar como Estado miembro, no menos cierto es que su recién adquirida condición de Estado observador no miembro sitúa a Palestina en una posición intermedia entre su anterior clasificación como entidad observadora y su aspiración a Estado miembro.

Aunque no renuncia a este objetivo, las perspectivas de alcanzarlo son mínimas por la explícita oposición de Estados Unidos que vetaría su admisión en la ONU.

No menos importante ha sido el amplio apoyo que recibió su propuesta, dejando prácticamente solos a Estados Unidos e Israel (secundados por Canadá, República Checa, Panamá, Micronesia, Islas Marshall, Nauru y Palau). Por primera vez Alemania se desmarcó del voto negativo de Israel y se abstuvo al igual que el Reino Unido y otros países europeos.

Sin embargo, más de la mitad de los Estados miembros de la Unión Europa dio su voto afirmativo. Israel perdía así el denominado voto cualitativo de Europa. Pero no conviene hacerse ilusiones, Europa no adoptará medidas de presión sobre Israel más allá de ligeras amonestaciones.

En suma, pese al triunfo político y diplomático de la iniciativa palestina, lo cierto es que su impacto en el terreno será nulo. Sólo en la esfera internacional cabe que Palestina compense su debilitada posición frente a la hipotética reanudación de las negociaciones con Israel.

Previamente, sus dos principales fuerzas políticas, Fatah y Hamás, deberían alcanzar la unidad nacional. Junto a este prioritario objetivo, podría explorarse con mayor efectividad los nuevos márgenes abiertos en la diplomacia mundial, consciente de que este paisaje también está ensombrecido por serias limitaciones.


José Abu-Tarbush es profesor titular de Sociología en la Universidad de La Laguna. Editor del blog Panorama Mundial de Tendencias21



Viernes, 14 de Diciembre 2012
José Abu-Tarbush.
Artículo leído 3733 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 14/12/2012 13:54
¿ Hasta cuando la comunidad internacional, permitirá tanto atropello, crímen y vejámen? Que terrible error ha resultado la conformación del estado de Israél, sobre territorio palestino... Al igual que Popper, pienso que los judíos debieron asimilarse a los diversos países donde tenían residencia... La formación de ese estado ilegítimo, sólo ha servido para que eclosione el nacionalismo más militarista, petulante y prepotente de la actualidad... Las condiciones de vida del pueblo palestino, es similar a la de los guetos europeos, con la diferencia que son víctimas en su propio territorio. El sionismo abyecto y repelente, paradojicamente terminó por parecerse mucho al nazismo, que persiguió, acorraló y asesinó a seis millones de seres humanos...

Saludos.

2.Publicado por roberto el 15/12/2012 06:26
La declaración inmediata del gobierno sionista de Israel de nuevos asentamientos en Cisjordania, demuestra la mala fe, el racismo
y el espíritu de venganza del Estado de Israel. Los grandes medios de comunicación han criminalizado a los palestinos. Han usado el viejo truco de llamar a los verdugos (Israel) víctimas y a las víctimas (los palestinos) verdugos. Y Estados Unidos diciendole en voz bajita al oido de Israel: "No molestes a los palestinos".

3.Publicado por Angel el 16/12/2012 14:53
Bueno, ante tanto genio antisraeli, me presento y digo: Este es un panfleto que no vale nada. Esta pagina tiene una tendencia antiisraeli, y no es objetiva. Los que escriben y los que comentan no tienen ni idea de lo que pasa.
Como lo se? Facil. Vivo en Israel.
No vi comentarios sobre los integristas de Jamas como Jaled Mashal, que en la sema del 10 de diciembre, fecha en que escribo dijo claramente en Gaza que quiere recuperar por las armas TODA PALESTINA . Llamo a eliminar fisicamente a Israel para apoderarse de todo el territorio de antes de la particion, LLAMANDO A ASESINAR CIUDADANOS INOCENTES.
Cuando Israel responde en Gaza, tiene gente del departamento de justica QUE ACOMPANIA A LAS TROPAS para decir que se puede hacer y que no. Escribieron algo de eso? NO
Mientras los misiles caian sobre Israel, se permitio el abastecimiento de alimentos, medicamentos, luz y agua mientras gente moria porque los palestinos BOMBARDEABAN CIVILES A PROPOSITO.
Esta pagina solo es una muestra mas de la propaganda palestina, la ignorancia de los hechos y sobre todo, el antisemitismo que anda dando vuelta, con un antimperialimo americano del cual los paises del tercer mundo se sienten muy orgullosos, mientras se debaten con la droga, la corrupcion y dependen de los americanos para todo.

4.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 19/12/2012 03:02
No se necesita ser un genio para comprender el error y dolor de cabeza que representa la imposición de un estado usurpador sobre territorio extranjero...¿ que puede decirse de un estado que desacata sistemáticamente resoluciones de la ONU, organismo que por error legitimó su formación? No se necesita ser un genio tampoco, para no seguir cayendo en esa manipulación maniqueísta de llamar antisemita, a quienes realmente somos antisionistas... bajo la misma analogía, los nazis tildarían de germanófobos a los que legitimamente repudiaban las políticas criminales y abusivas de su nefasto partido... y nadie compra eso, y por lo mismo Israél, poco a poco se va quedando sólo... en el fondo, aún debe su fortaleza gracias a un poderoso aliado, cada vez más venido a menos, que lo engrié y encubre por su rol de pitbull del medio oriente...

Tampoco se necesita ser un genio, que los movimientos radicales islamistas, encuentran su caldo de cultivo para promover odio en medio de tanto abuso y exacción.... son en todo caso consecuencia de la ocupación y sometimiento.... no se puede llamar " terrorismo" a la lucha asimétrica contra un brutal invasor que actúa con absoluta impunidad, al márgen de la comunidad internacional.

Pero si es de tontos irredimibles, no columbrar que el fanatismo religioso y el nacionalismo, son dos lacras anacrónicas que se deben pronto desterrar... de igual modo y más allá de lo que digan los extremistas radicales de ambos bandos, queda claro que la única salida razonable, ya que en la práctica no se puede echar a millones de israelíes al mar, pasa por un reconocimiento del estado palestino... de una negociación basada en el respeto y la igualdad, sobre la base de las fronteras de 1, 967 y acabar con esa cínica política de ocupación con asentamientos humanos que como marabunta depredan lo poco de territorio que le queda a Palestina.


5.Publicado por jorge ybarra el 30/12/2012 07:34
¿ Hasta cuando la comunidad internacional, permitirá tanto atropello, crímen y vejámen... por parte de las bandas terroristas de Jihad Islámica, Al Qaeda, Hamás, Al Fatah, etc?

6.Publicado por jorge ybarra el 30/12/2012 07:42
Gustavo Rozas Valz: Efectivamente. Fue un error histórico permitir que los palestinos (egipcios, tunecinos, iraquíes, iraníes, libios, sirios, jordanos, generalmente expulsados de sus países) ocuparan, invadieran y destruyeran las estructuras políticas, edilicias y religiosas que el pueblo judío estableció hace más de 3 MIL AÑOS en la región. ¡¡Al invadido se lo acusa de invasor!! La judeofobia no tiene límites para pervertir la historia.

7.Publicado por peron el 02/01/2013 04:37
Les hago facil la cosa. en el cual un pendejo de 16 años les aclarará las ideas.
como Israel va a ser usurpador u ocupa de unterritorio que le pertenece hace mas de 4000 años¿¿¿ pregunto, no leen los libros de historia? ni la biblia???muchachos ponganse las pilas y no defiendan lo indefendible. israel ayuda al mundo con sus personalidades de la ciencia, la politica, la literatura por mas que le pese a muchos como nos llaman judios demirda ayudamos a la humanidad y no la destruimos. El teléfono móvil de Motorola ha sido desarrollado en Israel por israelíes que trabajaban para la sucursal israelí de Motorola, uno de los centros de investigación de alta tecnología más grandes de Israel.

La mayor parte de los sistemas operativos Windows NT y XP han sido desarrollados por Microsoft-Israel.

La tecnología del Pentium MMX fue diseñada en Israel por Intel-Israel. Tanto que el Pentium 4 como el Centrino han sido diseñados, desarrollados, y producidos completamente en Israel. El Pentium que tienes en tu ordenador es muy posible que haya sido fabricado en Israel.

La tecnología de Voz ha sido desarrollada en Israel. Tanto Microsoft como Cisco han elegido para montar sus Centros de Investigación y Desarrollo fuera de EE.UU. a Israel.

El famoso ICQ fue desarrollado en el 1996 por tres jóvenes ingenieros israelíes junto con el padre de uno de ellos.

Israel tiene la tercera fuerza aérea más grande del mundo (después de la de EE.UU., Rusia y China).

Aparte de una gran variedad de otro tipo de aviones de guerra, Israel mantiene un arsenal de más de 250 F-16. Es la flota más grande de estos aparatos fuera de los EE.UU.

De acuerdo con personalidades de la industria aeronáutica, Israel dispone del más impenetrable protocolo de seguridad de vuelos del mundo. Oficiales internacionales ahora buscan en Israel sistemas de seguridad en vuelo.

La economía de Israel de más de 100 mil millones de dólares, es más alta que la de todos sus vecinos juntos, a pesar de su pequeña población.

Israel tiene el porcentaje más alto de computadoras de hogar por habitante en el mundo.

Israel tiene el más alto promedio de universitarios por habitante del mundo.

Israel produce más documentos científicos por habitante que ninguna otra nación por un amplio margen - 109 por cada 10.000 habitantes - al igual que tiene uno de los más altos números de patentes del mundo.

En proporción a su población, Israel tiene el número más alto de start-ups (nuevas compañías de alta tecnología) en el mundo. En números absolutos, Israel tiene el número más alto de start-ups del mundo, después de los EE.UU.

Con más de 3000 compañías de alta tecnología y start-ups, Israel tiene la más alta concentración de compañías de alta tecnología en el mundo - después de Silicon Valley en California. Solamente EE.UU. gana a Israel en las inversiones en alta tecnología.

Fuera de EE.UU. y Canadá, Israel tiene registradas el mayor número de compañías en el NASDAQ de Nueva York.

Israel tiene el nivel de vida más alto del Medio Oriente. Su PIB ha sido en el 2000 más de $17.500, excediendo el de la propia Inglaterra.

El 24% de la fuerza laboral israelí tiene título universitario, el porcentaje más alto del mundo después de EE.UU. y Holanda. Es más. el 12% tiene título de Doctor. Esto a pesar de los tres años que todo jóven israelí tiene que servir en el ejército, y la costumbre de ellos de viajar durante un año por el extranjero (a países de bajo costo) después de terminar su servicio militar.

Israel tiene el tercer puesto mundial en empresarios - y el más alto entre las mujeres de más de 50 años -.

Israel fue el primer país del mundo en adoptar el proceso Kimberly, que es un estándar internacional que certifica los diamantes como "libres de conflicto".

Israel es el segundo país del mundo en lectura de libros por habitante.

Israel es el único país del mundo que ha entrado en el siglo 21 con ganancia neta en el número de árboles, y que es más extraordinario porque ésto se ha alcanzado en un área considerada principalmente como desierto. En el momento actual, los bosques de Israel están creciendo.

Israel es el país que tiene más museos por habitante del mundo.

Medicina...

Los científicos israelíes han desarrollado un instrumento de diagnosis para el cáncer de mama, que es totalmente computarizado y libre de radiaciones.

Una compañía israelí ha desarrollado un sistema computarizado para asegurar la más apropiada administración de medicinas, eliminando el error humano en los tratamientos médicos.

Israel ha desarrollado la primera cámara de video ingestable, tan pequeña que cabe dentro de una píldora. Se utiliza para observar el intestino delgado desde dentro, y ayuda en el diagnóstico del cáncer y otros desórdenes digestivos.

Los investigadores israelíes han desarrollado un nuevo aparato que ayuda al corazón a bombear sangre, una innovación con el potencial de salvar muchas vidas humanas entre los que padecen enfermedades cardíacas avanzadas. Este nuevo aparato está sincronizado con el trabajo mecánico del corazón a través de un sofisticado sistema de sensores.

Israel lidera el mundo en número de científicos y técnicos dentro de su población laboral, con 145 por 10.000, mientras que EE.UU. tiene 85, el Japón 70 y Alemania 60. Y más del 25% de su fuerza laboral está empleada en puestos técnicos. En esta categoría Israel es la primera también.

Un nuevo aparato para el tratamiento del acné en Israel, el ClearLight, produce una luz de alta intensidad, libre de rayos ultravioletas, de banda estrecha, que causa que las bacterias del acné desaparezcan - todo ello sin destruir el tejido cutáneo colindante.

Una compañia israelí ha sido la primera en desarrollar e instalar una Planta que funciona con energía solar para producir electricidad en grandes cantidades en el desierto de Mojave en California.

Todo lo descrito arriba mientras Israel está implicada por enemigos que solo buscan su destrucción, y una economía continuamente estresada por el gasto por habitante para la seguridad nacional, la que más gasta en este apartado en el mundo, sin mencionar los problemas sociales y la separación de los reliogiosos de los láicos. En un país que tiene solamente 50 años de existencia.

8.Publicado por Gustavo Rozas Valz el 02/01/2013 12:45
Lo que faltaba... ¿ para qué se ha esforzado tanto el autor del artículo y se han esgrimido argumentos irrefutables? Ahora, nos salen al paso un Sr. Ibarra que por lo menos se identifica y un sr Perón ( Juan domingo, imagino ) para hablarnos de reivindicaciones territoriales de milenios y hasta de legados " bíblicos" ( alguién que hable seriamente puede siquiera mencionar mamotretos sin el menor valor histórico y menos científico para defender una posición? ) En fin, son foros de opinión y cualquiera puede mandarse alegremente por la libre para plasmar ideas sobre el papel que finalmente aguanta todo... Si a nivel mundial se propiciara una corriente reivindicatoria de territorios dentro del espacio de los últimos diez mil años, estoy seguro que el mapa mundial cambiaría radicalmente... pero por supuesto, nadie lo tomaría en serio. Para establecer posesión territorial con un criterio razonable, no podemos alejarnos a lo sumo de las dos últimas centurias y queda claro que el pueblo palestino puede probar muchísimo más tiempo de posesión natural y pacífica de esos territorios.... a este par de señores, sólo les faltó el argumento risible de que Israél es el pueblo elegido de algún supuesto Dios, o parafrasear a uno de sus repelentes líderes políticos ( fué Peres creo ) que en la década del setenta sin el menor rubor declaró: Que el pueblo elegido de Israél, tenía el derecho inalienable de establecerse en cualquier parte del mundo...

Como contrastan con esos viles y simplones argumentos, las opiniones de verdaderos intelectuales de origen judío como Karl Popper, ante el que los líderes políticos israelíes actuales semejan a una tropa de Neanderthales, o hasta de judíos antisionistas como la sociedad NETUR EI KARTA, cuya carta de declaración no tiene desperdicio...

Pero más fácil es alinearse con un discurso simplón y patriotero, legitimado con algo de religión ( que lacra tan detestable y anacrónica representan el nacionalismo y la religión ), pero la cereza del pastel, resulta sin duda esa relación de logros y méritos pretendiendo demostrar con ello una superioridad racial e intelectual de los judíos con respecto al resto de la humanidad ( con certeza si alemanes, franceses, ingleses, norteamericanos y rusos hicieran la suya la podrían multiplicar decenas de veces ) discurso ya utilizado curiosamente por sus más grandes perseguidores, los nazis alemanes para justificar su expansión territorial y derecho a una hegemonía mundial... Pero si un discurso de ese tipo en la década de los treinta del siglo que pasó, provocaba temor, rechazo e indignación; un discurso facilón en los inicios del nuevo milenio, para pretender demostrar una absurda superioridad de los judíos, únicamente nos llama a reír a mandibula batiente que en todo caso resulta una mejor opción que echarnos a llorar....

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 8 de Julio 2014 - 12:22 A la bioquímica se le escapa algo esencial




Forma parte de esta comunidad y contribuye al desarrollo e independencia de los contenidos de Tendencias21